Isco

Isco vuelve a caer en el pozo

El esplendoroso momento que vivió el Real Madrid hace unos meses fue también el de Isco Alarcón. El malagueño aprovechó la lesión de Gareth Bale durante el tramo final del pasado curso para tirar la puerta abajo consolidándose en el once y teniendo un peso decisivo en los éxitos cosechados por los blancos. Parecía que las dudas del pasado y las especulaciones sobre su futuro habían quedado atrás, sobre todo cuando el pasado mes de septiembre firmó su renovación hasta 2022.

Sustituido por Zidane en 17 de sus 23 titularidades

Caprichos del fútbol, su situación ha vuelto a cambiar radicalmente. Sin ser uno de los habituales señalados en las diferentes debacles que los de Zidane han protagonizado este curso, lo cierto es que el de Arroyo de la Miel se ha convertido en la cabeza de turco para el francés. Ante la necesidad de hacer un reseteo de cara a la eliminatoria ante el PSG, el regreso de la BBC se lo ha llevado por delante en el once de gala.

Regresan los rumores sobre su futuro

A esta decisión se suma otra que generó mucha controversia en su momento, la de no jugar ni un minuto del Clásico ante la inesperada entrada de Kovacic en la alineación. Todo ello por no hablar de las numerosas ocasiones en las que ha sido sustituido esta temporada, 17 veces de las 23 titularidades que acumula entre todas las competiciones. La última de ellas, en el batacazo copero ante el Leganés, cuando Zidane decidió prescindir de su juego entre líneas ante la urgencia de buscar el gol.

La lista de agravios es larga y desde medios como Mundo Deportivo y La Vanguardia ya apuntan a su salida debido a un supuesto descontento. A día de hoy, Isco es el undécimo jugador de la plantilla en minutos disputados (1961′) y suma 6 tantos y 6 asistencias entre todas las competiciones, unas cifras notables considerando que sólo Cristiano (20 dianas y 4 pases de gol) y Bale (9 y 5) han intervenido en más goles que él. Nada de esto ha servido para evitar una nueva caída en gracia.