Cristiano Bale Benzema BBC

El último servicio de la BBC

Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo vuelven a juntarse para buscar la machada europea. Aunque el tiempo no pasa en vano y sus números distan de los de antaño, con 38 goles entre todas las competiciones, Zinedine Zidane confía en los galones de la BBC para sobreponerse a la temporada más dura de los últimos años. Dado el incierto futuro de sus integrantes, todo apunta a que el tridente afronta su última misión, la de ganar la que sería su cuarta Copa de Europa desde que comparten el ataque del Real Madrid.

Desde que juegan juntos, los integrantes de la BBC suman 403 goles

Tras 273 días sin jugar juntos, el conjunto blanco volvió a sintonizar la BBC en el encuentro frente al Deportivo del pasado 21 de enero. La idea no era otra que tenerles a punto para la trascendental cita ante el PSG, un periodo de prueba que ha dejado luces y sombras. Aunque arrasaron frente al cuadro coruñés (7-1) y en su visita a Mestalla (1-4), el empate contra el Levante (2-2) volvió a poner de manifiesto los males que se le achacan al tridente. Su indiscutible pegada (403 goles desde que juegan juntos) contrasta con el hecho de que el equipo pierde equilibrio al prescindir de un cuarto centrocampista. Sólo la implicación defensiva de los tres de arriba puede corregir este defecto en un choque de máxima motivación.

La hora de Bale

Si hay un jugador del que se espera en el ataque del Real Madrid, ese no es otro que el Expreso de Cardiff. Superadas las constantes lesiones que le lastraron durante 2017, el encuentro ante el PSG se presenta como la prueba de fuego para el galés. El madridismo espera que tire del carro como hizo hace dos temporadas y que sea el futbolista que marque diferencias en el ataque. Llega al envite con un bagaje de 9 dianas y 5 asistencias en 19 partidos jugados entre todas las competiciones, lo que le convierte en el segundo hombre de la plantilla que ha participado en más goles sólo superado por Cristiano.

A sus 28 años, es el momento de tomar el testigo del portugués o abandonar. Quienes le conocen bien saben que Bale no ha cejado en su empeño de hacer historia con el club blanco. “Es feliz en el Real Madrid, quiere triunfar. No tiene ninguna duda. Sabe que el entrenador y el club le respetan y quiere mostrar al aficionado de lo que es capaz”, dijo sobre él Ryan Giggs, actuar seleccionador de Gales, en una entrevista reciente para el diario Marca.

Señalado Benzema

Menos fe tiene depositada la grada del Santiago Bernabéu en Benzema, sobre quien ya no existe la división de opiniones que ha sido la tónica de su trayectoria en el Real Madrid. El pulgar abajo al rendimiento del galo es unánime tras una temporada sin apenas goles (seis lleva entre todas las competiciones) ni juego. Todo ello acompañado por una serie de comportamientos fuera del césped difíciles de entender. Igual presume de lujos en las redes sociales tras caer eliminado ante el Leganés que se enfada con Zidane por sustituirlo en Mestalla, precisamente el único que le defiende a estas alturas. No obstante, si por algo se caracteriza el ‘9’ madridista es por ser un futbolista imprevisible, capaz de completar un curso discreto y sacarse una genialidad la noche menos pensada. Si vuelve a pasar de puntillas, sus días como madridista pueden estar contados.