Pique Sergio Ramos España

Una pareja de película

Rivales en sus respectivos clubes y amigos en la Selección. Así es la bipolar relación entre Sergio Ramos y Gerard Piqué, los hombres que conforman la dupla de centrales de España. En Real Madrid y Barça, siempre se han caracterizado por defender su bando hasta las últimas consecuencias, motivo por el que han protagonizado sonados encontronazos. Sin embargo, entre ellos también ha nacido un vínculo según han ido acumulado partidos con la camiseta de España, el cual ha ido incluso más allá de los terrenos de juego.

Unión total

“Nos llevamos de maravilla. Es más, vamos a ser socios de un negocio que le planteé”, confesó Piqué hace unos meses. Ramos tampoco ha tenido ningún problema en reconocer que mantiene una excelente relación con el zaguero culé, aunque no fuera así desde un principio. “Ahora nos llevamos bastante bien. Antes prácticamente no había relación”, confesó en una entrevista concedida a ‘El Transistor’ de Onda Cero.

Ramos y Piqué cumplen contra Portugal 75 partidos jugando juntos

Un ambiente de concordia que se respira en todo el vestuario de España, el cual hay que recordar que para el Mundial cuenta con seis futbolistas del Real Madrid –Ramos, Carvajal, Nacho, Isco, Asensio y Lucas Vázquez– y tres del Barça –Piqué, Jordi Alba y Busquets–, además de un recién salido del Camp Nou como Andrés Iniesta.

Defensa de garantías

Ambos centrales tendrán que volver a tener una buena compenetración para frenar al ataque de Portugal. Tienen tablas de sobra para afrontar este tipo de encuentros y también suponen una baza ganadora en acciones a balón parado. Hay que recordar que Piqué ya fue el héroe en el primer partido de la pasada Eurocopa haciendo el gol que dio la victoria contra la República Checa. Por su parte, el combinado luso guarda un buen recuerdo para Ramos, contra el que anotó un recordado penalti a lo Panenka durante la tanda en la que España se clasificó para la final de la Eurocopa de 2012.