Giménez Atleti

‘Clausulazo’ del Madrid para llevarse a Giménez

El Real Madrid se ha marcado el centro de la defensa como una de las posiciones fundamentales a reforzar durante el verano. Según publica el diario Marca, José María Giménez se ha convertido en el objetivo número uno para el club de Chamartín. Su cláusula de 60 millones de euros es considerada un precio razonable de acuerdo al presente y futuro del zaguero uruguayo de 23 años.

La operación daría mucho que hablar en la capital por motivos evidentes. Los blancos ya se llevaron el año pasado a Theo Hernández aprovechando que la cláusula del jugador era de 24 millones de euros, aunque ambos equipos finalmente llegaron a un acuerdo de 30 ‘kilos’. A diferencia del lateral, Giménez es un futbolista completamente asentado en el equipo rojiblanco, donde acumula cinco temporadas y es considerado el sucesor natural de su compatriota Godín. Sin embargo, la aparición del vecino en escena puede echar por tierra tales previsiones.

Skriniar, el plan B

Según estas informaciones, el Real Madrid ya se interesó en el charrúa en 2015, aunque las tensas relaciones con el Atlético evitaron un fichaje casi cerrado por aquel entonces. Tras la ruptura de aquel pacto de no agresión, las circunstancias han cambiado y la entidad de Concha Espina vuelve a la carga. Por su parte, Jesús Vallejo sería el principal sacrificado de este movimiento, para quien se prepara una nueva salida en calidad de cedido. En caso de que el fichaje del defensa colchonero no fructificara, la segunda opción es la del eslovaco Milan Skriniar, una de las grandes revelaciones de la Serie A tras su formidable temporada con el Inter.

Saúl Thomas

El escuadrón multiusos

Cuatro de los futbolistas con más proyección del Atlético están preparados para jugar en varias demarcaciones. Si usted tiene un problema de escasez en la plantilla y se los encuentra, quizá pueda contratarlos

Thomas Partey

Quien tiene a un jugador que aúna físico, llegada y trabajo defensivo, tiene un tesoro. Simeone es consciente de ello con el futbolista ghanés y no duda en aprovecharlo. A sus aptas condiciones se ha sumado un vasto aprendizaje durante su estancia en la primera plantilla del Atlético. Como resultado, Thomas es un futbolista mucho más completo que el de hace dos temporadas, con su característica capacidad de recorrido propia de un interior y con un mayor dominio posicional que le ha permitido asentarse en el once como pivote defensivo. “Es el más parecido a Tiago que hay en la plantilla. Ojalá pueda seguir creciendo y mirar a los más grandes que no dejan de trabajar ni un día”, dijo el Cholo sobre él. Esta temporada y la pasada también ha actuado puntualmente de lateral derecho dejando buenas sensaciones.

Saúl Ñíguez

Si hay un jugador de la plantilla pionero en eso de actuar en varias posiciones distintas, ese es sin duda el ‘8’ colchonero. Él fue quien marcó el camino a seguir al resto entrando en los planes de Simeone gracias a una polivalencia que ya demostró durante su cesión en el Rayo Vallecano, donde incluso llegó a jugar habitualmente de defensa central. Esta temporada ha alternado de manera usual la posición de centrocampista puro (así ha jugado en 23 partidos) con la de interior derecho (15 encuentros). No obstante, también es válido para jugar en el costado izquierdo ocupando incluso la posición de lateral. El técnico argentino le tiene presente como alternativa a la baja de Filipe Luis. “Tenemos posibilidad de jugar con Lucas, con Sergi, lo ha hecho también Saúl, que da mucho recorrido”. Sólo le falta jugar de ‘9’ o de portero.

Lucas Hernández

Hasta el momento, al futbolista nacido en Marsella se le ha visto actuando habitualmente de central (12 partidos esta temporada) y de lateral zurdo (20), aunque el excelente nivel que ha ofrecido en ambas posiciones es de lo más remarcable. La disyuntiva sobre en qué puesto alberga mayor potencial para tocar techo como jugador, si en el centro o en la banda, es la misma que en su momento ya atravesaron figuras como Carles Puyol y Sergio Ramos. Todo indica que seguirá el camino de éstos y acabará siendo uno de los mejores defensas centrales del panorama futbolístico a largo plazo. Por el momento, Simeone le ha utilizado esta campaña con más frecuencia como recambio del veterano Filipe en el costado zurdo. Tras la grave lesión del brasileño, lo previsible es que siga siendo la primera opción para suplirlo.

José María Giménez

El uruguayo no es de poner pegas siempre que pueda disfrutar de minutos. Sabe que no lo tiene fácil en el centro de la zaga con una dupla de jugadores de la talla de Diego Godín y Stefan Savic, pero es joven y está abierto a nuevas experiencias sobre el césped. Simeone, que ante todo quiere soldados dispuestos a morir por el equipo sea donde sea, advirtió la pasada temporada la predisposición del charrúa y no ha dudado en sacarle partido desde entonces. Así es como el futbolista de 23 años se ha desempeñado perfectamente en zonas que para él eran desconocidas como la medular (dos encuentros de pivote en el presente ejercicio) y el lateral derecho (cinco partidos). No sólo ha cumplido con creces, sino que ha parecido que llevaba toda la vida jugando ahí. Como central ha disputado 24 encuentros este curso a un nivel impecable.

Giménez Lucas

Defensa para una década

Tranquiliza tener asegurado el futuro al igual que en el fútbol tranquiliza una buena defensa. El Atlético disfruta de ambas cosas con José María Giménez y Lucas Hernández, zagueros eficaces en el presente y con muchos años por delante para seguir creciendo y sumando partidos con la camiseta rojiblanca. A los 23 años del uruguayo y los 22 del francés, ya parecen veteranos curtidos en mil batallas en las que han demostrado ser capaces de sobreponerse a la presión. Junto con Diego Godín y Stefan Savic, completan el que probablemente sea el mejor cuarteto de centrales de Europa. Están preparados para asumir el relevo definitivo y, por si fuera poco, también rinden en otras demarcaciones. El charrúa ha demostrado que no se arruga en el lateral derecho o como pivote defensivo, mientras que el jugador nacido en Marsella también es una garantía en el lateral izquierdo.

Giménez recupera el sitio

El tiempo ha terminado por demostrar el gran acierto del Atlético con el fichaje de Giménez en 2013, cuando llegó procedente de Danubio con el cartel de gran promesa del fútbol uruguayo. Como colchonero ha evolucionado aprendiendo de doctos en la materia como su compatriota Diego Godín y rondando la treintena de partidos disputados en los últimos cuatro cursos. Todavía le falta el paso definitivo para hacerse con la titularidad. Savic se la arrebató en 2016 cuando parecía llamado a ocupar el sitio que dejó Joao Miranda.

Aquel año el uruguayo quedó marcado por su suplencia en la final de Milán tras ser de la partida durante casi todo el curso. “Le dije a mi mujer que el fútbol es hermoso, pero cuando pega, pega fuerte. Estuve llorando varios días. Lloraba porque yo la esperaba. Terminó el partido, perdemos y me voy. Llegué a casa y hablé con mi señora. Estábamos muy dolidos. Ella me dijo que en el horizonte algo bueno me está esperando por ello. En algún momento volveré a tener esa oportunidad”, confesó sobre aquel episodio en una entrevista reciente para el diario AS.

Lejos de resignarse, Giménez ha seguido trabajando duro para volver a disfrutar de la oportunidad y ha rendido allá donde Simeone le ha colocado. El premio le ha llegado jugando de inicio en 11 de los últimos 13 encuentros que los rojiblancos han afrontado entre todas las competiciones. Su deslumbrante actuación el pasado domingo en el Camp Nou sirvió para corroborar que Savic tendrá muy complicado recuperar el puesto al regreso de su lesión. “El fútbol es muy cambiante. Estoy contento, jugando. Pero un futbolista de 23 años que no juega… Sin decir que tengo que jugar. Pero digo que si no juego, tendré que buscar oportunidades en otro lugar. Pero ahora tengo contrato, estoy feliz, ya pensaremos con mi familia”, afirmó sobre su futuro en la misma entrevista.

El comodín Lucas

Lucas Hernández también está viviendo su propia consolidación al haberse convertido en un comodín indispensable para Simeone, ya sea para dar descanso al veterano Filipe o a alguno de los centrales. Con este rol ya ha disfrutado de 28 partidos traducidos en 2.186 minutos entre todas las competiciones, más que en toda la temporada anterior (1914’). En base a las cifras ya ejerce de titular, pues sólo ocho jugadores de la plantilla han jugado más que él a lo largo del curso. Hasta la lesión que sufrió en el duelo ante el Athletic del pasado 18 de febrero, fue titular en los 12 encuentros que el Atlético había disputado en 2018. Recuperado de sus problemas en el aductor, está en disposición de volver a ser importante. Aunque en mayo del año pasado renovó hasta 2022 y elevó su cláusula hasta los 55 millones, el Atlético quizá tenga que plantearse una nueva negociación ante el acecho de los grandes de Europa. Los 85 millones de euros que el Liverpool pagó por Van Dijk en enero o los 65 ‘kilos’ del Manchester City por Laporte demuestran que en la Premier ya son muy cotizados defensores como el ‘19’ colchonero. El precedente de su hermano Theo también sirve como advertencia.

Giménez convence como mediocentro tras esta exhibición

José María Giménez está siendo una de las mejores noticias del Atlético a título individual. No sólo se ha adaptado perfectamente a la posición de mediocentro, sino que su rendimiento está sobrepasando todas las expectativas. El siguiente vídeo de su último encuentro ante el Leicester explica perfectamente por qué.

Giménez recupera su sitio

Aunque comenzó la temporada sin apenas figurar en los planes del Atlético, José María Giménez ha recuperado su sitio en el equipo. El uruguayo, un zaguero de condiciones innegables, ha pecado de inexperiencia en algunos momentos de su carrera. Por algunos de esos errores, Simeone apostó por Savic en la última final de Champions y en el primer tramo del presente ejercicio. Una lesión muscular sufrida en septiembre en el encuentro frente al Deportivo no hizo sino complicar más su situación. Durante los tres primeros meses de competición, Giménez apenas disputó 126 minutos de juego.

Giménez ha disputado 927 minutos desde su regreso al once

Tras la derrota en el derbi, el Cholo optó por volver a darle bola y el charrúa ha respondido, haya sido como defensor o como pivote defensivo. “Estoy contento como mediocentro, el ‘míster’ me dio la oportunidad de jugar ahí y trataré de demostrarle que quiero hacerlo donde sea. Cuando me dé la oportunidad trataré de aprovecharla“, comentó recientemente el jugador de 22 años acerca de su nueva posición.

Reencuentro con el gol un año después

El balance a raíz de su regreso al once –que tuvo lugar el 23 de noviembre contra el PSV– es de 927 minutos entre todas las competiciones (476 en Copa, 361 en LaLiga y 90 en Champions), nada que ver con su participación al inicio del campeonato. La culminación de su buen momento llegó este miércoles en Ipurúa, donde se reencontró con el gol un año después ante el mismo rival y con la misma acción. El uruguayo se elevó sobre la defensa en un saque de esquina para cabecear el envío de Gaitán al fondo de las mallas. Otro aliciente a tener en cuenta en un equipo que necesita volver a intimidar a balón parado.