Kiev final Champions

La gran chapuza de la UEFA

A un día de la final de Champions entre Real Madrid y Liverpool, ya hay motivos suficientes para llegar a una conclusión: la elección por parte de la UEFA de Kiev como sede del encuentro ha sido un error en toda regla. El hecho de que la decisión se tomara con dos años de antelación –y, por tanto, sin conocer los finalistas– no sirve como justificación. Los aficionados de uno y otro equipo se han encontrado con precios que se han puesto por las nubes tanto para el hospedaje como para las entradas, todo ello rematado por la escasez de vuelos hacia la capital ucraniana.

El resultado no da lugar a equívoco. Entre los dos equipos se han devuelto 2.500 entradas, por lo que ni siquiera habrá lleno completo en el escenario que acogerá uno de los grandes eventos deportivos del año. A todo ello hay que sumar la sensación de inseguridad que ha generado entre los seguidores la amenaza ultra, tal y como ha quedado patente con la agresión que varios hinchas del Liverpool sufrieron la noche del jueves. Un motivo de más para que muchos no hayan querido desplazarse.

¿Una final de Champions en otro continente?

A la hora de preguntarse sobre el responsable de semejante despropósito, hay que poner el foco en el anterior mandatario de la UEFA, Michel Platini. Su intención de llevar este tipo de grandes partidos a todo el continente no se atiene a la realidad de los residentes en el lugar de turno (difícilmente un ciudadano ucraniano pueda costearse unas entradas para la final, dado el nivel medio de vida que hay en el país) ni de los aficionados que tienen que viajar, como ya se ha comprobado. El actual mandatario del organismo, Aleksander Ceferin, reconoció recientemente que puede ir incluso más lejos en este aspecto llevando una final de Champions a otro continente. Por tanto, no parece que episodios como el de Kiev vayan a cambiar la tendencia.

Neymar Mbappé Cavani PSG

L’Equipe: el presidente de la UEFA dijo que debe “excluir al PSG de Europa”

L’Equipe‘ se ha hecho eco de unas supuestas palabras del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, que han retumbado con fuerza en el fútbol europeo. Según el diario francés, el organismo estaba dispuesto a tomar medidas ante la posible burla del PSG al ‘fair play’ financiero: “Si quiero ser tan popular como Platini, sé que tengo que excluir al PSG de las Copas de Europa”.

Desmentido de la UEFA

Sin embargo, dichas declaraciones han sido desmentidas tajantemente por la propia UEFA poco después de que trascendieran. Entre tanto, en el PSG continúan firmes a la hora de asegurar que no se ha esquivado ninguna norma. “Estamos tranquilos, no tenemos nada que ocultar, se ha hecho todo acorde a las reglas de la UEFA“, señaló Al-Khelaifi hace unos días durante la presentación de Mbappé.