Mbappé voló a 37,4 km/h en su célebre cabalgada

Con tan sólo 19 años no se veía una explosión tan temprana de un jugador en un Mundial desde que lo hiciera Pelé en el Mundial de Suecia de 1958 con 17 años. Su potencia y velocidad son un reflejo de lo que en su día fue Ronaldo Nazario y en Francia están de enhorabuena porque saben que tienen en Mbappé el próximo rey del fútbol mundial.

Los 37,4 km/h que alcanzó en aquella carrera contra Argentina en la que Marco Rojo tuvo finalmente que derribarle, asombraron al mundo entero. Paulino Granero, preparador físico de la selección de Rusia y del CSKA de Moscú, explicó los orígenes de esa potencia: “Es impresionante, tiene una genética muscular de calidad fruto de la mezcla de sus padres. Su madre es argelina y su padre camerunés. Es decir, resistencia y velocidad.”

A su temprana edad el físico de Mbappé está aún en construcción, y desde marzo trabaja en un plan que incluye la talasoterapia para terminar de desarrollarse. “Su desarrollo muscular no ha terminado todavía. Él tendrá su desarrollo completado solo en un año y medio, alrededor de los 21 años. Para entonces, la parte superior del cuerpo se fortalecerá naturalmente. Los hombros se expandirán aún más, la musculatura y el revestimiento se terminarán de dibujar. Y mecánicamente, Kylian ganará velocidad, explosividad e incluso habilidad técnica”, explicó Marc Westerloppe, ex-ojeador del PSG.