Cristiano tuvo que salir por la noche a pedir silencio a los aficionados de Irán

Portugal e Irán se juegan a las 20:00 horas el pase a los octavos de final del Mundial y los aficionados iraníes lo han tomado como una “guerra” nacional. Un grupo numeroso de hinchas fue al hotel de concentración de Portugal en Saransk para hacer ruido y evitar el buen descanso de los portugueses. La cosa llegó a tal punto que Cristiano Ronaldo tuvo que salir de su habitación a pedir silencio a los aficionados,  tal y como captaron unas imágenes de la Radio-Televisión Portuguesa TP1.