Camino a la gloria

La figura de Antoine Griezmann cobra una nueva dimensión tras su gol contra el Arsenal, el cual le convierte en el máximo anotador histórico del Atlético en competiciones UEFA. Merece esta Europa League

Minuto 82 en el Emirates Stadium. El Atlético pierde por 1-0 con un jugador menos y sufre para evitar el segundo gol que le dejaría con un pie y medio fuera de la Europa League. Giménez se la quita de encima con uno de esos pelotazos que no suelen ir a ningún lado. Pero Antoine Griezmann no es de los que se rinde fácilmente. Hace tiempo que Diego Pablo Simeone le inculcó el ir al máximo a cada balón. Cree que puede sacar petróleo y, de hecho, gana la disputa a su compatriota Koscielny para quedarse mano a mano ante Ospina. El meta consigue salvar el disparo, pero la fortuna premia la fe del bueno de Antoine, a quien le favorece el rechace y aprovecha un resbalón de Mustafi para marcar a placer. Acaba de producirse uno de esos goles que engrandecen la historia europea de un equipo. No sólo eso, sino que además el tanto coloca al francés como el máximo goleador en solitario de la historia del club en competiciones europeas con 21 dianas (17 de ellas en Champions y cuatro en Europa League). Hasta ese gol, el ‘7’ compartía el récord con el Kun Agüero.

Salvavidas Griezmann

Menuda losa se quitó Griezmann de encima, a quien probablemente le pesó el fallo que cometió en el tanto que adelantó al Arsenal. El galo se permitió la frivolidad de jugársela con un caño en el área propia y la pérdida acabó saliendo cara. Pese a acciones como ésta, sería injusto reprocharle algo al de Macon, quien con 27 dianas y 11 asistencias ha participado directamente en el 43% de los tantos que ha marcado el Atlético entre todas las competiciones (un total de 89). Son sus mejores números desde que recalara en el equipo rojiblanco en el verano de 2014. Fue precisamente por aquel entonces cuando ganó el que ha sido su último título y el del club hasta la fecha, la Supercopa de España. Poca recompensa para todo lo que ha dado al conjunto de Diego Pablo Simeone a lo largo de estos últimos cuatro años. Merece esta Europa League más que ningún otro.

Como volvió a comprobarse en Londres, es una garantía de vida para los suyos en este tipo de cruces, pues ha marcado en las últimas nueve eliminatorias europeas que ha disputado el cuadro colchonero. Hace dos temporadas, sus goles sirvieron para mandar a casa a dos gigantes como Barça y Bayern de Múnich. El curso pasado tampoco se libraron Bayer Leverkusen, Leicester y Real Madrid, aunque el tanto marcado ante los blancos no sirviese finalmente para alcanzar la final de Cardiff. Esta campaña ha prolongado su racha anotando en cada una de las rondas que los del Cholo han disputado en la Europa League contra Copenhague, Lokomotiv de Moscú, Sporting de Portugal y Arsenal.

Puede quedarse

A estas alturas, no hace falta explicar la importancia que puede tener para el Atlético la decisión que tome Griezmann al final de temporada, quien sigue debatiéndose entre la continuidad o el salto a otro grande de Europa. Aunque parecía que su marcha al Barça estaba casi cerrada tras reconocerse contactos entre club y futbolista, sus últimas declaraciones son motivo de esperanza para los aficionados colchoneros: “Estoy feliz y eso es lo que más me importa. Estamos hablando con el club y a ver qué se puede hacer”, señaló tras su épico partido ante el Arsenal. La conquista (o no) de la Europa League puede decantar la decisión.

2010 – 2018: Caminos paralelos

El Atlético sigue la estela del equipo que conquistó la primera Europa League hace ocho años. La similitud entre las trayectorias del conjunto de Simeone y el de Quique Sánchez Flores es de lo más sorprendente

Hace ocho años, nadie habría imaginado hasta qué punto han cambiado las cosas en el Atlético. Un club irreconocible para lo bueno y para lo malo. Con estadio y escudo distintos, pero totalmente asentado entre los grandes. Más allá de los títulos conquistados en este periplo, los rojiblancos también presumen de haberse clasificado para la Champions League por sexta temporada consecutiva, señal inequívoca de los tiempos de estabilidad que corren en el club.

Diego Pablo Simeone es el gran artífice de esta obra, de eso no cabe la menor duda. No obstante, cabe recordar el éxito que allanó el camino que luego se encontró el argentino. Aquella Europa League que el Atlético de Quique Sánchez Flores levantó en 2010. Nada menos que el primer trofeo que lograron los colchoneros 14 años después del Doblete. Pese a tratarse de contextos completamente diferentes, sorprende comprobar hasta qué punto hay paralelismos entre el camino del conjunto rojiblanco hacia aquel título y su actual andadura en Europa.

Todo empezó en la Champions

Antes de que los del Cholo fueran eliminados de la fase de grupos de la Champions, había que remontarse hasta ese 2010 para recordar el último precedente similar. En aquella ocasión, los del Manzanares acabaron terceros de grupo por detrás de Chelsea y Oporto, además de ser incapaces de ganar al débil APOEL de Nicosia, ante el que empataron 0-0 en el Calderón y 1-1 en Chipre. Este curso, la película en la máxima competición continental ha sido muy parecida al quedar en tercer lugar por detrás de la Roma y, otra vez, el Chelsea. Gran parte de la culpa del fracaso la tuvo de nuevo un doble empate ante un rival modesto, el Qarabag (0-0 en Azerbaiyán y 1-1 en el Wanda Metropolitano).

Tras la eliminación, ambos caminos tuvieron su continuación en la Europa League. Los pupilos de Quique apearon a Galatasaray en dieciseisavos (1-1 y 2-1), Sporting de Lisboa en octavos (0-0 y 2-2), Valencia en cuartos (2-2 y 0-0) y Liverpool en semifinales (1-0 y 2-1) para plantarse en la final de Hamburgo, donde vencieron al Fulham por 2-1 con prórroga incluida. Por su parte, el equipo de Simeone se ha impuesto sin excesivos problemas a Copenhague (1-4 y 1-0) y Lokomotiv de Moscú (3-0 y 1-5), mientras que ante el Sporting de Portugal (2-0 y 1-0) experimentó otro ‘déjà vu’ al sufrir en el José Alvalade para lograr el pase. Como lo fue el Liverpool hace ocho años, la última piedra en el camino hacia la final será otro club inglés de renombre, el Arsenal.

Sin supervivientes

Ninguno de los partícipes de aquel éxito perdura ya en la plantilla. Tiago Mendes, actual miembro del cuerpo técnico, lo vivió de cerca tras llegar en el mercado de invierno, pero no pudo participar en el torneo con el Atlético (estaba ya inscrito con la Juventus) y, por tanto, el título no figura en su palmarés. Caso parecido es el de Koke Resurrección, quien debutó con el primer equipo aquella misma campaña sin llegar a disputar ningún encuentro de Europa League. De Gea, Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López, Reyes, Assunçao, Raúl García, Simao, Forlán y Agüero integraron la alineación del equipo que se proclamó campeón en Hamburgo. Especialmente relevante fue el papel en esta competición de la dupla atacante formada por el Kun y el Cacha. Esta vez, toca que Diego Costa y Antoine Griezmann tiren del carro.

Agüero abre la puerta a Messi: “El City no tendrá ningún problema de dinero para ficharle”

Sergio Agüero ha hablado abiertamente sobre la posibilidad de que el Manchester City fiche a Leo Messi. “Vamos a ser sinceros, el City no tiene problemas de plata, pero yo creo que Leo, como ocurre con Ronaldo en el Madrid, son jugadores que ya son símbolos de sus clubes y es muy, muy complicado que se vayan”, señaló el argentino en declaraciones al canal TyC Sports.

Renovación estancada

Aunque la posibilidad de que Leo Messi abandone el Barça siga siendo remota, la situación contractual del futbolista argentino no invita precisamente al optimismo con su renovación pendiente de firma desde el pasado mes de julio. Eduardo Inda ya desveló recientemente que el argentino “está muy cabreado por la adhesión del Barcelona al referéndum ilegal y la independencia de Cataluña”. Ésta podría ser una de las razones por las que el ’10’ no estaría por la labor de bailarle el agua a la directiva de Josep Maria Bartomeu.

Así fue el fichaje frustrado de Agüero por el Barça: “Me dan tanto dinero que no puedo venir”

Emilio Pérez de Rozas contó en ‘El Partidazo‘ de la Cadena Cope con todo lujo de detalles la historia que hubo detrás del fichaje de Luis Suárez por el Barça hace tres años. Al parecer, fue una mareante oferta económica del jeque del Manchester City a última hora la que impidió que Sergio Agüero se convirtiera en el delantero centro del equipo culé en lugar del uruguayo.

“Yo quiero recordar como llegó Luis Suárez al Barcelona. El Barcelona tenía contratado a Agüero y el jeque del City le mandó un avión a Manchester, lo llevó a Qatar y lo firmó por un dinero vergonzoso. Agüero llamó a Messi y le dijo ‘me dan tanto dinero que no puedo venir’. Y entonces ficharon a Suárez. Ocurrió en 12 o 13 horas”, señaló.

La trampa que esconde la renovación de Griezmann

Antoine Griezmann amplió este lunes su contrato con el Atlético de Madrid hasta 2022, un acuerdo que confirma su continuidad en el conjunto rojiblanco durante la próxima temporada. Pese a todo, lo cierto es que ha sido la sanción del TAS la que ha decidido al francés a quedarse un año más en la capital. El atacante tenía totalmente decidida y acordada su salida al Manchester United en caso de que los ‘Red Devils’ obtuvieran el billete para la Champions y su actual club finalmente pudiera fichar, pero finalmente no se dio la segunda de las condiciones.

El propio futbolista nunca ocultó su intención de buscar una salida que considera que le permitirá afrontar cotas más ambiciosas. “Sí, es posible que pueda jugar en el Manchester United la temporada que viene. En una escala del uno al diez estaría en un seis. Soy consciente de lo que estoy diciendo”, llegó a señalar en una entrevista concedida en Francia el pasado mes de mayo.

¿Un nuevo caso Agüero?

La renovación de Griezmann encubre dos aspectos que atienden a los intereses de la estrella colchonera. En primer lugar, pasa a asegurarse un salario de 10 millones de euros que pueden ascender a 12 en función de los objetivos, por lo que prácticamente ve duplicada su ficha anterior. En segundo lugar, mantiene su cláusula de rescisión de 100 millones de euros en vistas a dejar la puerta abierta para su salida el próximo verano.

Un acuerdo que recuerda en muchos aspectos al que alcanzó el Atlético con Sergio Agüero en enero de 2011, cuya renovación no impidió su turbulenta salida del club (quiso fichar por el Real Madrid y finalmente se tuvo que conformar con ir al City) al verano siguiente. Pese a lo que diga el contrato, la permanencia del galo hasta 2022 es prácticamente una utopía.

La última ida de olla de Fellaini: Cabezazo a Agüero y expulsión

Hace tiempo que Marouane Fellaini dejó de ser noticia por su calidad sobre el terreno de juego. Aunque ha gozado de la confianza de José Mourinho durante esta temporada –algo inesperado por otra parte–, el belga volvió a jugar una mala pasada a los suyos en el derbi de Manchester de este jueves al ver la roja por una agresión al Kun Agüero. Su cabezazo al argentino fue de lo más comentado en un pobre partido que terminó 0-0.

Gameiro, al rescate del Atleti

Muchos le daban por muerto, pero el delantero francés no bajó los brazos. En sus últimos dos partidos ha demostrado estar capacitado para triunfar con la camiseta rojiblanca.

Kevin Gameiro llegó al Atlético de Madrid con una importante responsabilidad, la de cubrir un vacío en la delantera que nadie fue capaz de llenar desde 2014. El sitio en el que triunfaron jugadores de prestigio como Agüero, Forlán, Falcao y Diego Costa, aunque también por donde pasaron sin pena ni gloria otros como Mandzukic, Vietto y Jackson Martínez. Ser la referencia ofensiva de los colchoneros no admite medias tintas: o triunfaba o sería un fiasco.

Por todo el peso depositado sobre él, Gameiro fue mirado con lupa desde el primer momento. Una circunstancia que poco ayuda a un jugador a la mínima que no le salen las cosas. El ‘21’ colchonero lo estaba poniendo todo de su parte, pero la pelotita no entraba y eso dicta sentencia en el fútbol. Cuando parecía que el buen momento de Fernando Torres podía postergarle definitivamente, llegó la reacción.

Simeone recurrió a él en la segunda parte del encuentro de Gijón, con un empate en el marcador que se antojaba insuficiente para el objetivo de los rojiblancos. El punta galo respondió con un increíble ‘hat trick’ anotado en apenas cuatro minutos, un escaso periodo de tiempo en el que su situación en el club dio un giro completo. Llevaba sin marcar en LaLiga desde el 27 de noviembre. A esta exhibición le siguió otra en el BayArena con asistencia a Griezmann y gol desde los 11 metros tras un penalti provocado por él mismo (poniendo de paso fin a la mala racha de los colchoneros desde el punto fatídico).

El goleador más efectivo del Atleti

Actualmente, el exsevillista suma entre todas las competiciones 13 goles repartidos durante los 1.793 minutos de juego de los que ha dispuesto durante el curso, lo que supone un tanto cada 138 minutos. Números muy a valorar, ya que ningún otro jugador del Atlético iguala este promedio. Sin ir más lejos, su compatriota Griezmann, máximo realizador de la plantilla, sale a una diana cada 172 minutos. Todavía a más distancia de estas cifras se encuentra Fernando Torres, su competidor directo por un sitio en el once, quien ha registrado un gol por 198 minutos durante la campaña.

Gameiro ha demostrado aunar condiciones para ser un recurso muy a tener en cuenta por Simeone. Su punta de velocidad (según datos de LaLiga, alcanza 34,71 kilómetros por hora de velocidad máxima) destroza a las defensas que descuidan su espalda. Pocos futbolistas se antojan más idóneos para partidos que se abren o se convierten en un correcalles. “La velocidad de Gameiro decidió. Me alegró mucho por él porque no es fácil meter tres goles que además fueron muy importantes para el equipo”, comentó el técnico argentino sobre la actuación de su delantero en la rueda de prensa posterior al choque ante el Sporting.

La conexión francesa funciona

En la anterior jornada frente al Celta, Gameiro también demostró su entendimiento con Griezmann sirviéndole la asistencia del 3-2 de la victoria. Y es que el ‘feeling’ sobre el césped entre los atacantes franceses del Atlético no se remite al presente más inmediato. Desde el inicio de la temporada, van 13 goles que se han fabricado sólo entre ellos dos: 7 de los 17 que suma Griezmann y 6 de los 13 que lleva Gameiro. El ’21’ asistió al ‘7’ colchonero en los duelos frente a  Sporting (5-0), Deportivo (1-0), Valencia (0-2), Las Palmas (0-2), Eibar (0-2), Celta (3-2) y Bayer Leverkusen. Lo inverso sucedió en los encuentros ante Málaga (4-2), PSV (2-0), Eibar (3-0), Barça (1-1) y Sporting (1-4). Una conexión que permite soñar al conjunto de Simeone.

El Real Madrid ya tiene ‘fichado’ a su próximo galáctico

El Real Madrid no pierde de vista la preparación de la plantilla de la próxima temporada. Tras dos veranos sin un fichaje de relumbrón (la llegada de James Rodríguez a cambio de 75 millones de euros fue el último), todo apunta a que el próximo será caliente en las oficinas del Santiago Bernabéu con la llegada de un crack de primer nivel. Ya son varios los nombres que se asocian al club blanco.

Paulo Dybala

La estrella de la Juventus no parece completamente satisfecho en el equipo italiano, donde hace escasos días protagonizó una polémica con el técnico Massimiliano Allegri al negarle el saludo tras ser sustituido en un partido contra el Sassuolo. Según publicó el tabloide británico The Sun, el Real Madrid estaría dispuesto a ofrecer 90 millones más la inclusión de Álvaro Morata en el traspaso del argentino.

Pierre Emerick Aubameyang

El atacante gabonés viene sonando como futurible madridista desde meses atrás. El pasado mes de julio llegó a declarar que “el único club que podría alejarle del Borussia Dortmund es el Real Madrid”, lo que se dice mucho más que un guiño. A sus 27 años, se espera que su salto a un club de primer rango sea inminente. Su valor de mercado está tasado en 65 millones de euros según Transfermarkt.

Eden Hazard

El crack belga ya se relacionó con el Real Madrid el pasado verano al ser considerado una de las principales debilidades de Zinedine Zidane. El futbolista del Chelsea ya expresó su deseo recíproco de trabajar con el técnico francés en en una entrevista concedida a La Nouvelle Gazette: “Me gustaría ser entrenado por Zidane. Cuando era pequeño le veía en la televisión y en Internet durante horas. Hablaba de Zidane, ‘comía’ Zidane…”.

Sergio Agüero

El delantero argentino suspira por vestir la camiseta del Real Madrid desde que marchase del Atlético en 2011. El pacto de no agresión entre ambos clubes evitó su llegada en aquella ocasión terminando en el Manchester City. La sorprendente decisión de Pep Guardiola de relegarle al banquillo en los últimos partidos –en detrimento de un Gabriel Jesús que está brillando– puede que le acerque más al Bernabéu.