Cristóbal Soria abanico

Cristóbal Soria, enajenado y a golpes por la clasificación del Real Madrid

Muchos esperaban la reacción de Cristóbal Soria tras la clasificación del Real Madrid contra el PSG. La aparición del tertuliano de El Chiringuito no decepcionó, quien protagonizó un momento de completa enajenación culpando a Emery de la eliminación del equipo parisino y llegando a romper su abanico a causa de la frustración.

Emery PSG

Con el agua al cuello

Unai Emery afronta el partido más importante de su carrera en los banquillos. Su oportunidad a los mandos de un grande de Europa puede tocar a su fin si el PSG no logra voltear el 3-1 del Santiago Bernabéu, derrota en la que el técnico de Hondarribia fue precisamente el gran señalado. Su decisión de situar al frágil Giovani Lo Celso como mediocentro defensivo se demostró funesta con el penalti cometido por el argentino sobre Kroos. El entrenador vasco quiso ser valiente con un planteamiento inicial que más bien fue temerario. Buscó un giro conservador en el segundo tiempo retirando a Cavani por el lateral Meunier, y los dos goles del Real Madrid por ese costado terminaron por exponer el galimatías táctico. Por si fuera poco, también puso de uñas a dos pesos pesados de la plantilla como Thiago Silva y Ángel Di María al no darles ni un solo minuto.

Suspende ante los grandes

El auténtico problema de Emery es la leyenda negra que arrastraba desde antes del cruce. Desde su etapa en España es conocido su debe en los enfrentamientos contra equipos grandes. Sin ir más lejos, en el Bernabéu amplió un bagaje que ya es de 11 derrotas y un empate en 12 salidas al coliseo blanco. No es la mejor fama para sentarse en el banquillo de un club que aspira a hacerse un hueco entre la vieja aristocracia europea, un salto que sólo puede llegar imponiéndose en los duelos directos ante los rivales de mayor enjundia.

Marcado por el 6-1 de la temporada pasada en el Camp Nou, Nasser Al Khelaifi optó por darle un voto de confianza e invirtió más de 400 millones en los refuerzos de Neymar y Mbappé para completar un lujoso plantel que le ha dejado sin excusas. Ni siquiera el holgado liderato del PSG en la poco competitiva liga francesa –título que también se le escapó el pasado curso– salvará la cabeza del entrenador en caso de volver a quedar apeado en octavos de Champions. Con un calendario repleto de rivales asequibles, son pocas las citas en las que se ha podido mirar con lupa el trabajo de Emery. Tanto en Múnich como en Madrid el suspenso fue estrepitoso y de ello habrá tomado nota el jeque qatarí.

Última oportunidad

Ni siquiera después de la derrota en el Bernabéu, con el equipo cerrando filas de cara a la remontada, ha podido el entrenador guipuzcoano disponer de la paz necesaria para preparar el choque de vuelta. La lesión sufrida por Neymar en el partido frente al Marsella también le ha convertido en el blanco de las críticas por arriesgar a su estrella con 3-0 a favor en una competición que tiene prácticamente sentenciada. Ni por esas acierta Emery, quien en medio del ruido de sables ha expresado su convicción en salvar la papeleta en el Parque de los Príncipes, donde su equipo sí ha mostrado la personalidad que le ha faltado en otros grandes escenarios de Europa. “Hemos ganado este año todos los partidos en casa. También hemos vencido al Bayern y al Barça. Pienso en ello y estoy convencido de que el equipo va a demostrar su valor y vamos a pasar”, señaló el técnico en los días posteriores a la derrota en la capital madrileña. Más le vale llevar razón, pues su cargo depende de ello.

PSG Real Madrid protesta arbitro

El PSG calienta la vuelta

Nada más finalizar el choque en Madrid, en el PSG comenzaron a jugar sus cartas para conseguir un ambiente de remontada en la vuelta de la eliminatoria. El controvertido arbitraje de Gianluca Rocchi se convirtió en el pretexto ideal para asumir el papel de víctima y encender los ánimos de cara a París. El penalti de Lo Celso sobre Toni Kroos que supuso el 1-1 de los blancos y un disparo que impactó en la mano de Sergio Ramos en el segundo tiempo fueron las acciones que más dieron que hablar. No obstante, Unai Emery fue incluso más allá al reclamar una falta en el 2-1 (en la repetición se aprecia como Kimpembe va al suelo en una acción con Cristiano sin que exista contacto) y cuestionar el criterio general del colegiado italiano durante todo el encuentro.

El fantasma de Aytekin

“Las sensaciones son contradictorias. Cuando mejor estábamos, ante del descanso, ellos se han reforzado con el gol tras una decisión dudosa. El árbitro no ha ayudado. Luego, cuando el partido lo teníamos controlado, llega el 2-1 tras una posible falta. Y después ha llegado el tercero. Todo va en un cómputo global. Ha tomado decisiones que nos han perjudicado claramente. Desde el principio ha pitado más cerca al Real Madrid. Para mí no es penalti. La mano de Ramos… No es el mismo criterio”, señaló el técnico guipuzcoano en la rueda de prensa posterior al choque.

Igual de indignado se mostró el presidente Nasser Al-Khelaifi ante los medios, con alusión incluída al escándalo de Aytekin de la temporada pasada en el Camp Nou. “Los errores por parte del árbitro nos han costado mucho. Pitaron un fuera de juego a Mbappé que no era y creo que el árbitro ha ayudado al Real Madrid. Hubo tres errores, no digo que hayamos perdido por eso pero han marcado la diferencia.  El año pasado contra el Barcelona, el árbitro… Hoy, el árbitro… Ya basta. No somos el Real Madrid pero ya basta. No es bueno para el fútbol europeo. Creo que la UEFA tiene que hacer algo”.

Entregados a los ultras

Al margen de las quejas arbitrales, en el club también se han preparado para que el Parque de los Príncipes presente un ambiente infernal ante la visita del campeón de Europa. Jugadores como Thiago Silva, Mbappé, Alves y Marquinhos se reunieron el pasado 22 de febrero con radicales del Collectif Ultras París para conjurarse de cara a la remontada. Cabe recordar que estos mismos ultras fueron expulsados del estadio del PSG en 2010 y readmitidos el año pasado por Al-Khelaifi. En contra de las recomendaciones del ministro de Interior francés, el propietario qatarí consideró que la necesidad de contar con un ambiente ruidoso en los partidos de casa pesaba más que el largo historial violento de este grupo.

“Queremos que los madrileños sientan lo que es venir a París. Invitamos a todos el mundo a que venga temprano al estadio, con su camiseta y bufanda para montar una gran coreografía e impulsar a nuestros jugadores”, fue la advertencia de los radicales en su encuentro con los futbolistas. Un caldo de cultivo al que el propio Emery ha contribuido al manifestar en su página web que “el Real Madrid no sabe lo que se va a encontrar en París”. Los blancos, que ya han salido indemnes de otras encerronas similares, tienen tablas suficientes para centrarse exclusivamente en lo que pase sobre el césped.

Unai Emery rueda de prensa

Emery se queja de un nuevo ‘Aytekinazo’: “Desde el principio han pitado más cerca del Real Madrid”

Unai Emery ha apuntado al arbitraje de Gianluca Rocchi como uno de los principales motivos de la derrota del PSG ante el Real Madrid. El técnico de Hondarribia se quejó del penalti de Lo Celso sobre Kroos y reclamó una mano no señalada de Sergio Ramos dentro del área.

“Las sensaciones son contradictorias. Cuando mejor estábamos, ante del descanso, ellos se han reforzado con el gol tras una decisión dudosa. El árbitro tampoco ha ayudado. Luego, cuando el partido lo teníamos controlado, llega el 2-1 tras una posible falta. Y después ha llegado el tercero. También luego hay una mano de Ramos. Para eso tendría que estar el VAR. Yo no llego a verla, pero el trabajo del árbitro es pitarlo si es. No es por justificar, pero…”, ha indicado.

Al ser preguntado sobre el ‘Aytekinazo’ de la pasada campaña, Emery ha asegurado ver paralelismos entre aquella nefasta actuación arbitral y la de este miércoles en el Santiago Bernabéu. “Puede ser. Se repite. Desde el principio ha pitado más cerca al Real Madrid. Para mí no es penalti. La mano de Ramos… No es el mismo criterio. Podemos remontar y que las decisiones del árbitro en París no caigan del lado contrario“, ha señalado.

Emery Zidane

Sólo les vale la Champions

Zinedine Zidane y Unai Emery llegan al duelo de la temporada bajo lupa. En el caso del francés, los malos resultados en el resto de competiciones han dilapidado el enorme crédito que se ganó durante las últimas dos temporadas. Por su parte, el técnico de Hondarribia, pese a la buena marcha de su equipo en las competiciones domésticas, tiene la presión de guiar al PSG hacia su anhelada Champions tras el fiasco histórico de la temporada pasada contra el Barça. Sólo puede quedar uno.

Zidane sin sonrisa

No hay una explicación sencilla para encontrar los motivos del declive que el Real Madrid de Zidane ha experimentado este curso. Todas las virtudes que se destacaron de la labor del entrenador francés con la llegada de los títulos, como su cercanía a los jugadores y su revolucionaria política de rotaciones, han pasado a ser vistas como parte del problema. La decidida defensa que el galo ha hecho de su plantilla, hasta el punto de rechazar fichajes en enero, ahora es vista como una posición de debilidad al haber entregado las llaves a un grupo de futbolistas con la tripa llena de éxitos. Mientras tanto, a los teóricos suplentes, los que hace un año se comían el mundo, les tiemblan las piernas en el Santiago Bernabéu haciendo aguas en Copa.

En cuanto al apartado puramente táctico, el de Marsella tampoco ha encontrado soluciones que aporten estabilidad. Como dato sintomático, hay que remontarse al mes de octubre para recordar la última racha de tres victorias consecutivas de los blancos en LaLiga. Ni el sistema con cuatro centrocampistas que brilló en el tramo final de la pasada campaña ni la clásica BBC terminan por generar unanimidad. Entre tanto, el equipo ha perdido el gancho en ataque y concede fácilmente ocasiones a los rivales. Por si fuera poco, a Zidane también se le achaca una nula capacidad de improvisación en los cambios. Todo sea que la famosa metamorfosis europea que ha caracterizado históricamente a los blancos dé la vuelta a todos estos problemas, pero las sensaciones en el día a día difícilmente han podido ser peores.

Enigma Emery

El Real Madrid se enfrenta a un rival del que poco se sabe sobre su estilo, y no por desinterés, sino porque es algo difícil de descifrar. El PSG es ante todo el equipo del tridente formado por Neymar, Cavani y Mbappé, con todo lo que conlleva a nivel positivo y negativo. El gigante francés aplasta a los modestos de su campeonato, pero también da síntomas de fiarlo todo a la pegada de los de arriba. Frente a un rival de mayor exigencia, está por ver si Emery ha edificado una estructura realmente sólida. Ante los diversos problemas extradeportivos que han asolado al vestuario del conjunto parisino, al entrenador vasco se le ha reducido a una suerte de gestor de egos. El estratega táctico que ha demostrado ser a lo largo de su trayectoria ha caído en el olvido. Contra el Madrid tiene la ocasión perfecta para hacer gala de su plan, si es que lo tiene.

PSG celebración gol

Las 7 claves del PSG

1- EUROPA COMO CUENTA PENDIENTE

Siete años después de la llegada del jeque y tras más de mil millones de euros invertidos en fichajes, el ambicioso proyecto del PSG sigue teniendo la Champions como cuenta pendiente. Pese a que el conjunto francés transmite la sensación de firme candidato al título, lo cierto es que en los últimos años ni siquiera ha logrado acceder a unas semifinales del torneo. Si los parisinos se estrellaron siempre contra la barrera de los cuartos de final entre 2013 y 2016, el más duro de los golpes llegó el pasado curso con el famoso 6-1 en el Camp Nou que les apeó en octavos.

2- DUDAS EN LAS GRANDES CITAS

Una de las razones que ha dificultado el despegue del PSG en Europa reside en el complicado salto de competir en la Ligue 1 a hacerlo en la Liga de Campeones. En ese contexto, no son demasiadas las citas exigentes que ha afrontado el equipo de Unai Emery a lo largo de la temporada, enfrentamientos en los que precisamente se le han visto las costuras. Aunque deslumbró en septiembre con un impecable 3-0 al Bayern en el Parque de los Príncipes, fuera de casa ha caído ante el propio conjunto bávaro (3-1) y el Olympique de Lyon (2-1), además de empatar en el clásico francés contra el Marsella (2-2).

3- UN PORTERO CUESTIONADO

En una plantilla que cuenta con jugadores ‘top’ en todas las demarcaciones, el hecho de que Alphonse Areola no tenga ese cartel en la portería trae consigo ciertas dudas. Pese a que su temporada no se puede calificar como mala, tampoco ha marcado la diferencia en momentos puntuales. Sus estadísticas así lo acreditan, ya que su porcentaje de paradas (72%) es de lo más discreto comparado con otros guardametas de las grandes ligas europeas. Sin ir más lejos, el portero que más ha sonado durante los últimos meses para sustituirlo, Jan Oblak, salva el 88% de los disparos que recibe.

4- GRAN ATAQUE, PEOR DEFENSA

El hecho de que se hable constantemente del potencial ofensivo del equipo de Emery oculta otra realidad no menos importante: su defensa dista de ser igual de imponente. El único jugador fichado el pasado verano para reforzar la retaguardia, Dani Alves, no destaca por su solidez en este momento de su carrera. Los parisinos son vulnerables por fuera y sufren defendiendo los centros laterales, algo que el Real Madrid debería saber explotar. Por si fuera poco, también arrastran problemas a balón parado. Así les han marcado 10 de los 17 goles que han encajado en la liga francesa.

5- AGUJERO EN LA MEDULAR

Los problemas de solidez que el PSG ha mostrado en momentos puntuales de la temporada también tienen mucho que ver con la ausencia de un especialista defensivo en el centro del campo. El declive de Thiago Motta, prácticamente sin continuidad desde que se lesionó del menisco en octubre, es la principal causa del mal. La mejor opción que la dirección deportiva ha encontrado en el mercado invernal para sustituir al italo-brasileño es otro veterano como Lass Diarra (33 años), cuya fiabilidad está por comprobar en una cita como la del Bernabéu.

6- TODO PASA POR VERRATTI Y RABIOT

De la labor del italiano y del francés depende para el cuadro galo mantener el equilibrio y llevar el peso del partido. Los pases del primero y las conducciones del segundo son fundamentales para facilitar el trabajo a los hombres de arriba. La eliminatoria ante el Barça del pasado curso expuso las dos caras de ambos centrocampistas, capaces de firmar una exhibición para enmarcar en París y de derrumbarse bajo presión en el Camp Nou. De nuevo ante su hora de la verdad, volverán a ser el termómetro que marque las posibilidades del conjunto capitalino.

7- UN TRIDENTE DEMOLEDOR, PERO CON UN INCONVENIENTE

A estas alturas, nadie va a descubrir el tremendo poderío de la delantera que conforman Neymar, Cavani y Mbappé, el mejor tridente de Europa con 70 goles entre todas las competiciones. Sin embargo, el hecho de contar con tres jugadores de semejante nivel también conlleva sus desventajas. La principal de todas, que su escasa implicación en tareas defensivas provoca que el equipo tienda a partirse. De lo que no hay duda es de que al intercambio de golpes no tienen rival en el continente.

Cavani PSG

Nuevo lío en el PSG: Cavani, castigado por Emery y fuera de la convocatoria

Mucho estaba durando la tranquilidad en el inflamable vestuario del PSG. Según apuntan varios medios franceses, Edinson Cavani ha sido castigado por Unai Emery tras regresar dos días tarde de sus vacaciones de navidad, motivo por el que no ha sido convocado para el partido que el equipo parisino afrontará este miércoles frente al Amiens en Copa de la Liga.

El uruguayo no es el único que se encuentra sancionado por este tipo de indisciplina, ya que su compañero Javier Pastore volvió con cinco días de retraso. En el caso del argentino, mantiene un enfrentamiento con la directiva del club y busca salir en este mercado de invierno. Ambos justifican su demora por motivos personales y alegan que habían avisado al equipo.

Emery Neymar

Divorcio total entre Neymar y Emery

Continúa el polvorín en el vestuario del PSG. Según publica L’Equipe, que cita a su vez como fuente a un jugador del conjunto parisino, la relación entre Neymar y Unai Emery está completamente rota. El futbolista brasileño ni siquiera lo oculta en sus gestos. “Se le nota en su actitud corporal, es muy claro. A veces simplemente con un gesto de la mano o con una mirada deja claro al entrenador que no le interesa oírle, que es necesario que deje solos a los jugadores”, señala el diario francés.

El origen del conflicto entre la estrella y el técnico del PSG se remonta a la famosa polémica del penalti por el que Neymar discutió con Edinson Cavani. Al parecer, al brasileño no le gustó la solución llevada a cabo por el técnico de Hondarribia, quien recurrió a otros integrantes con peso en el vestuario para que mediasen en la discusión. Además, ambos han chocado posteriormente en varias ocasiones por temas como las sesiones de vídeo y los entrenamientos.

Emery Neymar

A Neymar le aburren las charlas de Emery

El medio brasileño UOL Esporte ha publicado nuevos detalles sobre la situación de Neymar en el PSG. Pese a que el club ha concedido todo tipo de caprichos al ’10’ para que se sienta la estrella incuestionable del proyecto, su sintonía con Unai Emery parece no ser la adecuada. Estas informaciones sostienen que el brasileño no se termina de sentir cómodo con la minuciosidad táctica del técnico de Hondarribia, cuyas sesiones de vídeo de media hora para estudiar a los rivales le resultan soporíferas.

Una bomba de relojería

Aunque Neymar asume las instrucciones, no se trata del mejor caldo de cultivo para cuando vengan mal dadas durante la temporada, pues el ex del Barça ya ha demostrado tener un carácter imprevisible y que puede resultar una auténtica bomba de relojería. Y es que no hay que el olvidar que el atacante también está molesto por la famosa polémica con Edinson Cavani por los penaltis, pues no ha tenido el apoyo de su entrenador para ser el primer lanzador como le hubiera gustado.

Emery Neymar

Neymar ha cambiado… ¡Ahora se enfada porque quiere entrenar!

Sí, parece una gran novedad si hablamos de un futbolista brasileño. Más acostumbrados a protagonizar noticias relacionadas con la noche, y con la fama que arrastran de no querer entrenarse aunque luego en los partidos sorprenden gracias a su talento, ahora parece que las tornas han cambiado, al menos en París.

Según publica L’Equipe, después del encuentro ante el Anderlecht, Emery preparó un entrenamiento suave para los titulares y otro más intenso, con el balón como protagonista, para los suplentes. Neymar completó la sesión, pero al terminar quiso quedarse con los suplentes para seguir entrenándose, pero Emery no le dejó y le mandó al vestuario. El brasileño pegó un balonazo y se fue contrariado. El rotativo francés ya lo considera como un nuevo desencuentro entre el jugador y el entrenador.

Emery Neymar

Al-Khelaifi se cansa de Emery y tiene un nuevo sueño para el banquillo del PSG

Según publica el diario The Sun, Unai Emery no seguirá en el PSG la próxima temporada salvo que lleve a cabo la proeza que supondría ganar la Champions League. En vistas a tal escenario, el jeque Nasser Al-Khelaifi ya se ha marcado un ambicioso objetivo para la parcela técnica, nada menos que el fichaje de José Mourinho. La buena relación del actual entrenador del Manchester United con su compatriota Antero Henrique, director deportivo del club parisino, podría ser clave para que la operación llegue a buen puerto.

Emery Neymar

El ‘psicólogo’ Emery aburre al vestuario del PSG: “A este paso vamos a celebrar la Nochevieja juntos”

Unai Emery corre el riesgo de acabar siendo devorado por un vestuario explosivo, como ya se ha podido comprobar en este tramo inicial de temporada. Según informa Diego Torres en ‘El Pais‘, el técnico del PSG está recurriendo a su faceta de ‘psicólogo’ para tratar de encauzar el conflicto Neymar-Cavani. Mediante un programa de reuniones individuales y colectivas, el objetivo es restaurar la paz y la unión en una plantilla rota desde la llegada de la estrella brasileña.

“Este lunes, por indicación de Emery, los jugadores se reunieron a comer –a falta de reservar en un restaurante– en un salón del Parque de los Príncipes para celebrar el cumpleaños de Thiago Silva. ‘A este paso vamos a acabar celebrando la Nochevieja juntos’, dijo uno de los asistentes, de tantas actividades de confraternización como están haciendo […] La fiesta de Thiago habría servido a la perfección a los planes de Emery de no ser porque Cavani no acudió al convite. El uruguayo no apareció. Draxler, que parece saturado de tanta vida social, tampoco”.

“¡Para eso está Emery!”

El relato del periodista refleja el hastío de un vestuario que no termina de involucrarse en esta nueva dinámica de grupo implantada por Emery, quien sigue tratando de dar con la tecla para que la situación no se le vaya definitivamente de las manos. En el club, lejos de arropar a su entrenador, delegan toda la presión en él para gestionar la situación. “¡Para eso está Emery!”, claman en las oficinas del PSG al ser preguntados sobre el enfrentamiento entre Neymar y Cavani.

Mbappé certificó el reinado del Mónaco y el fracaso de Emery

El Mónaco se proclamó campeón de la Ligue 1 al derrotar por 2-0 al Saint-Etienne en el estadio Luis II. Una vez más, Kylian Mbappé lideró la victoria del conjunto dirigido por Leonardo Jardim anotando un golazo que sirvió para abrir el marcador. La joven promesa del cuadro monegasco se marcó un espectacular cambio de ritmo que recordó al mejor Ronaldo Nazario, acción con la que ya suma 26 goles entre todas las competiciones. El atacante amplía su repertorio a cada partido y demuestra porque los más grandes de Europa se van a pelear por él el próximo verano, carrera en la que el Real Madrid parte como teórico aventajado.

Fin a la dictadura del PSG

El título liguero logrado por el club del Principado pone fin a cuatro años de dominio del París Saint-Germain, hecho que deja al técnico Unai Emery en una posición más que delicada. Aunque el técnico de Hondarribia llegó el pasado verano para que el equipo capitalino diera un salto cualitativo en la Liga de Campeones, no sólo fracasó en el intento con una histórica debacle en el Camp Nou, sino que también ha cedido el trono a nivel nacional.

El verdadero golpe sobre la mesa del PSG: Simeone a París con un cheque en blanco

Tras la debacle europea, el proyecto de Unai Emery en el PSG es agua pasada. Sólo un milagro salvaría al técnico vasco. Para ello, deberá ganar la Ligue1 (ahora mismo es segundo tras el Mónaco) y la Copa de Francia (están en cuartos de final); y que el jeque no encuentre un sustituto mejor, porque parece que no cuenta con la confianza de los máximos mandatarios parisinos.

Desde que llegó, la prensa y la afición no se lo han puesto fácil a Emery. Tampoco quienes debían ser sus hombres de confianza sobre el césped, Jesé y Krychowiak, peticiones expresas suyas. Uno ya no está en el equipo y el otro no cuenta para nada. De no haber maravillado en el partido ante el Barça en el Parque de los Príncipes, seguramente estaríamos hablando ya de su destitución.

El presidente, Nasser al-Khelaifi, tiene claro que quiero montar su proyecto sobre la figura del Cholo Simeone. Así se lo ha hecho saber repetidamente desde 2013, pero el devenir colchonero ataba al argentino a Madrid. Ahora la cosa puede cambiar, aunque únicamente la parte sentimental separa a Simeone de París. El Cholo quiere pasar a la historia atlética como el último entrenador del Calderón y el primero en el Wanda Metropolitano, y podría rechazar cualquier tipo de oferta. Además ya sabe que, pase lo que pase en lo que queda de temporada, no tendrá ningún problema para continuar.

Ante el sentimentalismo, euros, todos los que le pida a Nasser al-Khelaifi. Simeone sería su estrella y tendría un sueldo acorde con su estatus. ¿Cambiará el Manzanares por el Sena?

 

 

Los árbitros dan el pésame a Emery por la “vergüenza” del Camp Nou

No es ninguna broma. Tony Chapron, veterano árbitro francés encargado de dirigir el Lorient-PSG de la última jornada disputada en la Ligue1, se dirigió a Unai Emery para darle el pésame por las “vergonzosas” decisiones del trencilla Aytekin que privó al conjunto parisino de eliminar al Barça de la Champions League, según publica ‘El Confidencial’.

“No puedes evitar pensar que el resultado podría haber sido distinto con un arbitraje más clarividente (…) Todo el mundo vio el penalti sobre Di María que podría habernos permitido llegar al 3-2 y acabar sin duda con todo el suspense. Sin olvidar que no hubo penalti sobre Luis Suárez“, declaró el presidente del PSG. De hecho, los parisinos ya han presentado una queja formal ante la UEFA por 8 errores que ellos consideran clamorosos en el encuentro del Camp Nou.

Y el lobo llegó

El PSG firmó ante el Barça la que probablemente sea su actuación más memorable desde la llegada del jeque Nasser Al-Khelaifi hace algo más de cinco años al club. Hasta hoy, el ambicioso proyecto del conjunto parisino se había limitado en Europa a un aviso tras otro. El esperado salto cualitativo ni siquiera llegó ante la gran oportunidad del pasado curso, cuando quedaron eliminados en cuartos de final frente a un Manchester City que distaba de ser un equipo de primera fila.

Quizá consciente de que el club se había quedado algo estancado en sus pretensiones, el propietario árabe buscó otra vuelta de tuerca con la llegada de Unai Emery como sustituto de Laurent Blanc. El propio técnico de Hondarribia explicó en una entrevista a El País qué fue lo que le dijo Al-Khelaifi: “Tu trayectoria es ascendente; ganaste tres Europa League seguidas. No es la Champions, pero a tú nivel, con un equipo como el Sevilla, es muy difícil. Tú ya tienes un gen ganador. Y nosotros somos un equipo ganador pero que necesitamos mejorar detalles. Aquí no podemos hacer un cambio”.

El libreto de Emery ya está dando sus frutos

Tras unos primeros meses de adaptación con las dificultades que conlleva (de hecho los parisinos ni siquiera son líderes en la Ligue 1 estando a 3 puntos del Mónaco), en la ida de octavos de final de Champions se corroboró el despegue. Los futbolistas han asimilado los conceptos con los que llegó su nuevo entrenador y el resultado es un equipo más contundente y vertiginoso que el que se vio en años anteriores.

Estrellas como Di María, Cavani y Draxler también trabajan sin balón y están en completa armonía con la idea colectiva, la clave para cualquier escuadra que aspire a reinar en Europa. Por si los títulos ganados anteriormente no habían sido suficiente, Emery ha conseguido su reivindicación definitiva con la victoria de prestigio que tanto tiempo llevaba buscando. Evidentemente, su triunfo es también el del proyecto del PSG. Parece que esta temporada llegó por fin el lobo.