Villarreal, terreno pantanoso para el Real Madrid

El Real Madrid comenzó la semana con el objetivo de propinar un golpe definitivo a LaLiga con dos victorias ante Valencia y Villarreal. Tras el tropiezo de Mestalla, a los de Zinedine Zidane les queda la bala del Estadio de la Cerámica y beneficiarse del cruce entre Atlético Barça. Sin embargo, los precedentes apuntan una vez más a un partido difícil para los blancos en un campo donde sólo han ganado una vez en sus últimas cuatro visitas.

De hecho, el conjunto madridista ya fue derrotado en el feudo ‘groguet’ la temporada pasada por 1-0, con Rafa Benítez aún en el banquillo. Los merengues sí pueden mirarse en el espejo de 2014, cuando vencieron por 0-2 con goles de Modric Cristiano. En sus dos visitas anteriores a aquel triunfo en la localidad castellonense, el Real Madrid tampoco se fue con los tres puntos al sumar sendos empates en las temporadas 2011-12 (1-1) y 2013-14 (2-2).

Ante la defensa más sólida del campeonato

Con 15 goles recibidos en 23 partidos, el Villarreal es el conjunto más sólido de LaLiga. Por este motivo, se prevé un encuentro áspero para los blancos ante un rival que se siente cómodo en el repliegue y cuenta con buenas bazas para salir al contragolpe. Atlético (derrota por 3-0) y Barça (1-1) han podido dar fe de ello esta temporada. Al rocoso entramado defensivo de los castellonenses se suma el gran momento de forma de Sergio Asenjo, actual Zamora del campeonato.