Cristobal Soria pide Perdón

Cristóbal Soria pide perdón a Casilla por decir que quiso pegar a Zidane

El tertuliano de ‘El Chiringuito‘ Cristóbal Soria ha rectificado y pedido perdón al portero del Real Madrid Kiko Casilla. Soria afirmó que Kiko Casilla quiso pegar a Zidane por poner a su hijo Luca en lugar de a él en el último partido de Liga. El portero catalán habría cobrado 600.000 € en caso de haber jugado, siempre según Cristóbal Soria.

Kiko Casilla no tardó en reaccionar, y no dudó en amenazar al exdelegado del Sevilla con denunciarle si no rectificaba su información. Un día después, Soria, se ha echado para atrás y matizado sus declaraciones, a pesar de reconocer que la información le llegó procedente de dos fuentes de dentro del vestuario.

 

Cristóbal Soria Casilla Zidane

Cristóbal Soria asegura que Casilla quiso agredir a Zidane

Cristóbal Soria aseguró en El Chiringuito que la titularidad de Luca Zidane en la última jornada de LaLiga en Villarreal provocó que Kiko Casilla fuese a por Zinedine Zidane y tuviera que ser sujetado por sus compañeros. Al parecer, el guardameta optaba a una prima de 600.000 euros en caso de disputar el choque, motivo por el que su inesperada suplencia habría desencadenado su enorme enfado.

Cristiano Ronaldo Zidane

Los jugadores cuyo futuro puede verse afectado por la salida de Zidane

Si la situación de varios futbolistas del Real Madrid ya era de incertidumbre, el inesperado adiós de Zinedine Zidane termina por poner patas arriba el vestuario. Jugadores que apuntaban a su salida pueden terminar quedándose y viceversa. En un verano en el que se esperaba revolución, prácticamente la mitad de la plantilla queda a expensas del nuevo técnico que esté por llegar.

Incertidumbre para la BBC

Entre todos estos casos, sobre todo destacan los de los tres integrantes de la BBC. Como es sabido, el futuro de Cristiano Ronaldo ya permanecía en el aire tras sus explosivas declaraciones en Kiev. La marcha del de Marsella añade más incertidumbre sobre su continuidad, pues ha sido uno de los técnicos con los que ha tenido mejor química a lo largo de su carrera. Logró convencerle de que tenía que dosificarse para las citas importantes y diseñó para él un nuevo rol como finalizador que le ha relanzado pasada la treintena. Si el de Madeira ya tenía dudas, éstas sólo pueden haber aumentado.

Exactamente lo contrario sucede con Gareth Bale, un futbolista que tras la final de Champions también dejó entrever una posible salida del club ante la necesidad de “jugar todas las semanas”. Sabía que con Zizou eso iba a ser muy complicado, pero la llegada de otro técnico puede dar un giro total a su situación. Por si fuera poco, llega de ser el héroe de la Decimotercera y ha recuperado su mejor forma tras varios meses sin lesionarse. Menos optimista pinta el panorama para Karim Benzema, quien llegó a gozar de cierta inmunidad con el entrenador galo que difícilmente pueda volver a tener con cualquier otro técnico. A su favor juega que también tuvo un papel decisivo en la consecución de la última Copa de Europa.

Los porteros y los secundarios

Si hay otra posición que queda muy tocada por el adiós de Zidane, esa es sin duda la portería. La dirección del Real Madrid ya tenía en este puesto una de sus prioridades para reforzarse, algo que no sucedió en invierno por la obstinación del técnico en dar marcha atrás a la llegada de Kepa Arrizabalaga. Tras los últimos acontecimientos, ni Keylor Navas ni Kiko Casilla ni Luca Zidane las tienen todas consigo para continuar el próximo ejercicio.

En el limbo también se encuentra el sector de jugadores jóvenes de la plantilla que tuvieron un papel completamente secundario durante el pasado curso. Son los casos de Jesús Vallejo, Theo Hernández, Achraf Hakimi, Marcos Llorente, Dani Ceballos y Borja Mayoral. Para ellos, el relevo en el banquillo puede suponer el golpe definitivo o una nueva oportunidad, pues ninguno tenía su continuidad asegurada.

Embrollo en la portería del Madrid: El vestuario respalda a Keylor ante el fichaje de De Gea

El excelente final de temporada de Keylor Navas hace que el fichaje de De Gea por el Real Madrid se tambalee. Según el diario Marca, el vestuario ha pedido a Florentino Pérez que el costarricense continúe la próxima campaña para que pueda competir por un puesto con Kiko Casilla o con el próximo refuerzo que llegue para la portería.

Aunque el arquero madridista llegó a parecer sentenciado en sus peores meses, ha volteado la situación a base de grandes actuaciones que han sido decisivas en los títulos de Liga y Champions. Fue en esos momentos difíciles cuando pesos pesados como Sergio Ramos y el técnico Zinedine Zidane continuaron respaldando al tico contra viento y marea. Ahora son ellos los que tienen argumentos para presionar exigiendo su continuidad.

El Real Madrid tiene un complicado dilema, dado lo inviable de mantener a sus dos actuales porteros más la llegada de un tercero del nivel de De Gea. En este sentido, hay que resaltar también el papel de Casilla, suplente habitual que ha cumplido con creces en el césped (llegó a pedirse su titularidad en los peores momentos de Keylor) y que también ha sumado en el vestuario, algo muy digno de valorar en una situación que no todos aceptan. El club debe elegir entre la dolorosa decisión de deshacerse de uno o dar marcha atrás a la llegada del meta del United, cuyo fichaje es también una cuestión de orgullo tras lo ocurrido hace dos años.

Los frentes abiertos que Zidane debe resolver

Las derrotas contra Sevilla y Celta han destapado una situación en el Real Madrid que ya no es tan idílica como hace una semana. A Zinedine Zidane se le han abierto varios frentes que debe resolver para volver a encauzar el rumbo del equipo.

Bloqueo mental

Después de 9 meses sin conocer la derrota, a los blancos se les hace más complicado digerir los malos resultados. Al término del partido de Copa, tanto Zidane como sus jugadores apuntaron a que el problema es más mental que físico: “Tras perder se descansa peor y se recupera peor. No hicimos las cosas como las preparamos, no tuvimos intensidad. Físicamente entramos mal en el partido, pero no estamos mal físicamente. En la cabeza sí ha sido dura la derrota contra el Sevilla”, reconoció el técnico francés.

El cansancio de algunos jugadores

Pese a lo comentado por entrenador y futbolistas, sí se aprecian síntomas de cansancio físico en algunos jugadores. Aunque Zidane ha cuidado todo lo que ha podido este aspecto, hombres como Marcelo, sin un relevo de garantías en la plantilla, están acusando la carga de minutos. Esa falta de fuelle también se ha apreciado en el caso de Toni Kroos, el tercer jugador con más minutos esta temporada pese a que estuvo un mes lesionado.

El problema del lateral derecho

La baja de Carvajal para tres o cuatro semanas es una de las más sensibles que el equipo podía sufrir. El problema quedó patente frente al Celta, con un Danilo que de nuevo terminó pitado por su afición. Zidane debe decidir entre seguir apostado por el brasileño o buscar una alternativa como puede ser Nacho, un futbolista que se ajusta a cualquier posición en la defensa.

Dudas en la portería

El partido del Pizjuán evidenció una vez más que Keylor Navas se encuentra lejos de su mejor nivel. La situación tampoco mejoró excesivamente con Casilla en Copa. El debate en la portería no ayuda a ninguno de los dos guardametas. Por lo dicho ante los medios, todo apunta a que el técnico madridista seguirá apostando por el costarricense como titular. De ser así, se antoja necesario que el arquero recupere la confianza que mostró la temporada pasada.

Poco queda de la BBC

Un cúmulo de factores ha provocado que el ataque de gala del equipo de Zidane se encuentro minado actualmente. Con Bale ausente desde noviembre, todo el peso en el ataque ha recaído sobre Cristiano y Benzema. El portugués ha encadenado dos pobres actuaciones que abren algún interrogante sobre su actual estado de forma, mientras que el francés simplemente ha mostrado su versión más indolente.

Los cinco ejemplos a seguir por Odegaard

Odegaard ha hecho las maletas en este mercado de invierno para continuar madurando en el Heerenveen de la Eredivisie holandesa, donde jugará en calidad de cedido durante 18 meses. Atrás quedan sus primeros dos años como jugador blanco, en los que ha completado 62 partidos con el Castilla y alguna aparición puntual con el primer equipo. Si tiene la intención de aprovechar la experiencia para mejorar, volver y triunfar como madridista, en la actual plantilla del Real Madrid tiene cinco buenos ejemplos en los que fijarse.

Dani Carvajal

El ‘2’ madridista pasó por todos los escalafones del club desde la categoría de alevín. Tras apuntar maneras ascendiendo con el Castilla en 2012, el club decidió traspasarle al Bayer Leverkusen para no frenar su evolución. La apuesta no pudo salir mejor, ya que Carvajal firmó un espectacular año en la Bundesliga (8 asistencias en 36 partidos y aparición en el once ideal del torneo). El Real Madrid ejerció la opción de recompra sobre el lateral, que regresó a casa para definitivamente quedarse.

Carlos Henrique Casemiro

El brasileño recaló en Concha Espina en 2013 procedente del Sao Paulo como una apuesta de futuro. Tras insinuar su gran potencial en actuaciones como la del Signa Iduna Park en 2014, fue cedido al Oporto, donde terminó de hacerse como jugador. Su rendimiento fue tal (41 partidos, 4 goles, 3 asistencias) que el conjunto portugués hizo lo posible por retenerlo, pero en el Real Madrid tuvieron claro que ya estaba preparado para asumir responsabilidades importantes. Y así ha sido desde el curso pasado hasta hoy.

Lucas Vázquez

El gallego ingresó en el club como juvenil y pronto se destapó como una de las grandes promesas del Castilla. El Real Madrid decidió cederlo al Espanyol para que se forjara al máximo nivel. Le bastó una temporada como periquito (39 partidos, 4 goles, 7 asistencias) para demostrar que podía dar el salto definitivo al conjunto madridista. Éste se produjo durante la temporada pasada, en la que se fue ganando un lugar importante en los planes de Benítez y más tarde Zidane a base de constancia y buenas actuaciones.

Kiko Casilla

Su caso es distinto al de otros por ser un viaje de ida y vuelta más largo de lo habitual. Criado como guardameta de futuro en las categorías inferiores, tuvo que poner rumbo al Espanyol para buscar más oportunidades. Incluso como jugador propiedad de la entidad perica tuvo que salir cedido al Cádiz y al Cartagena para ganar experiencia. Desde 2012 se consolidó en la portería blanquiazul con grandes actuaciones, hasta el punto de que el equipo que lo formó decidió traerlo de vuelta en 2015.

Álvaro Morata

Entre 2010 y 2014 despuntó en el Castilla y apuntó maneras en sus apariciones con el primer equipo. Ante las dificultades para gozar de los minutos necesarios para un jugador de su proyección, fue traspasado a la Juventus. En Italia logró convertirse en uno de los hombres más determinantes de la ‘Vecchia Signora’ con 27 goles y 19 asistencias en dos años. Su nivel no pasó desapercibido para el Real Madrid, que lo recompró el pasado verano.