Del abismo a la gloria

El ejemplo de la Roma ante el Barça cundió en las filas de la Juventus. Los italianos soñaron con la remontada al llegar a vencer por 0-3 en el Santiago Bernabéu. Evidentemente, el Real Madrid puso y mucho de su parte para ello con una mala actuación en la que no fue capaz de controlar a su rival. Poco más de un minuto tardó Mandzukic en anotar el primero tras una internada de Douglas Costa –un constante incordio para un desatinado Marcelo– y un centro perfecto de Khedira a la cabeza del croata.

El delantero balcánico terminaría de encender todas las alarmas al hacer el segundo cabeceando un envío al área, en esta ocasión por parte de Lichsteiner. El conjunto de Massimiliano Allegri perdonó un puñado de ocasiones más, aunque los blancos también tuvieron sus opciones en lo que fue un intercambio de golpes peligroso para sus intereses. Varane protagonizó la mejor de los locales antes del descanso con un remate al travesaño.

Tras la reanudación, ni siquiera la entrada de Asensio y Lucas Vázquez cortó la sangría. Un error garrafal de Keylor Navas fue aprovechado por Matuidi para igualar la eliminatoria. En el descuento y con la prórroga al caer, llegó la madre de las locuras. Penalti sobre Lucas Vázquez que provocó la ira de los jugadores de la Juve y la expulsión de Buffon por protestar al árbitro. Cristiano no falló desde los once metros dando el pase al Madrid en el 97.