Los ultras suecos se ponen el niqab tras prohibirles los pasamontañas

El gobierno sueco ha tomado la determinación de prohibir los pasamontañas en los estadios de fútbol, para reducir la violencia y los cánticos violentos en la liga sueca. Sin embargo, los aficionados más radicales del AIK le han buscado la vuelta a la prohibición y han burlado a las autoridades portando el niqab en la grada, que es legal en todo el país.

La prenda islámica sólo permite que se vean los ojos, y así han conseguido que la policía no les prohiba la entrada ni les eche de los estadios.

El ministerio del Interior había presentado en junio pasado este proyecto de ley que prohibe desde el 1 de marzo “esconder todo o parte del rostro de tal manera que sea más difícil la identificación” de la persona. Los infractores pueden ser condenados a penas de hasta seis meses de prisión.