No es ninguna broma: ¡al Madrid se le queda pequeña la vitrina de las Champions!

Ganan tantas Champions que ya no saben dónde meterlas. Puede sonar a fanfarronada, pero es lo que le sucede realmente al Real Madrid tras la conquista de la Decimotercera. El museo del club blanco tendrá que habilitar una nueva vitrina más grande que la actual, hecha en 2014 con la llegada de la Décima.

Y es que la extraordinaria marcha del conjunto de Zinedine Zidane en Europa ha sobrepasado las mejores previsiones levantando tres Orejonas consecutivas. Por el momento, la ganada en Kiev permanece en un escaparate individual al margen de las otras doce, aunque el nuevo mueble que acogerá todas estará listo para dentro de una semana.