Mbappé PSG

Mbappé: “No hay nadie que regatee como Neymar”

Mbappé ha concedido una entrevista exclusiva para el diario MARCA en la que repasa la actualidad del PSG y su próximo enfrentamiento de Champions con el Real Madrid, entre otras cuestiones. “Somos dos de los mejores equipos del mundo. Bueno, el Madrid es el mejor equipo del mundo, han ganado dos Champions seguidas y nosotros estamos creciendo. Creo que va a ser una gran eliminatoria y vamos a ir al Bernabéu para clasificarnos“, asegura el joven francés.

Enfrente tendrá a uno de sus grandes ídolos, Cristiano Ronaldo: “Es un ídolo de mi infancia y fue bonito conocerle cuando visité Valdebebas. Pero yo soy un competidor, y una persona competitiva lo que quiere es ganar, ganar y ganar. Así que poco importa quién esté enfrente nuestra, lo que queremos es ganar. Le adoré cuando era pequeño, pero eso se acabó. Ahora voy al Bernabéu a jugar y a ganar. De alguien que ha ganado cinco Balones de Oro sólo te queda aprender”.

Le adoré cuando era pequeño, pero eso se acabó

Precisamente su nombre sonó para formar equipo en Madrid junto a Cristiano, aunque al final la operación no llegó a materializarse: “El PSG es el equipo de mi ciudad, es como si un niño madrileño del Madrid tiene la oportunidad de jugar en su equipo y se va a otra parte, a otro país. No, no, yo quería jugar en el PSG y estoy muy contento por ahora de cómo se están sucediendo las cosas”

Neymar es diferente

También ha hablado sobre el futbolista más caro de la historia, su compañero Neymar: “Para mí es muy parecido y está prácticamente al mismo nivel de Cristiano. La gente desde fuera ve un Neymar en el campo que no es. La gente le ve haciendo esos regates y se cree que sólo piensa en divertirse, que es egoísta, que sólo piensa en él. Pero cuando compartes vestuario con él te das cuenta que no hay nada de eso. Es de verdad una persona amable, que se acerca para interesarse por los demás, muy simpático, y que primero juega para el equipo. Es verdad que su fútbol es el dribling, es un regateador y no vas a pedirle que deje de hacerlo porque lo hace muy bien. No hay nadie que regatee como él en esa faceta del juego, es un futbolista que nos puede hacer ganar títulos y hay que aprovecharlo”.

Benzema: “Si sigo en el Real Madrid es por mi padre”

Benzema se ha sincerado en una entrevista para la revista francesa ‘Les Inrocks’ donde ha repasado su vida y su situación actual en el Real Madrid, donde no parece que atraviese por su mejor momento de juego. “Si estoy en el Real Madrid es por mi padre, es la persona de mi familia que viene a verme más a Madrid”, ha confesado Benzema. “Creo que es una imagen de mi padre que se repite en mi cabeza: ‘¡Tienes que hablar en serio!’. Era muy pequeño, tenía que tener 5 años. En retrospectiva, me digo a mí mismo que si hoy estoy en el Real Madrid, es por esto”, recuerda Benzema,

“Vengo de un lugar difícil y tuve suerte de que mi padre siempre estuviera detrás de mí. Hoy, nuestras relaciones son más relajadas. Es la persona de mi familia que viene a verme más a Madrid. Asiste a entrenamientos, partidos, está muy presente”, insiste.

Volver con Francia

Sobre la posibilidad de volver algún día a defender la camiseta de la selección francesa, Benzema no se esconde: “Pienso en poder regresar algún día”. La ausencia de Karim se ha convertido en un culebrón nacional, pero todo apunta a que no estará en el próximo Mundial de Rusia 2018.

Para poder vestir algún día de nuevo la camiseta de Francia debe seguir triunfando en el Real Madrid, y en la presente temporada parece que las cosas tampoco le están saliendo como esperaba. Incluso el Bernabéu ha llegado a pitarle en el último partido ante Las Palmas después de fallar una clara ocasión de gol. Sin embargo, cuenta con la confianza absoluta de Zidane como delantero titular del equipo blanco, y como buen ariete vive del gol y de las rachas. Sus compañeros tienen claro que los goles del francés llegarán, y mientras tanto se deshacen en elogios hacia el futbolista que tantos goles les ha ‘regalado’ en las últimos temporadas y que han permitido al Real Madrid, entre otras cosas, levantar tres de las últimas cuatro Champions y la pasada Liga.