Triquiñuela surrealista en la Copa Libertadores

Buscar cualquier tipo de ventaja puede marcar la diferencia en el fútbol. Sin embargo, hay veces que se puede llegar demasiado lejos, como ocurrió en la acción protagonizada por Julio Irrazábal, jugador del Deportivo Capiatá de Paraguay, durante un encuentro de Copa Libertadores frente al Atlético Paranaense de Brasil. El futbolista aprovechó el juego parado y la distracción de un rival para desatarle los cordones. Esta triquiñuela no pudo evitar la victoria de los visitantes por 0-1.