Simeone celebración Europa League Atleti

Un título que revitaliza al Cholismo

No es el mero hecho de ganar el título. Esta Europa League supone para el Atlético algo más. Tras la celebración, jugadores y técnico coincidieron: han vuelto y van a por más. En un equipo que se ha acostumbrado a ganar títulos, cuatro años desde la Supercopa de España se habían hecho demasiado largos. Necesitaban volver a tocar metal para creérselo. Los de Diego Pablo Simeone han tomado impulso y están en disposición de aspirar a cotas mayores. “Había el sentido de confirmar que en la vida uno tiene que insistir. La única manera de volver a ganar es insistiendo. Perdimos una final faltando dos minutos, otra en los penaltis y el equipo se volvió a levantar. Estos chicos son la historia viviente del Atlético de Madrid. Son ocho años maravillosos”, señaló el técnico argentino en sala de prensa.

Un mensaje de ambición en el que también incidió Fernando Torres, pese a que ya no estará la temporada que viene. “Esto no es un título, es muchísimo más, el comienzo de algo más grande”, señaló El Niño. Sin duda, es en jóvenes como Saúl Ñíguez en quienes se confía para que el Cholismo pueda renovarse sin perder su esencia ganadora. “Cuando los aficionados dicen que nunca dejes de creer o que volveremos, la verdad es que así, nosotros nunca dejamos de creer y a pesar la final de Milán o de la eliminación en la Liga de Campeones el equipo no se vino abajo y como siempre volvimos“, indicó el centrocampista.

Simeone puede hacer aún más historia en la Supercopa de Europa

Por lo pronto, si los rojiblancos siguen con hambre, les espera otra final el próximo 15 de agosto en Tallin, la de la Supercopa de Europa. Al igual que les sucede con la Europa League, su historial, aunque corto, es una garantía en esta competición, donde ya se derrotó con suficiencia al Inter en 2010 (2-0) y al Chelsea en 2012 (4-1). Falta por conocer el adversario: un club amigo como el Liverpool o el eterno rival y bestia negra en Europa, el Real Madrid. Sea quién sea, el próximo curso comenzará fuerte. Tras igualar el récord de Luis Aragonés como entrenador del Atlético con más títulos, un total de seis, tendrá dentro de tres meses la oportunidad de superar al Sabio de Hortaleza.

Simeone Mono Burgos

Esta final se gana con el Mono

La épica batalla de Londres se saldó con importantes daños colaterales. El polémico arbitraje del francés Clément Turpin, quien mostró la roja a Vrsaljko a los diez minutos de partido, desató la ira de Diego Pablo Simeone. El técnico argentino también terminó expulsado por insultar gravemente al colegiado francés, por lo que no pudo sentarse en el banquillo del Atlético en la vuelta de semifinales de la Europa League ni tampoco podrá en la final de este miércoles, tal y como ya ha ratificado el TAS al denegar la cautelar. La importante responsabilidad de guiar al conjunto colchonero hacia el título desde el banquillo recae sobre su carismático segundo entrenador, Germán ‘Mono’ Burgos.

No es la primera vez que el exguardameta tomas las riendas, pues hay que recordar que Simeone ha sido expulsado hasta seis veces durante su etapa en el Atlético. El historial del lugarteniente del Cholo en este tipo de circunstancias es una garantía, el cual incluso contempla una victoria en el Santiago Bernabéu (1-2) en el derbi liguero de la temporada 2014-15. En Londres, tras quedarse solo en el banquillo, fue capaz de reconducir la situación en medio de la adversidad, mientras que en el Wanda Metropolitano completó la faena sin que hubiera que echar en falta la presencia de Simeone.

Confianza absoluta en el segundo del Cholo

El de Mar del Plata parece sobradamente preparado, con una incidencia fundamental en los éxitos deportivos que ha vivido el club durante los últimos años, aunque los focos rara vez apunten a él. “Yo necesito de un pesimista a mi lado para vivir, soy un optimista nato. No puedo llevarme por emociones de jugadas. Yo estoy pensando, anotando, no me puedo llevar por la emoción. El Cholo tiene una manera de vivirlo en la que salta, patea, hace así con la gente. Yo tengo que complementar eso, el arquero tiene que ser frío”, reconoció sobre su labor en el banquillo en una entrevista para el diario El Mundo.

Simeone, quien vivirá el duelo desde la grada, ya ha expresado su total confianza en su segundo entrenador de cara a la final. “Lo hemos vivido ya contra el Arsenal, donde Germán estuvo delante del equipo. Más allá de la tristeza que me genera no poder estar en esta final, me ampara una gran sensibilidad con Germán. Nos conocemos desde hace una vida, tenemos sentimientos similares y entendemos el fútbol de la misma manera. Todo lo que salga de su cabeza estará en la mía y habrá transmisiones”, señaló al respecto. Nadie mejor que el Mono para ejercer de Cholo.

Diego Costa Godin Atlético

Máster en finales

Si hay un aval con el que cuenta este Atlético para medirse al Marsella, es la experiencia en finales que ha acumulado durante los últimos años. Desde que llegó Simeone, ha disputado nada menos que siete, cuatro de ellas europeas. El bagaje en estos enfrentamientos es favorable al equipo rojiblanco, que siempre compite en este tipo de partidos. Sólo se le escaparon las dos finales de Champions perdidas ante el Real Madrid (una en la prórroga y otra en los penaltis) y la Supercopa de España de 2013 contra el Barça (1-1 en el Calderón y 0-0 en el Camp Nou). En la Europa League, los precedentes son todavía más optimistas.

Con Quique empezó todo

El idilio de los colchoneros con esta competición comenzó hace ocho años, cuando lograron volver a levantar un título 14 años después del Doblete. Aunque no ha pasado tanto tiempo, aquel equipo era muy diferente al actual, todavía lejos de consagrarse entre los grandes de Europa. Quique Sánchez Flores fue desde el banquillo el artífice del éxito que abrió paso a todos los que vinieron después. El Fulham inglés fue el rival de aquella final que hubo que ganar en la prórroga. Diego Forlán adelantó al Atlético a los 32 minutos, tanto al que el conjunto londinense respondió inmediatamente con el empate marcado por Simon Davies. Aunque los rojiblancos fueron superiores a lo largo del choque, el gol de la victoria no llegó hasta los 116 minutos, cuando de nuevo el delantero uruguayo culminó una gran jugada del Kun Agüero.

Tres meses después, los de Quique también conquistaron la Supercopa de Europa al derrotar por 2-0 a todo un Inter que venía de conseguir un triplete en la anterior campaña. José Antonio Reyes y Agüero marcaron en el segundo tiempo para un Atlético que venció con total rotundidad. Parecía que el equipo colchonero no se iba a ver en otra igual en mucho tiempo, pero entonces llegó Simeone en 2012 para iniciar su etapa de esplendor ganando la segunda Europa League. En esta ocasión, el partido fue en Bucarest y el rival fue el Athletic Club. Los del Cholo ya demostraron entonces lo importante que es la experiencia en esta clase de encuentros imponiéndose con un contundente 3-0. Radamel Falcao por partida doble y Diego Ribas marcaron los goles en un duelo que tuvo claro dominador de principio a fin.

Triunfos inapelables

Ese mismo año, el cuadro rojiblanco volvió a hacer gala de su poso como finalista arrollando al Chelsea en la Supercopa de Europa. Radamel Falcao, con un ‘hat-trick’, y Joao Miranda reflejaron en el marcador lo que pasó sobre el césped del Estadio Louis II de Mónaco. Gary Cahill marcó el de la honra para los suyos poniendo el definitivo 1-4. Sin embargo, lo mejor todavía estaba por llegar. Los de Simeone vencieron por 1-2 al Real Madrid en la final de Copa de 2013 disputada en el Santiago Bernabéu, poniendo además fin a una maldición de 13 años sin ganar un derbi. Diego Costa igualó el tanto inicial de Cristiano Ronaldo y Miranda decidió en la prórroga. Los blancos volvieron a ser el rival en la última final ganada por los colchoneros en 2014, cuando se llevaron la Supercopa de España tras empatar 1-1 en el Bernabéu e imponerse por 1-0 en el Calderón con gol de Mario Mandzukic. Cuatro años después, toca ganar otra en Lyon.

Simeone rueda prensa Europa League

Cholo contra el mundo

Si el Atlético acaba conquistando la Europa League, sólo quedará quitarse el sombrero una vez más ante Diego Pablo Simeone. El técnico argentino puede sobreponerse con un título a la temporada más difícil desde su llegada al banquillo rojiblanco, en la que ha sido víctima de un cúmulo de despropósitos.

 

Sin fichajes hasta enero

Sin ni siquiera empezar la campaña, el equipo colchonero partió ya con un problema que no era baladí. La sanción de la FIFA no permitió incorporar a Diego Costa y Vitolo hasta el mes de enero. Algo que también condicionó la planificación de la plantilla obligando a retener a jugadores veteranos y a otros que en circunstancias normales no hubieran continuado.

 

La adaptación al Metropolitano

La incertidumbre en torno a la mudanza al nuevo estadio fue otro de los aspectos que más inquietó al inicio del curso. La sombra del viejo y añorado Vicente Calderón se hizo larga en pinchazos que acabaron saliendo caros como los protagonizados contra Chelsea y Qarabag. No obstante, los del Cholo han conseguido recuperar la fortaleza en casa, como han demostrado en esta Europa League.

 

El varapalo en Champions

De adversidades como las citadas anteriormente derivó la mayor catástrofe que ha vivido el Atlético este ejercicio, la inesperada eliminación en fase de grupos de la Liga de Campeones. Tras cuatro años en los que el conjunto rojiblanco siempre llegó al menos hasta los cuartos de final del torneo, el batacazo fue mayúsculo. Simeone puede enmendarlo con el título de Europa League.

 

La fuga de invierno

Al Cholo tampoco le han puesto fáciles las cosas en su propio club. Cuando parecía que el Atlético al fin disponía de un equipo competitivo con la llegada de los refuerzos, realmente lo más duro estaba por llegar. Las salidas de Carrasco, Gaitán, Moyá, Augusto y Vietto dejaron un plantel demasiado corto de efectivos para compaginar dos competiciones.

 

Masacrado por las lesiones

Si al problema citado anteriormente se le suma una plaga como la que han vivido los colchoneros esta campaña, la mezcla puede resultar nefasta. Entre todos los jugadores, suman hasta 38 lesiones a lo largo del curso. Sólo Koke, Saúl, Torres, Correa y Werner pueden presumir de no haber sufrido ningún percance en lo que va de competición.

 

Sancionado para la final

El colegiado francés Clément Turpin fue otro de los obstáculos con los que Simeone topó. La temprana roja a Vrsaljko en el Emirates Stadium provocó que el argentino perdiera los papeles y fuera también expulsado. Ni por esas descarriló el Atlético, aunque el Cholo tampoco podrá sentarse en el banquillo en la final de Lyon al ser castigado con cuatro partidos de suspensión.

 

El lío con Griezmann

Tampoco ha habido paz para el Atlético en los días previos a la final. Las últimas informaciones que sitúan a Griezmann en el Barça a partir de la próxima temporada han enturbiado el ambiente de cara a la cita afectando a la gran estrella del equipo. Aunque el ruido ha sido constante durante el último año, la bomba ha terminado por explotar en el peor momento posible.

 

Día menos de descanso

Cuando parecía que ya no podían conjugarse más elementos en contra, los horarios de LaLiga han echado más sal a la herida. Y es que los rojiblancos han tenido un día menos que el Marsella para preparar la final, ya que los franceses jugaron su correspondiente partido liguero el pasado viernes. “Nos quedan sólo cuatro días, cuatro…”, llegó a quejarse el Cholo en sala de prensa.

Simeone

¿Es el Atleti de Simeone el mejor de la historia?

Ocho finales en siete años, que se dice pronto: dos de Europa League, una de Supercopa de Europa, dos de Champions, una de Copa del Rey y dos de Supercopa de España. Si el Atlético se proclama campeón el próximo 16 de mayo, serán seis títulos levantados durante este periplo. Lo que Diego Pablo Simeone ha conseguido desde su llegada no tiene parangón en los 115 años de vida del club. Por si fuera poco, en la era de Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Quién sabe cuánto podría haber crecido el palmarés de los rojiblancos de no haber tenido que competir contra los dos astros y esas dos máquinas de levantar trofeos que también son Real Madrid y Barça.

Cinco de las once finales europeas del Atleti han sido con Simeone

Pese a todo, el equipo colchonero ha logrado hacerse un hueco en la aristocracia europea, y ese es probablemente el mayor logro del técnico argentino. Con la de Lyon, serán once finales europeas las que habrá disputado el club a lo largo de su historia. Cinco de ellas ya han tenido lugar bajo el ‘Cholismo’ o, lo que es lo mismo, la época dorada del Atlético. Parecía que el declive podía comenzar con la temprana eliminación en Champions, y resulta que la historia puede acabar con otro trofeo más en las vitrinas. Señal de los tiempos de estabilidad que atraviesa la entidad, afianzada en el éxito como nunca antes.

La década prodigiosa

Los aficionados rojiblancos no han ganado para alegrías durante la presente década. Y es que no hay que olvidar que Quique Sánchez Flores abrió el paso en 2010 con la conquista de la primera Europa League y de la Supercopa de Europa, además de una final de Copa del Rey perdida ante el Sevilla. El balance total de la década es de once finales y la posibilidad de conquistar ocho títulos, la mejor de la historia del club sin todavía haber terminado. El mérito es aún mayor teniendo en cuenta que los colchoneros venían de superar su etapa más negra. Lejos, muy lejos, quedan el descenso, la leyenda de El Pupas o los niños preguntándose por qué son del Atleti.

Así transcurrieron las últimas cinco décadas del Atlético

Años 60: cinco títulos (una Liga, tres Copas, una Recopa) y seis finales (cuatro de Copa y dos de Recopa)

Años 70: seis títulos (tres ligas, dos Copas y una Intercontinental) y cinco finales (tres de Copa, una de Copa de Europa y una Intercontinental)

Años 80: dos títulos (una Copa y una Supercopa de España) y seis finales (dos de Copa, dos de Copa de la Liga, una de Supercopa de España y una de Recopa)

Años 90: cuatro títulos (tres Copas y una Liga) y siete finales (cuatro de Copa y tres de Supercopa de España)

Años 2000: ningún título y una final (de Copa)

Atleti Arsenal Griezmann

El Atleti nunca deja de creer

El Atlético sacó un 1-1 del Emirates Stadium que vale puro oro, un resultado que da alas a los rojiblancos para alcanzar la final de Lyon. Con un hombre menos y sin Simeone desde el inicio del choque, resistieron heroicamente y se sobrepusieron al gol de Lacazette con un tanto de Griezmann en la recta final.

El ‘7’ colchonero, señalado en el 1-0 por una pérdida de balón, se redimió con el tanto del empate. La fortuna le acompañó tras ganar un balón largo a la espalda de la defensa, llevarse la pelota de rebote y aprovechar un resbalón de Mustafi para marcar a placer. Oblak hizo el resto del trabajo con una de sus milagrosas actuaciones que son prácticamente rutina para el esloveno, el mejor portero del mundo por si había alguna duda.

Gloria y honor para los soldados del Cholo, quienes firmaron uno de los capítulos más épicos de su historia europea. Y bonita forma de celebrar los 115 años de historia que cumplía el club. El Wanda Metropolitano decidirá, pero, visto lo visto, las sensaciones no pueden ser mejores.

Simeone

Simeone se perdería una hipotética final por su expulsión

Diego Pablo Simeone lo tendría muy difícil para estar en el banquillo del Atlético en el caso de que que los suyos se clasifiquen para la final de Lyon. Según el regalmento de la UEFA, el técnico rojiblanco tendría que afrontar al menos dos partidos de sanción, mientras que el castigo puede aumentar a tres si el acta del árbitro recoge los insultos del argentino al ser expulsado.

Aficionados Arsenal rien de Simeone

Simeone fue expulsado por llamar “hijo de puta” al árbitro… y los aficionados se rieron de él

Surrealista todo lo vivido en el primer tiempo en el Emirates Stadium. La temprana expulsión de Sime Vrsaljko provocó que Diego Pablo Simeone perdiera los papeles, quien insultó gravemente al colegiado Clement Turpin llamándole “hijo de puta”. Para rematar la estampa, varios aficionados del Arsenal se rieron del técnico argentino desde la grada.

Vrsaljko roja

¡El árbitro expulsó a Vrsaljko y a Simeone en 12 minutos!

El Atlético no pudo empezar de peor forma la eliminatoria contra el Arsenal. Los rojiblancos se quedaron con diez a los diez minutos por la expulsión de Sime Vrsaljko por doble cartulina amarilla. El croata vio la primera a los dos minutos por una falta a Wilshere en el centro del campo, mientras que el colegiado le mostró la segunda por pisar el tobillo a Lacazette en una disputa. Una decisión de lo más inaudita que provocó el cabreo de Diego Pablo Simeone, cuyos insultos también le valieron la expulsión por parte del francés Clement Turpin.

¡Griezmann quédate!

El final de curso del Atlético se antoja clave para convencer a Griezmann de que la continuidad es la mejor opción para su carrera deportiva. La segunda vuelta de los colchoneros refuerza este argumento, mientras que las cifras del francés se disparan con Costa al lado

El Atlético necesita una razón de peso para que Griezmann continúe la próxima temporada y, paradójicamente, el propio jugador es quien tiene la llave para encontrarla. Su fútbol y sus goles se antojan fundamentales para la conquista de la Europa League y mantener el pulso con el Barça hasta el final en LaLiga. Dos buenos alicientes para convencer al francés de que el conjunto rojiblanco tiene futuro y ambición de cara a la próxima campaña. Lo visto en esta segunda mitad de campeonato apunta a esa dirección.

Los colchoneros han sido el segundo mejor equipo de la segunda vuelta en LaLiga sumando a un ritmo que, de mantenerse el próximo ejercicio, convertiría a los de Diego Pablo Simeone en claros aspirantes al título. También está la incógnita de hasta dónde podría haber llegado la versión mejorada de este Atlético en la Champions League. No hay que olvidar que entre los actuales semifinalistas está la Roma, un equipo que se mostró muy inferior a los rojiblancos en los dos encuentros de la fase de grupos.

Simeone y Costa argumentan

El propio Cholo, quien en reiteradas ocasiones no ha dudado en hacer campaña para que el ‘7’ se quede, reconoce la importancia que puede tener este final de curso de cara a su decisión, la cual será tomada antes del Mundial. “Ojalá que desde el campo y desde lo que tenemos como entrenadores, como compañeros y como equipo le podamos hacer ver que este equipo va a seguir creciendo. Lo más grande que puede tener un futbolista es seguir creciendo y ver que las cosas son reales, no sólo palabras. Estamos peleando con el Barça, con la opción de llegar a una final de la Europa League… todos los años han pasado cosas buenas y eso tendrá una inclinación en su decisión final. Hay que darle todas las herramientas para que se incline por seguir mejorando acá con nosotros cuando tenga que decidir”, afirmó recientemente el técnico argentino.

Sin duda, la llegada de Diego Costa ha marcado un antes y un después tanto para el Atlético como para Griezmann. Su socio de delantera tampoco ha dudado en mojarse al ser preguntado sobre el tema. “Él sabe lo que le queremos y que es importante. Todavía sigue con nosotros y ojalá siga así. Es una decisión suya, pero yo quiero que se quede y lo mejor para él es quedarse. Él fue quién llamó para que viniese y ahora no me puede dejar solo”, señaló el hispano-brasileño el pasado mes de marzo.

El mejor Griezmann es rojiblanco

Atendiendo a los números, hay motivos para que Griezmann crea que su mejor versión ya está en el Wanda Metropolitano con Costa como escudero. Su espectacular acelerón en este 2018 le ha permitido firmar sus mejores números desde que llegó al Atlético con 26 goles y 11 asistencias entre todas las competiciones. Hay que recordar que apenas firmó siete dianas y cinco pases de gol durante la primera parte de la temporada, por lo que el cambio ha sido más que notable. Por dinero tampoco será el problema, ya que las últimas informaciones apuntan a que el Atlético le ha puesto sobre la mesa una oferta de renovación por la que pasaría a cobrar 20 millones de euros anuales, ocho ‘kilos’ más que lo que percibe actualmente. Por si no hay suficientes razones, hay que recordar cómo les ha ido a otros que en su momento salieron como Arda Turan, Filipe Luis y el propio Costa. En el caso de los dos últimos, deseando volver. No hay tanta vida más allá del Atlético como muchos dicen. Griezmann todavía está a tiempo de darse cuenta.

Fernando Torres Atleti

Fernando Torres anuncia su marcha del Atlético

Fernando Torres ha anunciado que dejará de ser jugador del Atlético al término de esta temporada: “Aprovechar la oportunidad para decir que ésta va a ser mi última temporada en el club. Es una decisión que no ha sido sencilla, ha costado mucho tomarla. Viendo la realidad, las circunstancias, quizás sea lo mejor. Me sentía en la obligación de decírselo a la afición. No había un buen momento, porque siempre tenemos un partido más importante que el anterior, pero éste es un mensaje a la afición. Nos queda un mes y un poquito juntos”.

Según ha explicado, la falta de minutos es la principal razón que ha empujado al delantero a poner fin a su segunda etapa como rojiblanco: “Tengo la oportunidad de decidir el momento y creo que es el indicado. Ya veis el protagonismo que estoy teniendo, que es muy poco, y quizás sea el momento de dar paso a otros. Me veo con la capacidad de seguir jugando y aquí no lo estoy haciendo y creo que es clave para tomar esta decisión”.

El Niño también ha hablado sobre su relación con Simeone: “Es normal, es profesional, hemos sido compañeros y ahora es el entrenador. Nunca voy a participar en una división Simeone – Torres, siempre que hemos estado bien es porque hemos estado juntos. Somos poquitos comparados con otros y cualquier grieta que se quiera crear es negativa para nosotros. Todo lo que haya tenido que hablar con él ha sido de puertas para dentro y lo he hablado con Simeone”.

Simeone

La última bala del Cholo

A Diego Pablo Simeone no le queda otra que apostar fuerte por la Europa League para evitar un final de temporada con cierto sabor a decepción. La notable marcha del Atlético en LaLiga (sólo en la 2013/14 sumaban los rojiblancos más puntos a estas alturas del torneo) queda empañada por la lejanía del Barça en la clasificación y por no llegar lejos en Champions League y Copa del Rey. Los motivos que explican esta situación son múltiples y el técnico argentino ha podido tener su cuota de responsabilidad, como por ejemplo reconoció en la última derrota sufrida contra el Villarreal. “La sensación que tengo es que el partido lo perdí yo, la sensación es que los futbolistas hicieron un partido enorme y creo que yo me equivoqué y no les ayudé a ganar”, señaló tras el choque.

Bajo mínimos

Sin embargo, tampoco puede decirse que el Cholo se ha encontrado con el contexto más favorable a lo largo del curso. Mientras que la imposibilidad de incorporar nuevos jugadores hasta enero minó al Atlético en la primera mitad de competición, en la segunda vuelta se ha quedado sin apenas fondo de armario tras las inesperadas salidas de Yannick Carrasco, Nico Gaitán y Miguel Ángel Moyá. Todo ello agravado por una serie de lesiones que están castigando con saña a los colchoneros durante la presente campaña.

Entre todos los jugadores del cuadro rojiblanco suman 34 lesiones que se traducen a su vez en 67 ausencias en competición oficial. Alguna de ellas especialmente dramática como la que mantendrá a Filipe Luis en el dique seco hasta que finalice el ejercicio. De toda la plantilla, tan sólo Axel Werner, Saúl, Thomas, Gabi, Correa y Torres han tenido la fortuna de no sufrir ningún percance físico todavía. El último encuentro liguero contra el Deportivo fue paradigmático en este sentido, en el que Simeone sólo contó con la disponibilidad de 11 jugadores de campo pertenecientes a la primera plantilla.

Pese a todo, el técnico argentino no se lamenta por la falta de fortuna ni por ciertas decisiones en la planificación ajenas a su voluntad. “Nadie sabe si en una plantilla de 25 se pueden lesionar seis, nadie asegura nada en la vida. Nadie espera que un equipo tenga lesiones y obviamente siempre estás preparado para resolver las situaciones que te puedes encontrar. No estoy preocupado, tengo una plantilla corta pero importante. Competiremos con los chicos que están a disposición”, indicó recientemente al respecto.

¿Se queda?

Lo que suceda en este final de campeonato puede tener repercusión en el futuro del propio Simeone, quien tiene contrato con el club hasta 2020 tras la última renovación anunciada el pasado mes de septiembre. “Me quedo porque el Atlético tiene futuro”, dijo hace un año, una frase que viene a explicar a qué supedita el Cholo su continuidad. Ante un nuevo verano en el que se prevé que no le van a faltar ofertas, con baile en banquillos importantes como los de PSG y Chelsea, nada mejor que un título como la Europa League para afianzar la longeva relación entre Simeone y Atlético. Precisamente el mismo torneo con el que el argentino estrenó su palmarés al frente del banquillo colchonero hace seis años.

Griezmann Atleti

Griezmann, piénsalo bien…

Antoine Griezmann está durante estos días en boca de todos los aficionados del Atlético, y no sólo por sus goles. El futuro del francés sigue completamente en el aire, tal y como él mismo reconoció hace unos días en una entrevista concedida al diario L’Equipe. “Mi futuro se decidirá antes del Mundial. Quiero ir a Rusia con la mente despejada”, señaló el futbolista francés. Su situación ni siquiera pasa inadvertida para el resto de compañeros de vestuario, acostumbrados a guardar silencio en este tipo de situaciones. “Él me llamaba para que volviera y jugáramos juntos… ¿y ahora se va? Ya le he dicho que no puede ser que me deje solo“, fue el ‘recadito’ que le dejó Diego Costa al ser preguntado sobre el tema.

No hay vida tras el Atleti de Simeone

Lo cierto es que el brasileño sabe bien de lo que habla, pues fue uno de los jugadores que en su momento dio la espantada y ha terminado regresando. Pese a que su rendimiento en el Chelsea fue óptimo, ni por asomo estuvo más cerca de ganar una Champions que con el Atlético. Caso aún peor es el de Filipe Luis, quien sólo tardó un año en volver al equipo rojiblanco tras pasar una temporada relegado al banquillo. Otros como Arda Turan, quien escapó a todo un Barça campeón de Europa, directamente se han perdido en el camino.

A diferencia de la percepción general que existe, no hay ejemplos que demuestren que salir del Atlético conlleve un salto en lo deportivo. Otra cosa es el aspecto económico, donde es probable que Griezmann sí cuente con opciones mejores. Por si acaso, en las oficinas del club colchonero ya preparan una nueva oferta de renovación por la que pasaría a cobrar 20 millones de euros netos por temporada, sólo uno menos que lo que percibe Cristiano Ronaldo con su actual contrato. Como para pensárselo.

Dybala Juventus

La misteriosa cena que relaciona el futuro de Dybala con el Atlético

Diego Pablo Simeone y Paulo Dybala se reunieron el pasado lunes en una mesa del Restaurante Kabuki, situado en el centro de Madrid, tal y como ha revelado Radio Marca. El delantero de la Juventus no ha entrado en la última convocatoria de Argentina y ha aprovechado para pasar estos días en la capital española y verse con el Cholo.

¿El sustituto de Griezmann?

El encuentro dispara las especulaciones que sitúan al delantero en el Atlético la próxima temporada como recambio de Antoine Griezmann. El francés ya ha declarado públicamente que decidirá su futuro antes del Mundial. El club que quiera hacerse con los servicios del ‘7’ rojiblanco tendrá que pagar su cláusula de 100 millones de euros. Por su parte, el atacante argentino está tasado en unos 120 ‘kilos’, por lo que el Atlético dispondrá de liquidez suficiente para acometer el fichaje en caso de que se confirma la salida de su estrella.

21 goles y 5 asistencias suma Dybala este curso entre todas las competiciones

Este curso Dybala suma 21 goles y 5 asistencias entre todas las competiciones y vuelve a estar presente en la fase decisiva de la Champions League tras la clasificación de su equipo para los cuartos de final, donde se verá las caras nada menos que con el Real Madrid. De lo que suceda este curso dependerá en buena parte la decisión que tome la estrella de la Juve este verano.

Simeone

Pocos y bien atrincherados

Ha sido un mes de febrero de lo más extraño para el Atlético. El cierre de mercado de la Superliga China ha motivado dos salidas inesperadas en el equipo colchonero. Dos futbolistas de renombre como Yannick Carrasco y Nico Gaitán han puesto rumbo al recién ascendido Dalian Yifang dejando 48 millones de euros en las arcas. Las sorpresas no acabarían ahí, pues la semana pasada la Real Sociedad también hacía oficial el fichaje de Miguel Ángel Moyá, quien ha preferido volver a sentirse protagonista en San Sebastián que continuar a la sombra de Jan Oblak. El equipo donostiarra disponía de un mes extra para incorporar a un futbolista debido a las excepcionales condiciones en las que se produjo la salida de Íñigo Martínez al Athletic, con pago de cláusula y a última hora de mercado. El elegido fue finalmente el meta balear quedando el joven argentino Axel Werner como segundo guardameta de la plantilla rojiblanca. A estas tres salidas se suma la de Augusto Fernández el pasado mes de enero, quien también recaló en el fútbol del gigante asiático a cambio de 4,5 ‘kilos’.

Sin fondo de armario

Aunque las llegadas de Diego Costa y Vitolo Machín compensan en parte esas cuatro salidas, lo cierto es que Diego Pablo Simeone no está para presumir de fondo de armario. De hecho, la plantilla del Atlético cuenta en este momento con tan sólo 17 jugadores de campo para afrontar las dos competiciones en las que los colchoneros se mantienen vivos. A eso hay que sumar lo que implica jugar todos los jueves más la posibilidad de seguir afrontando viajes largos como el que espera para la vuelta de la eliminatoria en Moscú.

El técnico argentino tendrá que administrar los minutos con inteligencia para conjugar la búsqueda de la Europa League con apurar las escasas opciones en la lucha por la Liga o, en su defecto, mantener la segunda plaza que ocupan los rojiblancos. Y es que cabe recordar que el subcampeonato doméstico puede suponer un extra de 25 millones de euros en ingresos por derechos de televisión respecto a la tercera posición ocupada las últimas tres campañas, por lo que el asunto no es baladí tras el golpe económico que supuso la temprana eliminación en Champions.

Exprimir lo que hay

Con una nómina de jugadores corta y la obligación de no tirar ninguna competición, el Cholo se muestra optimista y confía plenamente en el grupo de jugadores que permanece tras la desbandada de febrero. “El equipo está bien, un grupo corto pero muy competitivo. Esto nos dará la posibilidad de que la mayoría tenga minutos e intentaremos distribuirlos. Somos pocos y bien atrincherados”, señaló el argentino al respecto al ser preguntado por los medios.

Si algo ha demostrado Simeone desde su llegada al Atlético es que sabe hacer de la necesidad virtud. Ha perdido alternativas, pero cuenta con un elenco de futbolistas de calidad y sabedores de que la posibilidad de ser protagonistas está más a tiro que nunca. En su debe está integrar a piezas como Vitolo, cuya fase de adaptación está siendo más costosa de lo que cabía imaginar en un principio. El cuadro rojiblanco no está ahora mismo en condiciones de prescindir de nadie.

Plantilla Atleti

Simeone Fernando Torres

¿Guerra o ficción?

Al margen de lo estrictamente deportivo, el debate que rodea al Atlético ha estado marcado durante las últimas semanas por la relación entre los dos grandes ídolos del club, Diego Pablo Simeone y Fernando Torres. La cuestión, que no es precisamente nueva, se reavivó tras una rueda de prensa en la que el argentino fue preguntado sobre si pelearía por la continuidad del Niño como lo ha hecho con Antoine Griezmann. Su tajante “no” por respuesta no pasó inadvertido.

Cruce de palos

Y es que ni siquiera es la primera vez esta temporada que el técnico argentino realiza unas declaraciones sobre el ‘9’ rojiblanco que son interpretadas como un palo al jugador. “La afición quiere que Griezmann haga goles. Cuando marca un gol de chilena es el mejor de todos. Vietto no hace goles, no habla con nadie y le critican. Gameiro hace pocos goles y le critican. Torres hace pocos goles, pero es el ídolo del club. La gente se maneja por sentimientos”, afirmó el pasado mes de diciembre, pocos días después de que Torres anotara el gol de la victoria contra el Alavés.

El entorno del propio jugador también ha echado más leña al fuego con críticas al Cholo que quizá no tengan nada que ver con el pensamiento del futbolista, pero que le suponen un flaco favor. ¿Existe guerra fría entre símbolos del Atlético o tan sólo se trata de una controversia inflada por los medios? Las palabras de unos y otros están ahí y pueden ser interpretadas de una u otra manera. Bien es cierto que Simeone nunca ha puesto especial énfasis en resaltar la figura de Torres, más allá de tratarle como un jugador más de la plantilla que desde que regresara ha tenido mejores y peores momentos de juego.

Igual de verídico es que fue el técnico el principal impulsor de su llegada en enero de 2015, cuando el delantero se encontraba completamente desahuciado en Milán. Si el argentino tuviera celos del cariño que los aficionados tienen a Torres, tal y como se ha llegado a asegurar, lo más probable es que ni siquiera se hubiera molestado en rescatarle. De lo que no hay duda es de que todo este debate es ajeno a la gran mayoría de seguidores del Atlético, tal y como se comprobó en el último duelo de Europa League ante el Copenhague, cuando ambos fueron vitoreados por la grada con cánticos y ovaciones.

¿Se acerca el adiós de Torres?

A todo lo ocurrido hay que sumar los rumores que sonaron con fuerza sobre una posible marcha del atacante a la Superliga China en el mes de febrero, tal y como sucedió con sus ya excompañeros Carrasco y Gaitán. Hubiera sido un frío y precipitado final de la segunda etapa del fuenlabreño en el club que finalmente no se produjo. “Valoro la continuidad de Torres de la mejor manera, esperando que nos pueda dar lo mejor de aquí a final de temporada. No me imaginaba otra situación conociendo a Fernando”, señaló Simeone al respecto. Torres continuará al menos hasta final de temporada, aunque todo apunta a que relegado a un segundo plano. La llegada de Diego Costa le ha desplazado al rol de cuarto delantero por detrás del brasileño, Griezmann y Gameiro. En lo que va de 2018 ha sumado 413 minutos, la mayoría de ellos en duelos irrelevantes como la eliminatoria de Copa ante el Lleida o la vuelta contra el Copenhague. Es lógico pensar que puede que el final esté cerca.

Griezmann Atleti Barça

El Atleti lo da por imposible: se fue del Camp Nou con un disparo a puerta

Estamos en un campeonato imposible para equipos que no sean Real Madrid y Barcelona“, afirmó Diego Pablo Simeone hace unos días ante los medios al ser preguntado sobre las aspiraciones del Atleti en la lucha por la Liga. La lapidaria sentencia del técnico argentino pareció calar hondo en un equipo que apenas dio señales de vida en el Camp Nou en el aspecto ofensivo, tanto que apenas probó una vez a Ter Stegen con un disparo entre los tres palos a lo largo de los 90 minutos.

Sin noticias de la ‘AG-DC’

El balance en ataque de los rojiblancos en su partido ante el Barça fue de lo más decepcionante, sobre todo en un primer tiempo en el que se limitó a defender hasta la llegada del 1-0. Tras el paso por los vestuarios, el Cholo movió piezas alineando hasta cuatro delanteros, pero ni siquiera por esas mostró el Atlético capacidad para lograr al menos el empate. No aparecieron hombres a los que se esperaba como un Antoine Griezmann que llegaba en racha y volvió a irse de vacío del Camp Nou (donde sigue sin marcar) o un Koke que volvió a estar de lo más impreciso. Tampoco hubo demasiadas noticias de Diego Costa más allá de la brega habitual del brasileño. Así es muy difícil.

Simeone

Simeone se rinde a Messi: “Si le ponemos la camiseta del Atlético seguro que ganamos 1-0”

Diego Pablo Simeone fue conciso en su diagnóstico de la derrota del Atlético en el Camp Nou. Según el técnico argentino, la diferencia entre los suyos y el Barça simplemente fue Leo Messi. “Al equipo siempre le exijo más como a mí mismo. Es la manera de no detenernos en nuestro crecimiento. Así llevamos seis años. Si le quitamos la camiseta del Barcelona a Messi y le ponemos la del Atlético seguro que ganamos 1-0. Es como en el barrio”, señaló.

El Cholo tampoco reparó en elogios a un Barça que mostró una versión muy sólida, especialmente a la labor de Ernesto Valverde: “Me gusta ver un Barcelona ordenado y cerrado defensivamente, y que juega un 4-4-2 demostrando que se puede jugar sin 4-3-3. Me encanta lo que está haciendo Valverde. No hay un sistema en el futbol, es de los futbolistas”.

En cuanto a la actuación de los suyos, muy desaparecidos en ataque, Simeone se queda con la mejoría de los suyos en el segundo tiempo. “Lo que más hablamos en el descanso era ser nosotros y sentirnos tranquilos nosotros mismos. Me voy tranquilo con el segundo tiempo, se puede perder como hicimos en el segundo tiempo, no lo hubiera estado si lo hacemos como en el primero”, indicó.

Simeone

Simeone: “La Liga es imposible para los que no somos Madrid y Barça”

Diego Pablo Simeone analizó las opciones que tiene el Atlético en la pelea por LaLiga, actualmente a 7 puntos del liderato ocupado por el Barça. “La veo como todos. En los últimos 14 años siempre han salido campeón Madrid y Barça, salvo nosotros. Estamos en un campeonato imposible para los que no somos Madrid y Barça. Tenemos que seguir en la línea, no miramos más allá de lo que nos entusiasma y nos potencia como equipo que es no alejarnos del partido que tenemos por delante y después, más adelante, cuando queden cinco o seis fechas, ahí veremos qué situación podemos tener”, señaló.

Antes de medirse a los culés el próximo domingo en un encuentro que se antoja clave en las aspiraciones rojiblancas, los del Cholo deben derrotar al Leganés este miércoles. “Estamos pensando en el partido de mañana, que tendrá dificultades como todos los de Liga. El Leganés se cierra bien fuera de casa, juega bien los espacios y aprovecha bien la pelota parada. Después del de mañana, nos fijaremos en el partido del domingo. En estos momentos no hay nada que nos saque de la línea. Somos pocos, pero bien atrincherados para buscar lo que queremos”, indicó.

El técnico argentino también valoró la salida de Carrasco y Gaitán al fútbol chino: “Primero desearles lo mejor a ambos, siempre han dado todo lo que tenían por el equipo y el grupo, les agradezco los esfuerzos que hicieron. Sobre lo que viene, el equipo está bien, un grupo corto pero muy competitivo. Esto nos dará la posibilidad de que la mayoría tenga minutos e intentaremos distribuirlos”.

Griezmann celebración gol Atleti

No hay dos sin tres

Después de 5 años, el Atlético ha vuelto a la Europa League. Este año lo hace de manera inesperada tras caer en la fase de grupos de la Champions League, quedando por detrás de Roma y Chelsea. Los de Simeone regresan a una competición que les ha dado grandes alegrías, con dos títulos en las cuatro participaciones del club en la segunda competición europea en importancia bajo el actual formato. Tras caer inesperadamente en Champions, ahora el objetivo es levantar el trofeo de la Europa League por tercera vez en su historia.

Con Quique empezó todo

En 2010, el Atleti se estrenaba en la competición bajo las órdenes de Quique Sánchez Flores, y lograba hacerse con el título. El Atlético llegó a la final de Hamburgo tras eliminar a Galatasaray, Sporting de Portugal, Valencia y Liverpool. En la final, consiguió deshacerse del sorprendente Fulham en la prórroga con dos goles de Diego Forlán. Este sería el segundo entorchado europeo en la historia del club madrileño tras la Recopa del 62 (aunque en el 75 levantó la Intercontinental).

Dos años más tarde, ya con Simeone en el banquillo y después de la destitución de Gregorio Manzano, el Atlético volvía a ser campeón. En la final disputada en Bucarest, el Atlético se imponía claramente (3-0) al Athletic Club con dos goles de Falcao y uno de Diego Ribas. Antes, los rojiblancos se deshicieron de Lazio, Besiktas, Hannover y Valencia una vez más. Jugadores de la actual plantilla como Juanfran, Godín, Filipe, Gabi y Koke ya estaban en el club en aquella final de 2012.

Dos grandes reveses

Este primer título de Simeone como entrenador sería el inicio de una era espectacular del Atlético con el Cholo a los mandos. A este triunfo le seguirían una Copa del Rey, una Liga, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España, además de dos finales de Champions. En las otras dos participaciones del Atlético en la Europa League (2011 y 2013) el resultado no sería tan positivo. Tras el primer título, en la siguiente edición las esperanzas acabarían en la fase de grupos al quedar por detrás de Leverkusen y Aris. En la última participación atlética en este torneo el límite fueron los dieciseisavos de final. Derrota en el Calderón por 0-2 ante el Rubin Kazan, y victoria por la mínima (0-1) en tierras rusas.

Este año la Europa League ha entrado de forma inesperada en los planes del Atlético, se ha convertido en una clara opción de levantar un título esta temporada. Desde la eliminación en Champions League, se ha considerado a los rojiblancos los grandes favoritos para estar el próximo 16 de mayo en la final de Lyon. La victoria que los de Simeone consiguieron frente al Copenhague (1-4) así lo corrobora.

Simeone

Simeone, un legado victorioso

“Ganar, ganar y volver a ganar”, era el mantra más conocido de Luis Aragonés, técnico que más veces ha dirigido al Atlético a lo largo de su historia con 612 partidos en el banquillo colchonero. Diego Pablo Simeone ha logrado que el club recupere esa mentalidad proclamándose más papista que el Papa. Y es que ni siquiera el mismísimo Sabio de Hortaleza iguala los números del entrenador argentino. Si el primero llegó a sumar 496 puntos en Liga a lo largo de sus diferentes etapas al frente del equipo rojiblanco, el Cholo ya ha superado los 500 tras su último triunfo contra el Athletic. Para ello sólo ha necesitado 236 partidos en los que ha cosechado un balance de 151 victorias (64%), 49 empates (21%) y 36 derrotas (15%).

Indiscutible Simeone

Ninguno de los 19 técnicos que a lo largo de la historia sobrepasaron los 150 triunfos en Primera igualan el porcentaje de victorias del actual entrenador del Atlético. Por detrás quedan leyendas de los banquillos como Johan Cruyff (60%), Helenio Herrera (56%) y Miguel Muñoz (53%). En este aspecto surge de nuevo la comparación con Luis Aragonés, quien ganó el 45% de sus duelos entrenando en la máxima categoría.

Ni siquiera estas extraordinarias cifras han librado a Simeone de las críticas en ciertos momentos de la temporada, convertido en víctima del nivel de exigencia que sólo él ha conseguido instaurar en el club. Si el periplo del argentino (contabilizando desde el curso 2012-13 hasta el 2016-17) se salda con una media de 82 puntos por campaña, cabe recordar que durante el lustro anterior a su llegada (desde la 2006-07 a la 2010-11) el promedio de los rojiblancos fue de 59 puntos. Todo ello por no hablar de sus éxitos en el resto de competiciones siendo la Champions League y, como consecuencia, el Mundial de Clubes los únicos títulos que no han levantado los pupilos del Cholo, y no será por no haber estado cerca.

Cimientos para el futuro

Aunque todo es mejorable, con la eliminación en Champions y Copa del Rey como lunares de la temporada, no parece que tenga sentido señalar a Simeone como el problema ni pedir su marcha basándose en que aburre a las ovejas. “Siempre digo que cuando en el club, que son los dirigentes, los jugadores, el cuerpo técnico y los aficionados, están todos unidos, siempre hay posibilidades de tener éxito. En estos seis años siempre ha sido así y tenemos que empujar para que eso no se pueda quebrar nunca y que nadie lo quiebre. El bien común es que gane el Atlético de Madrid. Creo en las famosas cuatro patas y nuestra fuerza es esa. Somos una familia y en las familias hay situaciones de conflicto, pero mientras estemos todos en la misma mesa, sostenida por las cuatro patas, todo irá bien”, señaló tras la última victoria liguera.

El técnico nacido en Buenos Aires no sólo garantiza resultados, también ha puesto los cimientos que deben sostener al equipo durante los próximos años. Al calor suyo, jugadores como Saúl, Koke, Lucas, Giménez y Thomas han ido quemando etapas hasta estar preparados para tomar el relevo de los más veteranos de la plantilla. Como sucediera en otros clubes como el Barça con la figura de Cruyff, el legado del Cholo lo tiene todo para perdurar en el tiempo. Del propio Atlético dependerá que así sea.

Atleti Athletic Vrsaljko Gabi Godín

El muro de Europa

Los aficionados del Wanda Metropolitano confían en vivir una tarde sin sobresaltos contra el Copenhague en la Europa League. No sólo cuentan con el aval del 1-4 de la ida, sino también con la tranquilidad que supone tener a la mejor defensa del continente. Con 9 goles encajados en LaLiga, ningún otro equipo de las grandes ligas europeas (Premier League, Bundesliga, Serie A, Ligue 1 y LaLiga) iguala la muralla defensiva del Atlético. El club que más sigue de cerca a los de Diego Pablo Simeone en este aspecto es el Barça con 11 tantos en contra. Mucho más lejos se encuentran los líderes defensivos del resto de campeonatos: Nápoles, Juventus (ambos con 15 goles encajados), Bayern (18), Manchester United y PSG (19).

Factor Oblak

Los rojiblancos han dejado su portería a cero en 16 de los 24 partidos disputados en el torneo doméstico. Es decir, que sólo reciben goles en uno de cada tres encuentros. Gran parte del secreto reside en una línea defensiva que apenas permite disparos que vayan entre los tres palos. En las últimas diez jornadas, el cuadro colchonero sólo ha concedido 23 remates a portería, lo que supone una media de poco más de dos por choque. La consecuencia es evidente: a los del Cholo se les puede marcar uno, pero de ahí es muy difícil pasar a poco que tengan un día normal. Sólo el Girona en la primera jornada de LaLiga (2-2), el Sevilla en Copa (1-2 y 3-1) y el Chelsea en la Champions (1-2) han podido conseguirlo este curso.

Si a esa férrea retaguardia se suma el guardameta más seguro del continente, un Jan Oblak que salva el 88% de los tiros que recibe, la tarea se vuelve casi imposible para los rivales. Especial mención merece lo del esloveno, quien desde que está en el Atlético suma más partidos dejando su portería a cero (84) que goles recibidos (83). Para acordarse de la última vez que el ‘13’ recogió el balón de las redes, hay que remontarse al partido contra el Girona de hace un mes. Hay que recordar que fue Miguel Ángel Moyá quien no pudo evitar el tanto marcado por el Copenhague en la ida del cruce de Europa League, por lo que Oblak mantiene intacta su racha de imbatibilidad.

Cifras históricas

En cualquier caso, el hecho de que la defensa del conjunto rojiblanco sea inexpugnable no es un descubrimiento a estas alturas, ya que esta virtud se extiende a toda la era de Simeone. De las cinco temporadas completas que ha vivido el Atlético con el técnico argentino en el banquillo, en cuatro terminó siendo el equipo menos goleado de LaLiga: 27 tantos recibidos en la pasada, 18 en la 2015-16, 26 en la 2013-14 y 31 en la 2012-13. La única excepción en el último lustro fue la campaña 2014-15, cuando el Barça fue el conjunto más sólido del campeonato con 21 goles en contra por 29 de los del Cholo. De seguir la tendencia actual, los colchoneros pueden pulverizar todos estos registros este curso. A estas alturas del campeonato, nunca en su historia habían concedido tan pocos goles. El único precedente equiparable es el del Deportivo de la temporada 1993-94, el cual también había encajado 9 tantos tras 24 jornadas. Indiscutible en Europa, el muro del Atlético también puede hacer historia.

Griezmann Atleti

Griezmann está de vuelta

Antoine Griezmann confirmó en la victoria del Atlético ante Las Palmas (3-0) que vuelve a estar enchufado. El francés encadenó su tercer encuentro consecutivo viendo portería y realizó una completa actuación. Tras una temporada en la que ha sido muy criticado y en la que se le ha acusado de tener la cabeza en una posible salida, volvió a ganarse el cariño de la afición al abrir el marcador ante el conjunto grancanario en un encuentro que se le estaba atragantando a los rojiblancos.

Máximo goleador (11) y asistente (7) del Atlético

Un gol que fue un premio a su insistencia y que ya estuvo muy cerca de conseguir en el primer tiempo con un acrobático disparo que estrelló en la madera. Tras el tanto, tuvo tiempo para lanzar el contragolpe que dio lugar al 2-0 y estrellar otro balón en la madera. En ausencia del lesionado Diego Costa, se ha erigido como el referente que fue y que tanto demandaban los del Cholo. Sin estar protagonizando su curso más regular, las cifras vuelven a demostrar el peso del galo en el cuadro colchonero, máximo goleador y asistente de la plantilla con 11 tantos y 7 pases de gol entre todas las competiciones.

Reactivado por Simeone

El ‘7’ del Atlético no ocultó la importancia que tuvo Simeone en el cambio que él y sus compañeros dieron tras el descanso. “La primera parte no fue muy buena. El entrenador supo dar una buena charla al descanso y apretamos arriba. Tuvimos muchas ocasiones, metimos tres, no encajamos…”, señaló tras el choque.

La paciencia del técnico argentino parece estar dando sus frutos, quien siempre ha defendido a capa y espada a su estrella. “Yo confío en Griezmann, creo en Griezmann. Las mejores cosas están por venir”, dijo sobre él durante el pasado mes de diciembre. No es para menos, ya que el francés es el máximo goleador de la ‘era Simeone’ con 94 dianas desde su llegada al equipo rojiblanco.

Simeone

El Atlético de Simeone, una garantía en Copa

El Atlético completó frente al Lleida (3-0) la que supone su sexta temporada consecutiva accediendo a los cuartos de final de la Copa del Rey. En el caminó también quedó anteriormente el Elche de Segunda B (1-1 y 3-0). La llegada de Diego Pablo Simeone ha marcado un antes y un después en el desempeño del equipo colchonero en el torneo del KO. Y es que la última vez que los rojiblancos no lograron colarse entre los últimos ocho supervivientes de la competición fue en la famosa eliminación ante el Albacete en dieciseisavos de la temporada 2011-12, curiosamente, la que provocó la destitución de Gregorio Manzano y la contratación del técnico argentino.

La mejor racha en 50 años

Desde entonces, el Atlético ha conseguido proclamarse una vez campeón (2012-13), caer dos veces en semifinales (2013-14 ante Real Madrid y 2016-17 ante Barça) y otras dos en cuartos de final (2014-15 ante Barça y 2015-16 ante Celta). Los colchoneros no encadenaban una racha tan positiva en este sentido desde la lejana década de los 60, cuando también alcanzaron los cuartos de final de manera ininterrumpida entre los años 1963 y 1969. Mientras aquella etapa se saldó con un título, el de la campaña 1964-65, los del Cholo buscarán el segundo en la actual edición.

Simeone Griezmann Atleti

Simeone: “Si Griezmann quiere irse, no pondré problemas”

Diego Pablo Simeone habló clara y abiertamente sobre una posible marcha de Antoine Griezmann del Atlético en una entrevista concedida al diario L’Equipe. “Me encanta ver crecer a mis jugadores y si uno de ellos viene y me dice que tiene la oportunidad única de jugar en un equipo determinado. Si hizo todo lo que pudo por mí, como ha hecho Griezmann, diré que no es problema. Sé que necesita crecer”, señaló.

El técnico argentino comparó su caso con el de otros jugadores como Arda Turan y Diego Costa: “Por supuesto que se podrá ir en algún momento, igual que hicieron en su día Diego Costa o Arda Turan. No soy un desagradecido”.

Este Atleti está muy vivo

Hay que decirlo sin tapujos: el palo ha sido muy duro para el Atlético del Cholo Simeone. Aunque en el Wanda Metropolitano se contaba con la posibilidad de que la sanción de la FIFA pasara factura durante la primera mitad de temporada, nadie imaginó que el precio sería caer eliminado en Champions a las primeras de cambio. Se asume la dimensión del traspiés (algo habrán hecho bien en el equipo colchonero durante los últimos años para que así sea) y la autocrítica, pues los dos empates ante el semidesconocido Qarabag no admiten ninguna excusa.

No obstante, nada de lo anterior está reñido con que los rojiblancos tengan derecho a seguir soñando. El Atlético sigue inmerso en tres competiciones, una de ellas con menor rango pero con más posibilidades de éxito como es la Europa League. En la lucha por LaLiga sigue enganchado ocupando la tercera posición, a seis puntos de la cabeza y dos por encima del Real Madrid. Pero lo mejor de todo es que los refuerzos están al caer. Con Diego Costa y Vitolo, cuyo debut está previsto para el primer partido del año en Copa frente al Lleida, aumentan las posibilidades de que la primera temporada en el Wanda Metropolitano se salde con un título.

Simeone ve bien al equipo

Lejos de derrumbarse por el fracaso en la máxima competición europea, Simeone extrajo el lado positivo del mismo tras el partido contra el Chelsea: “No buscamos excusas, somos responsables de no haber pasado el turno. Me quedo con la sensación, más allá del escenario negativo, de que el equipo está. Y vamos a competir en la Liga, en la Copa y en la Europa League. Nosotros nos motivamos jugando con la camiseta del Atlético, no necesitamos el titulo de una competición. Es complicado de explicar cuando estamos fuera de la Champions, pero les digo a los hinchas que estamos bien“. Como se suele apuntar en estos casos, quien dice crisis también dice oportunidad.

La paradoja de Simeone

El Atlético es uno de los tres equipos que permanecen invictos en LaLiga junto con Barça y Valencia. Por primera vez en la era de Diego Pablo Simeone, los rojiblancos no han sufrido ninguna derrota en las once primeras jornadas del campeonato y, sin embargo, las sensaciones no pueden ser más contradictorias. A nivel de resultados, porque los cinco empates cosechados este curso contrarrestan el hecho de no haber perdido.

En segundo lugar, y puede que lo más importante, porque el juego desplegado por los pupilos del Cholo sí está transmitiendo señales preocupantes. Al margen de lo que digan los marcadores, la sensación es que el técnico argentino no acaba de dar con la tecla esta campaña. Una curiosa paradoja la suya, quien en este momento se encuentra perdido sin perder.

Ni goles ni juego

Aunque se ha hablado mucho de los problemas del Atlético de cara al gol -que los tiene-, sus últimas actuaciones (incluso en las victorias ante Celta y Deportivo) evidencian que los del Metropolitano también sufren carencias importantes a la hora de construir su fútbol. Un hecho que sin duda se ha visto agravado por la ausencia de Koke, quien se ha perdido el último mes de competición a causa de un edema muscular. Sin el vallecano, el juego de los rojiblancos es aún más lento y previsible.

Que el equipo se encuentra lejos de su mejor versión es un hecho que se puede comprobar mediante sus estadísticas. En estas once primeras jornadas, los colchoneros registran 16 goles a favor, 6 en contra, 89 ocasiones generadas (8 por partido) y 3.585 pases acertados (80% de precisión). En esas mismas alturas de la temporada 2013-14, en la que conquistaron el título liguero, acumulaban 28 tantos a favor, 8 en contra, 118 oportunidades de gol (11 por encuentro) y 3.255 pases completados (79% de precisión).

Pese a todo, Simeone considera que la solución no es otra que insistir en el mismo discurso. “No me voy a mover de lo que sigo pensando. Tengo un equipo competitivo, que a lo largo de la temporada encontrará sus objetivos. El año pasado se apresuraron demasiado en vernos fuera de todo. Creo en el trabajo que tenemos, creo en los futbolistas. Trato de aislarme lo máximo que puedo sin dejar de corregir cosas, no soy ciego”. El derbi dará y quitará razones.

Dardo de Setién a Simeone: “Prefiero perder 3-6 que echarme atrás y que me empaten al final”

Quique Setién realizó unas sorprendentes declaraciones tras la derrota del Betis por 3-6 ante el Valencia. Pese a que no tenía nada que ver con lo sucedido en el Benito Villamarín, el técnico cántabro hizo un símil entre el partido de los suyos y el realizado por el Atlético de Simeone contra el Barça: “Prefiero perder así que no, como he visto este fin de semana, marcar, echarte atrás y que te empaten al final”.

Valverde ante su Némesis

El duelo entre Atlético y Barça será algo más que un partido de máxima exigencia para Ernesto Valverde, quien tratará de quitarse la espina clavada que tiene en sus duelos contra Diego Pablo Simeone. Lo del Txingurri frente al Cholo supera lo meramente anecdótico, pues son nada menos que once las veces que se han visto las caras (nueve en Liga y dos en Copa del Rey) con un balance de ocho victorias para el argentino y tres empates.

Ni al frente del Valencia (un partido en la temporada 2012-13) ni del Athletic ha sido capaz el extremeño de dar con la tecla para imponerse al técnico colchonero. Su duelo más reciente se remonta al pasado 21 de mayo, cuando tampoco pudo aguarle la fiesta en el último partido de los rojiblancos en el Vicente Calderón (victoria local por 3-1). Los precedentes resultan todavía más agoreros para Valverde si se contabiliza su derrota por 3-4 contra el Atlético en la campaña 2003-04 –la primera del Txingurri en los banquillos–, en la que participó Simeone como jugador.

Estilos contrapuestos

Como ya ha quedado patente con los datos en la mano, al fútbol asociativo que ha caracterizado a los equipos del actual entrenador del Barça se le atraganta la fortaleza defensiva de los del Cholo, un conjunto al que la mayor parte de las veces se le recuerda cómodo cediendo el balón y aprovechando los espacios que deja el rival. Aunque a la pizarra del argentino le ha podido ir como anillo al dedo este choque de estilos contrapuestos, la cosa puede cambiar si entra en juego la elevada calidad individual que poseen los jugadores blaugranas.

Valverde nunca había contado con tanta munición para derrocar a su Némesis. Su Barça está con confianza gracias a los buenos resultados y ha ganado en control y seguridad defensiva respecto a la versión del curso pasado con Luis Enrique. La consigna en el Wanda Metropolitano será la misma, hilar las jugadas con paciencia y permanecer juntos para no sufrir tras pérdida. Más incierto se antoja el planteamiento de Simeone, pues su Atlético ha mostrado diferentes caras en estos primeros partidos de competición tanto en su propuesta futbolística como en la elección de jugadores.

Valverde busca el récord

El técnico culé tiene otra razón para estar motivado de cara a conseguir la victoria en el feudo colchonero. Si sus pupilos logran el octavo triunfo consecutivo en LaLiga, igualaría el histórico arranque del ‘Tata’ Martino en 2013, cuyo Barça no cedió puntos hasta que en la novena jornada empató contra Osasuna (0-0). Cifras que no son ninguna garantía de éxito al final de temporada (sólo hay que recordar cómo terminó el argentino aquella campaña), pero sí un indicio positivo. Por lo pronto, Valverde ya ha conseguido superar los números del mejor arranque de Guardiola (seis victorias en la temporada 2009-10) y el de Tito Vilanova en la famosa Liga de los 100 puntos (seis triunfos en la 2012-13). Palabras mayores.

Sorpresa en la convocatoria de Simeone: Fernando Torres se queda fuera por decisión técnica

El Atlético de Madrid ha dado a conocer la lista de Diego Pablo Simeone para el partido contra el Sevilla. Sin duda, la gran sorpresa ha sido la de Fernando Torres, quien por primera vez en su segunda etapa como rojiblanco se cae de una convocatoria por decisión técnica. El técnico argentino ha preferido contar con Griezmann, Correa, Gameiro y Vietto en su nómina de delanteros antes que con el fuenlabreño.

El discurso más emotivo de Simeone: “Otros pueden tener más dinero o copas, pero no igualan vuestro sentimiento”

Diego Pablo Simeone protagonizó uno de los momentos de mayor éxtasis durante los actos de la despedida del Atlético del Vicente Calderón. El técnico argentino tomó el micrófono para pronunciar un discurso que puso los pelos de punta a los aficionados y en el que también confirmó que seguirá en el banquillo rojiblanco la próxima campaña.

“Agradezco a todos los que han pasado por este campo de juego, futbolistas, entrenadores y dirigentes. Todos los que han construido este club. Para ustedes la palabra sentimiento es muy profunda, los demás equipos pueden tener más dinero, alguna copa más que nosotros, pero nunca van a poder igualar el sentimiento que ustedes tienen por el Atlético. Los periodistas me preguntan continuamente si me voy a quedar. Sí, me voy a quedar. ¿Y saben por qué me voy a quedar? Me voy a quedar porque este club tiene futuro y ese futuro somos todos nosotros“, fueron las palabras del Cholo.

Zidane vs Simeone: Lucha técnica

El francés y el argentino preparan su jugada maestra, la que decante la partida a su favor en la búsqueda de una nueva final de Liga de Campeones.

Real Madrid y Atlético protagonizan un nuevo cruce europeo en el que los pequeños detalles están llamados a decidir. En este sentido, cobran especial trascendencia los movimientos desde el banquillo que protagonicen Zinedine Zidane y Diego Pablo Simeone. El francés busca una final que le sitúe a las puertas de  lo que nadie ha conseguido, ganar la Champions por segundo año consecutivo. El argentino ha vuelto a colocar a los suyos cerca del título que más añoran tras levantarse de los golpes de Lisboa y Milán, algo que parecía impensable.

Cada técnico cuenta con sus propias armas para tratar de lograr la clasificación. Salvo sorpresa mayúscula, el Cholo cederá el balón a sus rivales (40% de posesión en el último derbi) y buscará las transiciones rápidas fiándolo todo a la solidez de los de atrás y el acierto de los de arriba, una fórmula que en el Santiago Bernabéu le ha dado buenos resultados con sólo una derrota en las últimas seis visitas. Zizou parte con la garantía de que su equipo dispondrá de opciones de gol debido a la calidad de sus jugadores (19 disparos por partido en Champions), aunque concretar en las áreas no será tarea fácil.

El fondo de armario de Zidane

El entrenador del Real Madrid cuenta con la inmensa variedad de recursos que le proporciona su banquillo. El galo ha sabido sacar partido a toda la plantilla y sus futbolistas llegan con un reparto de minutos óptimo para competir al máximo a estas alturas de competición. El caso de los merengues se diferencia del de sus vecinos, quienes han venido apostando por un once más predefinido en todos los torneos.

Como muestra de ese desnivel entre los suplentes de uno y otro conjunto, cabe señalar que hasta once jugadores diferentes del equipo de Zidane han visto portería en esta Champions por tan sólo cinco que lo han logrado para los de Simeone. Contar habitualmente en el banquillo con hombres como James, Morata, Isco y Asensio es un lujo que sólo está al alcance de los blancos. El técnico francés tiene donde elegir, una ventaja que puede ser fundamental si es capaz de gestionarla con acierto.

La lectura de Simeone

Pese a ser el entrenador madridista el que dispone de una plantilla profunda, lo cierto es que Simeone necesita poco para sacar petróleo. En su último derbi se pudo comprobar de manera evidente, en el que el Cholo agitó el choque dando entrada a Correa y fortaleció la medular con Thomas. Estos movimientos, unidos al desacierto de Zidane al retirar a Kroos, acabaron suponiendo el gol del empate marcado por Griezmann.

Ahí se notaron las tablas del argentino, mucho más sibilino cuando hay que improvisar. Aquel último precedente vino también a demostrar el carácter decisivo que los cambios pueden tener en el transcurso de la eliminatoria. Quien dé esta vez con la tecla adecuada tendrá mucho ganado para estar en Cardiff el próximo 3 de junio.

Simeone: más derrotas que victorias frente al Real Madrid

Diego Pablo Simeone se enfrentó por vigésimo segunda vez al conjunto blanco. Pese a que sus números frente al Real Madrid no son malos (7 victorias, 8 derrotas y 7 empates), los blancos han sido quienes han propinado los golpes más duros que se ha llevado el técnico argentino, hasta el punto de plantearse cambiar de aires tras la última final de Milán.

Y es que el hecho de ganarle a los rojiblancos dos finales de Liga de Campeones supuso dar donde más duele al Cholo, empezando por la motivación de sus jugadores. Fue capaz de volver a levantar al equipo tras el varapalo de Lisboa, algo que ya pocos habrían imaginado en su momento. Sin embargo, todo se volvió a derrumbar tras aquella fatídica tanda de penaltis del pasado mes de mayo.

Casi abandonó

El propio entrenador explicó en una entrevista en Onda Cero lo que supusieron para él aquellos difíciles momentos: “Para mí fue un fracaso. Un fracaso es no llegar al objetivo, y yo tenía el objetivo de ganar la Champions. Me dolió muchísimo. Cruzamos el vestuario por delante de la gente del Madrid festejando. Ya sabía que esta temporada iba a ser difícil y no sabía si iba a tener fuerza para estar al frente. Perdí dos finales de Champions, cualquier otro se habría ido. Soy muy espontáneo, se me ve fácilmente el estado de ánimo. Si terminamos compitiendo así sería una gran alegría, ponerse en pie tras esos dos golpes en la mandíbula”.

Como el propio Simeone vaticinó, ha sido una campaña llena de adversidades para el Atlético. Al duelo tras Milán se sumaron otros problemas como la indefinición del equipo y lesiones duraderas de futbolistas importantes como Augusto, Tiago y Oblak. Cuando los del Manzanares parecían levantar cabeza en el tramo inicial de competición, otra derrota frente al eterno rival por un contundente 0-3 volvió a lastrar la moral del vestuario.

Equipo resucitado

Pese a todo ello, ha logrado capear el temporal y llegar en buenas condiciones al momento decisivo de temporada, ocupando la tercera plaza y volviendo a colarse en los cuartos de final de Champions por cuarta campaña consecutiva. Con el equipo resucitado, llega el momento de enfrentarse a sus peores pesadillas. Un triunfo frente al Real Madrid haría creer a los colchoneros que pueden tumbar a cualquier rival si se lo proponen: “Estamos creciendo, evolucionamos, pero hay equipos superiores, con una plantilla muy fuerte, y si no tienes claro cómo enfrentarlos cuesta”.

Misión cumplida en La Rosaleda

El Atlético volvió este sábado al lugar donde empezó todo, el estadio de La Rosaleda. Y es que fue en este campo donde se produjo el debut de Diego Pablo Simeone al frente del equipo rojiblanco un 7 de enero de 2012. Pese a que el cuadro rojiblanco consiguió los tres puntos, lo cierto es que a los del Manzanares no se les había dado precisamente bien sus salidas a Málaga durante su etapa reciente.

9 puntos de 18 posibles

Y es que el bagaje del Atlético de Simeone en el feudo malacitano es de apenas dos victoria en seis partidos. Al empate sin goles con el que el técnico argentino comenzó su andadura le siguió el mismo resultado en la temporada 2012/13. Su primera victoria en esta tierra hostil llegó en 2014, en la que fue la temporada que terminaron proclamándose campeones de Liga, venciendo en aquella ocasión por un escueto 0-1. Un empate (1-1) en la campaña 2014/15 y la derrota el pasado curso por 1-0 completan el historial reciente de los colchoneros en La Rosaleda.

En esta ocasión, la victoria se antojó como obligatoria para no dar un paso atrás en la lucha por la tercera plaza tras el vital triunfo contra el Sevilla de la pasada jornada. Por su parte,  Michel sigue son conocer la victorias desde que cogiese las riendas del banquillo.

El emotivo vídeo de Simeone tras alcanzar los 200 partidos

Así ha querido transmitir Diego Pablo Simeone a los aficionados del Atlético de Madrid su agradecimiento tras alcanzar los 200 partidos en LaLiga como entrenador colchonero. El vídeo fue compartido por el propio técnico a través de las redes sociales.