Juventus

Las 7 claves de la Juventus

1- LA JUVENTUS DE SIEMPRE PESE A LOS CAMBIOS

Hasta cuatro modificaciones presentó Massimiliano Allegri en su última alineación ante el Real Madrid respecto a Cardiff. Pese a ello, lo cierto es que la propuesta del conjunto italiano apenas ha variado desde entonces, un equipo en el que sigue primando la solidez colectiva por encima de las individualidades. No se caracteriza el técnico bianconero por tomar decisiones drásticas, y de ello se aprovechó el equipo de Zinedine Zidane usando el mismo arma que ya funcionó en la final de Cardiff: los envíos rasos en el área a Cristiano.

 

2- CONDICIONADOS DESDE EL MINUTO 3

El 0-1 de los blancos alteró por completo el guión de la eliminatoria. Fiel a su estilo, quería la Juventus esperar atrás para tratar de aprovechar los errores rivales. El tanto obligó a la Vecchia Signora a asumir la iniciativa del choque e imponer un ritmo alto. Antes del segundo tanto de Cristiano, los italianos protagonizaron buenos minutos y tuvieron sus opciones para empatar el choque. A esas sensaciones se agarra el líder de la Serie A para marcar algún gol que traiga incertidumbre al Santiago Bernabéu.

 

3- BUFFON YA NO ES INTOCABLE

Al guardameta y capitán de la Juventus es imposible negarle el mérito. A sus 40 años, ha logrado mantenerse en la élite y se ha ganado el derecho a decidir cuando dejar la portería bianconera. No obstante, igual de evidente es que los años no pasan en vano y que el arquero ha tenido algún altibajo en su rendimiento en la presente temporada. Por todo ello, Buffon ha sido reemplazado en varios partidos de Serie A por el polaco Szczesny, aunque los galones del primero prevalecen en citas señaladas.

 

4- LAS CENIZAS DE LA BBC ITALIANA 

El trío defensivo formado por Bonucci, Barzagli y Chiellini fue durante varias temporadas la principal garantía competitiva de la Vecchia Signora. Sin embargo, el primero de ellos decidió cambiar de aires el pasado verano, mientras que los otros dos afrontan el inevitable declive de su trayectoria. Por otro lado, ni Benatia (fue baja en la ida) ni Höwedes parecen mejorar lo presente en el centro de la defensa. La necesidad de un cambio de ciclo en la retaguardia cae por su propio peso.

 

5- RECUPERAN A SU TIMÓN

La gran ausencia en el partido de ida fue sin duda la de Miralem Pjanic, quien tuvo que perderse el choque por acumulación de tarjetas. El centrocampista es fundamental en la estructura del conjunto de Allegri marcando el tempo del juego. Dado el resultado de la ida, todo indica que no llega a tiempo para su equipo, aunque mejor tarde que nunca. El organizador de la Juventus suele jugar escoltado por dos perros de presa como Khedira y Matuidi.

 

6- JUEGO EXTERIOR

En el duelo del Juventus Stadium también pudo comprobarse la importancia que tienen para el cuadro italiano los hombres que juegan por fuera. Y es que casi todo el peligro del subcampeón de Europa llegó por los costados, algo que seguramente traten de repetir en Concha Espina. Para ello, cuentan con futbolistas con desborde como Douglas Costa y Cuadrado, mientras que Alex Sandro representa una alternativa más conservadora.

 

7- LA AUSENCIA DE DYBALA

Por si el adverso marcador fuese poco, la Vecchia Signora tampoco podrá contar en el Bernabéu con su jugador más diferencial. El argentino volvió a estar por debajo de las expectativas ante los blancos y tocó fondo al ser expulsado. Habrá que ver cómo recompone Allegri su delantera, donde sí repetirá Gonzalo Higuaín. El exmadridista, autor de 22 goles y 6 asistencias entre todas las competiciones, tendrá que dar un paso al frente para apurar la más mínima esperanza de remontada.

Marcelo Douglas Costa Real Madrid juventus

A ritmo de samba

Marcelo Vieira y Douglas Costa hablan el mismo idioma dentro y fuera del campo. Su fútbol alegre y anárquico se ajusta al perfil del clásico jugador brasileño. Sin embargo, a diferencia del extremo de la Juventus, el lateral del Real Madrid es un futbolista sobradamente contrastado en las grandes citas. En el partido de ida en Turín pudo comprobarse, donde no hubo demasiadas noticias del ex del Bayern de Múnich ante la solvente actuación protagonizada por el ‘12’ blanco, la cual estuvo culminada por el tanto del 0-3 definitivo.

Mientras que Marcelo ha demostrado que es el mejor del mundo en su posición cuando activa el chip de las grandes noches, Douglas no acaba de comparecer en esta clase de citas. Una clara muestra de la diferencia entre una figura de primer y segundo rango, aunque nunca es tarde para dar el salto. A sus 27 años, el regateador bianconero tiene una nueva oportunidad en el Santiago Bernabéu para demostrar que está preparado para algo más. En ausencia de Dybala, el otro hombre que marca diferencias, toda esperanza de la Vecchia Signora para dar un mínimo de emoción a la eliminatoria pasa por el brasileño.

El desequilibrio de Douglas

Y es que nadie tiene más desborde que el ‘11’ en el conjunto de Massimiliano Allegri, máximo driblador de la plantilla con 33 regates completados en esta Champions de 38 intentados. Su principal déficit, la dificultad que tiene para materializar esta virtud en goles, algo que le ha acompañado a lo largo de toda su trayectoria. Durante sus dos temporadas en el Bayern fue claramente de más a menos. Su irrupción en la temporada 2015-16 fue prometedora a las órdenes de Pep Guardiola, cuando marcó siete tantos y dio 18 asistencias jugando pegado a la línea de cal. Sin embargo, el pasado curso, ya con Carlo Ancelotti en el banquillo, se vio lastrado por las lesiones y sus cifras descendieron a siete dianas y nueve pases de gol.

Finalmente, fue traspasado a la Juventus en un sorprendente movimiento que muchos achacaron a la presión ejercida por dos pesos pesados como Arjen Robben y Franck Ribery. En Italia ha tenido que afrontar la difícil adaptación de un futbolista de su perfil a un campeonato donde no abundan precisamente los espacios. Ha conseguido sobreponerse a este reto y el campeón de la Serie A dispone de un arma perfecta para abrir a sus rivales o aprovechar su velocidad para salir al contragolpe. ”Hace cosas mágicas, que otros no son capaces”, afirma Allegri sobre el brasileño, quien suma cuatro goles y siete asistencias entre todas las competiciones. Siendo un gran jugador, sus números reflejan que aún no está en el punto de los que son realmente determinantes

El Marcelo más goleador

Por su parte, Marcelo no sólo ha recuperado su mejor nivel en los partidos decisivos de Champions, sino que además ha exhibido una faceta goleadora que no se le conocía. En el partido de ida ante el PSG, aprovechó que el rival acusaba el golpe del 2-1 para ir al ataque y culminar un centro de Asensio que supuso el tercer tanto. La historia se repitió en Turín, donde recibió un pase filtrado de Cristiano para quedarse solo ante Buffon y batirle con una picadita. Desde su banda izquierda, ha logrado convertirse en un finalizador experto en dar la puntilla al equipo contrario. La posición de defensor que ostenta sobre el papel es engañosa. Él es el peligro.

Preocupación en el Bayern a dos semanas de medirse al Real Madrid

Malas noticias para el Bayern Múnich cuando quedan menos de dos semanas para que afronten la ida de la eliminatoria de Champions frente al Real Madrid. Y es que a la incertidumbre sobre la disponibilidad de Douglas Costa para el encuentro se suma la operación en el pie izquierdo a la que ha sido sometido su guardameta Manuel Neuer. Por el momento, parece seguro que el portero alemán estará ausente en los dos próximos encuentros que los bávaros afrontarán ante Augsburgo Hoffenheim.

El mayor temor del conjunto teutón sería el de una recaída del arquero, cuya vuelta se espera para la cita frente al Borussia Dortmund que afrontarán cuatro días antes de recibir a los blancos en la máxima competición europea. Entre tanto, el proceso de recuperación de la rodilla izquierda de Douglas Costa continúa estancado. Lo que en principio parecía una lesión leve ante la que el club optó por un tratamiento conservador –el jugador no pasó por quirófano– se ha complicado más de lo debido, por lo que su regreso resulta todo un misterio.