Gareth Bale en el punto de mira

Gareth Bale no pasa por su mejor momento. En Leganés, volvió a relegar al galés al banquillo. Tres suplencias en los últimos 4 partidos parecen demasiadas para un jugador que estaba llamado a ser el relevo de Cristiano Ronaldo en el equipo blanco. El portugués fuera de la convocatoria, parecía el momento para que Bale volviese a encontrar el ritmo y su fútbol saliendo en el once titular. No lo vio así el técnico francés, que le dejó esperando en el banco hasta el minuto 76.

En rueda de prensa, Zidane habló del partido de Bale: “Estoy contento con él. Hay que ir poco a poco con él. Vamos a ver los partidos que vienen ahora, cómo los vamos a gestionar. Voy a contar con todos”. Lo cierto es que en desde que el galés recibió el alta médica no ha completado un partido entero. Ha pasado de titular indiscutible a ser prescindible para Zidane. La actitud siempre fría del jugador tampoco ayuda, frente al PSG la decepción del futbolista era evidente. No ser titular en el partido más importante de la temporada parece haber hecho mella en Bale, y cada vez su actitud parece la de un jugador al que no le interesa el fútbol.

La situación es incomoda tanto para el ex del Tottenham, como para el Real Madrid. Un futbolista que costó 101 millones y que no ha respondido a las exigencias depositadas. Además, la situación actual hace más complicado que Bale vuelva a ser indiscutible para Zidane. El momento por el que pasan Marco Asensio y Lucas Vázquez hace muy complicado que salgan ahora mismo del once titular.

La última oportunidad de Gareth Bale para asegurar su futuro en el Real Madrid está en el Parque de los Príncipes. El fichaje más caro del Madrid quiere jugar y en el caso de hacer un buen partido frente al PSG podría darle a la situación por la que pasa y volver a ser un jugador insustituible para Zidane.

 

Las dos grandes ausencias en la foto de Ramos

Sergio Ramos cumplió los 550 partidos con el club en el encuentro frente al Leganés. La celebración fue perfecta, victoria y foto con los compañero al final del partido. El capitán blanco aprovechó sus redes sociales para subir una imagen con sus compañeros y una camiseta que acredita los 550 partidos del camero con el Real Madrid. En la foto no aparecen algunos jugadores ¿Quién falta?

 

Gareth Bale y Dani Ceballos fueron las dos grandes ausencias de la fotografía del capitán madridista. Ambos jugadores salieron enfadados por la situación que vivieron en Butarque. El galés, sin Cristiano en la convocatoria se vio relegado al banquillo. Entró en la segunda parte, pero no le gustó nada tener que ver la mayor parte del encuentro desde el banco. Una vez finalizado el partido, se dirigió rápidamente al vestuario y fue de los primeros en subirse al autobús, de ahí su ausencia en la fotografía.

El caso de Ceballos es similar al de Bale, pero quizás más sangrante. El sevillano se pasó casi toda la segunda calentando en la banda y entró al campo cuando apenas quedaba medio minuto, algo que no gustó al jugador y se podía ver en su cara cuando caminaba hacia el bus sin hablar con nadie. Salió tan rápido de Butarque que cuando se tomó la foto no se encontraba cerca.

Isco

Sorpresa en el once de Zidane: juega Isco y Bale al banquillo

Confirmada la alineación del Real Madrid para afrontar el trascendental choque contra el PSG. Los blancos jugarán con Keylor, Nacho, Ramos, Varane, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Isco, Benzema y Cristiano. La gran sorpresa del once de Zinedine Zidane es que finalmente no apuesta por la BBC con la entrada de Isco en detrimento de Bale, quien esperará su turno en el banquillo.

También hay giro inesperado en el equipo inicial del PSG , que saldrá de inicio con Areola, Dani Alves, Marquinhos, Kimpembe, Yuri Berchiche, Lo Celso, Verratti, Rabiot, Mbappé, Neymar y Cavani. Emery da entrada al joven Kimpembe en el eje de la defensa y deja fuera a un peso pesado como Thiago Silva, mientras que también juega Lo Celso en lugar de Lass Diarra en la medular, lo que se puede interpretar una apuesta de lo más ofensiva.

Cristiano Bale Benzema BBC

El último servicio de la BBC

Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo vuelven a juntarse para buscar la machada europea. Aunque el tiempo no pasa en vano y sus números distan de los de antaño, con 38 goles entre todas las competiciones, Zinedine Zidane confía en los galones de la BBC para sobreponerse a la temporada más dura de los últimos años. Dado el incierto futuro de sus integrantes, todo apunta a que el tridente afronta su última misión, la de ganar la que sería su cuarta Copa de Europa desde que comparten el ataque del Real Madrid.

Desde que juegan juntos, los integrantes de la BBC suman 403 goles

Tras 273 días sin jugar juntos, el conjunto blanco volvió a sintonizar la BBC en el encuentro frente al Deportivo del pasado 21 de enero. La idea no era otra que tenerles a punto para la trascendental cita ante el PSG, un periodo de prueba que ha dejado luces y sombras. Aunque arrasaron frente al cuadro coruñés (7-1) y en su visita a Mestalla (1-4), el empate contra el Levante (2-2) volvió a poner de manifiesto los males que se le achacan al tridente. Su indiscutible pegada (403 goles desde que juegan juntos) contrasta con el hecho de que el equipo pierde equilibrio al prescindir de un cuarto centrocampista. Sólo la implicación defensiva de los tres de arriba puede corregir este defecto en un choque de máxima motivación.

La hora de Bale

Si hay un jugador del que se espera en el ataque del Real Madrid, ese no es otro que el Expreso de Cardiff. Superadas las constantes lesiones que le lastraron durante 2017, el encuentro ante el PSG se presenta como la prueba de fuego para el galés. El madridismo espera que tire del carro como hizo hace dos temporadas y que sea el futbolista que marque diferencias en el ataque. Llega al envite con un bagaje de 9 dianas y 5 asistencias en 19 partidos jugados entre todas las competiciones, lo que le convierte en el segundo hombre de la plantilla que ha participado en más goles sólo superado por Cristiano.

A sus 28 años, es el momento de tomar el testigo del portugués o abandonar. Quienes le conocen bien saben que Bale no ha cejado en su empeño de hacer historia con el club blanco. “Es feliz en el Real Madrid, quiere triunfar. No tiene ninguna duda. Sabe que el entrenador y el club le respetan y quiere mostrar al aficionado de lo que es capaz”, dijo sobre él Ryan Giggs, actuar seleccionador de Gales, en una entrevista reciente para el diario Marca.

Señalado Benzema

Menos fe tiene depositada la grada del Santiago Bernabéu en Benzema, sobre quien ya no existe la división de opiniones que ha sido la tónica de su trayectoria en el Real Madrid. El pulgar abajo al rendimiento del galo es unánime tras una temporada sin apenas goles (seis lleva entre todas las competiciones) ni juego. Todo ello acompañado por una serie de comportamientos fuera del césped difíciles de entender. Igual presume de lujos en las redes sociales tras caer eliminado ante el Leganés que se enfada con Zidane por sustituirlo en Mestalla, precisamente el único que le defiende a estas alturas. No obstante, si por algo se caracteriza el ‘9’ madridista es por ser un futbolista imprevisible, capaz de completar un curso discreto y sacarse una genialidad la noche menos pensada. Si vuelve a pasar de puntillas, sus días como madridista pueden estar contados.

El jugador que lleva más goles que Benzema en 2 partidos

La temporada de Benzema con el Real Madrid  está siendo de las más pobres en cuanto a goles desde que llegara en 2009. Loren Morón, delantero que debutó con el primer equipo del Betis hace dos semanas ya lleva más goles que Karim Benzema. El punta del Real Madrid ha anotado 2 goles en los 16 partidos que ha disputado en liga. En cambio, Loren, que tan sólo ha jugado 2 partidos con el Betis ya ha perforado en 3 ocasiones la meta rival.

Estos datos no hacen más que avivar el debate sobre quién debe ser el delantero del Real Madrid. Benzema parece haber agotado hace tiempo la paciencia de la parroquia madridista, mientras que para Zidane sigue siendo un jugador insustituible. Todo hace indicar que si Zizou continúa en el banquillo blanco, seguirá contando con Karim Benzema. Las estadísticas están ahí, un jugador recién estrenado en la primera división, y que ha jugado 165 minutos lleva más goles que un Benzema que ha disputado más de mil minutos en liga esta temporada.

En la propia plantilla del Real Madrid son varios los jugadores que superan al galo en el aspecto goleador. Gareth Bale, que ha estado bastante tiempo en el dique seco, o Asensio, más suplente que titular superan a Benzema en la tabla de goleadores. Además, cuenta con los mismos goles que Lucas Vázquez, jugador relegado a un protagonismo secundario.

 

 

Zidane Real Madrid Valencia

Zidane apela al espíritu de la Undécima

Tras momentos de crisis, a veces se dice que hay que dar un paso atrás para dar dos hacia adelante. La receta es perfectamente aplicable a la situación en la que se ve inmersa el Real Madrid en este momento de la temporada. Tras descarrilar tanto en Liga como en Copa del Rey, Zinedine Zidane busca volver al punto de partida, aquel en el que los blancos comenzaron a hacer historia hace dos temporadas.

Lo ocurrido entonces es de sobra conocido. Un equipo completamente devastado tras el paso de Rafa Benítez, con sus opciones muy mermadas en Liga y protagonista de un ridículo histórico en el torneo del KO por el caso Cheryshev. La llegada del técnico francés en enero de 2016 marcó el comienzo de una recuperación que culminó en la Undécima Copa de Europa. Lo logró sin decisiones revolucionarias, apostando por un reconocible 4-3-3 con la jerarquía de la BBC en el ataque. No hubo grandes movimientos de fichas salvo la entrada de Casemiro en el centro del campo, lo que bastó para que los de Chamartín encontraran el equilibrio y la estabilidad que les hizo campeones en Milán.

Bale debe volver a tirar del carro

Tras aquel éxito, el transcurso de la pasada campaña terminó llevando al Madrid por otros caminos (Isco por Bale en el once y apuesta por el ‘equipo B’) con los que alcanzó la excelencia, los mismos que ahora se han mostrado sin salida. Ante la duda, el entrenador galo ha vuelto a lo más básico y a la que en el fondo siempre fue su principal apuesta. Los blancos se encomiendan a la BBC y, sobre todo, a la figura de un Gareth Bale que está llamado a ser el jugador que marque diferencias. Fue precisamente en aquel 2016 cuando el galés alcanzó su mejor versión como madridista y tiró del carro, lo mismo que se espera de él en el presente.

Y por el presente se entiende sobre todo la Champions y la eliminatoria ante el PSG. No es ningún secreto que la vista del cuadro merengue está puesta en el cruce contra el temido equipo de Neymar, Cavani, Mbappé y compañía. Como sucediera en las primeras semanas tras su llegada, el plan de Zidane contempla una minipretemporada para que sus jugadores llegan a tope para la trascendental cita en la máxima competición europea. Entre tanto, esperan dos exámenes frente a Levante y Real Sociedad en los que el Real Madrid espera seguir recuperando sensaciones. De lo que no cabe duda es de que nada moverá a Zidane de su plan salvo motivos de fuerza mayor (entiéndase lesiones). Volverá a triunfar o morirá con la misma idea con la que todo empezó hace dos años.

Real Madrid Betis Bale

Encomendados a Bale

El tropiezo del Real Madrid en Balaídos apenas dejó un rayo de luz entre tinieblas. Si hay un jugador que puede cambiarle la cara a los blancos, ese no es otro que Gareth Bale. El galés demostró estar acercándose a su mejor nivel físico y recuperando la confianza perdida por culpa de las lesiones. Sin ni siquiera estar aún al cien por cien, apenas le bastaron un par de detalles para demostrar que actualmente no hay otro como él en la plantilla. Si durante el tramo final del pasado curso llegó a parecer prescindible, la situación ha dado un giro completo tras el desplome sufrido por todo el equipo.

20 lesiones desde que juega en el Madrid

Si algo ha echado en falta el conjunto de Zinedine Zidane en su ausencia, es a esa figura capaz de marcar diferencias y generar ventajas de manera autosuficiente. No es el caso de ninguno de los centrocampistas ni de Benzema, de intachable calidad pero eminentemente asociativos. Tampoco el de Cristiano Ronaldo, lejos de su esplendor físico y, por tanto, cada vez más enfocado al área contraria. Asensio, aunque lo tiene todo para ser la estrella en un futuro, ha evidenciado que tiene que seguir madurando como jugador. A día de hoy, Bale es el único integrante de la plantilla capacitado para aportar ese plus necesario.

Todo pasa por que acaben las lesiones

Sólo lo conseguirá si las lesiones le respetan de una vez por todas. Ya son 20 las que ha sufrido durante los cuatros años que lleva en el Real Madrid, lo que le ha supuesto ser baja en 95 partidos de 261 disputados por los blancos (36%). Es decir, que el galés se ha perdido prácticamente uno de cada tres encuentros jugados por los suyos desde que aterrizó en el Santiago Bernabéu.

Sin embargo, ha sido el último año el que ha causado especial preocupación en torno a Bale. La lesión sufrida el 22 de noviembre de 2016 ante el Sporting de Portugal marcó su ocaso, tras la que decidió operarse del tobillo derecho permaneciendo más de dos meses en el dique seco. Casi sin tiempo para recuperar el tono, una nueva lesión en el Clásico del pasado mes de abril le tuvo KO durante el momento decisivo de la temporada pasada. Apenas pudo tener una participación testimonial en la final de Cardiff que tanto anhelaba. Y esta campaña el martirio ha continuado habiéndose perdido 15 encuentros de los 29 que ha afrontado el Real Madrid entre todas las competiciones.

El recuerdo de 2016

Tras su estelar regreso, Zidane se vuelve a encomendar al ‘11’ para superar las dificultades. El técnico francés no olvida la trascendencia que tuvo su jugador en otro momento de dudas, cuando él tomó las riendas del banquillo en 2016. Aquel equipo totalmente deprimido a mitad de temporada firmó una increíble segunda vuelta que desembocó en la Undécima. Si esto ocurrió, fue en gran medida gracias al rendimiento del galés, quien se echó al equipo a la espalda y mostró la mejor versión que se le recuerda desde su llegada. Quizá sea el ‘Expreso de Gales’ quien pueda conducir nuevamente a la salida de la crisis.

La caricatura del Real Madrid se clasifica por los pelos para la final del Mundialito

Sí, muy loco, y encima al final ha sido Bale quien ha salvado a este Real Madrid de lo que hubiera supuesto una verdadera catástrofe futbolística, más humillante que el “Alcorconazo”, por contextualizar el fracaso. No empezó mal el Real Madrid, que comenzó atosigando al equipo rival. En la cara de jugadores como Benzema o el propio Cristiano Ronaldo se vislumbraba que tenían ganas de goleada, y temprana. Sin embargo, chocaron una y otra vez con el portero del Al-Jazira, Ali Khaseif, que tuvo su noche con más fortuna de su carrera, hasta que tuvo retirarse lesionado. No había parado tanto, ni cuantitativa ni cualitativamente hablando, en su vida.

Va a tener menos futuro que el ‘Loco’ Abreu en un mismo equipo

El gol de Romarinho a la contra, aprovechando un clamoroso fallo de Achraf en el despeje y un desajuste defensivo propio de un equipo de regional, dejó helado al conjunto blanco que siguió intentándolo. Y consiguió romper la red contraria gracias a un no gol, que luego fue gol, y acabó siendo de nuevo anulado a instancias del VAR, que había cabeceado Casemiro. Muy loco. El VAR, así, no funciona. Demasiado tiempo y demasiadas contradicciones que despistan y enfadas a los espectadores, tanto presentes como televisivos, con independencia de a qué equipo beneficie o perjudique el famoso sistema. O mejoran su precisión y celeridad, o va a tener menos futuro que el ‘Loco’ Abreu en un mismo equipo.

Casi cae el segundo

Continuó el partido, y no sólo el Madrid no podía que el Al-Jazira, equipo que, según los expertos en fútbol internacional que se prodigan por las televisiones y radios hoy iba a recibir, al menos, una diferencia de cuatro o cinco goles; pues no sólo no recogía balones de su propia red, sino que batió de nuevo a Keylor Navas en una contra increíble, porque todo el Real Madrid se vino arriba a rematar un córner como si fuera el último minuto de la prórroga de la final de la Champions. Menos mal que el asistente estuvo fino y tuvo el acierto de su vida. Fuera de juego por milímetros y con o sin ayuda del VAR, no quedó claro en la retransmisión televisiva, dejó con la miel en los labios a Ali Khaseif, Romarinho y sus compañeros. El propio Ali no aguantó más y tuvo que abandonar el campo lesionado. ¡Vaya partido! Si algún ojeador español no ve más vídeos suyos se lo trae de titular en diciembre y lo tiene que regalar en verano.

Apareció el que algunos consideraban ya ex futbolista, ‘Guadiana’ Bale

Y a todo esto, apareció el que algunos consideraban ya ex futbolista, ‘Guadiana’ Bale. Aparece y desaparece de la disciplina del equipo según marcan sus lesiones físicas y parece que su fortaleza mental. Pues ahí apareció el galés para imponer la lógica de los millones en el marcador, cerrar el expediente y salvar de un ridículo histórico y espantoso a sus compañeros, a Zidane y a toda la institución.

El título para el sábado

Partido para el olvido pero, al menos, mañana los madridistas podrán ir tranquilos a trabajar sin tener que sonrojarse porque, guste o no guste, ya están en la final del Mundialito como era de esperar. Y aquí lo que cuenta, señores, lo único que cuenta al fin y al cabo, son los títulos. Y si no, miren cómo comparan mamparas unos y otros y nadie compara récords de puntos, de victorias ni posesiones. Y el Madrid, el sábado, puede apuntarse su quinto titulo en un año natural. Ahí queda eso.

Zidane

Real Madrid Betis Bale

Bale, el clavo ardiendo del Real Madrid

El galés ha vuelto entre algodones en un momento clave para el Real Madrid, que le necesita para disipar las dudas de esta temporada. Su fragilidad con las lesiones, la gran preocupación

El Real Madrid se agarra a Gareth Bale para revertir su dinámica esta temporada. No son pocos quienes se han acordado del galés durante los dos meses que ha permanecido lesionado. Su último calvario comenzó precisamente en Dortmund, el mismo partido en el que firmó un soberbio golazo. Cuando muchos pensaron que su mejor versión estaba de vuelta, el ‘11’ blanco sufrió su enésimo frenazo en seco. Por desesperante que pueda resultar su fragilidad, lo cierto es que su periodo de ausencia ha servido para comprobar que los blancos le necesitan mucho más de lo que se creía.

20 lesiones desde que juega en el Madrid

Si algo ha echado en falta el conjunto de Zinedine Zidane, es a esa figura capaz de marcar diferencias y generar ventajas de manera autosuficiente. No es el caso de ninguno de los centrocampistas ni de Benzema, de intachable calidad pero eminentemente asociativos. Tampoco el de Cristiano Ronaldo, lejos de su esplendor físico y, por tanto, cada vez más enfocado al área contraria. Asensio, aunque lo tiene todo para ser la estrella en un futuro, ha evidenciado que tiene que seguir madurando como jugador. A día de hoy, Bale es el único integrante de la plantilla capacitado para aportar ese plus necesario.

Necesita continuidad

Sólo lo conseguirá si las lesiones le respetan de una vez por todas. Ya son 20 las que ha sufrido durante los cuatros años que lleva en el Real Madrid, lo que le ha supuesto ser baja en 94 partidos de 255 disputados por los blancos (36,9%). Es decir, que el galés se ha perdido prácticamente uno de cada tres encuentros jugados por los suyos desde que aterrizó en el Santiago Bernabéu. El dato resulta todavía más revelador si se compara con otro jugador que tuvo fama de ser de cristal durante su paso por el club blanco, Arjen Robben. Y es que el holandés se perdió 35 de 98 partidos (35,7%) a lo largo de sus dos temporadas en la capital, una proporción muy similar a la de las ausencias del futbolista nacido en Cardiff.

Sin embargo, ha sido el último año el que ha causado especial preocupación en torno a Bale. La lesión sufrida el 22 de noviembre de 2016 ante el Sporting de Portugal marcó su ocaso, tras la que decidió operarse del tobillo derecho permaneciendo más de dos meses en el dique seco. Casi sin tiempo para recuperar el tono, una nueva lesión en el Clásico del pasado mes de abril le tuvo KO durante el momento decisivo de la temporada pasada. Apenas pudo tener una participación testimonial en la final de Cardiff que tanto anhelaba. Y esta campaña el martirio ha continuado habiéndose perdido 14 encuentros de los 23 que ha afrontado el Real Madrid entre todas las competiciones.

Vuelve la BBC

Tras producirse su esperada vuelta, Zidane se vuelve a encomendar al ‘11’ para superar las dificultades. El técnico francés no olvida la trascendencia que tuvo su jugador en otro momento de dudas, cuando él tomó las riendas del banquillo en 2016. Aquel equipo completamente perdido a mitad de temporada firmó una increíble segunda vuelta que desembocó en la Undécima. Si esto ocurrió, fue en gran medida gracias al rendimiento del galés, quien se echó al equipo a la espalda y mostró la mejor versión que se le recuerda desde su llegada. Recuperar la BBC es una de las grandes esperanzas del entrenador madridista, tal y como ha reconocido: “Quiero ver a los tres, a Cristiano, Bale y Benzema jugando juntos. Es mucho tiempo el que llevo sin verlos”. A Bale le espera un reto complicado, aunque idóneo para demostrar su valía. Puede que esté ante el último tren para consolidarse en el Real Madrid.

“Bale habla español perfectamente”

Jonathan Barnett, agente de Gareth Bale, ha defendido al atacante galés en una entrevista en ‘fichajes.com’. “Yo creo que los aficionados del Real Madrid tienen que ver lo bueno que es y comprenderle y apoyarle. Eso es muy importante para su evolución. Él quiere jugar el resto de su vida en el Real Madrid. Adora Madrid, la ciudad, la vida y adora el club. Lo quiere de verdad, y por supuesto le duele cuando no le apoyan y lo hacen con otros que no son tan buenos como él. Es una locura, esto pasa solo en España y no lo entiendo. Los aficionados deben entender esto y saber lo buena persona que es”, ha señalado.

Entre las críticas más recurrentes al ’11’ del Real Madrid, están las relacionadas con el tema del idioma. Según el representante, Bale se maneja “perfectamente” en español, aunque prefiere no hacerlo públicamente. “Para él hablar es embarazoso, pero lo hace perfectamente. Él, desde que era joven, no ve la necesidad de justificarse. Es un futbolista y puedes ver lo que hace en el campo. No tiene por qué disculparse con nadie. Si hace algo mal lo dirá, pero ¿por qué tiene que decir ‘hola estoy aquí y hablo’? No tiene que hacerlo. Eso es lo que él cree. Si alguien quiere hablar con él, perfecto, hablará con ellos. Pero no va a convocar una rueda de prensa solo para decir ‘hablo español'”, ha señalado al respecto.

Paulinho Barça

Paulinho: de la burla a dejar en ridículo a la BBC

Paulinho ratificó en Butarque una vez más que ha sido un fichaje mucho más útil para el Barça que lo que muchos esperaban en verano, cuando se convirtió en el centro de las burlas sin ni siquiera haber debutado con el equipo blaugrana.

El brasileño no sólo ha aportado cualidades distintas a la medular culé, sino que sus guarismos goleadores están resultando gratamente sorprendentes con cuatro dianas en lo que va de Liga. Sin ir más lejos, la misma cifra que en este momento suman entre los tres integrantes de la BBC, una morbosa comparación que permite sacar pecho al centrocampista llegado del Guangzhou Evergrande.

La insólita comparativa estadística entre Paulinho y la BBC

Goles Minutos Minutos/gol Disparos Acierto
Paulinho 4 410′ 103′ 11 36,4%
BBC 4 1672′ 418′ 87 4,6%
Kane, Casemiro, Ramos, Real Madrid vs Tottenham

Comienza el casting para sustituir a Bale: Kane, Lewandowski…

Según publica el diario Mundo Deportivo, Florentino Pérez y José Ángel Sánchez ya planifican la próxima temporada con una prioridad en concreto, la de buscar un delantero con olfato goleador que sustituya a Gareth Bale, quien parece tener los días contados en el Real Madrid.

Harry Kane y Robert Lewandowski son los mejores colocados, aunque el primero gusta más por su juventud (24 años del inglés por 29 del polaco). Otros nombres como Kylian Mbappé, Timo Werner, Andrea Belotti y Pierre-Emerick Aubameyang están prácticamente descartados a día de hoy. No sucede así con Antoine Griezmann, aunque su opción permanece en un segundo escalafón.

 

Cristiano acabará como pichichi

Cristiano Ronaldo tiene claro que acabará pichichi esta temporada. Ni más ni menos. Puede parecer una broma a estas alturas de temporada, después de once jornadas disputadas el track portugués sólo ha marcado un gol, un promedio de 0´14 goles por partido jugado. Una cifra paupérrima y alejada de los principales goleadores en lo que llevamos de temporada. Su eterno rival en el plano personal, Messi, lleva ya anotados 12 tantos y sólo uno de ellos de penalti. El argentino, a diferencia del portugués, tiene un promedio de un gol marcado cada 83 minutos. Tras Messi se sitúan hombres como Zaza (9 goles); Bakambu (8 goles) o Sanabria (7 goles). Por parte del Real Madrid, Isco y Asensio son los mayores convertidores en lo que llevamos de Liga, con cuatro dianas cada uno.

Creer en el pichichi

Hay motivos para la esperanza. Cristiano se ha perdido cuatro partidos de Liga por culpa de la expulsión sufrida en la Supercopa de España cuando empujó al árbitro. Contra el Getafe, y después de 28 remates infructuosos, Cristiano encontró la red contraria. Sin embargo, el portugués cree que va a ser pichichi. “Cristiano siempre se va jodido a casa cuando no marca”, confesaba Sergio Ramos tras el último partido liguero ante Las Palmas. Nada más llegar al vestuario, y con todos los compañeros presentes, el propio Cristiano aseguró: “Voy a acabar pichichi esta temporada”. Así lo ha desvelado José Ramón de la Morena en El Transistor de Onda Cero.

Hay otros datos que recuerdan por qué el madridista le sigue teniendo fe. En Champions ya lleva 6 goles y en la Supercopa de España también marcó. Estamos ante la peor racha del equipo desde que Zidane cogió las riendas del Real Madrid, y aún así, el equipo blanco continúa a ocho puntos del Barça y a un paso de avanzar en la fase de grupos de la Champions. Las esperanzas de levantar títulos siguen intactas, y Cristiano sabe que esta temporada volverá a ser muy importante para su equipo.

También es cierto que sus socios tampoco atraviesan un gran momento, y el depredador del área necesita de sus pases para triunfar. Benzema, Bale, Kroos, Modric, Kovacic, Lucas Vázquez, Asensio… todos atraviesan un mal momento. Sólo se salvan de la quema, por el momento, Isco y Casemiro, que están sujetando al equipo y que intentan nutrir de balones a Cristiano. Aún queda mucha temporada, esto no ha hecho más que empezar, y habrá que esperar hasta mayo para ver si Cristiano está en lo cierto.

Golazo Bolt Indonesio

Ríete de Bale… ¡Menudo carrerón y golazo del ‘Bolt’ indonesio!

Aunque los estudios más recientes apuntaban a que Gareth Bale es el futbolista más rápido del mundo, Terens Puhiri -quien ya se ha ganado el apodo del ‘Bolt’ indonesio- podría echar por tierra esta teoría tras el golazo que ha protagonizado en la Superliga de Indonesia y que ya está dando la vuelta al mundo. Simplemente espectacular.

¿Qué le pasa a Bale?

Las intrigas con Gareth Bale en el capítulo de lesiones vuelven a dar que hablar en el Real Madrid. Tras un inicio de temporada en el que fue muy criticado, parecía que el galés empezaba a levantar cabeza con una estelar actuación en Dortmund. Sin embargo, fue en ese mismo partido en el que el atacante se retiró antes de tiempo por unas molestias en el gemelo, tal y como Zinedine Zidane confirmó ante los medios tras el choque.

Aunque no se trató de ningún problema grave según se dijo desde el Real Madrid, lo cierto es que el 3 de octubre tuvo que abandonar la concentración con la selección de Gales tras sufrir un edema sin rotura de fibras en el sóleo de la pierna izquierda. Desde el club blanco se insistió en que su lesión se produjo en un entrenamiento con su combinado nacional y, por tanto, nada tuvo que ver con lo sucedido días antes en el Signal Iduna Park.

Sin fecha de vuelta

Fuera como fuera, el caso es que el ’11’ madridista suma ya 23 días de baja. Por lo pronto, Zidane ni siquiera garantiza que esté disponible para el partido de Champions League que el Real Madrid disputará en Wembley el 1 de noviembre ante el Tottenham. Lo que comenzó como un percance sin importancia ha derivado en el enésimo frenazo en seco para el galés por culpa de las lesiones.

“Bale tuvo una operación muy importante el año pasado, paró cuatro meses. Y como dice Zidane, cuando estás unos meses inactivo necesitas los mismos meses, o unos pocos más, para volver a coger la forma. Creo que él tiene muchas ganas, el entrenador también, y creo que vamos a pasar esta época. Sobre todo el pobre Gareth, que está un poquito desesperado, pero tiene todavía una gran moral. Veremos al gran Gareth”, señaló Florentino Pérez al respecto en su entrevista concedida recientemente a El Español. El presidente sigue siendo el principal valedor de un jugador que, pese a los títulos ganados y momentos puntuales de brillantez, sigue sin cumplir las expectativas que generó con su llegada en 2013.

Zidane lesión Bale

Zidane: “Bale está bien, el cambio fue por precaución”

Zinedine Zidane confirmó que Gareth Bale no sufrió ninguna lesión durante el encuentro entre Real Madrid y Borussia Dortmund. El atacante galés firmó una excelente actuación hasta que tuvo que retirarse del terreno de juego por unas molestias en el gemelo. “Bale está bien. Se le subían los gemelos. El cambio fue por precaución“, aseguró el técnico francés al término del choque.

Bale acaba con la maldición: marca gol en Champions un año después

Unas de las anécdotas que nos está dejando este encuentro tiene como principal protagonista al galés. Y es que Gareth Bale no metía gol en la máxima competición europea desde hace un año. Justamente, su último tanto fue ante el  Dortmund en el Westfalen.

 

Revolución Bale: más de 694 tuits al minuto sobre Gareth

El ‘Chiringuito de Jugones’ analizó al detalle qué jugador había sido el más mediático de todo el encuentro. En total, más de 11 tuits al segundo fue el bagaje del galés en redes sociales. El extremo volvió a ser protagonista. Poco a poco parece recuperar sus buenas sensaciones. De tal modo, silencia a los más críticos…

No tiene lesión

Zidane confesó que Gareth Bale no sufrió ninguna lesión, simplemente le sustituyó por precaución…  El atacante galés firmó una excelente actuación hasta que tuvo que retirarse del terreno de juego por unas molestias en el gemelo. “Bale está bien. Se le subían los gemelos. El cambio fue por precaución“, aseguró el técnico francés al término del choque.

El Real Madrid se blinda con un plan anti-jeques

Lo sucedido con Neymar en el último periodo de fichajes no ha pasado inadvertido para el Real Madrid, que se está moviendo rápidamente para blindar a sus futbolistas. Las cuatro renovaciones anunciadas durante la última semana confirman el plan anti-jeques que se está llevando a cabo desde las oficinas del Santiago Bernabéu.

Karim Benzema ha sido el último en sumarse con su renovación hasta 2021, la cual establece una inalcanzable cláusula de 1.000 millones de euros, la misma que Cristiano Ronaldo y Gareth Bale. Como bien ilustra @ESPNDatos, el club blanco se ha preocupado en tener bien atadas a sus mejores estrellas.

Bale: “Hay razones para imitar la salida de Neymar”

Gareth Bale ha sorprendido con unas declaraciones al ‘Daily Mail’ en las que asegura que “hay razones” para imitar una salida como la de Neymar al PSG, en su caso al Manchester United. Al ser preguntado sobre la posibilidad de hacer las maletas para dejar de jugar a la sombre de Cristiano, esto ha dicho el galés: “Bueno, hay razones para eso, pero creo que al final de tu carrera lo importante es echar la vista atrás y ver los trofeos que has conseguido”.

“No me preocupa demasiado no ser el número uno”

No obstante, Bale reconoce que acepta su rol, ya que no le preocupa ser el número uno del equipo: “La verdad es que no me fijo en esas cosas. Algunos lo hacen y otros no. No me preocupa demasiado. Sólo quiero salir al campo y disfrutar de mi fútbol. Quiero hacerlo bien y ayudar al equipo a ganar trofeos. Creo que lo más importante es que trato de disfrutar de mí mismo”, ha señalado.

Bale: “No me molestan las críticas, tienen que vender periódicos de alguna manera”

Inmerso en uno de sus momentos más delicados en el Real Madrid, Gareth Bale se ha mostrado ajeno a las críticas en una entrevista concedida al diario ‘El País‘. “No me molesta ninguna crítica. Todas son opiniones. Tienen que vender periódicos de alguna manera y tienen que escribir algo… Así que estoy acostumbrado a que la gente escriba cosas buenas, malas… Y no me importa demasiado”, ha señalado el jugador galés.

“Tuve que tomar calmantes para jugar”

Bale también se ha sincerado al hablar sobre el calvario con las lesiones que vivió la temporada pasada: “Cuando has estado lesionado durante tres meses y ves a tus compañeros jugar, realmente quieres volver y es lo que hice. Tuve que tomar muchos calmantes para poder jugar. Y sí, ahora pienso que debí haberme tomado más tiempo para recuperarme y así poder haber vuelto jugando mucho mejor y ser capaz de hacer todas esas cosas que con ese dolor en el tobillo no era capaz de hacer. Y sí, si volviera atrás me habría tomado más tiempo para recuperarme mejor”.

El ‘fail’ de Manolo Lama durante el Madrid-Levante: “Este partido lo va a ganar Bale”

Manolo Lama realizó un osado pronóstico durante el transcurso del partido entre Real Madrid y Levante, en el que Bale entró como remplazo del lesionado Benzema en el primer tiempo. El periodista apostó por que el galés daría la victoria a los blancos, algo que finalmente no sucedió pese a que gozó de buenas ocasiones.

La CIA, el nuevo tridente con el que sueña el madridismo

Isco Alarcón y Marco Asensio son la sensación de este inicio de curso. Su espectacular momento coincide con las horas más bajas de Gareth Bale y Karim Benzema, tal y como quedó patente en el último encuentro del Real Madrid frente al Valencia. Por tanto, no es de extrañar que cada vez sean más seguidores los que están convencidos de que el mallorquín y el malagueño deben acompañar a Cristiano Ronaldo en el ataque.

¿El fin de la BBC?

En el caso de Asensio, a nadie escapa su meteórica irrupción que le ha convertido en algo más que un proyecto de futuro o un revulsivo. El ’20’ madridista está tirando del carro y es máximo goleador de la plantilla con cuatro goles. No sólo se ha mostrado letal en el frente de ataque, también ha demostrado sacrificio y disciplina defensiva. En cuanto a Isco, su consolidación se remonta a la pasada campaña, cuando ya fue titular en toda una final de Champions en detrimento de Bale. Con el de Arroyo de la Miel sobre el césped, Zidane ha encontrado el sistema más equilibrado y que mejor fútbol ha permtido desarrollar a los suyos. El debate está servido.

La fotografía que deja en evidencia a Zidane y Figo

Gareth Bale está siendo más cuestionado que nunca por su rendimiento en el Real Madrid. Ante las numerosas críticas al atacante galés, en las redes sociales ha trascendido una comparativa que destapa que sus números son mejores que los de Zidane y Figo con la camiseta merengue.

El vestuario del Real Madrid, ¿harto de Bale?

Las declaraciones de los capitanes Sergio Ramos y Marcelo sobre los pitos a Gareth Bale dejan entrever cierta falta de respaldo al atacante galés por parte del vestuario. Mientras que se ha defendido a capa y espada a otros jugadores cuando han sido pitados por el Santiago Bernabéu –véase Cristiano Ronaldo– cuando ha sucedido con el ’11’ se ha optado por aquello de que cada palo aguante su vela.

Los capitanes hablan claro respecto a Bale

El público tiene derecho a exigir a todos, es normal, a mí también me han pitado” declaró Marcelo en zona mixta tras el empate frente al Valencia. Sin embargo, las declaraciones más significativas fueron las de Sergio Ramos este lunes: “Cuando te toca no es agradable pero hay que saber vivir con ello. Tienes que irte a casa con la conciencia tranquila por haberlo dado todo. Un toque de atención nunca está de más y todos lo hemos vivido“.

Aunque Bale no fue el único jugador que quedó señalado en el último partido de Liga, la apatía mostrada por el atacante le deja en peor lugar que, por ejemplo, a Benzema, quien hizo todo por buscar el gol sin el acierto necesario en la definición. No es descabellado que ese malestar con el galés expresado por la grada exista también en un vestuario que también exige compromiso.

Manolo Lama carga contra quienes critican a Bale y apunta a una “mano negra”

Manolo Lama ha publicado un polémico tuit en respuesta a las duras críticas contra Gareth Bale por su última actuación ante el Valencia. ¿Se refería el periodista de la Cadena Cope y Gol TV al duro editorial publicado por Pedrerol?

Pedrerol editorial

Pedrerol destroza a Bale en su editorial: “Si ponen 100 kilos no hay que pensárselo, se le vende y se le dice ‘Thank you'”

Josep Pedrerol ha dedicado en ‘Jugones‘ un durísimo editorial a Gareth Bale tras su pobre actuación contra el Valencia, en la que también fue señalado por la afición del Santiago Bernabéu.

Normal que piten a Bale. ¿Dónde estaba? ¿Qué hizo? Nada. La gente empieza a estar cansada. La afición quiere a jugadores comprometidos. A jugadores que se dejen el alma. ¿Qué compromiso ha demostrado Bale desde que llegó? Ninguno ¡Si no habla ni papa de español! Lleva cuatro años y no sabe decir ni buenos días. Nunca se ha integrado. Ni lo ha intentado. Pero eso es lo de menos. La implicación se demuestra en el campo. Corriendo a por un balón. Presionando al contrario. Echándose el equipo a la espalda. Justo lo que hizo ayer Asensio. Justo lo que hizo este chaval de 21 años. Claro que hubo pitos a Bale. A Benzema se le puede criticar por fallar, pero al menos lo intentó. Hay que hablar con Bale seriamente. Y si alguien pone 100 kilos… no hay que pensárselo. Se le vende y se le dice ‘thank you’… porque gracias no lo va a entender“.

 

Las tres vidas de Bale

El Real Madrid trasmite confianza, pero tiene un problema aún por solventar… ¿Qué deben hacer con Bale? Con Cristiano sancionado, Isco en el puesto de Casemiro y Lucas en el banquillo, el galés empezó en el XI inicial ante el Valencia. El encuentro estaba siendo rocambolesco, pero el escaso rendimiento de Gareth no achantó a Zidane, y a falta de 15 minutos para el final cambió al “11” bajo una atronadora pitada. No es la primera vez que el Bernabéu despide al galés bajó la desconcertante sinfonía del silbido. Lo cierto es que el extremo no pasa por su mejor momento, pero este atroz rendimiento no viene de ahora, el futbolista madridista es uno de los iconos más irregulares del último lustro. De posicionarse como futurible a ganar un ‘Balón de Oro’ hasta ser fijo en el banquillo…

Explosión en el Tottenham

Con solo 18 años, éste llamó a la puerta del club inglés y no dejó títere con cabeza: seis temporadas, líder indiscutible y 100 millones en sus arcas. El por entonces lateral izquierdo era la referencia de un equipo que potenciaba sus innumerables cabalgadas por la banda del White Hart Lane. En sus tres primeros encuentros, el actual madridista anotó dos goles ante Fulham y Arsenal, respectivamente. El bagaje de Bale fue demoledor con un total de 60 goles en seis campañas y matizando que hasta la temporada 2010-2011 jugaba de lateral. Su periplo en la Premier hacía augurar que en un porvenir no muy lejano estaría luchando por un ‘Balón de Oro’, una utopía al igual que pueda ser el sustituto de Cristiano.

Seis temporadas, líder indiscutible y 100 millones en sus arcas

Tres temporadas al 80%

Su llegada al Real Madrid en verano de 2013 desencadenó una alegría desmesurada en el seno madridista. Tanto, que muchos posicionaban a Bale como el natural sucesor de Cristiano Ronaldo. El buen debut que tuvo ante el Villarreal, con gol incluido, hizo mella en una hinchada que estaba enamorada del galés, pero que aún esperaba que diese un paso más allá. Cuatro meses después, su gran sprint y posterior tanto ante el FC Barcelona sirvió de indicio para sospechar que por fin mostraría su mejor nivel en todos los encuentros. Sin embargo, esta historia fue repitiéndose hasta llegar a la campaña 2015-2016, momento en el que el jugador se lesiona y nunca más vuelve a ser al de antes.

Dilema: ¿salida o al banquillo?

Los primeros síntomas de su decadencia fueron fruto de sus innumerables lesiones. Pese a no ser un jugador determinante durante los 90 minutos, al menos sí conseguía anotar goles. Un hito, ya sin relevancia, que a medida que las temporadas transcurrían fue perdiendo. Por ejemplo, en la campaña 2015-2016 registra 19 tantos en 31 envites.  Tan solo un año después, en 24 encuentros realiza nueve dianas. La explosión de los Asensio, Isco y Lucas Vázquez ponen al galés contra las cuerdas. Su alto coste por un valor superior a 100 millones de euros hacen impensable que pueda estar una temporada entera en el banquillo, pero la última palabra es de Zidane. El interés del United con una oferta que rondaría los 80-100 millones es una realidad. Habrá que ver si Bale puede recuperar su mejor nivel porque su proceso de decadencia es más que visible.

Bale puede convertirse en la última bomba del verano: ¡el United ofrece 105 M€!

Según publica el ‘Daily Star‘, el Manchester United ha presentado una oferta al Real Madrid por Gareth Bale que asciende a 105 millones de euros. Con el mercado a punto de cerrar, el club ‘red devil’ no se resigna en su viejo sueño por hacerse con los servicios del galés, sobre todo si se tiene en cuenta las horas bajas que el atacante atraviesa actualmente como madridista.

Más cuestionado que nunca

Sin ir más lejos, en el encuentro del domingo ante el Valencia fue pitado por el Santiago Bernabéu. Por si fuera poco, la explosión de Marco Asensio pone más en entredicho que nunca la titularidad del ’11’. En este río revuelto pretende pescar el conjunto de José Mourinho con la que puede ser la última bomba del mercado veraniego.

El Bernabéu señala a Bale con una atronadora pitada

Gareth Bale ha sido uno de los señalados por la grada del Santiago Bernabéu en el encuentro frente al Valencia. Los primeros pitos llegaron en el primer tiempo, cuando el galés falló un pase aparentemente sencillo y la afición blanca le recriminó el error. Sin embargo, el sonido de viento contra el ’11’ fue prácticamente unánime en su sustitución por Lucas Vázquez.

El sorprendente dato que hay tras el gol de Bale en Riazor

Gareth Bale fue una de las varias buenas noticias que el Real Madrid halló en Riazor. El atacante galés fue el encargado de inaugurar el marcador a los 20 minutos aprovechando un doble rechace, por lo que se convirtió en el autor del primer tanto de los blancos en LaLiga por tercera temporada consecutiva. Los dos anteriores precedentes tuvieron lugar en la victoria ante el Betis en 2015 (5-0) y en el triunfo en Anoeta del pasado año (0-3).

Obligado a despertar

Tras una temporada lastrado por las lesiones, Bale está obligado a volver su mejor nivel ante la irrupción de futbolistas como Isco o Asensio. El ’11’ madridista no veía portería en LaLiga desde el pasado 26 de febrero, dato que viene a ilustrar el importante bache que ha atravesado durante los últimos meses. Con su diana y asistencia ante el Dépor espera hacer borrón y cuenta nueva para recuperar el nivel de hace dos cursos, cuando finalizó el campeonato liguero con 19 goles en su cuenta particular.

El United no se olvida de Bale

A falta de 12 días para que expire el mercado estival, muchas son las incógnitas que aún tienen que resolverse. La plantilla blanca parece estar cerrada, pero desde Chamartín son conscientes de que tienen una última oportunidad para completar una operación donde recuperen el dinero invertido por Bale en 2013. El galés no termina de explotar en el Real Madrid y durante esta temporada tampoco se espera que vuelva a recobrar su mejor nivel. Las excesivas lesiones que sufre son su mayor hándicap, a esto hay que añadirle que el estadio de gracia de los Asensio, Isco, Lucas Vázquez y compañía le haría gozar de menos protagonismo. Una tesitura que, evidentemente, rebajaría su precio de mercado de manera notoria de cara al próximo año.

La operación podría rondar los 100 millones de euros

En los primeros días de mercado ya hubo un cierto ‘affaire’ entre el futbolista y el United. De ahí, que José Mourinho acabase diciéndole al oído que si no hablaba no podía hacer nada. El portugués sabía que el agente del futbolista sí había barajado la posibilidad de que su representado aterrizase en Old Trafford. La cosa no se quedó ahí, puesto que las negociaciones entre ambas partes siguieron su curso, pero bajo la idea de que sería fijo para Zidane. Lo cierto es que nadie esperaba que Asensio, Isco y Vázquez volviesen a este gran nivel. Un aliciente que sitúan a Bale en la diana y hace que el Manchester puede aprovecharse de la situación. Al mismo tiempo, los ‘reds’ le harían un flaco favor al club blanco, el mismo que se encuentra ante su última gran oportunidad de percibir una cifra cercana a los 100 millones de euros por el jugador.

¿Quién sería su sustituto?

Durante la anterior temporada, Zidane ya supo adaptarse a estar sin Bale. La excelencia de Isco hizo que la parroquia blanca se olvidase del ‘expreso de Cardiff’, pero ahora la situación es diferente… Y es que en el caso de que el primer miembro de la ‘BBC’ abandone el Santiago Bernabéu, la directiva blanca tiene dos grandes nombres en la agenda: Alexis Sánchez y Hazard. Desde Inglaterra apuntan que el chileno quiere salir del equipo dirigido por Wenger. La tesitura en la que se encuentra Hazard es diferente, las conversaciones entre Madrid y Chelsea ya vienen de lejos por lo que, en caso de vender a Bale,  sería mucho más sencillo completar la operación. Y tú, ¿venderías a Bale?

Once del Real Madrid: Cristiano empieza en el banquillo

Once del Real Madrid para el partido de ida de la Supercopa de España ante el Barça, con una gran sorpresa, Cristiano empieza en el banquillo: Keylor Navas, Marcelo, Sergio Ramos, Varane, Carvajal, Casemiro, Kroos, Kovacic, Isco, Bale y Benzemá.

Igual que en la Supercopa de Europa frente al Manchester United, Zidane repite estrategia con el crack portugués. Esperará su momento desde el banquillo. No quiere forzar a Cristiano Ronaldo, quien no suma todavía ni diez entrenamientos con sus compañeros y sólo ha disputado diez minutos en lo que va de pretemporada. Aunque no dudará en utilizarlo si el partido se complica.

Otra vez con el 4-4-2

Con esta decisión Zidane vuelve a romper la BBC y a dejar el 4-3-3 para mejor ocasión, y en el Camp Nou volverá a plantar el 4-4-2 que tan buenos réditos le está dando con un poblado medio del campo con Casemiro, Kroos, Kovacic e Isco, y con Asensio con posibilidad para darle entrada en la segunda mitad.

El equipo titular ha sido adelantado por el periodista Miguel Díaz de la Cadena Copa en Tiempo de Juego. Falta por conocer el equipo que lucirá Valverde en su primer once oficial.

La estrategia de Zidane para confundir a Mourinho

Contra todo pronóstico parecía que Cristiano Ronaldo iba a ser titular ante el United, sin embargo, Zidane no ha optado por esa opción. El francés ha despistado a todo el mundo centrando la atención en un jugador que empezará el encuentro desde el banco. “Está para jugar”, dijo ayer Zidane en rueda de prensa. Al final ha empleado la táctica de quedarse en el banquillo, situación que presiona a los rivales porque en cualquier momento puede salir a decidir en caso de que el encuentro se ponga cuesta arriba para los intereses blancos. Según se desprende del propio vestuario, el estado de forma de Cristiano Ronaldo es, como siempre, perfecto, y seguramente goce de minutos.  Además, sus galones en el vestidor están fuera de toda duda y, por si fuera poco, todos sus compañeros saben que juegan esta final en gran medida gracias al propio Cristiano y su extraordinaria Champions de la temporada pasada.

Bale y la desestabilización de Mourinho

Sorprendió ayer Mourinho con sus declaraciones sobre Bale, asegurando que si hoy no jugaba de titular está claro que no entra en los planes del Real Madrid para esta temporada y que se plantearían ir a por él. Preguntado sobre ello por la periodista de Atresmedia Susana Guasch, Zinedine Zidane no estuvo del todo acertado, acusándole de intentar desestabilizar ella con sus preguntas al equipo. De esta manera eludió contestar a su homólogo del Manchester United.

De momento no hay novedades al respecto. La norma ha cambiado, y aunque Bale juegue esta noche la final con el Real Madrid, podría disputar la próxima edición de la Champions League con el Manchester United si finalmente decide cambiar de aires.

Mourinho se queda sin Bale

Zidane ha respondido a Mourinho poniendo a Bale de titular. El luso no va de farol cuando abre (varias veces), el melón del fichaje de Bale por el Manchester United. Parece que se ha convertido en su objetivo prioritario, y se está aprovechando del ya eterno debate del decreto de titularidad de la BBC ante la irrupción de jugadores como Isco, Asensio o Lucas Vázquez, eso sin hablar de la posible llegada de Mbappé u otro delantero que refuerce el ataque de Zidane tras la salida de Morata al Chelsea.

Para que el galés cambie de aires tienen que alinearse diferentes intereses: el primero, que el Real Madrid esté dispuesto a vender, que Zidane tenga claro que juega mejor poblando con cuatro hombres el medio del campo que con tres flechas arriba; segundo, que el propio futbolista vea con buenos ojos su salida, después de llevar cuatro temporadas en el Bernabéu donde, a pesar de ser importante, no ha demostrado la condición de súper estrella por la que se fichó; y tercero, que el Manchester United se rasque el bolsillo en un mercado loco, ya que la cláusula de Bale es prohibitiva, cercana a los 500 millones, por lo que el traspaso depende, indudablemente, de una negociación entre clubes.

Sería un favor

Al Real Madrid el Manchester United le haría un favor. Llenaría la caja del equipo blanco, rival directo en la máxima competición internacional, que le permitiría reforzarse y apostar por la que parece será la estrella del futuro, el francés Mbappé, que está como loco por recalar en el Bernabéu y que su mayor reticencia es la carestía de minutos que puede sufrir con la BBC. Además, Bale es un futbolista de cristal, que se lesiona todas las temporadas y no puede competir al 100% en los momentos más decisivos, donde los quilates se deben notar sobre el césped.

Con su salida, el 4-4-2 clásico que mejores resultados le ha dado a Zidane no tendría discusión y podría alternarlo con un 4-3-3 cuando lo viera necesario, porque con Cristiano y Benzema este Real Madrid no va a perder pegada arriba.

Bale acalla los rumores sobre su salida: “Soy feliz en el Madrid”

Gareth Bale habló con claridad sobre su futuro en una entrevista concedida al diario ‘Marca’. El atacante galés acalló los últimos rumores que le situaban lejos del Santiago Bernabéu. “Aún puedo jugar al fútbol muy bien, cuando esté al máximo daré lo mejor otra vez, firmé un contrato largo en el Madrid y soy feliz en este club. Seguro que esta va a ser una gran temporada. Mi plan es ese, marcar goles aquí”, aseguró.

A sus 28 años recién cumplidos, Bale reconoció que las lesiones le pasaron una importante factura durante la temporada pasada y espera que la próxima sea la de su eclosión definitiva. “Voy a intentar hacer mi mejor temporada, por supuesto, como siempre, si me respetan las lesiones haré una gran temporada. Ahora hay que ponerse fuerte para intentar evitar estas lesiones”, señaló.

¿El fin de la BBC?: Zidane promete protagonismo a Mbappé si ficha este verano por el Madrid

El diario ‘L’Equipe’ se hace eco este viernes de una conversación mantenida entre Zinedine Zidane y Kylian Mbappé, en la que el técnico del Real Madrid habría prometido al atacante francés que será protagonista en sus planes y gozará de bastantes minutos si decide fichar por el equipo blanco este mismo verano.

De ser así, y a falta de esclarecerse el futuro de Cristiano, la otrora incuestionable jerarquía de la BBC quedaría tocada y hundida. A la irrupción durante la última temporada de figuras como Isco y Asensio se sumaría la llegada del futbolista más emergente del momento, algo que el viejo tridente muy difícilmente soportará si es que alguno de sus integrantes no cambia antes de aires en los próximos dos meses.

El secreto mejor guardado de Bale para la final de Cardiff

Gareth Bale ha seguido un meticuloso método de recuperación para llegar al partido de su vida. El diario ‘Mirror’ desveló algunos aspectos del programa, entre los que destaca un régimen por el que ha tenido que hacer seis comidas al día. Aunque eso es precisamente lo recomendado por los expertos, se trata de una pauta difícil de seguir para los futbolistas. Como suele suceder en estos casos, la piscina y el gimnasio también formaron parte de su rutina antes de volver a los entrenamientos.

El United, dispuesto a pagar 150M€ por Bale y James

El Manchester United prepara un ambicioso proyecto para la próxima temporada que le permita equiparse a los mejores del continente. Para ello, está dispuesto a llevarse a dos estrellas del Real Madrid cuya situación dista de ser idílica. Según ha publicado el ‘Daily Star’, el club ‘Red Devil’ prepara una oferta conjunta por Gareth Bale y James Rodríguez cuyo montante económico ascendería a 150 millones de euros.

En el caso del galés, cuyas lesiones están lastrando su protagonismo en el conjunto blanco, puede tener un futuro incierto ante la llegada de nuevos fichajes y la progresión de futbolistas como IscoAsenso, por lo que quizá no viera con malos ojos empezar de cero con un regreso a Inglaterra. El colombiano, por su parte, dejó entrever su marcha al ser sustituido el pasado domingo en el encuentro contra el Sevilla.

En ese río pretende pescar el equipo de José Mourinho, el cual participará en la próxima edición de la Champions si logra proclamarse campeón en la final de la Europa League que disputará frente al Ajax el próximo 24 de mayo. Cabe recordar que el Real Madrid pagó en su día 101 millones de euros por Bale  y 75 millones por James.

El dilema más difícil para Zidane puede llegar en Cardiff: ¿Isco o Bale?

La gran virtud de Zinedine Zidane es la misma sombra que le lleva persiguiendo durante toda la temporada. Su capacidad para extraer lo mejor de toda su plantilla le ha puesto también en un compromiso tras otro a la hora de decidir quién juega cada partido. Todo apunta a que Cardiff no sólo no será la excepción, sino que puede ser la decisión mas difícil de todas.

Isco Alarcón protagonizó en el Vicente Calderón la enésima exhibición de la temporada. Lo del malagueño no es una mera cuestión a título individual, sino que todo el equipo agradece su presencia. El 4-1-2-1-2 alineado por el técnico francés en ambos encuentros ha configurado un bloque que transmite mayor sensación de control. Evidentemente, el plan ha funcionado gracias al impresionante nivel exhibido por el mediapunta, quien suma 11 goles y 7 asistencias en 38 partidos disputados entre todas las competiciones, aunque en la mitad de ellos no fue titular.

Bale ha participado en un 47% de los partidos que el Real Madrid ha disputado a lo largo de la temporada

Zidane se verá obligado a elegir entre el plan que le ha llevado hasta donde está o apostar por los galones de la BBC incluyendo a Gareth Bale en el once. El atacante galés está enormemente motivado de cara a la final que se disputará en su ciudad, motivo por el que está trabajando duro para superar su última lesión en el soleo. En el caso de que finalmente esté apto el próximo 3 de junio, el técnico francés tendrá la última palabra. En la decisión también debe pesar la falta de continuidad por la que se ha visto marcada su campaña, pues apenas ha participado en un 47% de los encuentros del Real Madrid aportando 9 goles y 5 asistencias.

Hasta el momento, Zidane se ha mostrado inflexible en su apuesta por el tridente formado por BaleBenzema Cristiano cuando ha dispuesto de ellos en los duelos importantes. El último precedente fue en el Clásico liguero en el Bernabéu, cuando optó por poner al galés de titular pese a llegar al partido entre algodones. Una jugada que salió mal y por la que Zizou fue muy criticado, ya que el ’11’ madridista sufrió una recaída a los 39 minutos de encuentro. La de Cardiff puede ser una circunstancia similar, aunque lo que habrá en juego no admitirá ningún tipo de broma. La Juventus no es la clase de equipo que se caracteriza por perdonar las equivocaciones rivales.

Bale, un calvario sin fin

El resultado no fue la única noticia negativa que dejó el Clásico para el Real Madrid. La lesión de Gareth Bale a la media hora de partido reabre un problema que empieza a parecer eterno. En esta ocasión, fue el gemelo de la pierna izquierda el que mandó al galés a la enfermería. Las pruebas de este martes han dictaminado que sufre una rotura muscular que le tendrá tres semanas en el dique seco, por lo que dice adiós a las semifinales de Champions frente al Atlético, además de los dos próximos duelos ligueros ante DeportivoValencia.

Apenas ha jugado 57 encuentros de los 103 disputados por el Real Madrid en las últimas dos temporadas

El mazazo es evidente para Zinedine Zidane, quien arriesgó alineando al ’11’ tras perderse los dos últimos partidos. En la ida del cruce ante el Bayern Múnich, se resintió de sus molestias en el tobillo derecho del que fue operado el pasado mes de noviembre y por el que estuvo tres meses de baja. Sin embargo, fue el gemelo izquierdo el que dijo basta en esta ocasión, zona en la que también acumula un preocupante historial de lesiones. “Ha trabajado mucho para volver después de la operación en el tobillo. Estaba ilusionado por poder ayudar al equipo en este último tramo de temporada. Ojalá no sea nada”, afirmó el técnico francés en la rueda de prensa posterior al choque.

El calvario de Bale con las lesiones se traduce en una preocupante falta de continuidad, la cual le está impidiendo cumplir las enormes expectativas que generó su fichaje en 2013. En sus últimas dos temporadas como merengue, apenas ha podido disputar 57 encuentros de los 103 jugados por su equipo. Sólo en esta campaña, ya se ha perdido 24 partidos, lo que ha lastrado su rendimiento situándose sus cifras en 9 goles y 5 asistencias. A sus 27 años, está en el momento clave para dar el salto de calidad definitivo. Su esperada explosión no hace más que posponerse por culpa de este sinfín de lesiones.

El ausente y el tapado

El sancionado Neymar Júnior será el gran ausente del Barça para el Clásico, una baja que deja a los culés sin el que estaba siendo su futbolista más desequilibrante y constante en lo que va de 2017. Sin el brasileño, el plan ofensivo habitual del Barça se resiente, por lo que Luis Enrique tiene un difícil desafío por delante para tratar de asaltar el Santiago Bernabéu. Los culés se miran en el espejo de su última salida a Concha Espina, cuando golearon por 0-4 permitiéndose el lujo de empezar con un Messi recién salido de lesión en el banquillo.

Poco tiene que ver aquel Real Madrid de circunstancias con el actual, pero los culés siguen teniendo potencial para sorprender a cualquier rival con el ‘10’ y Luis Suárez en el césped, los dos máximos anotadores del campeonato con 29 y 24 goles respectivamente. Por tanto, puede decirse que no es la pegada blaugrana lo que se resiente, sino su principal vía para generar ocasiones de gol. Y es que el ‘11’ es el máximo asistente de la plantilla entre todas las competiciones con 24 pases de gol y el mejor driblador de LaLiga con una media de seis regates por partido.

El as guardado de Zidane

Mientras que en un lado preocupa la baja de Neymar, en el otro se reservan acerca de las molestias de Gareth Bale. El galés se perdió los dos últimos encuentros del Real Madrid –el último de ellos crucial ente el Bayern–  con tal de apurar todas sus opciones para estar en el Clásico. Zinedine Zidane ha demostrado a lo largo de la temporada que su titularidad es innegociable a poco que esté apto para competir.

De hecho, tal y como reveló el diario Marca, ha estado jugando con leves dolores desde que se recuperó de su lesión en el tobillo derecho, la cual le hizo pasar por el quirófano y permanecer tres meses en el dique seco. Esta serie de circunstancias le han impedido mostrar su mejor nivel, pero en el Real Madrid son conscientes de que vale la pena esperar al mejor Bale. Todo ello a pesar de que los blancos han demostrado contar con fondo de armario suficiente como para no depender del de Cardiff, quien suma siete goles y tres asistencias en LaLiga.

Rumbos paralelos

Tanto Bale como Neymar han tenido una trayectoria en España llena de similitudes. Ambos desembarcaron en dos grandes potencias como Real Madrid y Barça durante el verano de 2013, donde llegaron para secundar a Cristiano Ronaldo y Leo Messi de forma respectiva. No sólo era una cuestión de escudar a las dos grandes figuras del fútbol mundial, sino de que fueran ellos los que cogiesen el testigo a largo plazo.

Pese a todo, ambos han tenido que superar un tiempo de adaptación con mejores y peores momentos, lo que no les ha impedido alzar el título de Liga de Campeones. Aunque el galés lo ha conseguido en dos ocasiones, Neymar puede presumir de dos títulos ligueros, algo que su homólogo madridista todavía no ha logrado. El brasileño también sale ganador si se contabilizan las dianas en el Clásico de cada uno, tres suyas por una de Bale, aunque nadie olvidará ese espectacular tanto del de Cardiff que sirvió para ganar la Copa del Rey en 2014.