La fuga de un cerebro

Han pasado cuatro años desde que Toni Kroos tomó la valiente decisión de abandonar el Bayern de Múnich para unirse al Real Madrid. Muy pocos se habrían atrevido a dar el paso. Después de todo, allí había sido campeón de Europa un año antes y su marcha suponía una deserción en toda regla al enemigo por antonomasia. Puede que la eliminatoria que ambos equipos protagonizaron en 2014, con un sonrojante 0-4 en el Allianz Arena, abriera los ojos al centrocampista. Fuera por lo que fuera, el caso es que el tiempo ha demostrado que el jugador alemán no se equivocó al apostar por el cambio. Con Kroos en sus filas, el Real Madrid consiguió tener todas las piezas para extender su proyecto de dominación de Europa, el cual se ha adueñado de las últimas dos Champions y va en busca de la tercera. El precio que tuvieron que pagar los blancos por su fichaje suena ridículo a estas alturas: ¡25 millones de euros! Al alemán le restaba un año de contrato con el Bayern cuando el club de Chamartín vio la oportunidad para firmar uno de los traspasos más rentables que se recuerdan en los últimos años.

Fiabilidad absoluta

Desde su llegada, el teutón ha sido el futbolista con mejor porcentaje de pases en cada una de las ediciones de la máxima competición continental. Una fiabilidad que ha sido fundamental en los éxitos de los de Zinedine Zidane. “Mi cambio de equipo fue correcto, de hecho, desde mi punto de vista, fue absolutamente correcto. Claramente, si te vas al extranjero, a un club superior, significa un paso más en tu desarrollo. Carlo Ancelotti me quería en Madrid, había apostado por mí. El buen comienzo para un jugador extranjero en un club de primera como es el Real Madrid era importante”, reconoció el mediocentro sobre su salida en una entrevista concedida hace unos meses a la Federación Alemana de Fútbol. El ‘8’ madridista vive su segundo reencuentro con el Bayern en una eliminatoria de la máxima competición continental tras el de la temporada pasada en cuartos de final. Kroos desembarcó en las categorías inferiores del equipo bávaro con 16 años procedente del Hansa Rostock y pasó dos temporadas cedido en el Bayer Leverkusen antes de consolidarse en la primera plantilla. A lo largo de sus seis campañas en el pentacampeón de Europa, disputó más de 200 partidos aportando 24 goles y 49 asistencias.

Uno de los técnicos que más ha marcado su carrera ha sido Jupp Heynckes, a quien esta vez tendrá en el bando contrario. “Toni es un estratega, ha mejorado mucho en el Real Madrid y juega al fútbol como cualquier entrenador querría que jugasen sus jugadores”, ha llegado a señalar el actual entrenador del Bayern sobre el que fuera su pupilo. Ese salto en su juego también lo acreditan los números. En lo que va de Champions, Kroos es el tercer jugador con más pases intentados (756) promediando una asombrosa fiabilidad del 95%. Por si fuera poco, también es el tercer futbolista del plantel con mayor distancia recorrida (98 km), sólo superado por Cristiano Ronaldo (101 km) y Casemiro (99 km), aunque cabe recordar que tanto el portugués (990 minutos) como el brasileño (838) han jugado más que el alemán (772). Una aportación en el torneo que se completa con dos asistencias. El equipo blanco se sigue beneficiando de la fuga de uno de los mayores talentos que ha dado el fútbol alemán.