Cristiano chilena juventus real madrid

A rematar la faena

Que se olviden Zidane y los jugadores del resultado de la ida. Esta Juve no es de fiar ni tras un contundente 0-3. Es evidente que el Real Madrid no tendrá problema para estar en el bombo de las semifinales en caso de estar a su nivel habitual en Europa, pero los partidos hay que jugarlos y sólo son trámites una vez se cumplen. Que se lo digan al Barça. Por si acaso, a morder y a no dar la más mínima opción al rival traicionero por excelencia. Tras una temporada en la que el madridismo ha soportado unas cuantas decepciones, toca devolverlo con otra solvente actuación en la que el anfitrión no negocie la ventaja.

Es lo menos que se espera del conjunto de Zidane, cuya inercia vuelve a recordar a la del campeón de las dos últimas Copas de Europa. Al César lo que es del César. El francés nunca se volvió loco en los momentos difíciles ni apostó por medidas revolucionarias. Insistió en que estos jugadores pueden volver a hacerlo en la Champions y se cerró en banda a cualquier posible incorporación invernal que pusiera en riesgo el ecosistema del vestuario. La trayectoria de los blancos en la máxima competición continental le está dando la razón. El PSG cayó con rotundidad en ambos encuentros y la Vecchia Signora fue arrasada en su guarida.

Debe el Madrid aprovechar esta noche europea para seguir coleccionando buenas noticias y llegar metiendo miedo al sorteo del próximo viernes. Que los otros tres clubes tengan claro cuál es el rival al que no querrían enfrentarse en ningún caso. De quien no se puede dudar en cuanto a motivación para el choque es de Cristiano Ronaldo, cuya ambición le ha llevado a encadenar diez partidos en Champions viendo portería. El portugués quiere seguir superándose a sí mismo, pues hay que recordar que en esta competición no tiene a nadie por delante en cuanto a goles marcados.

Tampoco viene mal que hombres como Benzema y Bale aprovechen los minutos para enchufarse de una vez por todas. Ya habrá tiempo para hablar sobre el futuro tras el asalto a la Decimotercera. Quien se perderá este próximo episodio será el sancionado Sergio Ramos, ausencia que de algún modo queda compensada por la de Dybala en la Juve. Por si acaso, mejor será rematarlos en el Bernabéu.