Il Napoli Spagnolo

José Callejón, Raúl Albiol y Pepe Reina son los españoles que integran la plantilla del Nápoles. Los tres futbolistas vienen siendo importantes en el conjunto italiano y suponen parte de la amenaza a la que el Real Madrid debe hacer frente. Especialmente significativo será el regreso al Bernabéu del extremo y el central con pasado blanco.

Callejón, un puntal ofensivo

Se espera un buen recibimiento por parte del Santiago Bernabéu hacia José Callejón, jugador salido de la cantera merengue y que logró asentarse en el primer equipo entre 2011 y 2013 bajo las órdenes de José Mourinho. Pese al cariño existente hacia el de Motril, el madridismo puede llevarse un buen disgusto si no se le vigila de cerca, ya que constituye uno de los principales peligros en el equipo napolitano. Su aportación ofensiva ha sido fundamental en las cuatro temporadas que lleva jugando en Italia, mientras que en la actual suma 10 goles y 12 asistencias. Forma una sociedad letal en el ataque junto con Dries Mertens y Lorenzo Insigne.

Albiol, consolidado en la zaga

Su paso por Concha Espina tuvo lugar entre los años 2009 y 2013. El defensor llegó como uno de los primeros fichajes de la segunda era de Florentino Pérez en el club, aunque nunca llegó a tener la suficiente continuidad. Ésta sí la ha encontrado en el país transalpino siendo un fijo en el eje de la defensa tanto con Rafa Benítez como con Maurizio Sarri. En lo que va de temporada, ha disputado 21 partidos entre todas las competiciones (15 en Serie A, 4 en Champions y 2 en Coppa Italia). “Será bonito regresar al Bernabéu, uno de los estadios más bonitos del mundo. Me trataron muy bien allí”, reconoció recientemente a la Gazzetta dello Sport al ser preguntado sobre su regreso.

Reina, experiencia bajo palos

A sus 34 años, el veterano guardameta es el dueño de la portería partenopea. Fichó por el conjunto de la Serie A en 2013 y, tras toda una temporada como titular, fue traspasado al Bayern de Múnich, donde apenas disfrutó de minutos a la sombra de Manuel Neuer. En su regreso a Nápoles, contó con la plena confianza de Sarri, quien se encomendó desde entonces a su experiencia y saber estar bajo los palos. En un equipo que no se caracteriza por su solidez defensiva, ha encajado 34 goles en 31 partidos. La última vez que se enfrentó a los blancos fue en la Champions League 2008-09, cuando defendía la portería del Liverpool y consiguió salir imbatido en ambos encuentros de octavos de final (0-1 en el Bernabéu y 4-0 en Anfield).

8 claves del Nápoles

  1. De nuevo asentado en la élite

Hablar del Nápoles es hacerlo de uno de los grandes clásicos del fútbol italiano, aunque las dificultades también han estado ligadas a su historia. La entidad partenopea desapareció en 2004 y tuvo que ser refundada en la tercera división. Tras su regreso a la máxima categoría en 2007, ha conseguido volver a asentarse entre los mejores equipos de la Serie A ganando dos Copas de Italia y clasificándose en tres ocasiones para la fase final de la Champions.

  1. Un discípulo de Sacchi en el banquillo

“Si soy entrenador, se lo debo a Arrigo Sacchi. Es el hombre del que todos hemos estudiado, el que revolucionó el fútbol. Amo tanto este juego gracias a él, y soy lo que soy gracias a él”. Son las palabras de Maurizio Sarri, técnico de la escuadra ‘azzurri’ desde la temporada pasada, cuando llegó como relevo de Rafa Benítez. Como buen discípulo del legendario técnico de Fusignano, trata de que sus equipos practiquen un fútbol alegre y ofensivo, lejos de los estereotipos del Calcio.

  1. Inercia ganadora y goleadora

Desde esa particular concepción del juego y un esquema 4-3-3 que rara vez suele variar, el Nápoles parece haber encontrado la fórmula para competir. Desde que cayera frente a la Juventus el pasado 29 de octubre, ha encadenado una racha de 18 partidos sin conocer la derrota marcando 44 goles en dicho lapso de competición. Unos números espectaculares que acreditan a los del sur de Italia como uno de los equipos más en forma del continente.

  1. El secreto de Reina

Pepe Reina necesita pocas presentaciones para los aficionados al fútbol. Un guardameta con experiencia, una notable carrera a sus espaldas y un carisma muy especial que demostró en sus años con la selección. Menos se ha hablado sobre su faceta de estudioso obsesivo de sus rivales. Durante estos días previos a la visita al Bernabéu, es muy probable que se haya estado documentando sobre cómo definen sus adversarios o por dónde suele tirar Cristiano los penaltis.

  1. Una defensa poco italiana

Pese a su procedencia, este Nápoles no es un equipo especializado en el juego defensivo, como dejan entrever los 35 goles que el conjunto ‘azzurri’ ha encajado en 32 partidos. En el eje de la defensa, Raúl Albiol pone la colocación y Kalidou Koulibaly el despliegue físico. Los laterales Elseid Hysaj y Faouzi Ghoulam tienen predilección ofensiva aprovechando las diagonales hacia dentro de José Callejón y Lorenzo Insigne.

  1. Hamsik, crack y líder de la medular

Si hay un jugador franquicia en el cuadro partenopeo, ese es indudablemente Marek Hamsik, quien acumula diez temporadas en el club y se encuentra a 6 goles de igualar a Maradona como máximo anotador en la historia de la entidad. Desde la llegada de Sarri, ha retrasado su posición hasta el interior, donde ha encontrado su versión más completa. Al eslovaco le pueden acompañar Zielinski o Allan en el interior izquierdo y Jorginho o Diawara como pivote defensivo.

  1. El tridente napolitano

El trío atacante formado de derecha a izquierda por José Callejón, Dries Mertens y Lorenzo Insigne pone el mordiente en el equipo italiano. El 60% de los goles que la escuadra dirigida por Sarri ha anotado esta temporada lleva la firma de alguno de ellos. Especial atención merecen los números de Mertens con 14 goles en los últimos 11 encuentros, un futbolista que solía desempeñarse en la banda o como mediapunta y que se ha destapado como falso delantero.

  1. Milik y Pavoletti, más pólvora por si acaso

Que este Nápoles es un equipo provisto de un buen fondo de armario lo demuestra la presencia de Milik y Pavoletti en la plantilla. El primero llegó como recambio de Higuaín y vio cortada su prometedora progresión (7 goles en 10 partidos) por una rotura de ligamento cruzado de la que acaba de recuperarse. El punta italiano, por su parte, llegó este mercado de invierno avalado por los 14 goles que marcó el curso pasado con el Genoa en Serie A.