Koke Saúl final europa league atleti

Otro éxito para una pareja de época

La de Lyon se convierte en la segunda Europa League para Koke Resurrección y Saúl Ñíguez. Muchos no lo recordarán, pero los dos centrocampistas ya fueron partícipes en el primer éxito cosechado en la era de Diego Pablo Simeone, el que sirvió para estrenar su palmarés como jugadores del Atlético. Su cuota de protagonismo poco tuvo que ver con el que tienen actualmente. En el caso del ilicitano, fueron tan sólo seis minutos en la ida de octavos de final contra el Besiktas que supusieron su debut oficial como rojiblanco. Bastante más contó el vallecano, quien disputó 13 partidos (ocho de titular y cinco de suplente) a lo largo de la competición dando dos asistencias. Seis años después, ambos han sido indispensables para el Cholo siendo los dos futbolistas de campo que más han jugado de la plantilla en lo que va de temporada: 4.661 minutos disputados por Saúl y 4.034 en el caso de Koke. Además, el segundo es el jugador que más ha contado para Simeone desde su llegada al banquillo con 335 encuentros disputados bajos sus órdenes.

Koke puede desbancar a Adelardo

Su pronta madurez y regularidad les ha convertido en una pareja que rara vez falta en las alineaciones. Incluso han llegado a ocupar usualmente el mediocentro que hace no tanto tiempo pertenecía a dos consagrados expertos como Gabi y Tiago. Están llamados a marcar una época y liderar al equipo durante los próximos años. A sus 26 años, Koke ya suma un total de 373 apariciones con el Atlético superando recientemente a todo un mito como Luis Aragonés. Por delante sólo tiene a Fernando Torres (403 partidos), Gabi (416), Isacio Calleja (421), Tomás Reñones (445), Carlos Aguilera (449), Enrique Collar (468) y Adelardo Rodríguez (550). Probablemente, les acabe superando a todos. “Siempre quise jugar en el Atlético y quiero estar aquí para siempre. Tengo la ilusión de acabar mi carrera en el Atleti. Soy un aficionado más y quiero jugar toda la vida aquí. Quiero seguir cumpliendo partidos con el Atleti y, por qué no, pasar un día a Adelardo”, reconoció recientemente el vallecano. En Lyon ya ha sumado su sexto título como colchonero, junto con otra Europa League, la Supercopa de Europa, la Supercopa de España, la Copa del Rey y la Liga que ya figuran en su palmarés.

La puntualidad de Saúl

Si lo de Koke va camino de algo histórico, lo de Saúl puede ser incluso más. A sus 23 años, ya suma 203 encuentros como rojiblanco. Hace un año, el club se aseguró de atarlo de por vida con una renovación casi sin precedentes: ¡nueve años más de contrato! De seguir vinculado al club hasta 2026, podría alcanzar perfectamente los 600 partidos en el Atlético. Por si fuera poco, también tiene esa puntualidad en las grandes citas propia de las mejores leyendas. De los 28 goles que ha marcado con el Atlético, 11 de ellos han sido en competición europea (ocho en Champions y tres en esta Europa League). Con la excepción del 1-2 firmado ante el Lokomotiv en Rusia, el resto de sus tantos en Europa sirvieron para abrir la lata.

Simeone celebración Europa League Atleti

Un título que revitaliza al Cholismo

No es el mero hecho de ganar el título. Esta Europa League supone para el Atlético algo más. Tras la celebración, jugadores y técnico coincidieron: han vuelto y van a por más. En un equipo que se ha acostumbrado a ganar títulos, cuatro años desde la Supercopa de España se habían hecho demasiado largos. Necesitaban volver a tocar metal para creérselo. Los de Diego Pablo Simeone han tomado impulso y están en disposición de aspirar a cotas mayores. “Había el sentido de confirmar que en la vida uno tiene que insistir. La única manera de volver a ganar es insistiendo. Perdimos una final faltando dos minutos, otra en los penaltis y el equipo se volvió a levantar. Estos chicos son la historia viviente del Atlético de Madrid. Son ocho años maravillosos”, señaló el técnico argentino en sala de prensa.

Un mensaje de ambición en el que también incidió Fernando Torres, pese a que ya no estará la temporada que viene. “Esto no es un título, es muchísimo más, el comienzo de algo más grande”, señaló El Niño. Sin duda, es en jóvenes como Saúl Ñíguez en quienes se confía para que el Cholismo pueda renovarse sin perder su esencia ganadora. “Cuando los aficionados dicen que nunca dejes de creer o que volveremos, la verdad es que así, nosotros nunca dejamos de creer y a pesar la final de Milán o de la eliminación en la Liga de Campeones el equipo no se vino abajo y como siempre volvimos“, indicó el centrocampista.

Simeone puede hacer aún más historia en la Supercopa de Europa

Por lo pronto, si los rojiblancos siguen con hambre, les espera otra final el próximo 15 de agosto en Tallin, la de la Supercopa de Europa. Al igual que les sucede con la Europa League, su historial, aunque corto, es una garantía en esta competición, donde ya se derrotó con suficiencia al Inter en 2010 (2-0) y al Chelsea en 2012 (4-1). Falta por conocer el adversario: un club amigo como el Liverpool o el eterno rival y bestia negra en Europa, el Real Madrid. Sea quién sea, el próximo curso comenzará fuerte. Tras igualar el récord de Luis Aragonés como entrenador del Atlético con más títulos, un total de seis, tendrá dentro de tres meses la oportunidad de superar al Sabio de Hortaleza.

Atleti Griezmann final europa league

Recado de Gil Marín a Griezmann: “Debe decidir si ser historia del Atleti o ir a un club donde nunca entrará en ella”

El consejero delegado del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín, habló sobre la posible salida de Antoine Griezmann al Barça después de que el Atlético se impusiera en la final de la Europa League con el atacante francés como MVP del choque.

“Dependerá de sus sensaciones más que de cualquier otra cosa, es lo que él quiera decidir, si quiere hacer historia en el Atlético de Madrid y que todo gire a su alrededor o irse a un club donde nunca entrará en la historia”, afirmó en declaraciones a El Larguero de la Cadena Ser.

Fernando Torres Europa League Atleti

La felicidad de un Niño

Pese a haber jugado apenas los últimos minutos del choque, es uno de los grandes nombres de la final de Europa League. Fernando Torres cumplió el sueño de ganar un título con el equipo de su vida, el cual además pudo levantar por cortesía de Gabi.

El Niño, quien ya anunció su marcha al final de temporada, al fin pudo cerrar el círculo. Cargó durante años con el peso de un club que atravesaba años difíciles y tuvo que salir fuera para que ambos creciesen. Su segunda etapa ha tenido la culminación soñada. No cabe duda de que será uno de los días más felices de su carrera.

“Es una felicidad que es difícil de explicar. He cumplido un sueño que tenía desde pequeño. Pero sobre todo es el orgullo de pertenecer a este grupo que ha cambiado la vida de muchos atléticos. Hay que ser ambiciosos y pensar que es el comienzo de algo mucho más grande. Para mí personalmente es un final fantástico”, señaló tras el encuentro. Sin duda, el final perfecto para una gran historia de amor.

 

Gabi gol final europa league

Gabi volvió a ser el Capitán Final

Los galones existen por algo. Gabi fue titular en la final de Lyon y volvió a recordar su importante papel en el mejor Atlético de la historia. El capitán del conjunto rojiblanco firmó una imperial actuación en la medular culminada por el tanto del 3-0. Fue su momento de gloria y no tuvo inconveniente en ceder el de levantar la copa de la Europa League a Fernando Torres, gesto que le honra más si cabe.

Aquella competición que en caliente tildó de “mierda” hace unos meses se ha convertido en su consagración. Un sapo que no tuvo inconveniente en tragarse después del encuentro. “Ahora me tengo que tragar mis palabras sobre la Europa League. Esta copa nos ha dado mucho”, reconoció. A sus 34 años, todo parece indicar que la aventura no acabará aquí para el capitán, quien tiene contrato hasta 2019. En la Supercopa de Europa del próximo mes de agosto puede alzar su séptimo trofeo como colchonero.

Juanfran Atleti europa league

Juanfran se acordó del Real Madrid durante la celebración

Dará que hablar. Juanfran Torres tomó el megáfono durante la celebración del título de Europa League y no dudó en acordarse de sus vecinos del Real Madrid, en cuyas categorías inferiores se formó como futbolista. “Que se enteren los vikingos quién manda en la capital”, cantó el jugador nacido en Crevillente.

Griezmann final Europa League

MVP Griezmann: exhibición, doblete, título… ¿y adiós?

Si hay un jugador al que habrá que recordar en esta final que supuso la tercera Europa League del Atlético, ese será sin duda Antoine Griezmann. Si Diego Forlán fue el artífice del éxito de 2010 y Radamel Falcao del de 2012, al francés le corresponde la autoría del sexto título de la era Simeone. El ‘7’ firmó una colosal actuación apuntalada por los dos goles que encarrilaron el encuentro.

Se fajó como hace habitualmente y resolvió como los grandes cuando correspondió. De algún modo, se ha quitado la espina clavada de la final de Milán. No es de extrañar que la sola idea de su marcha a un rival directo como el Barça genere pavor en la parroquia colchonera. Lo cierto es que se ha ganado el respeto de los suyos tome la decisión que tome.

En cuanto a lo que ocurra con su futuro, el galo prefiere eludir la cuestión por el momento, al igual que Simeone y sus compañeros. “Creo que no es momento de hablar de mi futuro, hay que disfrutar de mi partido, de haber ganado un título y de celebrarlo con la gente. Era un sueño ganar un título con el Atleti, con el Cholo y con mis compañeros. En Champions no pudo ser. Me dije a mí mismo que era mi ocasión y así ha sido”, señaló tras ser nombrado MVP de la final.

Gafe Payet lesion

Muchos hablarán de gafe: Payet tocó la copa y terminó lesionado entre lágrimas

No pudo tener peor fortuna el Olympique de Marsella en la primera parte de la final de Europa League contra el Atlético. Al golpe del 1-0 de los rojiblancos tras un error garrafal se sumó a la media hora la lesión de su estrella, Dimitri Payet, quien se retiró al banquillo desconsolado y entre lágrimas. Además de perderse el partido de la temporada, peligra también el Mundial de Rusia para el futbolista francés.

La parte curiosa del asunto es que el mediapunta tocó el trofeo de la Europa League nada más pisar el césped, lo que ha avivado la vieja leyenda sobre la mala suerte que da esto antes de una final. No obstante, cabe señalar que el ex del West Ham llegó a la cita entre algodones.

Fallo Mandanda Anguissa Marsella Atletico

Inconcebible en una final: Mandanda y Anguissa regalaron el primer gol al Atlético

Sufría el Atlético en los primeros minutos de la final de Europa League contra el Marsella hasta que dos aliados inesperados aparecieron en el equipo contrario. Steve Mandanda y André Zambo Anguissa se hicieron un lío en una entrega aparentemente sencilla y los rojiblancos aprovecharon el regalo para adelantarse. Mal pase del guardameta comprometiendo a su compañero y pésimo control de éste.

Bengalas final europa league

Vergüenza ultra y de la UEFA: las bengalas se colaron en la final de Europa League

Bochornoso lo vivido instantes antes de la final de Europa League entre Olympique de Marsella y Atlético. El partido tuvo que comenzar con retraso debido a la humareda provocada por las bengalas introducidas por aficionados radicales del conjunto francés. La UEFA fue incapaz de evitar lo que muchos temían.

Atlético celebración gol final europa league

Atleti III, emperador de Europa

Neptuno se viste de fiesta cuatro años después. El Atlético no falló a su papel de favorito y derrotó al Olympique de Marsella por 0-3 en la final de la Europa League. El ambiente jugó a favor de los franceses, pero ni la superioridad en la grada ni la humareda de las bengalas asustan al gigante construido por el Cholo. Sabían los rojiblancos antes del partido que tocaría sufrir en algún momento, y éste se produjo nada menos que en los primeros compases del choque.

Los franceses ganaban todos los balones divididos y merodeaban constantemente el área rival, pero un campeón requiere mucho más que eso. Entre otras cosas, no cometer fallos como el del 1-0. Error garrafal en la salida de balón del equipo de Rudi García y ahí afloró el instinto asesino de los colchoneros, con Gabi recuperando y dándosela a Griezmann para que éste no perdonara. El Marsella nunca volvería a ser el mismo y, por si fuera poco, perdía a su estrella Dimitri Payet por lesión a la media hora.

Los de Simeone, en esta ocasión dirigidos por Mono Burgos en el banquillo, fueron sintiéndose cada vez más cómodos. Este partido lo habían jugado y ganado infinidad de veces en los últimos años. Tras el descanso, salió el Atlético a sentenciar y sólo necesitó cinco minutos. Nueva recuperación en zona peligrosa, gran pase de Koke y mejor definición de Griezmann, quien picó la pelota ante la salida de Mandanda.

Con dos goles de ventaja, el partido pasó a estar tan controlado por los rojiblancos que incluso transmitieron cierta relajación por momentos. Un cabezazo de Mitroglou al poste les despertó y Gabi marcó el tercero para asegurar el título. Fernando Torres entró en los últimos minutos para completar la fiesta, quien al fin tiene su añorado título con la camiseta del Atlético.

Correa Atleti

Simeone apuesta por Vrsaljko y Correa; Vitolo a la grada

Ya son oficiales las alineaciones escogidas por Rudi García y Diego Pablo Simeone para afrontar la final de Europa League entre Olympique de Marsella y Atlético de Madrid, en la que los rojiblancos buscan levantar este título por tercera vez. Vrsaljko y Correa son los elegidos por el Cholo en los dos puestos que más en duda estaban en el once. Vitolo, recién salido de lesión, no entra finalmente en la lista.

Marsella: Mandanda, Sarr, Rami, Luiz Gustavo, Amavi, Sanson, Anguissa, Thauvin, Payet, Ocampos y Germain

Atlético: Oblak, Vrsaljko, Giménez, Godín, Lucas, Gabi, Saúl, Correa, KokeGriezmann y Diego Costa

Final de Europa League

Así transcurrieron las horas previas a la final de Europa League

Sigue en directo la previa de la histórica cita que el Atlético de Madrid afronta la noche de este miércoles (20:45 horas, beIN Sports) en la final de Europa League. Cuatro años después de la Supercopa de España ganada en 2014, los rojiblancos quieren volver a Neptuno para celebrar un título y estrenar a lo grande la nueva etapa del club en el Metropolitano

19:50 – ¡Ya hay alineaciones confirmadas de ambos conjuntos! Conócelas aquí.

19:20 – Los integrantes del Olympique de Marsella también han puesto rumbo al estadio.

19:15 – Llegada de los jugadores del Atlético al estadio donde buscarán su tercera Europa League.

18:55  Con Simeone sancionado, la importante responsabilidad de guiar al Atlético hacia el título recae sobre el Mono Burgos. Hay absoluta confianza en el segundo del Cholo.

18:45 – El equipo colchonero ya ha salido del hotel de concentración para tomar el autocar que les lleve directo al Parc Olympique Lyonnais.

18:30 – Los aficionados del Atlético también van en camino, con cánticos y muchas ganas de ver a los suyos hacer algo grande.

18:05 – Van llegando al estadio los ultras del Marsella escoltados por la policía.

17:45 – La marea rojiblanca ha ido apoderándose de Lyon a lo largo del día.

17:30 – El Atlético quiere vengar en Lyon la final europea perdida hace 32 años en la misma ciudad.

17:00 – El TAS ha rechazado la suspensión cautelar de la sanción a Simeone, por lo que se confirma del todo que el argentino no estará en el banquillo durante la final.

16:30 – Otro que está deseando quitarse una espina clavada es Jan Oblak, quien ha perdido sus dos anteriores finales europeas en la tanda de penaltis. La primera con el Benfica en esta misma competición ante el Sevilla en 2014, mientras que la segunda en Milán contra el Real Madrid hace dos años.

16:00 – El encuentro también es de importante significado para veteranos del equipo rojiblanco como Gabi, Godín, Filipe y Juanfran, supervivientes de la final de 2012 en Bucarest y puede que ante la última que disputen juntos.

15:30 – La delantera formada por Antoine Griezmann y Diego Costa es la principal baza del Atlético para la final. El primero ha dado más que hablar estos días por su posible fichaje por el Barça que por el propio partido, y eso que vuelve a un escenario significativo para él. Por su parte, el hispano-brasileño llega desatado tras su gran actuación en la vuelta de semifinales contra el Arsenal.

15:00 – Lo que hay que saber sobre el Parc Olympique Lyonnais, el estadio que esta noche acogerá la final de la Europa League: http://revistaelbalon.com/atletico-madrid/sede-final-europa-league/

14:30 – El Atlético se juega algo más que un éxito deportivo. El título de Europa League también supondría un premio económico que siempre es bienvenido, más tras lo que supuso la temprana eliminación en Champions.

14:00 – Una de las notas más emotivas del choque la pondrá Fernando Torres, quien puede despedirse del Atlético consiguiendo el primer título que todavía no ha levantado como jugador rojiblanco.  Enrique Cerezo ha reconocido que puede ser El Niño quien levante el trofeo en caso de vencer: “Lo importante es ganarla, y una vez que la hayamos ganado la puede levantar cualquiera, y si es Fernando, pues mejor”

13:30 – Se siguen sucediendo las reacciones sobre la gran cita de esta noche. Entre las más sonadas está la de Paulo Futre, quien jugó en ambos conjuntos y ha publicado un curioso mensaje en las redes sociales.

13:00 – El holandés Bjorn Kuipers dirigirá esta final de la Europa League, un colegiado de mal recuerdo para el Atlético al ser el mismo que arbitró la final de Lisboa perdida en 2014. El tema arbitral ya dio bastante que hablar en las semifinales de ambos conjuntos. En el caso del Atlético, por lo sucedido en el duelo de ida en el Emirates Stadium, con un Simeone que terminó expulsado –entre otras decisiones controvertidas– y que hoy verá el partido desde la grada. Por su parte, el Marsella logró la clasificación en una jugada de córner que no fue tal, además de adelantarse en la ida con un gol de Thauvin en el que hubo mano.

12:30 – En cuanto a lo ajeno a lo estrictamente deportivo, preocupa especialmente la amenaza ultra que representan ambos equipos. Por ello, Lyon se ha blindado con un dispositivo de máxima seguridad que estará integrado por 1.250 agentes. Hay que recordar que algo más de 10.000 aficionados arroparán al Atlético esta noche en el Parc Olympique Lyonnais, quienes estarán en una importante inferioridad numérica respecto a los seguidores del Marsella que estarán presentes.

11:30 – El conjunto rojiblanco parte como favorito, pero lo cierto es que el Olympique de Marsella no se presenta como un rival asequible. Los franceses estarán más respaldados en la grada al disputarse la final en suelo francés y cuentan con hombres de mucha calidad en ataque. La pareja formada por Dimitri Payet y Florian Thauvin representa la mayor amenaza para los de Simeone.

Como ya señalamos en este análisis del rival del Atlético, éste lleva disputando esta competición desde el mes de julio. Primero, tuvo que eliminar a KV Oostende (4-2 y 0-0) y Domžale (1-1 y 3-0) en las rondas previas. En fase de grupos, sufrió para ser segundo compitiendo contra Salzburgo, Konyaspor y Vitória Guimarães. Posteriormente, ha tenido que apear a doble partido a Sporting de Braga (3-0 y 1-0), Athletic (3-1 y 1-2), RB Leipzig (1-0 y 5-2) y, de nuevo, Salzburgo (2-0 y 2-1 con gol en la prórroga).

11:00 – ¡Llegó el día! El Atlético buscará esta noche su tercera Europa League en la final contra el Olympique de Marsella. Cuatro años después de la Supercopa de España ganada en 2014, los rojiblancos quieren volver a Neptuno para celebrar el título con el que empezó todo hace ocho años y que también supuso el primer éxito de Diego Pablo Simeone en 2012.

A favor de los del Cholo está su experiencia en este tipo de encuentros, ya que ésta será la octava final que disputen desde la llegada del técnico argentino. La última se remonta a Milán hace dos años, de mal recuerdo para la parroquia colchonera al dejar escapar de nuevo la Champions ante el Real Madrid. Sin embargo, esta competición es otra cosa para el Atlético, que en el camino ha eliminado a Copenhague (1-4 y 1-0), Lokomotiv de Moscú (3-0 y 1-5), Sporting de Lisboa (2-0 y 1-0) y Arsenal (1-1 y 1-0).

Fernando Torres

¡Levántala Fernando!

La final de la Europa League supone para el Atlético algo más que la oportunidad de protagonizar un nuevo éxito. Los rojiblancos también quieren brindar la despedida perfecta a uno de sus grandes ídolos, un Fernando Torres que aún no ha conseguido ganar un título con el equipo de su vida. “Ganar en mi club, en el Atlético, en mi casa, es algo que soñaba desde pequeño. Sería un perfecto final”, confesó hace unos días. Esta copa tiene que ser la del Niño, quien ya estuvo muy cerca hace dos años en Milán, donde fue titular y vio cómo el Real Madrid finalmente se llevó la Champions en los penaltis. Durante estos días se ha especulado con la posibilidad de que sea el ‘9’ quien levante el trofeo en caso de vencer en Lyon. Incluso el presidente Enrique Cerezo ha dado su bendición a la idea horas antes del partido. “Lo importante es ganarla, y una vez que la hayamos ganado la puede levantar cualquiera, y si es Fernando, pues mejor”, afirmó el mandatario.

Finalista experto

Pese a precedentes como éste, lo cierto es que al de Fuenlabrada no le ha ido nada mal en este tipo de encuentros. De las diez finales que ha disputado a lo largo de su carrera profesional, en cinco marcó gol. Lo que le aporta un grado de experiencia también a tener en cuenta. “Haber jugado finales te hace saber hacia dónde se va decantando. Cuando ganas te das cuenta de que hay similitudes, también en las que pierdes. Eso sirve para saber cómo reaccionar. Eso te lo da el tiempo, la edad, la experiencia… Te sirve para hablar y explicar a los que han jugado menos. Pero todos sabemos que cada detalle cuenta, incluso los que parecen insignificantes, aprender también de las derrotas”, afirmó al respecto.

Torres también sabe ya lo que es ganar una Europa League marcando en la final. Sucedió en la de la temporada 2012-13 disputada entre Chelsea y Benfica, cuando anotó el primero para los ingleses en un partido que terminaron ganando por 2-1. Un año antes, tuvo varios minutos en la final de Champions que el conjunto londinense ganó al Bayern en los penaltis y que sirvió para que el delantero ganase la única Orejona de su carrera. Con la camiseta ‘blue’, también vio portería en las finales de Community Shield de 2012 contra el Manchester City y de Supercopa de Europa contra el Bayern en 2013, aunque ambas acabaron con derrota para los suyos. No obstante, la más recordada de sus apariciones finalistas fue la primera de todas en la Eurocopa de 2008 contra Alemania. No pudo salir mejor para el delantero, ya que marcó el gol que dio un título a España 44 años después. Cuatro años más tarde, en la final del mismo torneo, repitió haciendo el 3-0 contra Italia. No tuvo la suerte de anotar en la del Mundial de 2010 –aunque intervino en la jugada del histórico gol de Iniesta– ni tampoco en la de la Copa Confederaciones de 2013.

En el club de los 400

Con lo bueno y con lo malo, se trata del currículum que todo futbolista sueña con tener y que ampliará en el Parc Olympique Lyonnais. El Marsella también es un rival conocido para Torres, al que se enfrentó cuatro veces durante su etapa como jugador del Liverpool, todas ellas en la fase de grupos de la Champions League (ediciones 2007-08 y 2008-09), y al que le marcó un gol. Con esta Europa League, puede dejar el Atlético en lo más alto, con un título que ponga la guinda a los más de 400 partidos que ha disputado como colchonero. Sólo otros siete jugadores han rebasado dicha cifra: Adelardo, Tomás, Collar, Aguilera, Calleja, Arteche y Gabi. Pase lo que pase, es historia viva del club.

Simeone Mono Burgos

Esta final se gana con el Mono

La épica batalla de Londres se saldó con importantes daños colaterales. El polémico arbitraje del francés Clément Turpin, quien mostró la roja a Vrsaljko a los diez minutos de partido, desató la ira de Diego Pablo Simeone. El técnico argentino también terminó expulsado por insultar gravemente al colegiado francés, por lo que no pudo sentarse en el banquillo del Atlético en la vuelta de semifinales de la Europa League ni tampoco podrá en la final de este miércoles, tal y como ya ha ratificado el TAS al denegar la cautelar. La importante responsabilidad de guiar al conjunto colchonero hacia el título desde el banquillo recae sobre su carismático segundo entrenador, Germán ‘Mono’ Burgos.

No es la primera vez que el exguardameta tomas las riendas, pues hay que recordar que Simeone ha sido expulsado hasta seis veces durante su etapa en el Atlético. El historial del lugarteniente del Cholo en este tipo de circunstancias es una garantía, el cual incluso contempla una victoria en el Santiago Bernabéu (1-2) en el derbi liguero de la temporada 2014-15. En Londres, tras quedarse solo en el banquillo, fue capaz de reconducir la situación en medio de la adversidad, mientras que en el Wanda Metropolitano completó la faena sin que hubiera que echar en falta la presencia de Simeone.

Confianza absoluta en el segundo del Cholo

El de Mar del Plata parece sobradamente preparado, con una incidencia fundamental en los éxitos deportivos que ha vivido el club durante los últimos años, aunque los focos rara vez apunten a él. “Yo necesito de un pesimista a mi lado para vivir, soy un optimista nato. No puedo llevarme por emociones de jugadas. Yo estoy pensando, anotando, no me puedo llevar por la emoción. El Cholo tiene una manera de vivirlo en la que salta, patea, hace así con la gente. Yo tengo que complementar eso, el arquero tiene que ser frío”, reconoció sobre su labor en el banquillo en una entrevista para el diario El Mundo.

Simeone, quien vivirá el duelo desde la grada, ya ha expresado su total confianza en su segundo entrenador de cara a la final. “Lo hemos vivido ya contra el Arsenal, donde Germán estuvo delante del equipo. Más allá de la tristeza que me genera no poder estar en esta final, me ampara una gran sensibilidad con Germán. Nos conocemos desde hace una vida, tenemos sentimientos similares y entendemos el fútbol de la misma manera. Todo lo que salga de su cabeza estará en la mía y habrá transmisiones”, señaló al respecto. Nadie mejor que el Mono para ejercer de Cholo.

Futre en el Marsella

Futre: “Jugué en el Marsella, pero esas equipaciones tan blancas provocan alergia”

A escasas horas de la final de la Europa League, el exjugador Paulo Futre, quien en su día pasó tanto por el Atlético como por el Marsella, ha sorprendido en las redes sociales con un mensaje en el que bromea sobre su pasado en el conjunto francés e hizo alusión indirecta a la rivalidad de los colchoneros con el Real Madrid. El portugués ya reconoció anteriormente que irá con el equipo rojiblanco, del que parece tener muchos mejores recuerdos como futbolista.

Ultras Marsella

Lyon se blinda contra la amenaza ultra

Alerta máxima en Lyon durante las horas previas a la disputa de la final de la Europa League. La ciudad se blindará con un potente dispositivo policial ante el peligro que representan los grupos ultras de Olympique de Marsella y Atlético. Hasta 1.250 agentes participarán en el despliegue de diez unidades móviles, lo que supone “el triple o el cuádruple del habitual en un partido de la liga francesa”, tal y como ha asegurado el delegado del Gobierno de la región Auvernia-Ródano-Alpes, Stéphane Bouillon.

La mayor parte de la atención está puesta en los seguidores radicales del conjunto francés, conocido por contar con una de las hinchadas más peligrosas de Europa, con hasta seis grupos diferentes que aglutinan 27.000 aficionados. Se da la circunstancia de que el Marsella es un rival histórico del Olympique de Lyon, club cuyo estadio acogerá esta final. Durante estos días, los ultras marselleses han amenazado con aprovechar la cita para causar destrozos. “On va tout casser chez toi!” (¡Vamos a romperlo todo en tu casa!), ha sido uno de sus cánticos más recientes.

Un peligroso historial en ambos lados

Ya protagonizaron incidentes durante su desplazamiento hasta San Mamés en la ronda de octavos de final, cuando dos guardias de seguridad fueron acuchillados. Por si fuera poco, está el recordado precedente de 2008, cuando 1.200 radicales del Marsella asistieron al Vicente Calderón la última vez que ambos equipos se vieron las caras en Europa. Éstos terminaron enfrentándose a la policía en una pelea multitudinaria que se saldó con el encarcelamiento del líder ultra Santos Mirasierra durante dos meses.

En el otro lado estará el Frente Atlético, de ideología totalmente contraria a la de los ultras del Marsella y cuyo negro historial de violencia también todos conocen a estas alturas. “Si nos vamos a ultras y a situaciones complicadas, recuerdo algunas imágenes a las orillas del Manzanares. Vamos a quedarnos con toda la gente que va a disfrutar a los partidos y a pasarlo bien, vamos a dejar a los que quedan en los partidos para pegarse”, recordó Andoni Zubizarreta, actual director deportivo del Olympique, en referencia al asesinato de Javier Romero ‘Jimmy’ en 2014.

Atlético final Europa League

El dinero que se juega el Atlético en la final de la Europa League

El Atlético no sólo tiene un aliciente deportivo en la final de Europa League contra el Olympique de Marsella, también lo tiene de carácter económico. Y es que los rojiblancos pueden ingresar 6,5 millones de euros sólo por conseguir la victoria en Lyon. Cabe recordar que la temprana eliminación del equipo colchonero en Champions supuso también una pérdida importante en cuanto a ingresos televisivos, algo indispensable para que el club pueda seguir creciendo al ritmo de los últimos años.

Hacerse con el título enmendaría parte del daño, ya que, en caso de ser campeón, el Atlético habrá ingresado un total de 10 ‘kilos’ a lo largo de su trayectoria en toda la competición. A esta cantidad habría que sumar los 35 millones de euros percibidos por la participación en Liga de Campeones. En caso de perder la final, el premio sería algo menor: 3,5 millones.

Olympique de Marsella

Las 7 claves del Olympique de Marsella

1- Pedigrí histórico

El Marsella afronta esta final de la Europa League como una gran oportunidad para reverdecer viejos laureles. Aunque actualmente vive a la sombra del PSG en Francia, sigue presumiendo de ser el mejor club de su país en el apartado histórico. Es el único que ha sido capaz de conquistar la Champions (la de la temporada 1992-93) y el que más finales europeas ha disputado desde 1956, un total de cinco con ésta. Venido a menos durante los últimos años, su último título data de 2012, cuando conquistó la Copa de la Liga.

 

2- El artífice del milagro

Hace apenas un año, lo último que hubieran imaginado los aficionados marselleses era ver a su equipo disputando la final de toda una Europa League. La excelente labor del técnico Rudi García (secundado por Andoni Zubizarreta en la dirección deportiva) es la principal razón por la que el Olympique ha conseguido escapar de la mediocridad. A través de un esquema 4-2-3-1, el conjunto francés ha encontrado el equilibrio para competir al máximo nivel. Un entrenador que ya demostró su valía en el Lille, con el que conquistó un histórico doblete en 2011.

 

3- Instinto de supervivencia

Hay que resaltar el largo camino emprendido por el Marsella en esta competición, la cual comenzó nada menos que en julio superando dos rondas previas ante KV Oostende (4-2 y 0-0) y Domžale (1-1 y 3-0). En fase de grupos, los de Rudi García sufrieron para ser segundos compitiendo contra Salzburgo, Konyaspor y Vitória Guimarães. La dura travesía continuó con cuatro eliminatorias superadas frente a Sporting de Braga (3-0 y 1-0), Athletic (3-1 y 1-2), RB Leipzig (1-0 y 5-2) y, de nuevo, Salzburgo (2-0 y 2-1 con gol en la prórroga). Si han llegado hasta aquí, son capaces de todo.

 

4- Importante mejoría defensiva

No es la retaguardia el punto más fuerte del equipo galo, aunque sí ha mostrado una evolución que ha sido fundamental para plantarse en Lyon. Adil Rami (quien ya ganó esta competición tres veces con el Sevilla) y Luiz Gustavo (gran temporada la suya) conforman una dupla de centrales experimentados. En la derecha, Bouna Sarr, extremo reconvertido, destaca como el jugador que más duelos individuales ha ganado en toda la Europa League. El flanco izquierdo es para Jordan Amavi, lateral de clara vocación ofensiva.

 

5- La incógnita en el medio

“Dime quién es tu mediocentro y te diré cómo juegas”. Habrá que ver cómo responde Rudi García a esta pregunta con su once para la final. Para ocupar el doble pivote dispone de dos futbolistas talentosos como Morgan Sanson y Maxime López. Si ambos son titulares, como ya sucedió en los dos partidos de semifinales, la intención no será otra que llevar la iniciativa a través del balón. En caso de querer adaptarse al Atlético, cuenta con un mediocentro de gran poderío físico, el camerunés André Zambo Anguissa.

 

6- Lo que les hace buenos

Si hay que buscar lo que distingue a un finalista europeo de un equipo vulgar, en el caso del Marsella está en zona de tres cuartos. En la mediapunta, Dimitri Payet ha recuperado el brillante nivel con el que deslumbró en el West Ham y en la pasada Eurocopa. De hecho, es el jugador que más ocasiones genera de las grandes ligas europeas. En la derecha, destaca la explosión de Florian Thauvin con 26 goles y 18 asistencias en 52 partidos entre todas las competiciones. Tampoco hay que desmerecer los 16 tantos de Lucas Ocampos, habitual extremo izquierdo.

 

7- La pelea por el ‘9’

El Olympique no cuenta con una referencia ofensiva de primer nivel, pero sí dispone de dos buenos delanteros que compiten entre ellos para jugar en punta. Por un lado, Valère Germain, quien entre todos los torneos suma 18 dianas. El ex de Niza y Mónaco es un atacante de buenos movimientos que castiga la espalda de los defensas. La alternativa es Konstantinos Mitroglou, quien llegó como fichaje estrella y fue muy criticado a mitad de curso por su pobre rendimiento. Desde entonces, ha ido a más hasta alcanzar los 12 goles.

Payet Thauvin Marsella

Payet y Thauvin: peligro a dos bandas

La conexión entre el máximo asistente de Europa y el goleador del Marsella supone la mayor amenaza para el Atlético. Juntos conforman una de las duplas más letales del continente, como han demostrado a lo largo del torneo

No, el Marsella no se ha plantado en esta final de la Europa League por un golpe de suerte. La conocida calidad de Dimitri Payet y la explosión goleadora de Florian Thauvin han otorgado un enorme salto de calidad al equipo que competirá con el Atlético por el título. Los dos jugadores franceses constituirán un doble peligro para los rojiblancos en Lyon, capaces de desatar un torrente de fútbol en el ancho de tres cuartos si no se les logra maniatar. Las cifras no engañan al respecto. Con 24 asistencias entre todas las competiciones, ningún futbolista de las grandes ligas europeas ha repartido más goles que Payet. Siete de ellas las ha dado en esta edición de la Europa League, torneo en el que también lidera la estadística.

Vuelve el Payet de 2016

El galo juega usualmente por detrás del delantero, aunque goza de libertad para moverse por todo el frente de ataque para que el Olympique pueda sacar el máximo provecho de su estrella. A este rol hay que sumar un plus no menos importante, el de ser uno de los mejores lanzadores del mundo a balón parado. Su incidencia ha sido decisiva en cada una de las eliminatorias superadas por los suyos ante Braga (una asistencia), Athletic (dos goles y una asistencia), RB Leipzig (un gol y una asistencia) y Salzburgo (tres asistencias). A sus 31 años, Payet acumula una larga trayectoria en el fútbol francés pasando por Nantes, Saint-Etienne, Lille y Marsella. Tras despuntar en el Vélodrome hace tres temporadas a las órdenes de Marcelo Bielsa, dio el salto a la Premier League fichando por el West Ham. 2016 fue su año sin duda alguna, en el que se convirtió en una de las grandes revelaciones de la Premier League y de la Eurocopa celebrada en su país. Aquel mismo verano, su caché se disparó hasta sonar para varios de los mejores clubes del continente. Sin embargo, todo ascenso suele tener su caída, y la del galo tuvo lugar tras seguir en Londres y declararse en rebeldía a mitad de la pasada campaña. Fue esta situación la que terminó forzando su vuelta al Marsella, donde ha logrado reencontrarse con su mejor nivel.

La madurez de Thauvin

De buena parte del juego que genera Payet se beneficia Thauvin, máximo goleador del conjunto francés con 26 dianas entre todas las competiciones (tres en esta Europa League). Pese a no ocupar la posición de delantero, su diagonal desde la banda derecha se ha convertido en la mejor arma del cuadro entrenado por Rudi García. Su caso es el de otro futbolista que ha tenido que dar vueltas hasta terminar de romper. Llegó al Olympique hace cinco años procedente del Bastia con la vitola de joven promesa. Tras unos inicios ilusionantes en el fútbol francés, el Newcastle no dudó en pagar 18 millones de euros por su fichaje en el verano de 2015. Sin embargo, no terminó de cuajar en la Premier y acabó emprendiendo el viaje de vuelta al Vélodrome. Más maduro y centrado, Thauvin al fin se ha convertido en la figura que todos esperaban. La final de Lyon se presenta como el escenario ideal para mostrar a toda Europa de lo que es capaz. Por si fuera poco, todo ello con Mundial a la vista tanto para él como para Payet.

Diego Costa Godin Atlético

Máster en finales

Si hay un aval con el que cuenta este Atlético para medirse al Marsella, es la experiencia en finales que ha acumulado durante los últimos años. Desde que llegó Simeone, ha disputado nada menos que siete, cuatro de ellas europeas. El bagaje en estos enfrentamientos es favorable al equipo rojiblanco, que siempre compite en este tipo de partidos. Sólo se le escaparon las dos finales de Champions perdidas ante el Real Madrid (una en la prórroga y otra en los penaltis) y la Supercopa de España de 2013 contra el Barça (1-1 en el Calderón y 0-0 en el Camp Nou). En la Europa League, los precedentes son todavía más optimistas.

Con Quique empezó todo

El idilio de los colchoneros con esta competición comenzó hace ocho años, cuando lograron volver a levantar un título 14 años después del Doblete. Aunque no ha pasado tanto tiempo, aquel equipo era muy diferente al actual, todavía lejos de consagrarse entre los grandes de Europa. Quique Sánchez Flores fue desde el banquillo el artífice del éxito que abrió paso a todos los que vinieron después. El Fulham inglés fue el rival de aquella final que hubo que ganar en la prórroga. Diego Forlán adelantó al Atlético a los 32 minutos, tanto al que el conjunto londinense respondió inmediatamente con el empate marcado por Simon Davies. Aunque los rojiblancos fueron superiores a lo largo del choque, el gol de la victoria no llegó hasta los 116 minutos, cuando de nuevo el delantero uruguayo culminó una gran jugada del Kun Agüero.

Tres meses después, los de Quique también conquistaron la Supercopa de Europa al derrotar por 2-0 a todo un Inter que venía de conseguir un triplete en la anterior campaña. José Antonio Reyes y Agüero marcaron en el segundo tiempo para un Atlético que venció con total rotundidad. Parecía que el equipo colchonero no se iba a ver en otra igual en mucho tiempo, pero entonces llegó Simeone en 2012 para iniciar su etapa de esplendor ganando la segunda Europa League. En esta ocasión, el partido fue en Bucarest y el rival fue el Athletic Club. Los del Cholo ya demostraron entonces lo importante que es la experiencia en esta clase de encuentros imponiéndose con un contundente 3-0. Radamel Falcao por partida doble y Diego Ribas marcaron los goles en un duelo que tuvo claro dominador de principio a fin.

Triunfos inapelables

Ese mismo año, el cuadro rojiblanco volvió a hacer gala de su poso como finalista arrollando al Chelsea en la Supercopa de Europa. Radamel Falcao, con un ‘hat-trick’, y Joao Miranda reflejaron en el marcador lo que pasó sobre el césped del Estadio Louis II de Mónaco. Gary Cahill marcó el de la honra para los suyos poniendo el definitivo 1-4. Sin embargo, lo mejor todavía estaba por llegar. Los de Simeone vencieron por 1-2 al Real Madrid en la final de Copa de 2013 disputada en el Santiago Bernabéu, poniendo además fin a una maldición de 13 años sin ganar un derbi. Diego Costa igualó el tanto inicial de Cristiano Ronaldo y Miranda decidió en la prórroga. Los blancos volvieron a ser el rival en la última final ganada por los colchoneros en 2014, cuando se llevaron la Supercopa de España tras empatar 1-1 en el Bernabéu e imponerse por 1-0 en el Calderón con gol de Mario Mandzukic. Cuatro años después, toca ganar otra en Lyon.

Diego Costa Atleti

La bestia anda suelta

Volvió Diego Costa al Atlético en enero y, cuatro meses después, vuelve el Atlético a disputar una final. No es casualidad, ni mucho menos. Bastaría ver el partido de vuelta de semifinales contra el Arsenal para comprobar las razones. Tras no jugar el encuentro de ida por precaución, ya que acababa de recuperarse de una lesión en los isquiotibiales de su pierna izquierda, Simeone consideró que era el momento de abrir la jaula y soltar al animal hispano-brasileño. Lo sucedido sobre el césped del Wanda Metropolitano fue la confirmación de los mejores presagios de la parroquia colchonera y de las peores pesadillas del conjunto londinense. El miedo de la defensa ‘gunner’ fue palpable en cada envío al ‘18’, imposible de frenar por potencia. Al borde del descanso, olió la sangre en un balón de Griezmann al espacio y marcó el gol que terminó dando la victoria a los rojiblancos.

Sinónimo de éxito

Necesitaba una noche así el de Lagarto para certificar que su regreso acerca al Atlético a conseguir cosas importantes. Y es que el hispano-brasileño se ha mostrado como una garantía de éxito para los del Cholo. En la temporada 2012/13, la de su asentamiento definitivo en el conjunto colchonero, fue clave en la final de Copa del Rey contra el Real Madrid marcando el gol que empató el partido. Sin embargo, la auténtica explosión llegó la campaña siguiente con los 36 goles que anotó entre todas las competiciones y que permitieron a los rojiblancos ganar la Liga y disputar la final de Champions. Quién sabe lo que hubiera sucedido en Lisboa de haber estado el ariete en condiciones, cita para la que arriesgó con una lesión muscular y en la que terminó siendo sustituido a los nueve minutos.

Tras su marcha al Chelsea en el verano de 2014, los del Cholo conquistaron una Supercopa de España (título al que optaron gracias a la Liga ganada antes) y disputaron una final de Champions. Pese a la consagración de Griezmann como estrella del equipo, el vacío que dejó Costa nunca terminó de cubrirse, probablemente porque no hay otro delantero que se ajuste igual a este Atlético. “Costa vino para esto, para ser importante, para ser determinante, para tener un delantero con rabia. Y el equipo necesita esto. Vino a dar esa cuota que es importantísima”, reconoció Simeone tras ver a sus pupilos lograr el pase a la final.

Cifras demoledoras

Lyon puede convertirse en la confirmación definitiva del ‘efecto Costa’. El de Lagarto suma 13 goles con el Atlético (ocho en Champions y cinco en Europa League) en 24 partidos disputados en competiciones europeas. Esta temporada, ha marcado siete tantos y dado tres asistencias en 21 partidos jugados entre todas las competiciones, con una media de un gol producido (marcando o asistiendo) cada 149 minutos. Durante toda su trayectoria como rojiblanco, ha firmado 71 dianas en 155 encuentros y registra un porcentaje de victorias del 62 %. Entre los jugadores de toda la historia del club que han superado la centena de partidos, sólo José María Giménez le supera en este aspecto con un 64 % de triunfos. En esta Europa League, aparte del citado gol contra el Arsenal, ya marcó en la ida de octavos de final contra el Lokomotiv de Moscú. El Olympique de Marsella es el siguiente objetivo de la bestia.

Atleti Griezmann

La última y nos vamos

La marcha de Griezmann al Barça ha acaparado casi toda la atención en los días previos a la final de Lyon. Tras conocerse que el club azulgrana puede pagar los 100 millones de euros de cláusula del jugador, todos los futbolistas del Atlético que han comparecido ante los medios han hablado sobre la situación de su compañero y ninguno lo ha negado. “Estoy seguro de que Griezmann hoy es barato: 100 millones es barato. Eso no afecta porque Griezmann y nosotros no estamos pensando en eso, si se va a ir se irá después de la final. Él quiere ganar y nosotros queremos ganar. Se ha convertido en barato y va a ser más barato si hace una buena final. Queremos que se quede, pero lo que pase después de la final es ajeno a nosotros”, reconoció Filipe.

Habrá vida sin Griezmann

Para los pupilos de Simeone, lo único importante es que el francés honre al escudo sobre el césped mientras siga siendo jugador rojiblanco. “Veo que cada vez que se pone la camiseta lo da todo por el Atlético. Es lo que le pedimos. El futuro no sabemos. Es lo que nos importa, que defienda al Atlético como debe ser”, apuntó Saúl. Puestos a irse, el galo puede hacerlo de la mejor forma posible, dando un título al Atlético que sería el segundo que gana como colchonero. “Nuestra única responsabilidad es que rinda en el grupo como está haciendo. Antoine es un jugador muy importante para nosotros y podría jugar en cualquier equipo del mundo. Lo único que esperamos es que haga una gran final y nos dé el título”, señaló Gabi al respecto.

Si hay algo que los rojiblancos han podido comprobar durante todos estos años, es que han podido seguir adelante pese a la marcha de sus mejores estrellas. Fernando Torres, Agüero, Forlán, Falcao, Costa… Todos ellos dejaron el equipo en su día, lo que no impidió seguir creciendo. “Aquí nos hemos ido muchos y han venido otros, y lo que importa es que el Atleti sigue compitiendo, creciendo, ganando. El Atleti estará por encima de todos los nombres. Nosotros estamos de paso, los que se quedan son los colores, los aficionados, el nombre, y eso es lo que la gente tiene que tener muy claro”, afirmó El Niño al respecto.

Profeta en su tierra

No obstante, las formas siempre son importantes a la hora de salir, y está claro que marchar a un rival directo como el Barça puede no ser la mejor manera, sobre todo al haberse agitado el asunto en un momento tan importante para el Atlético. “Yo me fui y fui feliz, gané cosas y tuve una experiencia nueva. Tomé esa decisión con mi familia. Hoy estoy aquí y Griezmann es un ídolo aquí, la afición le quiere. Yo tengo la felicidad de haber podido volver. Si él se va, sabe que no hay vuelta atrás”, fue la advertencia que le dio su compañero Diego Costa. La final tendrá lugar en una ciudad con importante significado para el atacante, a 70 kilómetros de su Macon natal y donde marcó su primer gol europeo en la eliminatoria previa de Champions que Olympique de Lyon y Real Sociedad disputaron en el verano de 2013. Lo hizo con un espectacular remate de chilena que dio la vuelta al mundo. Esta vez, si tiene que despedirse, que sea en condiciones.

Simeone rueda prensa Europa League

Cholo contra el mundo

Si el Atlético acaba conquistando la Europa League, sólo quedará quitarse el sombrero una vez más ante Diego Pablo Simeone. El técnico argentino puede sobreponerse con un título a la temporada más difícil desde su llegada al banquillo rojiblanco, en la que ha sido víctima de un cúmulo de despropósitos.

 

Sin fichajes hasta enero

Sin ni siquiera empezar la campaña, el equipo colchonero partió ya con un problema que no era baladí. La sanción de la FIFA no permitió incorporar a Diego Costa y Vitolo hasta el mes de enero. Algo que también condicionó la planificación de la plantilla obligando a retener a jugadores veteranos y a otros que en circunstancias normales no hubieran continuado.

 

La adaptación al Metropolitano

La incertidumbre en torno a la mudanza al nuevo estadio fue otro de los aspectos que más inquietó al inicio del curso. La sombra del viejo y añorado Vicente Calderón se hizo larga en pinchazos que acabaron saliendo caros como los protagonizados contra Chelsea y Qarabag. No obstante, los del Cholo han conseguido recuperar la fortaleza en casa, como han demostrado en esta Europa League.

 

El varapalo en Champions

De adversidades como las citadas anteriormente derivó la mayor catástrofe que ha vivido el Atlético este ejercicio, la inesperada eliminación en fase de grupos de la Liga de Campeones. Tras cuatro años en los que el conjunto rojiblanco siempre llegó al menos hasta los cuartos de final del torneo, el batacazo fue mayúsculo. Simeone puede enmendarlo con el título de Europa League.

 

La fuga de invierno

Al Cholo tampoco le han puesto fáciles las cosas en su propio club. Cuando parecía que el Atlético al fin disponía de un equipo competitivo con la llegada de los refuerzos, realmente lo más duro estaba por llegar. Las salidas de Carrasco, Gaitán, Moyá, Augusto y Vietto dejaron un plantel demasiado corto de efectivos para compaginar dos competiciones.

 

Masacrado por las lesiones

Si al problema citado anteriormente se le suma una plaga como la que han vivido los colchoneros esta campaña, la mezcla puede resultar nefasta. Entre todos los jugadores, suman hasta 38 lesiones a lo largo del curso. Sólo Koke, Saúl, Torres, Correa y Werner pueden presumir de no haber sufrido ningún percance en lo que va de competición.

 

Sancionado para la final

El colegiado francés Clément Turpin fue otro de los obstáculos con los que Simeone topó. La temprana roja a Vrsaljko en el Emirates Stadium provocó que el argentino perdiera los papeles y fuera también expulsado. Ni por esas descarriló el Atlético, aunque el Cholo tampoco podrá sentarse en el banquillo en la final de Lyon al ser castigado con cuatro partidos de suspensión.

 

El lío con Griezmann

Tampoco ha habido paz para el Atlético en los días previos a la final. Las últimas informaciones que sitúan a Griezmann en el Barça a partir de la próxima temporada han enturbiado el ambiente de cara a la cita afectando a la gran estrella del equipo. Aunque el ruido ha sido constante durante el último año, la bomba ha terminado por explotar en el peor momento posible.

 

Día menos de descanso

Cuando parecía que ya no podían conjugarse más elementos en contra, los horarios de LaLiga han echado más sal a la herida. Y es que los rojiblancos han tenido un día menos que el Marsella para preparar la final, ya que los franceses jugaron su correspondiente partido liguero el pasado viernes. “Nos quedan sólo cuatro días, cuatro…”, llegó a quejarse el Cholo en sala de prensa.

Godin Fernando Torres Gabi Atletico

El último servicio de la vieja guardia

La Europa League puede convertirse en el último título que conquisten juntos los cuatro viejos jinetes que han acompañado a Simeone durante toda su etapa en el banquillo del Atlético. Son de los pocos supervivientes de la final ganada en Bucarest en 2012

 

Gabi

A sus 34 años, el capitán ya no es indiscutible en las alineaciones del Cholo, pero todo apunta a que sus galones saldrán a relucir en Lyon y que el técnico argentino partirá de inicio con su hombre de máxima confianza. “La Europa League es una mierda”, dijo en caliente tras verse prácticamente fuera de la Champions hace unos meses, un pensamiento que habrá cambiado por completo al verse tan cerca de levantar su sexto título como rojiblanco. “La realidad es que llevamos mucho tiempo sin ganar, llegamos a finales pero no las hemos ganado. Este equipo necesita ganar, volver a hacerlo, sentirse en la élite. Ganar para que otros jugadores quieran venir y para que los que están se quieran quedar”, señaló en estos días previos a la final.

 

Godín

Otro de los grandes líderes del Atlético y autor de grandes gestas como el cabezazo que dio a los colchoneros la Liga de 2014. A sus 32 años, el tiempo no pasa en balde, pero ha demostrado que sigue siendo indispensable para las citas importantes. En los dos partidos de la eliminatoria contra el Arsenal volvió a rendir a un nivel sólo al alcance de uno de los mejores centrales del mundo. “Estamos motivados por el hecho de jugar esta final, es un título importante para el club. La experiencia que nos da jugar finales, y contra otros que eran favoritos y haberlos ganado, nos indica que son partidos diferentes y que sólo sirve lo que hagas. Son partidos con muchas emociones, con muchos detalles. Hay que hablar en el campo y hacer las cosas de la mejor forma”, afirmó el uruguayo sobre la cita que espera en Lyon.

 

Filipe

Un lateral izquierdo irrepetible por su calidad. Su grave lesión en el partido de vuelta contra el Lokomotiv de Moscú truncó su campaña, aunque ha conseguido recuperarse de forma milagrosa en 52 días de la fractura que sufrió en el peroné. Pese a todo, los colchoneros han sido capaces de seguir adelante sin el brasileño y todo apunta a que verá la final desde el banquillo al estar todavía falto del ritmo que exige un partido de estas características. “Mucha gente cree que es nuestra obligación estar ahí, en la final, por la eliminación de Champions que sufrimos. Pero sé lo complicado que ha sido: me dejé mi pierna de por medio en un partido sin tener que hacerlo. Vamos a intentar ganarla porque es muy bonito poder levantar un trofeo con el Atlético”, indicó.

 

Juanfran

Un rojiblanco de adopción al que Simeone le cambió la vida desde su llegada al banquillo hace seis años. A partir de entonces, se convirtió en un fijo en el lateral derecho y en pieza indispensable de todos los éxitos cosechados por el club. También ha tenido momentos difíciles como la final perdida en Milán, aunque fue en esas cuando más demostró su amor por los colores y se ganó el cariño de los suyos. Se perdió los últimos duelos por una lesión muscular, pero su experiencia es un grado de cara a una final y el Cholo puede tenerlo muy en cuenta. El Atlético también quiere ganar esta Europa League por el de Crevillente, para premiar tantas lecciones de sacrificio y pundonor.

Oblak Atleti

A la tercera va la vencida

Jan Oblak vuelve a disputar una final europea. Las dos anteriores que jugó son de amargo recuerdo para el esloveno. La primera de ellas tuvo lugar el 14 de mayo de 2014, cuando aún militaba en las filas del Benfica. El meta se hizo con la titularidad a mitad de temporada y fue clave para llevar a las Águilas a pelear con el Sevilla por el título de Europa League en Turín. Un par de semanas antes, en ese mismo escenario, sus intervenciones permitieron a los lisboetas resistir el asedio de la Juventus pese a terminar el partido con nueve jugadores. Sin embargo, no tuvo tanta fortuna en la final, en la que los hispalenses se hicieron con el título en la tanda de penaltis. Aunque Oblak estuvo correcto a lo largo del choque, la gloria correspondió a Beto, héroe de aquel encuentro al detener dos de los lanzamientos.

Europa le debe una a Oblak

Ya con el Atlético, la historia volvería a repetirse dos años después en Milán. Si el conjunto de Simeone llegó hasta ahí, fue en gran parte gracias a su arquero, quien protagonizó otra memorable actuación en la vuelta de semifinales. En este caso fue en Múnich, donde paró un penalti a Thomas Müller que pudo mandar a los colchoneros a la lona. Sin embargo, el fútbol volvió a ser ingrato con él en otra final que se decidió desde el punto de castigo y que terminó llevándose el Real Madrid.

De nuevo han tenido que pasar dos años para que Oblak disponga de una oportunidad para redimirse. Otra vez en la Europa League, ese torneo que se le resistió con 21 años y por el que ahora peleará ya consagrado como uno de los mejores guardametas del mundo –si no el mejor–. Sporting de Portugal y Arsenal pudieron comprobarlo de primera mano al estrellarse contra el muro esloveno en las anteriores eliminatorias. De los 23 disparos que ha recibido en esta edición de la competición, sólo dos acabaron en gol, lo que se traduce en un porcentaje de paradas del 91% que no iguala ningún otro portero. Está preparado para que a la tercera vaya la vencida.

Parc Olympique Lyonnais final europa league

Así es el Parc Olympique Lyonnais, sede de la final de Europa League

El moderno estadio con capacidad para 59.186 espectadores será la sede de la final de Europa League entre Atlético y Olympique de Marsella. Fue inaugurado el 9 de enero de 2016 siendo desde entonces la casa del Olympique de Lyon.

Ya fue una de las sedes de la pasada Eurocopa acogiendo cuatro partidos de la fase de grupos, el Francia-Irlanda de octavos de final y el Portugal-Gales de semifinales. También será una de las sedes de la Copa Mundial Femenina de Fútbol de 2019. Está catalogado por la UEFA como estadio de máxima categoría con cuatro estrellas.

Kuipers

Bjorn Kuipers, un árbitro de mal recuerdo para el Atlético

El árbitro holandés dirigirá la final de la Europa League, de infausto recuerdo para el Atlético al ser también el de la final de Lisboa de 2014. Esta temporada ya pitó al equipo rojiblanco en el partido contra la Roma en el Wanda Metropolitano (victoria por 2-0).

El otro precedente de los colchoneros con este colegiado se remonta a 2009, cuando empataron 2-2 ante el Chelsea. A sus 45 años, acumula 11 años de experiencia arbitrando en competiciones europeas. Estará asistido en las bandas por sus compatriotas Sander van Roekel y Erwin Zeinstra, mientras que el cuarto árbitro será el polaco Szymon Marciniak.

Diego Costa Thomas Atlético

Sólo hay un campeón

Es buen momento para recordar el famoso discurso que Luis Aragonés dio a los jugadores del Atlético en la víspera de la final de Copa ganada en 1992. Los rojiblancos se medían al Real Madrid en el Santiago Bernabéu y el Sabio de Hortaleza, tras la charla táctica, dijo lo siguiente : “¿Lo han entendido? ¿Sí? Pues esto no vale para nada. Lo que vale es que sois mejores y que estoy hasta los huevos de perder con estos, de perder en este campo. Lo que vale es que sois el Atlético de Madrid y hay 50.000 que van a morir por vosotros. Hay que morir por ellos, hay que salir y decir en el campo que sólo hay un campeón y va de rojo y blanco”.

26 años después, los colchoneros se juegan otro título ante un rival que se sentirá más arropado al disputarse la final en suelo francés. Sin embargo, no hay ‘peros’ que valgan, y menos tratándose de este Atlético, que posiblemente atraviesa la mejor etapa de su historia. Con esta final, van once disputadas desde 2010 y pueden ser ocho títulos si se termina conquistando la Europa League. Con esta competición empezó todo y con ella se puede estrenar a lo grande la nueva etapa en el Wanda Metropolitano. En una temporada plagada de todo tipo de dificultades, lo que ha vuelto a lograr Diego Pablo Simeone es para hacerle una estatua.

Los rojiblancos llegan a la final como favoritos, algo debido sobre todo a su experiencia en este tipo de lances. Pero ojo a esa arma de doble filo. El Olympique de Marsella también cuenta con una gran historia y no se llega por casualidad a una final de estas características. Llevan jugando esta competición desde el mes de julio, están hambrientos de éxito y disponen de gente con calidad y desparpajo en los últimos metros. Lo suficiente como para poder dar un disgusto a cualquier equipo.

Será necesaria la versión del Atlético de sus mejores noches, la del equipo que defiende cada metro en el campo con uñas y dientes. Habrá que tirar de la jerarquía de Godín, el liderazgo de Gabi, la potencia de Saúl, la garra de Costa, la calidad de Griezmann… incluso puede que algún milagro de San Oblak. Y si por cualquier razón la cosa se tuerce en algún momento, recuerden lo que dijo el Zapatones.

Diego Costa Atleti Arsenal

¡Derrochando coraje y a Lyon!

El Atlético peleará por su tercera Europa League en la final que tendrá lugar en Lyon el próximo 16 de mayo, donde se medirá al Olympique de Marsella. Los rojiblancos se impusieron por 1-0 al Arsenal con un gol de Diego Costa al borde del descanso, un tanto que hizo justicia a la superioridad mostrada por los de Diego Pablo Simeone. En igualdad numérica, pudo comprobarse la verdadera distancia entre ambos conjuntos. Poco se pareció el partido al calvario que padecieron los colchoneros hace una semana en Londres. A excepción de algún acercamiento puntual de los gunners, los locales tuvieron la situación controlada e incluso pudieron marcar algún gol más para haber evitado llegar a los minutos finales con incertidumbre.

El calor de un Wanda Metropolitano lleno hasta la bandera y la presencia de Diego Costa dieron otro aire a los del Cholo, quien vivió el logro desde el palco con la euforia de un aficionado más. La actuación del hispano-brasileño y de Antoine Griezmann en la punta del ataque fue simplemente descomunal. La dura debacle en Champions de hace unos meses puede tornarse en un final feliz de temporada.

Diego Costa lesión Atleti Arsenal

Para esto volvió Diego Costa: exhibición, gol… y susto final

Diego Costa fue uno de los hombres que brilló con luz propia en la victoria del Atlético contra el Arsenal. El hispano-brasileño regresaba a la Europa League tras superar una lesión muscular y constató una vez más que el conjunto rojiblanco es otro con su presencia en el ataque. Su gol fue la guinda para una actuación para enmarcar, en la que peleó como un animal, como es habitual en él, y fue un quebradero de cabeza para la defensa rival cada vez que agarró el balón.

Sin embargo, la noche perfecta del de Lagarto pudo torcerse en la recta final del choque, cuando tuvo que pedir el cambio ante lo que muchos temieron que fuera una recaída de su lesión. Sin embargo, el delantero confirmó al final del choque que sólo notó unos calambres y pidió ser sustituido por precaución, por lo que su presencia en la final de Lyon no parece en peligro.

Marsella Salzburgo

El Marsella, rival del Atlético en la final tras clasificarse con polémica

El Olympique de Marsella será el equipo al que se mida el Atlético en la final de la Europa League que tendrá lugar en Lyon el próximo 16 de mayo. El conjunto francés tuvo que llegar hasta la prórroga para apear a un Red Bull Salzburgo que a punto estuvo de completar otra gesta heroica.

Tras el 2-0 de la ida, los austriacos consiguieron igualar la eliminatoria, la cual decidió un polémico gol de Rolando en el minuto 116. Y es que el tanto llegó en un córner que no era, lo que provocó la ira de los jugadores locales en un final muy caliente que se saldó con la expulsión de Haidara.

Griezmann brecha

Sangre y sudor para llegar a Lyon: tremenda brecha de Griezmann tras un codazo de Chambers

Partido algo accidentado el protagonizado por Atlético y Arsenal en la vuelta de semifinales de la Europa League. A la grave lesión que puede tener Laurent Koscielny, quien se retiró llorando en camilla, se sumó la aparatosa herida que sufrió Antoine Griezmann tras llevarse un codazo de Calum Chambers en una disputa.

Koscielny lesion

Alerta en Francia de cara al Mundial: Koscielny se retiró en camilla y entre lágrimas

No pudo empezar peor para el Arsenal el choque de vuelta de Europa League ante el Atlético. El central Laurent Koscielny cayó tendido en una acción en la que ni siquiera había balón de por medio. El jugador francés fue retirado en camilla entre lágrimas y puede sufrir una lesión grave en el tobillo. Cabe recordar que el defensor era uno de los fijos en la convocatoria de Didier Deschamps para el Mundial de Rusia, el cual puede perderse en caso de confirmarse la gravedad de la dolencia.

Vitolo calentamiento Atleti

Vitolo entra en el once y Thomas jugará de lateral derecho

Ya se conocen los onces con los que Diego Pablo Simeone y Arsène Wenger afrontarán la vuelta de semifinales de la Europa League entre Atlético y Arsenal.

Atlético: Oblak, Thomas, Giménez, Godín, Lucas, Saúl, Gabi, Koke, Vitolo, Griezmann y Costa

Arsenal: Ospina, Bellerin, Koscielny, Mustafi, Monreal, Ramsey, Wilshere, Xhaka, Ozil, Lacazette y Welbeck

Gabi Godín Giménez Griezmann Atleti Arsenal

Peleas como el mejor

Este Atlético quiere la Europa League y lo demostró dejándose la vida en Londres. Cuesta recordar en los últimos tiempos un gol tan celebrado por la parroquia colchonera como el marcado por Griezmann. Fiel a la historia de este club, no fue el qué ni el cuánto, sino el cómo. En medio de la adversidad, aquejado por el cansancio que acumula una plantilla demasiado corta y masacrado por un árbitro francés con ganas de protagonismo, el equipo rojiblanco peleó como el mejor, con unos jugadores que lucharon como hermanos derrochando coraje y corazón.

Fue extraordinario, pero de poco servirá si no se remata el trabajo en el Wanda Metropolitano. Lo visto esta temporada en otras eliminatorias europeas demuestra que un 1-1 logrado fuera de casa resulta una ventaja insignificante. El Arsenal, con toda su inocencia en ambas áreas, sabe jugar muy bien al fútbol y puede poner a cualquier rival en un apuro si hombres como Özil y Lacazette tienen su noche. Visto lo visto, puede que haya que sufrir para lograr el pase a la final de Lyon. Afortunadamente, el conjunto de Simeone domina este arte como ningún otro. A dónde no llegan la valentía y la determinación de los soldados del Cholo, lo hacen las paradas de Oblak y la calidad de Griezmann.

Las estadísticas también dicen que hay que confiar en este Atlético, que en el Wanda Metropolitano ha superado las dificultades propias de los comienzos construyendo un nuevo fortín. El balance en sus 26 partidos en casa es de 18 victorias, seis empates y dos derrotas, donde además encadena una espectacular racha de 11 partidos sin encajar un gol. En esta Europa League, los tres equipos que visitaron el feudo colchonero (Copenhague, Lokomotiv de Moscú y Sporting de Portugal) se quedaron sin marcar.

Los precedentes históricos también hablan bien de los rojiblancos en este tipo de circunstancias. De las 14 eliminatorias en las que empataron fuera de casa en el partido de ida, en 12 acabaron logrando el pase. El Arsenal llega con el equipo descansado (sólo Ospina, Bellerín y Xhaka repitieron como titulares ante el Manchester United el pasado domingo) y con la única baja del lesionado Mohamed Elneny. Simeone, por su parte, no podrá contar con Filipe, Juanfran ni Vrsaljko en los laterales. Ya queda poco para llegar a Lyon.

Camino a la gloria

La figura de Antoine Griezmann cobra una nueva dimensión tras su gol contra el Arsenal, el cual le convierte en el máximo anotador histórico del Atlético en competiciones UEFA. Merece esta Europa League

Minuto 82 en el Emirates Stadium. El Atlético pierde por 1-0 con un jugador menos y sufre para evitar el segundo gol que le dejaría con un pie y medio fuera de la Europa League. Giménez se la quita de encima con uno de esos pelotazos que no suelen ir a ningún lado. Pero Antoine Griezmann no es de los que se rinde fácilmente. Hace tiempo que Diego Pablo Simeone le inculcó el ir al máximo a cada balón. Cree que puede sacar petróleo y, de hecho, gana la disputa a su compatriota Koscielny para quedarse mano a mano ante Ospina. El meta consigue salvar el disparo, pero la fortuna premia la fe del bueno de Antoine, a quien le favorece el rechace y aprovecha un resbalón de Mustafi para marcar a placer. Acaba de producirse uno de esos goles que engrandecen la historia europea de un equipo. No sólo eso, sino que además el tanto coloca al francés como el máximo goleador en solitario de la historia del club en competiciones europeas con 21 dianas (17 de ellas en Champions y cuatro en Europa League). Hasta ese gol, el ‘7’ compartía el récord con el Kun Agüero.

Salvavidas Griezmann

Menuda losa se quitó Griezmann de encima, a quien probablemente le pesó el fallo que cometió en el tanto que adelantó al Arsenal. El galo se permitió la frivolidad de jugársela con un caño en el área propia y la pérdida acabó saliendo cara. Pese a acciones como ésta, sería injusto reprocharle algo al de Macon, quien con 27 dianas y 11 asistencias ha participado directamente en el 43% de los tantos que ha marcado el Atlético entre todas las competiciones (un total de 89). Son sus mejores números desde que recalara en el equipo rojiblanco en el verano de 2014. Fue precisamente por aquel entonces cuando ganó el que ha sido su último título y el del club hasta la fecha, la Supercopa de España. Poca recompensa para todo lo que ha dado al conjunto de Diego Pablo Simeone a lo largo de estos últimos cuatro años. Merece esta Europa League más que ningún otro.

Como volvió a comprobarse en Londres, es una garantía de vida para los suyos en este tipo de cruces, pues ha marcado en las últimas nueve eliminatorias europeas que ha disputado el cuadro colchonero. Hace dos temporadas, sus goles sirvieron para mandar a casa a dos gigantes como Barça y Bayern de Múnich. El curso pasado tampoco se libraron Bayer Leverkusen, Leicester y Real Madrid, aunque el tanto marcado ante los blancos no sirviese finalmente para alcanzar la final de Cardiff. Esta campaña ha prolongado su racha anotando en cada una de las rondas que los del Cholo han disputado en la Europa League contra Copenhague, Lokomotiv de Moscú, Sporting de Portugal y Arsenal.

Puede quedarse

A estas alturas, no hace falta explicar la importancia que puede tener para el Atlético la decisión que tome Griezmann al final de temporada, quien sigue debatiéndose entre la continuidad o el salto a otro grande de Europa. Aunque parecía que su marcha al Barça estaba casi cerrada tras reconocerse contactos entre club y futbolista, sus últimas declaraciones son motivo de esperanza para los aficionados colchoneros: “Estoy feliz y eso es lo que más me importa. Estamos hablando con el club y a ver qué se puede hacer”, señaló tras su épico partido ante el Arsenal. La conquista (o no) de la Europa League puede decantar la decisión.

Oblak Arsenal Atleti parada

Super-Oblak al rescate

Londres fue testigo de un suceso extraordinario que se lleva repitiendo durante toda la temporada en el Atlético. Una fuerza sobrenatural emergió bajo los palos para neutralizar el bombardeo del Arsenal. Los ingleses remataron hasta 24 veces, 10 de ellas entre los tres palos. Toparon con un inconmensurable Jan Oblak que volvió a dejar un recital de paradas imposibles. Nada más comenzar el encuentro, el esloveno protagonizó una brutal estirada para salvar un cabezazo de Alexandre Lacazette. Otro que esa noche tuvo pesadillas con el arquero rojiblanco fue Danny Welbeck, quien se quedó solo tras una pared con Wilshere y vio cómo su disparo era desbaratado por los pies del meta en una acción de puros reflejos. En los últimos minutos, el superhéroe colchonero volvió a volar para salvar un remate de Ramsey con otra mano milagrosa. Si no evitó el gol de Lacazette, fue porque el balón entró perfectamente ajustado al palo. Más no se le puede pedir.

¡Renovación ya!

En Inglaterra, donde es pretendido por varios clubes, todos se rindieron a la soberbia actuación de Oblak. “Sabemos que es unos de los mejores porteros de Europa. Lo demostró esta noche, pero dejo esa cuestión ya para otra gente”, comentó Arsène Wenger al ser preguntado sobre su posible fichaje. Su cláusula de 100 millones de euros se antoja cada vez más corta. “No hay novedades, tengo el contrato que firmé hace dos años. Lo que sucederá nadie lo sabe, ni siquiera yo. Prefiero acabar la temporada bien y espero que con un título. Luego ya veremos, pero contrato tengo. No pienso en otra cosa que el Atlético. Si sigo, creceremos juntos y, si no, crecerá el club también”, señaló hace unos días acerca de su futuro.

Le conviene al Atlético hacer un esfuerzo económico para retener a uno de sus hombres más determinantes. Otras actuaciones recientes como las protagonizadas en la eliminatoria contra el Sporting de Portugal o la del derbi madrileño en el Santiago Bernabéu dan fe de ello. Ha convertido lo extraordinario en rutina. Hay que recordar que Oblak es en este momento el guardameta menos goleado de las grandes ligas europeas con 18 goles en contra. En lo que va de Europa League, ha salvado el 91% de los disparos que ha recibido, más que ningún otro portero.

Un muro infranqueable

Su sobresaliente labor complementa la habitual solidez defensiva que caracteriza al Atlético, de la que también hizo gala en el Emirates Stadium en unas condiciones de lo más adversas. Hombres como Godín y Giménez se multiplicaron para que los de Diego Pablo Simeone acumularan 20 anticipaciones, 64 balones recuperados y 7 remates bloqueados a lo largo del encuentro. El Cholo sólo pudo quitarse el sombrero tras la proeza de sus jugadores. “Ver al equipo renovarse así es lo más lindo que tiene el fútbol. ¿Saben lo difícil que es defender? El fútbol está para jugar, es lo más bonito, hay que tener huevos para defender así 80 minutos…. Necesitamos a la gente los 90 minutos en Madrid”. A esa fortaleza se aferran de nuevo los rojiblancos de cara al choque de vuelta en el Wanda Metropolitano, donde encadenan 11 partidos sin encajar gol entre todas las competiciones.

Fernando Torres Atleti

El adiós europeo de Torres

El ídolo rojiblanco afronta su último partido como local en Europa. Tras anunciar su marcha, quiere despedirse cumpliendo su gran cuenta pendiente, la de levantar un título con la camiseta del Atlético

Se siguen cumpliendo capítulos en la cuenta atrás de Fernando Torres para dejar de ser jugador del Atlético. La vuelta de semifinales de la Europa League ante el Arsenal estará marcada, entre otros hechos, por ser el último partido europeo que El Niño dispute ante su afición con la camiseta rojiblanca. Evidentemente, puede que no todo acabe aquí. La gran aspiración colchonera es alcanzar la final de Lyon y levantar ese título que el ídolo fuenlabreño todavía no ha podido ganar con el equipo de su vida.

Con un palmarés en el que figuran dos Eurocopas, un Mundial, una Champions League y una Europa League, resulta paradójico que Torres aún no haya tenido la ocasión de visitar Neptuno para celebrar un éxito de este calibre. Más aún teniendo en cuenta los títulos conquistados por el club en el periodo de ocho años que separa las dos etapas del atacante en el Atlético (2001-2007 y 2015-2018): dos Europa League, dos Supercopas de Europa, una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España.

Un título para El Niño

Hay que recordar que Torres ni siquiera tuvo ocasión de jugar una competición europea durante su primer ciclo como rojiblanco (no considerando tal la Copa Intertoto que disputó el Atlético en el verano de 2004). Fueron años difíciles en lo que El Niño tuvo que tirar del carro, quizá demasiado solo en la tarea. Tras separar sus caminos en el verano de 2007, una decisión que a la larga fue beneficiosa para ambas partes, el delantero regresó en 2015 a un equipo completamente cambiado. Al fin pudo formar parte de un Atlético grande y asentado en la élite del continente.

Los 34 partidos que ha disputado como colchonero en competición europea (29 en Champions y cinco en Europa League) se han saldado con cuatro goles, alguno de ellos fundamental como el que marcó en el Camp Nou en los cuartos de final de Champions de la temporada 2015-16. Fue precisamente este título el que más cerca ha estado de levantar como rojiblanco hasta la fecha, el cual se escapó en la final de Milán. Recordadas son sus lágrimas en aquel encuentro tras la tanda de penaltis (el quinto lanzamiento era suyo y ni siquiera pudo tirarlo). Esta Europa League serviría para reparar gran parte de aquel dolor y poder darle una despedida a la altura de su leyenda.

La vieja guardia lo merece

El título también puede tener un importante significado para otros integrantes de la vieja guardia como Gabi (34 años), Juanfran (33), Diego Godín (33) y Filipe Luis (33). Todos ellos quizá estén ante su última oportunidad para levantar un trofeo con el Atlético, algo que no logran desde la Supercopa de España conquistada en 2014. Su incidencia en los éxitos deportivos que ha vivido el club rojiblanco desde la llegada de Diego Pablo Simeone es de sobra conocida. Ya lo dijo el central uruguayo al conocerse el emparejamiento con el Arsenal en semifinales: “No creo que tengan más ganas que nosotros de ganar esta Europa League”. A falta de conocer el futuro de todos ellos a partir de la próxima temporada, alzar el título en Lyon supondría la merecida guinda para su trayectoria.

Diego Costa

El retorno de la garra

Tiene motivos la parroquia colchonera para ser optimista de cara a la vuelta de la eliminatoria contra el Arsenal. Al buen resultado de la ida (1-1) y el factor campo, se suma el regreso de Diego Costa

La diferencia entre contar o no con Diego Costa no es un asunto baladí para este Atlético, como pudo comprobarse nuevamente tras su última lesión. El punta sufrió un pinchazo muscular en el muslo izquierdo hace tres semanas en el José Alvalade, partido que terminó con derrota para los rojiblancos. En LaLiga se perdió los duelos ante Levante (victoria por 3-0), Real Sociedad (derrota por 3-0) y Real Betis (0-0). Contra donostiarras y verdiblancos se vio un equipo desangelado y carente de su archiconocida intensidad. Mucho se habló sobre la posibilidad de que los de Diego Pablo Simeone tuvieran la cabeza puesta en la Europa League, aunque tampoco pasó desapercibido el cambio que se aprecia entre el Atlético con y sin Costa.

Mordiente y carácter

El de Lagarto es mucho más que la potencia y la pegada que le han convertido en uno de los mejores atacantes del planeta. Hace que el equipo rojiblanco exhiba mayor carácter sobre el césped y facilita la vida a otros atacantes como Antoine Griezmann, cuyas cifras se han disparado desde que el ‘18’ juega a su lado. Todo esto lo saben también en Inglaterra, donde dejó huella con 89 goles a lo largo de sus tres temporadas en el Chelsea conquistando dos títulos de Premier League y una Copa de la Liga.

Por todo ello, no es de extrañar que la principal atención de los medios británicos antes del partido en el Emirates Stadium estuviera centrada en la dudosa presencia de Costa, quien finalmente se quedó en el banquillo sin disputar ni un minuto. El cuerpo técnico no quiso arriesgar a un hombre al que consideran fundamental para el tramo decisivo de la temporada. Vivir un episodio como el de hace cuatro años en Lisboa (cuando arriesgó para jugar y fue sustituido a los nueve minutos) suponía renunciar a él para una hipotética final y perjudicar gravemente al futbolista de cara al Mundial. Parece que la jugada le ha salido bien al Atlético, que sacó un magnífico resultado de Londres y, de cara al Wanda Metropolitano, recupera el colmillo para intimidar a su rival.

El coco del Arsenal

Y es que en el Arsenal tampoco olvidan los tres goles que les hizo el hispano-brasileño en seis enfrentamientos. Especialmente recordado es su polémico encontronazo con el central Gabriel Paulista (actualmente en el Valencia) en uno de estos encuentros, el cual provocó la expulsión del central brasileño y desató la ira de Arsène Wenger. “Es una vergüenza que Costa no sea castigado por lo que hace. Es cierto que Gabriel no debería haber respondido así y que también es culpable, pero él se ha librado de la expulsión. Es aberrante”, señaló el técnico francés. El Atlético se encomienda a la garra del de Lagarto para buscar un gol ante los ‘gunners’ que evite tener que moverse en el alambre. En el último choque liguero ante el Alavés, volvió a jugar de titular y fue sustituido a los 63 minutos, señal de que Simeone le quiere tener en perfectas condiciones para la trascendental cita de Europa League.

Las 7 claves del Arsenal

1- El fin de una era

El cruce ante el Atlético no llega en un momento cualquiera para el equipo londinense. Tras 22 años en el banquillo, Arsène Wenger anunció que no seguirá la próxima campaña al frente de los ‘gunners’. Aunque el técnico francés será recordado como una figura fundamental en la modernización del club y de todo el fútbol inglés, lo cierto es que su extenso periplo presentaba síntomas de declive desde hace varios años. La final de Champions perdida en 2006 dio paso a una lenta degradación que ya era insostenible.

 

2- El eterno irregular

El mejor Arsenal que se recuerda fue el que se proclamó campeón de la Premier League en 2004 sin sufrir ninguna derrota. Nada queda ya de aquella fiabilidad en un conjunto que, desde entonces, ha sido capaz de lo mejor y de lo peor. No ha sido extraño ver a los de Wenger firmar un ilusionante comienzo de campaña y desmoronarse a mitad de la misma. Su sexto puesto en la liga inglesa les dejaría sin Champions por segundo año consecutivo, por lo que deben fiarlo todo a esta Europa League.

 

3- Sufren fuera de casa

Uno de los clásicos males a los que se achaca esa irregularidad de los ‘gunners’ es su falta de carácter sobre el césped. Sólo así se explica que los londinenses apenas hayan ganado tres partidos fuera de casa en lo que va de Premier League. En la anterior eliminatoria contra el CSKA Moscú, ni siquiera la victoria por 4-1 conseguida en el Emirates Stadium les libró de sufrir en Rusia, donde estuvieron al borde del precipicio al ir perdiendo por 2-0. El Atlético debe agarrarse a este factor en el Wanda Metropolitano.

 

4- Con pies de barro

Otro de los problemas endémicos del cuadro de Wenger es su falta de consistencia defensiva, algo que tampoco es nuevo a estas alturas. Su media de 1,4 goles encajados por partido revela el problema con claridad. En los últimos años, ni la llegada de un central contrastado como Shkodran Mustafi ni de un guardameta seguro en el área como Petr Cech ha servido para paliar el problema. El paso a la zaga de tres centrales que tan de moda se ha puesto en Inglaterra tampoco terminó de ser la solución.

 

5- El espejo de la medular

Al analizar el centro del campo del Arsenal hombre por hombre, aparecen todas las fortalezas y debilidades extensibles al resto del equipo. Jugadores como Mesut Ozil, Aaron Ramsey y Granit Xhaka destacan por su finura con el balón, al igual que pecan de irregularidad y endeblez defensiva. El ex del Real Madrid es la indiscutible figura con 5 goles y 14 asistencias entre todas las competiciones, mientras que el galés se ha destapado como llegador firmando 4 tantos en lo que va de Europa League.

 

6- Los ausentes

El conjunto londinense no ha afrontado la eliminatoria con toda su artillería disponible. Entre los que no están, destaca especialmente Pierre-Emerick Aubameyang, llegado en enero y quien está excluido de la competición por participar también en ella su club de procedencia, el Borussia Dortmund. En la Premier League ya ha tenido ocasión de demostrar su clase con 6 goles y 3 asistencias en 10 partidos. El otro gran refuerzo invernal, Henrikh Mkhitaryan, vuelve tras recuperarse de lesión.

 

7- La pólvora ‘gunner’

Pese a las bajas, Wenger hace gala de su fondo de armario conformando un ataque igualmente peligroso, en el que sobresale la figura de Alexandre Lacazette. El delantero francés, quien en su momento también estuvo muy cerca de recalar en el Atlético, se convirtió el pasado verano en el fichaje estrella del Arsenal a cambio de 53 millones de euros. Otra de las bazas ofensivas del equipo inglés es Danny Welbeck, quien ha resurgido en esta Europa League con un doblete ante el Milan y otro gol frente al CSKA Moscú.

Lacazette Arsenal Atleti

Alexandre Lacazette, la esperanza ‘gunner’

Si hay un jugador en el que fijarse en el Arsenal, ese es Alexandre Lacazette. El francés, que vivió un verano muy movido, terminó recalando en el conjunto londinense. El delantero de 26 años llegó procedente del Olympique de Lyon en un traspaso de 53 millones de euros más siete en variables. Se convirtió en el fichaje más caro de la historia del Arsenal, superando a Mesut Özil, por el que se pagaron 47 millones. Durante el pasado mercado de verano también se habló mucho de una posible llegada de Lacazette al Atlético, rival al que ahora se está enfrentando en las semifinales de la Europa League y al que le marcó el gol conseguido por el cuadro inglés en el Emirates Stadium. El galo fue un constante incordio para la defensa colchonera e hizo gala de su poderío físico en la acción del tanto, jugada en la que se elevó en el segundo palo con un espectacular salto para cabecear un balón que entró ajustado al poste. Sólo su falta de acierto en otras oportunidades y la espléndida actuación de Jan Oblak evitaron que anotara algún gol más.

La joya de Lyon

Lacazette nació el 28 de mayo de 1991 en Lyon. En 2003 entró en las categorías inferiores del Olympique. Fue quemando todas las etapas hasta su debut con el primer equipo el 5 de mayo de 2010 en un partido ante el Auxerre, en el que disputó 12 minutos saliendo desde el banquillo. Ese mismo año firmó su primer contrato como profesional. Poco a poco, se fue haciendo con el puesto de delantero. Sus números con el conjunto francés son incontestables, ya que es el tercer máximo goleador histórico del Lyon, con el que ha marcado 129 goles en 276 partidos. Este verano abandonaba el club de su vida para llegar al Arsenal. En su primera temporada con los ‘gunners’, Lacazette ha tenido más importancia en la Premier League que en la Europa League.

Es el máximo goleador del equipo con 16 tantos en todas las competiciones, en un total de 36 partidos disputados. En la liga inglesa ha logrado anotar 13 goles y 4 asistencias en los 30 partidos que ha jugado. En la competición europea apenas había tenido participación hasta la llegada de las eliminatorias decisivas. Disputó la eliminatoria de cuartos frente al CSKA Moscú, al que le anotó en la victoria por 4-1 en Londres. Hace unos meses, el delantero reveló por qué se decidió por el Arsenal. Todo se debió al papel de Arsène Wenger. “Lo que me hizo realmente venir aquí fue una conversación con el entrenador. Hablamos de pequeñas cosas y lo que puedo hacer para mejorar”, explicó.

Solo ante el gol

El debut de Lacazette con la selección francesa se produjo el 5 de junio de 2013 en un partido amistoso frente a Uruguay, el cual terminó con derrota para los suyos por 1-0. El canterano del Lyon sólo pudo disputar 32 minutos saliendo desde el banquillo. Lacazette ha pasado por todas los escalafones inferiores de ‘Les Bleus’ hasta llegar a la categoría absoluta, con la que ha disputado 16 partidos en los que ha firmado tres dianas. Sin duda, es uno de los jugadores más peligrosos de cara a gol en la actual plantilla del Arsenal. Y es que hay que recordar que su otra gran figura en la delantera, Pierre-Emerick Aubameyang, no puede participar en los partidos de la Europa League. Por tanto, toda esperanza de los londinenses pasa por las botas del cañonero francés.