Camacho penalti Iago Aspas

Camacho en estado puro: ojo a la que soltó tras el penalti fallado por Aspas

Gane o pierda España, juegue mejor o peor, lo que nunca faltan son las perlas de José Antonio Camacho durante la retransmisión del encuentro. El ex seleccionador no pudo contenerse tras el penalti fallado por Iago Aspas en la tanda que significó la eliminación de la Selección. “A tomar por culo”, dijo sin contarse un pelo.

Iago Aspas España Marruecos

Iago Aspas pide sitio

Si el gol manda en el fútbol, el marcado por Iago Aspas en el partido contra Marruecos no debería caer en saco roto. Gracias al de Moaña, España es primera de grupo y ha esquivado el cuadro con las selecciones más complicadas, por lo que su aportación en este Mundial ya vale su peso en oro. El delantero del Celta exhibió pillería, olfato y clase en la acción que supuso el 2-2 definitivo en Kaliningrado. Estuvo listo buscando el primer palo y certero con un remate acrobático de espuela que fue el mejor recurso posible para embocar a portería. La posterior confusión con el VAR y todo lo ocurrido en ese minuto de auténtica locura (el empate de Irán contra Portugal que dio a España la primera plaza llegó de forma simultánea) restaron protagonismo al gallego, pero ahí queda su hoja de servicios.

¿Titular junto con Costa?

“Estábamos en un momento difícil porque Portugal iba ganando 0-1. Marcar el gol en ese momento fue importante. Me dio mucha alegría, vino mi familia por primera vez a verme a un Mundial así que fue muy especial para mí”, reconoció al término del último choque disputado por la Selección. Las cifras avalan a Aspas como una figura que puede llegar a ser mucho más que un revulsivo para la Selección. En sus últimas ocho apariciones con la Roja, ha firmado cinco goles y tres asistencias, por lo que prácticamente sale a un tanto producido (marcado por él o dado a un compañero) por partido.

El gran nivel que también está exhibiendo Diego Costa en este torneo no se lo pone nada fácil, pero Fernando Hierro tampoco debería descartar la posibilidad de jugar con ambos a la vez. En Vigo ha demostrado ser un futbolista perfectamente complementario con un ‘9’ puro como Maxi Gómez, por lo que también puede tener buena química con el hispano-brasileño del Atlético. El de Moaña destaca por su gran movilidad y también puede partir desde la banda para tratar de lastimar al rival con sus diagonales. En una España necesitada de mordiente y contra una defensa tan rígida como la de Rusia, ha hecho suficientes méritos para ser tenido en cuenta.

Iago Aspas Rodrigo

Aspas y Rodrigo: nueva dinamita

La meritocracia ha llegado a la Roja con la participación de Iago Aspas y Rodrigo Moreno en la cita mundialista que tendrá lugar en Rusia. La fantástica temporada que han protagonizado en LaLiga les ha valido para colarse en la lista por delante de un habitual como Álvaro Morata. No sólo eso, sino que además están en perfectas condiciones de pelear por el ‘9’ con Diego Costa. Ante el perfil físico y de potencia que representa el jugador del Atlético, tanto el del Celta como el del Valencia suponen dos opciones más acordes al fútbol asociativo y de buen trato de balón que practica la Selección. Gane quién gane la batalla por la titularidad, todo apunta a que el equipo será el gran beneficiado con semejante abanico de alternativas para el ataque.

El de Moaña ya ha impresionado en actuaciones con España como la que protagonizó en la goleada ante Argentina, en la que marcó un gol y dio tres asistencias. “Yo siempre que he tenido minutos en la Selección me he sentido muy cómodo porque creo que el estilo de juego de la Selección también beneficia mi fútbol y hace que yo luzca un poco más. Aquí hay ocho o nueve que son muy, muy buenos. El nivel es muy alto. Pero independientemente de la calidad, lo que manda es el estilo. Todos jugamos de una manera parecida, cada uno con sus matices”, confesó recientemente en una entrevista concedida al diario El País. Su convocatoria es un premio más que merecido tras los 23 goles marcados con el Celta en LaLiga, sólo superado por tres figuras de talla mundial como Luis Suárez, Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Cifras que hablan de un delantero incisivo a la par que talentoso. Resulta extraño que nunca haya despegado lejos de Vigo.

Explosiones tardías

Caso aún más sorprendente es el de Rodrigo Moreno, quien a los 27 años ha sorprendido firmando 16 dianas en LaLiga con el Valencia. Tras tres temporadas pasando de puntillas en el conjunto che, la llegada de Marcelino al banquillo de Mestalla le ha cambiado la vida. “Estoy muy agradecido por la confianza que ha depositado en mí desde el principio. Venía de años complicados, con lesiones importantes que te cortan el hilo de la temporada y el hecho de jugar como delantero me ha favorecido. Venía jugando en distintas posiciones, algo de lo que he aprendido”. En el poco tiempo que suma con La Roja, ya ha dejado grandes sensaciones con partidos como el que protagonizó contra Alemania el pasado mes de marzo. Su caso, al igual que el de Aspas, demuestra que todo buen trabajo puede acabar teniendo su recompensa, aunque sea más tarde que temprano.

Iago Aspas España

Aspas salva la papeleta de una floja España

España venció por 1-0 a Túnez en el último partido de preparación antes del Mundial de Rusia. Un tanto de Iago Aspas en el minuto 85 dio la victoria al cuadro de Julen Lopetegui, que durante gran parte del choque transmitió las mismas dudas que ya dejó en el anterior encuentro contra Suiza. La Roja fue clara dominadora del balón, pero careció de verticalidad y mordiente en los últimos metros. Todo ello ante un rival que, pese a carecer de grandes individualidades, jugó con el cuchillo entre los dientes, seguramente consciente de que se trataba de una excelente prueba de cara al torneo que dará comienzo la próxima semana.

La Roja presentó un equipo prácticamente de gala, en el que destacó la presencia de Rodrigo Moreno en detrimento de Diego Costa. El delantero del Atlético ingresó en el segundo tiempo y acabó estando implicado en el gol de la victoria. Se lió el hispano-brasileño tras un excelente pase de Busquets que le dejó mano a mano con el guardameta. Afortunadamente, lo arregló entregando la pelota a Aspas, quien no perdonó llegando desde atrás. Un tanto con el que el de Moaña pide sitio a escasos días de que empiece lo serio.

Diego Costa españa seleccion

El eterno problema del ‘9’

El empate en el amistoso entre España y Suiza (1-1) dejó certezas y también alguna duda de cara al Mundial. En este segundo apartado entraría la falta de pegada que evidenció el conjunto de Julen Lopetegui. Su dominio en el centro del campo estuvo lejos de traducirse en el área rival, donde disparó poco y sin eficacia. Tuvo que aparecer un lateral como Álvaro Odriozola para hacer el único tanto de la Selección en una genial acción en la que empalmó un balón desde la frontal.

Costa suma 7 goles en 18 partidos con España

Por lo demás, ni Diego Costa (titular y sustituido en el minuto 60) ni Iago Aspas (escorado hacia la banda) ni Rodrigo Moreno (jugó la última media hora) pudieron cumplir con el cometido del gol. Especialmente, genera inquietud el contraste entre el estilo de juego de España y las características del atacante de Lagarto. Salvo alguna jugada puntual en la que exhibió su buen juego de espaldas, volvió a dar la sensación de que falta química para conectar con el hispano-brasileño, el hombre que en un principio parece llamado a ser la referencia ofensiva en Rusia.

A menos de dos semanas para que comience la cita mundialista, la Selección acusa la ausencia de un delantero centro completamente consolidado. Un problema que en realidad no es nada nuevo. Probablemente, haya que remontarse a los mejores años de David Villa para recordar la última vez que esta figura generó un consenso total. Queda otro amistoso contra Túnez (sábado, 20:45 horas) para seguir haciendo pruebas. De ahí en adelante, fallar estará prohibido.

Iago Aspas al árbitro: ¡Cagón, cagón! ¡Te has cagado!

Aunque los futbolistas del Celta no se jugaban nada de cara a la clasificación, acabaron desquiciados con el arbitraje de Martínez Munuera. Al descanso, la situación ya era más que tensa, como reflejaron las palabras de Iago Aspas al colegiado de las que la periodista Mónica Marchante fue testigo: “¡Cagón, cagón! ¡Te has cagado!”, le espetó el atacante de Moaña al árbitro del Comité Valenciano.

La polémica comenzó con una mano de Varane no señalada y que fue protestada por los futbolistas locales, hecho que costó a Iago Aspas la primera amarilla. Aunque el delantero no fue expulsado por sus palabras en el entretiempo, terminó viendo la roja por la que probablemente fue la acción más controvertida del choque. El ’10’ celeste fue derribado por Sergio Ramos dentro del área y el trencilla le mostró la segunda amarilla al entender que hubo simulación. Del posible 1-2 se pasó a dejar al Celta con uno menos, razón por la que los aficionados de Balaídos cantaron el clásico “¡así, así, así gana el Madrid!”. No hubo paz para los blancos en un triunfo que les deja a un paso del título de Liga.

Iago Aspas, el más letal de LaLiga

Iago Aspas prolongó su idilio con el gol en la visita del Celta al Sporting de Gijón. El delantero de Moaña demostró que está de dulce colando un lanzamiento de falta directa por debajo de la barrera para sumar otro tanto a su cuenta particular, con el que ya van 13 en LaLiga colocándose como máximo anotador nacional.

Por si fuera poco, el ‘1o’ celeste se está destapando como el futbolista más letal del campeonato, ya que es el que menos necesita tirar para marcar. Concretamente, su promedio es de 3,62 disparos por gol transformado, tal y como muestran las estadísticas recogidas por @FutbolAvanzado.

El Real Madrid se desangra en las áreas

La segunda derrota consecutiva ha encendido las alarmas en el Real Madrid. Aunque poner fin a la racha de 40 partidos en el Pizjuán entraba dentro de lo admisible, no es  el caso del tropiezo copero frente al Celta, el cual hace peligrar una de las competiciones. Pese a las particularidades de cada partido, ambos pinchazos mantienen un nexo común. Los blancos no rentabilizaron en ataque su dominio y fueron fácilmente castigados en su propia área.

El Real Madrid encajó 4 goles en los últimos 8 disparos a puerta

En el encuentro frente al Sevilla, el conjunto de Zinedine Zidane transmitió la sensación de tener controlado el envite hasta los últimos 5 minutos. Sin embargo, no fueron capaces de matar el choque y los hispalenses acabaron volteando el marcador de la forma más inverosímil. La floja actuación de Keylor Navas bajo los palos propició que los de Sampaoli marcaran 2 tantos con sólo 4 remates a puerta.

Con la llegada de la Copa, llegó el turno para Kiko Casilla, pero de nuevo se repitió la misma estadística. Pese a no realizar un partido brillante, lo cierto es que el Real Madrid apenas sufrió hasta que llegaron los goles de Iago Aspas y Jonny en sendos errores defensivos. Los blancos no sólo fueron endebles, sino que volvieron a pecar de inocencia ante la portería contraria con un gol de 17 disparos, 11 de ellos entre los palos. La ocasión errada por Benzema a los 83 minutos, con todo a su favor, fue la acción más sintomática de esa falta de puntería.

Preocupa el momento de los delanteros

Ninguno de los atacantes del cuadro merengue se salvó de la quema en las dos derrotas. Cristiano Ronaldo, titular en ambas, se mostró muy lejos de su mejor nivel. El portugués estuvo errático en cada acción  y –con la excepción del penalti transformado en el Pizjuán– tampoco exhibió su pegada habitual. Lo mismo puede decirse de Benzema y Morata. El francés fue uno de los principales señalados en la derrota liguera, mientras que el canterano completó otra gris actuación en el Bernabéu y sólo suma 2 goles desde noviembre. Por primera vez desde su lesión, el equipo echa de menos a Bale.