La zurda de oro de Marcelo

Marcelo Vieira tuvo un papel relevante en la remontada del Real Madrid frente al Villarreal (2-3). Suyo fue el centro que Álvaro Morata remató para lograr el gol de la victoria. Apenas unos días antes, el brasileño sirvió otro preciso balón a la cabeza de Cristiano Ronaldo en el tanto de los blancos frente al Valencia, aunque en este caso terminó siendo insuficiente.

Pese a lo que diga su posición, el lateral zurdo sigue demostrando que es uno de los puntales ofensivos del conjunto de Zinedine Zidane. Las 6 asistencias que suma en LaLiga le convierten en el defensor que más pases de gol ha firmado en lo que va de campeonato. Cristiano en tres ocasiones, Morata en dos y Lucas Vázquez han sido los beneficiarios de sus regalos desde la banda izquierda.

El plan B de Zidane

Disponer de dos laterales como Marcelo y Carvajal supone una alternativa de lujo para el plan ofensivo de Zidane. Cuando los partidos se cierran para los blancos, ambos dan amplitud al juego con sus incorporaciones y abren por los costados sendos caminos al gol. Así sucedió de nuevo en el Estadio de la Cerámica, donde al citado tanto de Morata a pase de Marcelo le precedió el de Gareth Bale tras otro gran envío de Carvajal, en este caso para iniciar la remontada.

El caramelo de Marcelo que aprovechó Morata

https://www.youtube.com/watch?v=X26-WkpggXw