Aquí hay jugador para rato

Hay futbolistas que desde bien pronto demuestran sobre el césped del Santiago Bernabéu que su llegada no fue una equivocación, que han nacido para jugar en el Real Madrid. Esa es la sensación que precisamente está transmitiendo Mateo Kovacic en cada una de sus actuaciones durante la presente temporada. El croata está demostrando esas cualidades especiales que hay que tener para meterse en el bolsillo a la afición blanca: pura energía, carácter y entrega.

Sin embargo, más allá del presente, es su juventud la que genera más ilusión en el madridismo. A sus 22 años (segundo jugador más joven de la plantilla por detrás de Asensio), tiene todo el futuro por delante para desarrollar las cualidades que de momento insinúa. Tras llegar la pasada campaña procedente del Inter a cambio de 30 millones, el tiempo parece estar dando la razón a aquella operación que en su momento se produjo con el aval de Rafa Benítez.

Kovacic ya ha disputado más minutos que en todo el curso pasado

Su crecimiento desde que llegó a Madrid queda demostrado al comprobar el progresivo protagonismo que Zinedine Zidane le ha otorgado en el equipo. El técnico francés ha sabido sacar partido a su polivalencia convirtiéndole en el principal hombre de refresco en cualquiera de las posiciones del centro del campo. Con 1.491 minutos disputados entre las tres competiciones, ya ha participado más que durante la totalidad del pasado curso.

Sus estadísticas en LaLiga también reflejan su gran estado de confianza. Es el futbolista de la plantilla que mas regates ha realizado (32), el sexto que más fortuna ha probado desde fuera del área (8) y el segundo centrocampista del equipo con mayor precisión en sus entregas (91,1%). Las 66 recuperaciones de balón que ha protagonizado (4,40 por partido) también ensalzan sus virtudes defensivas. Por si fuera poco, también dispone de un físico privilegiado que le permite ser uno de los jugadores que más terreno abarca cada vez que juega, ya que promedia más de 11 kilómetros recorridos en sus partidos como titular.

Un carisma especial

Actuaciones como la que realizó recientemente frente a la Real Sociedad, donde fue protagonista con gol y asistencia en un choque de lo más delicado para los blancos, demuestran de qué pasta está hecho. “Estoy contento con él. Cada vez que juega lo hace bien. Ha marcado un gol y me ha gustado mucho. En un futuro puede hacerlo mucho mejor. Tener a un jugador de este nivel es muy bueno para el Real Madrid”, comentó Zidane tras aquel encuentro.

Kovacic ya ha demostrado durante su corta carrera que es un jugador que va adelantado a los de su generación. En Croacia firmó un récord de precocidad goleadora que aún perdura al marcar su primer tanto con el Dínamo de Zagreb a los 16 años y 198 días. Dos años después, emprendería su viaje a Italia fichando por el Inter, donde tampoco se arrugó pese a su juventud. Lo mismo está sucediendo en el Real Madrid, donde además cuanta con Luka Modric como guía. Pocas referencias mejores deben existir para quien aspire a ser un crack mundial.