El Real Madrid de los centrocampistas

Con o sin la BBC, el Real Madrid de Zinedine Zidane tiene un plan fiado a su centro del campo. Partidos como el firmado el domingo ante la Real Sociedad así lo evidencian. Los blancos, en pleno gabinete de crisis tras la eliminación en Copa, necesitaban un plan de garantías para hacer frente a uno de los equipos más peligrosos de la competición. Todo lo que sucedió en el césped del Santiago Bernabéu pasó por la medular formada por Casemiro, Kroos y Kovacic, hasta el punto de que fue el croata quien abrió el marcador.

Los tres centrocampistas completaron el podio de los suyos en recuperaciones de balón (un total de 23 sólo entre ellos), mientras que el alemán fue el encargado de marcar el tiempo del partido liderando la estadística de pases (61). Su despliegue físico también se hizo notar, ya que Casemiro (11,32 km) y Kroos (11,18 km) fueron segundo y tercer jugador con mayor distancia recorrida respectivamente. Sólo les superó el incombustible Lucas Vázquez (11,74 km), un futbolista que con su trabajo sirvió de blindaje a sus mediocentros.

A la espera de Modric

Con una victoria que le devuelve la tranquilidad en LaLiga, la prioridad del conjunto madridista es recuperar su mejor nivel, el que le permitió sumar 40 partidos sin perder. La versión más fiable de los merengues pasa necesariamente por Luka Modric, quien continúa recuperándose de una sobrecarga muscular. Tras la última victoria, Zidane reconoció que espera tenerlo de vuelta para el próximo partido en Balaídos. Su importancia en el equipo también define a este Real Madrid.