Bale Benzema Cristiano BBC Barça Real Madrid

¿Y si la BBC jugara en Kiev?

Lo sucedido en el Camp Nou puede tener repercusión de cara a la final de Kiev. La BBC, que antes del Clásico parecía totalmente postergada, fue titular y demostró que sigue en condiciones de desarmar a cualquier rival. Cristiano Ronaldo era el único que ya estaba fuera de toda duda, quien ni siquiera completó el encuentro al ser sustituido en el descanso, aunque tuvo suficiente tiempo para marcar un gol y sembrar el pánico en el área del Barça. Sin embargo, el verdadero paso al frente llegó por parte de Karim Benzema y Gareth Bale, quienes dieron motivos a Zinedine Zidane para, como mínimo, reconsiderar la posibilidad de recurrir ante el Liverpool a su viejo tridente, avalado también por su experiencia en este tipo de citas.

Las dobles figuras de Benzema: 11 goles y 11 asistencias

El delantero francés, que ya se reivindicó con un doblete ante el Bayern de Múnich, constató su excelente momento de forma con una soberbia actuación. Esta vez no marcó, pero fue clave en los dos tantos de los suyos asistiendo a Cristiano Ronaldo en el primero y arrastrando a un defensor en el segundo. Con 11 dianas y 11 pases de gol entre todas las competiciones, el galo es el único integrante de la plantilla blanca que ha alcanzado las dobles figuras esta campaña. Conociendo la confianza que le profesa Zidane, todo apunta a que de nuevo será titular en la final del próximo 26 de mayo.

Bale, una cuestión de pegada

En el caso de Bale, todo apunta a que tendrá que seguir remando en los tres partidos ligueros que quedan (Sevilla, Celta y Villarreal) para convencer a su técnico. De todos modos, lo mostrado en el Clásico era el primer paso fundamental para tener alguna posibilidad de cambiar su situación de cara a Kiev. El galés fue de menos a más y terminó firmando la acción de la noche con un espectacular disparo de primeras desde la frontal que supuso el 2-2 definitivo. Quizá no es tan constante como Lucas o Asensio, pero sigue teniendo la pegada de los grandes cracks. Sus números están ahí para confirmarlo: 16 tantos y 8 asistencias entre todas las competiciones. Al igual que Benzema, no las tiene todas consigo para continuar en el Real Madrid el próximo curso, pero puede tener una última noche de gloria.

Bale Benzema entrenamiento

La disolución de la BBC

Nadie lo ha confirmado públicamente, pero sólo hace falta comprobar el camino tomado por Zinedine Zidane en sus alineaciones para confirmarlo: la BBC se separa. Los tres hombres que en su día interpretaron la sintonía preferida del Real Madrid toman caminos diferentes. Todo apunta a que Cristiano Ronaldo seguirá al frente, aunque con nuevos socios al lado. Isco Alarcón ya demostró la pasada campaña estar preparado para ocupar el sitio de Gareth Bale. Con el malagueño en la alineación, el conjunto de Zidane experimentó nuevos sonidos que han tenido buena acogida entre sus seguidores. Hace tiempo que los blancos son mejores teniendo la pelota que galopando. La irrupción de Marco Asensio y Lucas Vázquez ha terminado por hacer los demás. El técnico francés cuenta con registros suficientes como para dormir al rival con una balada o, si hay que volver al rock and roll, recurrir a la verticalidad del balear y el gallego.

Bale se borra

Fue precisamente el atacante galés el primero que cayó en gracia. Hace tiempo que dejó de ser insustituible en las citas importantes, como ya se comprobó ante PSG y Juventus. En el Allianz Arena, el mismo escenario que le consagró en las semifinales de 2014, tocó fondo al ni siquiera llegar a calentar. El mensaje que mandó Zidane es inequívoco: si el Real Madrid necesita hacer caja, hay alguien prescindible por quien se puede sacar mucho dinero en verano. Los números no engañan al comprobar los minutos disputados por cada uno de los futbolistas entre todas las competiciones. Por delante del de Cardiff hay hasta 14 jugadores que han contado más para el entrenador galo. Sólo los jóvenes de la plantilla (Theo, Vallejo, Ceballos, etc.) han jugado menos que el ‘11’ en lo que va de campaña.

Ante esta situación, Bale parece resignado, mentalmente fuera del club. Ni siquiera hace ascos a los rumores que le sitúan en otro lugar el próximo curso. El Bayern sólo ha sido uno de los últimos equipos en relacionarse con el galés. “En el fútbol nunca puedes decir nunca. De momento en Madrid juego y disfruto del fútbol. El Bayern tiene un fantástico equipo y en el pasado siempre ha sido uno de los equipos con más éxito de Europa. Que te relacionen con este club es un honor para cualquiera”, señaló el jugador en una entrevista en Sport Bild. Zidane tampoco confirma ni desmiente, una situación que recuerda a la de James Rodríguez el pasado ejercicio. El francés nunca dijo de manera explícita que no contase con el colombiano, pero finalmente terminó poniendo rumbo a Múnich en calidad de cedido.

Karim ya no es intocable

Quien sí parecía irremplazable para Zizou hasta hace bien poco era su compatriota Karim Benzema. Pese a los pobres números del ‘9’, el técnico siempre le defendió a capa y espada e insistió en su titularidad. Sin embargo, los goles del galo han seguido sin llegar y su entrenador puede haber tirado la toalla. Tanto en la vuelta ante la Juventus como en la ida contra el Bayern, el de Lyon se quedó en el banquillo. “Le veo como siempre, de todas formas con lo que se dice igual está sufriendo un poco, a él también le gustaría meter más goles. Entrena bien, está ahí con sus compañeros concentrado. Luego, a él le gustaría marcar más y estar mejor”, reconoció Zidane hace unas semanas sobre el estado de su jugador. Así las cosas, la BBC parece haber quedado definitivamente en un viejo recuerdo.

La Liga Santander - Malaga CF vs Real Madrid

Benzema: “A los grandes jugadores se nos critica”

El delantero del Real Madrid está viviendo una de sus peores temporadas desde su llegada a la capital de España en el verano de 2009. Benzema, acostumbrado a las criticas, ha concedido una entrevista a la revista ‘Vanity Fair’ en la que repasa toda su carrera, la selección francesa, etc.

Qué clase de jugador es: “¿Yo? En el campo pienso mucho. Es como si tuviera un ordenador en la cabeza, antes de tocar el balón necesito ver qué pueden hacer los otros. Y la grada es la grada. Es parte del fútbol”.

Qué piensa de las críticas: “Yo juego al fútbol. Para ayudar a mis compañeros siempre y para ganarlo todo. Lo que no me gusta es que me ataquen cuando juego bien, aunque no marque. Yo juego para esa gente que sé que valora lo que hago en el campo. Los que van al estadio a pitar, pitan. No voy a cambiarlos. A los grandes jugadores siempre se nos critica. Vendemos periódicos. Si hago un partido malo no necesito leer la prensa para saberlo”.

Sobre la BBC: “Ahora resulta que somos malos…”.

En cuanto a su llegada al Real Madrid y cuál es su relación con Florentino Pérez: “Fue un sueño encontrarme con un hombre como él. Tranquilo y muy simpático. Me preguntó si quería jugar en el Madrid y yo le contesté que sí. Le di mi palabra. Y ya está. Está conmigo en los momentos buenos y en los malos. Yo sé que es mi presidente, pero para mí es como de la familia. Lo siento así. Cuando pasó lo de Valbuena, después de pasar un día en la cárcel regresé a Madrid muy triste. Florentino me esperó en Valdebebas y me dio todo su cariño”.

Qué tiene que hacer para volver a jugar con Francia: “¿Yo?, ¿ahora? Nada. Ya tengo 30 años, dos hijos. Yo estoy tranquilo aquí. Si me necesitan, ya saben dónde estoy”.

Cristiano Bale Benzema BBC

El último servicio de la BBC

Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo vuelven a juntarse para buscar la machada europea. Aunque el tiempo no pasa en vano y sus números distan de los de antaño, con 38 goles entre todas las competiciones, Zinedine Zidane confía en los galones de la BBC para sobreponerse a la temporada más dura de los últimos años. Dado el incierto futuro de sus integrantes, todo apunta a que el tridente afronta su última misión, la de ganar la que sería su cuarta Copa de Europa desde que comparten el ataque del Real Madrid.

Desde que juegan juntos, los integrantes de la BBC suman 403 goles

Tras 273 días sin jugar juntos, el conjunto blanco volvió a sintonizar la BBC en el encuentro frente al Deportivo del pasado 21 de enero. La idea no era otra que tenerles a punto para la trascendental cita ante el PSG, un periodo de prueba que ha dejado luces y sombras. Aunque arrasaron frente al cuadro coruñés (7-1) y en su visita a Mestalla (1-4), el empate contra el Levante (2-2) volvió a poner de manifiesto los males que se le achacan al tridente. Su indiscutible pegada (403 goles desde que juegan juntos) contrasta con el hecho de que el equipo pierde equilibrio al prescindir de un cuarto centrocampista. Sólo la implicación defensiva de los tres de arriba puede corregir este defecto en un choque de máxima motivación.

La hora de Bale

Si hay un jugador del que se espera en el ataque del Real Madrid, ese no es otro que el Expreso de Cardiff. Superadas las constantes lesiones que le lastraron durante 2017, el encuentro ante el PSG se presenta como la prueba de fuego para el galés. El madridismo espera que tire del carro como hizo hace dos temporadas y que sea el futbolista que marque diferencias en el ataque. Llega al envite con un bagaje de 9 dianas y 5 asistencias en 19 partidos jugados entre todas las competiciones, lo que le convierte en el segundo hombre de la plantilla que ha participado en más goles sólo superado por Cristiano.

A sus 28 años, es el momento de tomar el testigo del portugués o abandonar. Quienes le conocen bien saben que Bale no ha cejado en su empeño de hacer historia con el club blanco. “Es feliz en el Real Madrid, quiere triunfar. No tiene ninguna duda. Sabe que el entrenador y el club le respetan y quiere mostrar al aficionado de lo que es capaz”, dijo sobre él Ryan Giggs, actuar seleccionador de Gales, en una entrevista reciente para el diario Marca.

Señalado Benzema

Menos fe tiene depositada la grada del Santiago Bernabéu en Benzema, sobre quien ya no existe la división de opiniones que ha sido la tónica de su trayectoria en el Real Madrid. El pulgar abajo al rendimiento del galo es unánime tras una temporada sin apenas goles (seis lleva entre todas las competiciones) ni juego. Todo ello acompañado por una serie de comportamientos fuera del césped difíciles de entender. Igual presume de lujos en las redes sociales tras caer eliminado ante el Leganés que se enfada con Zidane por sustituirlo en Mestalla, precisamente el único que le defiende a estas alturas. No obstante, si por algo se caracteriza el ‘9’ madridista es por ser un futbolista imprevisible, capaz de completar un curso discreto y sacarse una genialidad la noche menos pensada. Si vuelve a pasar de puntillas, sus días como madridista pueden estar contados.

Zidane Real Madrid Valencia

Zidane apela al espíritu de la Undécima

Tras momentos de crisis, a veces se dice que hay que dar un paso atrás para dar dos hacia adelante. La receta es perfectamente aplicable a la situación en la que se ve inmersa el Real Madrid en este momento de la temporada. Tras descarrilar tanto en Liga como en Copa del Rey, Zinedine Zidane busca volver al punto de partida, aquel en el que los blancos comenzaron a hacer historia hace dos temporadas.

Lo ocurrido entonces es de sobra conocido. Un equipo completamente devastado tras el paso de Rafa Benítez, con sus opciones muy mermadas en Liga y protagonista de un ridículo histórico en el torneo del KO por el caso Cheryshev. La llegada del técnico francés en enero de 2016 marcó el comienzo de una recuperación que culminó en la Undécima Copa de Europa. Lo logró sin decisiones revolucionarias, apostando por un reconocible 4-3-3 con la jerarquía de la BBC en el ataque. No hubo grandes movimientos de fichas salvo la entrada de Casemiro en el centro del campo, lo que bastó para que los de Chamartín encontraran el equilibrio y la estabilidad que les hizo campeones en Milán.

Bale debe volver a tirar del carro

Tras aquel éxito, el transcurso de la pasada campaña terminó llevando al Madrid por otros caminos (Isco por Bale en el once y apuesta por el ‘equipo B’) con los que alcanzó la excelencia, los mismos que ahora se han mostrado sin salida. Ante la duda, el entrenador galo ha vuelto a lo más básico y a la que en el fondo siempre fue su principal apuesta. Los blancos se encomiendan a la BBC y, sobre todo, a la figura de un Gareth Bale que está llamado a ser el jugador que marque diferencias. Fue precisamente en aquel 2016 cuando el galés alcanzó su mejor versión como madridista y tiró del carro, lo mismo que se espera de él en el presente.

Y por el presente se entiende sobre todo la Champions y la eliminatoria ante el PSG. No es ningún secreto que la vista del cuadro merengue está puesta en el cruce contra el temido equipo de Neymar, Cavani, Mbappé y compañía. Como sucediera en las primeras semanas tras su llegada, el plan de Zidane contempla una minipretemporada para que sus jugadores llegan a tope para la trascendental cita en la máxima competición europea. Entre tanto, esperan dos exámenes frente a Levante y Real Sociedad en los que el Real Madrid espera seguir recuperando sensaciones. De lo que no cabe duda es de que nada moverá a Zidane de su plan salvo motivos de fuerza mayor (entiéndase lesiones). Volverá a triunfar o morirá con la misma idea con la que todo empezó hace dos años.

Paulinho Barça

Paulinho: de la burla a dejar en ridículo a la BBC

Paulinho ratificó en Butarque una vez más que ha sido un fichaje mucho más útil para el Barça que lo que muchos esperaban en verano, cuando se convirtió en el centro de las burlas sin ni siquiera haber debutado con el equipo blaugrana.

El brasileño no sólo ha aportado cualidades distintas a la medular culé, sino que sus guarismos goleadores están resultando gratamente sorprendentes con cuatro dianas en lo que va de Liga. Sin ir más lejos, la misma cifra que en este momento suman entre los tres integrantes de la BBC, una morbosa comparación que permite sacar pecho al centrocampista llegado del Guangzhou Evergrande.

La insólita comparativa estadística entre Paulinho y la BBC

Goles Minutos Minutos/gol Disparos Acierto
Paulinho 4 410′ 103′ 11 36,4%
BBC 4 1672′ 418′ 87 4,6%
Bale Real Madrid vs Manchester City

¿Quiere el Real Madrid deshacerse de Bale?

El diario ‘Marca‘ informa de que Gareth Bale no tiene pensado moverse del Real Madrid, quien “sólo tiene en mente triunfar con el equipo blanco”. Sin embargo, otra cosa bien distinta es lo que piense el club al respecto si se confirma la llegada de Kylian Mbappé, quien podría convertirse en el fichaje más caro de la historia. En el caso de que así sea, relegar al banquillo a un jugador con semejante cotización no parece la mejor opción, por lo que habría que prescindir de alguno de los atacantes titulares.

Y el galés es el mejor posicionado, quien no ha terminado de gozar de continuidad en sus cuatro temporadas en Madrid debido a las lesiones y por el que el Manchester United estaría muy interesado según publicó el ‘Manchester Evening News‘. “Las esperanzas del United de fichar a Bale se acrecientan ante el interés del Madrid en ganar al City la batalla por Mbappé”, afirmó el rotativo inglés.

Zidane dejó entrever que hay algo

La pista más evidente de que el club podría estar planteándose la venta de Bale la dio Zinedine Zidane al término del partido de pretemporada que enfrentó al Real Madrid contra el Manchester City. Cuando se esperaba que el francés evitara pisar charcos garantizando la continuidad de la BBC, el técnico dejó entrever la posible salida de alguno de los integrantes del tridente ofensivo blanco. “Ojalá la BBC se quede esta temporada. Ojalá se queden todos. Yo quiero que se queden todos los que están aquí, pero hasta el 31 de agosto puede pasar de todo“, señaló.

¿El fin de la BBC?: Zidane promete protagonismo a Mbappé si ficha este verano por el Madrid

El diario ‘L’Equipe’ se hace eco este viernes de una conversación mantenida entre Zinedine Zidane y Kylian Mbappé, en la que el técnico del Real Madrid habría prometido al atacante francés que será protagonista en sus planes y gozará de bastantes minutos si decide fichar por el equipo blanco este mismo verano.

De ser así, y a falta de esclarecerse el futuro de Cristiano, la otrora incuestionable jerarquía de la BBC quedaría tocada y hundida. A la irrupción durante la última temporada de figuras como Isco y Asensio se sumaría la llegada del futbolista más emergente del momento, algo que el viejo tridente muy difícilmente soportará si es que alguno de sus integrantes no cambia antes de aires en los próximos dos meses.

El Real Madrid sale avisado de San Paolo

El Real Madrid consiguió la clasificación para los cuartos de final de Champions, aunque para ello tuvo que sufrir más de la cuenta hasta que Sergio Ramos protagonizó una de sus heroicas apariciones. El hecho de seguir adelante en la máxima competición europea también supone que los blancos todavía están a tiempo de subsanar ciertos errores. De no hacerlo, puede que lo terminen pagando en una hipotética eliminatoria frente a un equipo de primer rango.

Recibió 11 remates en el primer tiempo, su récord esta temporada

La primera parte en San Paolo enseñó las debilidades que atesora el conjunto de Zinedine Zidane, el cual fue claramente superado con 1-0 al descanso y perdonando Mertens el segundo tanto tras un disparo a la madera. El mal juego de los blancos reavivó el debate sobre la conveniencia de jugar con la BBC (como fue en este caso) o si el equipo necesita un centrocampista más para tener el control de los partidos. Las estadísticas en los primeros 45 minutos fueron rotundas, ya que el cuadro madridista recibió nada menos que 11 remates, su récord de la temporada en dicho tramo de partido.

Zidane prefirió obviar el primer tiempo ante los medios

Tras finalizar el encuentro, Zidane optó por no hacer hincapié en ese mal primer tiempo de su equipo y se ciñó al resultado: “Hemos ganado y ya está. 3-1, 3-1 y ya está. Estamos jugando bien. Luego, no podemos jugar 90 minutos bien, está claro y más en un campo difícil como este. Sabíamos que la primera parte iban a meter presión y es lo que hicieron. Nosotros jugamos bien. ¿Lo podemos hacer mejor? Sí.”, comentó.

Cuesta creer que el técnico francés esté contento con la peor cara que mostraron los suyos. Pese a no hablar mucho sobre ello, se lleva una advertencia de lo ocurrido en San Paolo. De él dependerá que ésta no se llegue a cumplir, ya que el margen de error disminuye según se pasan las eliminatorias, mientras que la situación en LaLiga tampoco permite relajación.