Bale Benzema Cristiano BBC Barça Real Madrid

¿Y si la BBC jugara en Kiev?

Lo sucedido en el Camp Nou puede tener repercusión de cara a la final de Kiev. La BBC, que antes del Clásico parecía totalmente postergada, fue titular y demostró que sigue en condiciones de desarmar a cualquier rival. Cristiano Ronaldo era el único que ya estaba fuera de toda duda, quien ni siquiera completó el encuentro al ser sustituido en el descanso, aunque tuvo suficiente tiempo para marcar un gol y sembrar el pánico en el área del Barça. Sin embargo, el verdadero paso al frente llegó por parte de Karim Benzema y Gareth Bale, quienes dieron motivos a Zinedine Zidane para, como mínimo, reconsiderar la posibilidad de recurrir ante el Liverpool a su viejo tridente, avalado también por su experiencia en este tipo de citas.

Las dobles figuras de Benzema: 11 goles y 11 asistencias

El delantero francés, que ya se reivindicó con un doblete ante el Bayern de Múnich, constató su excelente momento de forma con una soberbia actuación. Esta vez no marcó, pero fue clave en los dos tantos de los suyos asistiendo a Cristiano Ronaldo en el primero y arrastrando a un defensor en el segundo. Con 11 dianas y 11 pases de gol entre todas las competiciones, el galo es el único integrante de la plantilla blanca que ha alcanzado las dobles figuras esta campaña. Conociendo la confianza que le profesa Zidane, todo apunta a que de nuevo será titular en la final del próximo 26 de mayo.

Bale, una cuestión de pegada

En el caso de Bale, todo apunta a que tendrá que seguir remando en los tres partidos ligueros que quedan (Sevilla, Celta y Villarreal) para convencer a su técnico. De todos modos, lo mostrado en el Clásico era el primer paso fundamental para tener alguna posibilidad de cambiar su situación de cara a Kiev. El galés fue de menos a más y terminó firmando la acción de la noche con un espectacular disparo de primeras desde la frontal que supuso el 2-2 definitivo. Quizá no es tan constante como Lucas o Asensio, pero sigue teniendo la pegada de los grandes cracks. Sus números están ahí para confirmarlo: 16 tantos y 8 asistencias entre todas las competiciones. Al igual que Benzema, no las tiene todas consigo para continuar en el Real Madrid el próximo curso, pero puede tener una última noche de gloria.