Sergio Ramos celebración Cibeles

Sergio Ramos se venga de Juanfran: “A algunos se les olvida… que se enteren los indios de quién manda en la capital”

Sergio Ramos se la devolvió a Juanfran en Cibeles durante la celebración de la Champions. Después de que el jugador del Atlético se acordara de sus vecinos tras ganar la Europa League, el capitán del Real Madrid se la pagó con la misma moneda: “Vamos a cantar una canción, porque a veces a algunos se les olvida…“, comenzó señalando para terminar cantando con toda la plantilla lo que muchos esperaban: “Que se enteren todos los indios quién manda en la capital“.

Juanfran Atleti europa league

Juanfran se acordó del Real Madrid durante la celebración

Dará que hablar. Juanfran Torres tomó el megáfono durante la celebración del título de Europa League y no dudó en acordarse de sus vecinos del Real Madrid, en cuyas categorías inferiores se formó como futbolista. “Que se enteren los vikingos quién manda en la capital”, cantó el jugador nacido en Crevillente.

Fernando Torres Atleti

El adiós europeo de Torres

El ídolo rojiblanco afronta su último partido como local en Europa. Tras anunciar su marcha, quiere despedirse cumpliendo su gran cuenta pendiente, la de levantar un título con la camiseta del Atlético

Se siguen cumpliendo capítulos en la cuenta atrás de Fernando Torres para dejar de ser jugador del Atlético. La vuelta de semifinales de la Europa League ante el Arsenal estará marcada, entre otros hechos, por ser el último partido europeo que El Niño dispute ante su afición con la camiseta rojiblanca. Evidentemente, puede que no todo acabe aquí. La gran aspiración colchonera es alcanzar la final de Lyon y levantar ese título que el ídolo fuenlabreño todavía no ha podido ganar con el equipo de su vida.

Con un palmarés en el que figuran dos Eurocopas, un Mundial, una Champions League y una Europa League, resulta paradójico que Torres aún no haya tenido la ocasión de visitar Neptuno para celebrar un éxito de este calibre. Más aún teniendo en cuenta los títulos conquistados por el club en el periodo de ocho años que separa las dos etapas del atacante en el Atlético (2001-2007 y 2015-2018): dos Europa League, dos Supercopas de Europa, una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España.

Un título para El Niño

Hay que recordar que Torres ni siquiera tuvo ocasión de jugar una competición europea durante su primer ciclo como rojiblanco (no considerando tal la Copa Intertoto que disputó el Atlético en el verano de 2004). Fueron años difíciles en lo que El Niño tuvo que tirar del carro, quizá demasiado solo en la tarea. Tras separar sus caminos en el verano de 2007, una decisión que a la larga fue beneficiosa para ambas partes, el delantero regresó en 2015 a un equipo completamente cambiado. Al fin pudo formar parte de un Atlético grande y asentado en la élite del continente.

Los 34 partidos que ha disputado como colchonero en competición europea (29 en Champions y cinco en Europa League) se han saldado con cuatro goles, alguno de ellos fundamental como el que marcó en el Camp Nou en los cuartos de final de Champions de la temporada 2015-16. Fue precisamente este título el que más cerca ha estado de levantar como rojiblanco hasta la fecha, el cual se escapó en la final de Milán. Recordadas son sus lágrimas en aquel encuentro tras la tanda de penaltis (el quinto lanzamiento era suyo y ni siquiera pudo tirarlo). Esta Europa League serviría para reparar gran parte de aquel dolor y poder darle una despedida a la altura de su leyenda.

La vieja guardia lo merece

El título también puede tener un importante significado para otros integrantes de la vieja guardia como Gabi (34 años), Juanfran (33), Diego Godín (33) y Filipe Luis (33). Todos ellos quizá estén ante su última oportunidad para levantar un trofeo con el Atlético, algo que no logran desde la Supercopa de España conquistada en 2014. Su incidencia en los éxitos deportivos que ha vivido el club rojiblanco desde la llegada de Diego Pablo Simeone es de sobra conocida. Ya lo dijo el central uruguayo al conocerse el emparejamiento con el Arsenal en semifinales: “No creo que tengan más ganas que nosotros de ganar esta Europa League”. A falta de conocer el futuro de todos ellos a partir de la próxima temporada, alzar el título en Lyon supondría la merecida guinda para su trayectoria.

Penalti juanfran kroos

¿Hubo penalti de Juanfran sobre Kroos?

Jugada polémica en el derbi entre Real Madrid y Atlético. Los blancos reclamaron un penalti al colegiado Estrada Fernández por un posible derribo dentro del área de Juanfran Torres al centrocampista Toni Kroos. La jugada terminó con un disparo de Marco Asensio a la madera y el colegiado no señaló nada. Según el excolegiado Andújar Oliver, acertó el árbitro al no señalar el punto de castigo. “Acierta el árbitro catalán. Está más pendiente el alemán de tirarse en la acción con Juanfran”, afirmó en Radio Marca.

Juanfran, entre una y dos semanas de baja por una elongación en el isquiotibial

Nuevo contratiempo para el Atlético. Juanfran Torres estará entre una y dos semanas en el dique seco tras sufrir una elongación muscular en el isquiotibial durante el último entrenamiento de los rojiblancos antes del partido contra la Roma. Por tanto, el lateral se ha caído a última hora del once de Simeone para enfrentarse a la Roma siendo sustituido por Thomas Partey en el lateral derecho, lo que ha supuesto la entrada de Augusto Fernández en la alineación.

“En la noche de ayer los servicios médicos del club le han realizado una resonancia magnética nuclear a Juanfran Torres para valorar las molestias que presentaba el jugador en la parte posterior del muslo izquierdo, originadas en la última sesión de entrenamiento del equipo y que se fueron agudizando a medida que transcurría la tarde. Las pruebas han detectado una elongación en su musculatura isquiotibial izquierda. Queda pendiente de evolución. Estará entre una y dos semanas de baja“, señala el parte médico oficial del club.

El objetivo del Atlético: recuperar la solidez

La defensa no escapa al momento de dudas que atraviesa el Atlético esta temporada. El muro edificado por Diego Pablo Simeone, recordado por ser infranqueable en sus mejores noches, transmite una vulnerabilidad nunca vista durante el periplo del técnico argentino. Pese a que los rojiblancos son el segundo conjunto menos goleado en LaLiga con seis tantos en contra, lo cierto es que buena parte de culpa la tiene Jan Oblak, quien promedia tres paradas por partido, casi el doble que el curso pasado.

El extraordinario momento de forma del guardameta esloveno camufla esa fragilidad que sí queda al descubierto si se atiende a otras estadísticas. Basta comprobar que todos los goles encajados por el equipo colchonero en Liga y Champions llegaron tras pase o centro lateral. Sin embargo, lo realmente alarmante para los del Cholo reside en el hecho de que siete de esos diez tantos llegaron de cabeza. El dominio del juego aéreo, una de las virtudes más reconocibles del Atlético durante los últimos años, se ha diluido tanto en ataque como en defensa.

¿Falta concentración?

El problema también resulta palpable en las jugadas a balón parado. Así lo corroboran los datos publicados por @futbolavanzado relativos a las diez primeras jornadas de LaLiga, los cuales sitúan a los rojiblancos como el equipo del campeonato que peor defiende los saques de esquina. Mientras que el Valencia -mejor conjunto en este aspecto- apenas permite que sus rivales rematen en un 15% de los córners, la defensa colchonera hace lo propio en un 45% de estas acciones.

Ante esta evidente debilidad, técnico y futbolistas coinciden al buscar el origen del problema. “Debemos mejorar la concentración en momentos determinantes del juego, en algunos pasajes de algunos partidos hemos bajado esa concentración que nos hace un equipo peligroso y duro, eso no podemos hacerlo”, señaló recientemente Simeone.

Prohibido fallar

El diagnóstico del entrenador argentino es muy similar al realizado por Gabi tras empatar contra el Qarabag en el Wanda Metropolitano. “Es un tema de concentración. Creo que siempre hemos sido fuertes a la hora de rematar y nos han hecho pocas ocasiones de gol… Va un poco con la dinámica del equipo, que con pocas ocasiones de córner que tienen los rivales nos hacen gol. Tendremos que entrenarlas y seguir mejorando”, afirmó el capitán.

A este problema se puede añadir otro no menos importante, ya que los años no pasan en balde para los integrantes de la retaguardia (Juanfran y Filipe ya tienen 32 años, Godín, 31). El conjunto rojiblanco está obligado a recuperar su mejor versión en defensa ante un rival de máxima exigencia como el Real Madrid. Pese a que los blancos no atraviesan su mejor momento en cuanto a pegada, son el equipo de LaLiga que más remata con una media de 20 disparos por partido. El derbi no permitirá más concesiones.

Sin Juanfran no hay paraíso

El de Juanfran Torres fue uno de los nombres que más echó en falta el Atlético en su derrota en el Santiago Bernabéu. La ausencia de un lateral derecho de garantías en el once –las otras bajas de Vrsaljko y Giménez llevaron a Lucas Hernández a jugar a pierna cambiada– fue aprovechada por el Real Madrid para inclinar sus ataques hacia el sector débil de los de Simeone. El resultado no pudo ser más duro para los rojiblancos, tal y como reflejó el marcador.

Por fortuna para el equipo del Vicente Calderón, su cojera en el costado diestro de la defensa ya no representará un problema en la vuelta de la eliminatoria. Con la coraza defensiva recompuesta, el cuadro atlético tiene la base para volver a sentirse fuerte y buscar la gesta. El técnico colchonero podrá olvidarse de los malabarismos en la retaguardia para centrarse en lo que verdaderamente importa, tratar de poner contra las cuerdas al campeón de Europa.

Vital en defensa

A estas alturas, ningún hincha del Atlético desconoce lo que supone Juanfran para su equipo. Como parte del núcleo duro de Simeone desde la llegada del entrenador argentino, conoce perfectamente el sistema  y la filosofía imperante en el vestuario. Además, sus 40 apariciones en Champions le proporcionan la experiencia necesaria para lances como el que afrontarán los rojiblancos. Hasta su lesión, sus últimos siete partidos se habían saldado con seis victorias y un empate entre todas las competiciones con sólo dos goles encajados por los del Manzanares.

Aunque le costó reencontrarse en los primeros compases de la temporada, su rotación con Vrsaljko le proporcionó descanso dando la sensación de que el mejor Juanfran estaba de vuelta entre los meses de marzo y abril. Simeone también le encontró acomodo puntualmente como interior derecho buscando fortalecer dicho costado, por lo que su presencia en la plantilla dista de ser testimonial.

Cuenta pendiente

Para el Atlético es fundamental contar con hombres totalmente comprometidos con la causa como es el caso de Juanfran. “El Atlético es mi casa, vivo por y para el Atlético. Para trabajar, para sacrificarme. Sólo pienso en intentar ser de los mejores en el entreno, que vean que tengo ilusión. Me gusta transmitirlo porque puede servir. Cada jugador del Atlético debe morir por defender esta camiseta. Se puede nacer del Atlético, pero uno también se puede hacer del Atlético”, reconoció hace unos meses en una entrevista concedida a Mundo Deportivo

El de Alicante tampoco olvida su cuenta pendiente con la Champions. Tras el penalti fallado en la final de Milán, hizo una promesa en una carta a los aficionados del Atlético: “Hace dos años os dije que volveríamos a una final, ahora os digo que Gabi, nuestro capitán, levantará la Champions más tarde o más temprano y lo celebraremos todos juntos en Neptuno”. El conjunto colchonero todavía está a tiempo de lograrlo.

Duelo de murallas

Afrontan unas semifinales de Champions y se conocen perfectamente, por lo que es el peor momento posible para hacer concesiones. La fortaleza en la retaguardia de Real Madrid y Atlético jugará un papel fundamental en la eliminatoria.

Merengues y rojiblancos sienten el vértigo que supone llegar a estas alturas de la máxima competición europea, donde el más mínimo despiste puede suponer la caída al abismo. Ambos conjuntos saltarán al césped con una premisa sobre todas las demás, minimizar a cero los errores no forzados en defensa. Así han sido sus últimos duelos en la cumbre. En cada una de sus dos finales, apenas un gol para cada equipo en 90 minutos. Sólo uno de ellos no se produjo en jugada a balón parado, el de Carrasco en Milán.

Más ajustado si cabe fue el emparejamiento de cuartos de final que protagonizaron hace dos años, en el que hubo que aguardar una tensa espera de 178 minutos de eliminatoria para ver el solitario gol de Chicharito que dio el pase a los blancos. Parece evidente que la prudencia se apodera de los choques europeos entre Real Madrid y Atlético. Nada hace pensar que Zidane y Simeone vayan a cambiar esta tónica, aunque conviene no perder de vista el momento de cada uno de los dos conjuntos en la zona de atrás.

Las dudas del Real Madrid

Los blancos se están caracterizando durante este curso por ser el equipo de la fiabilidad goleadora, una virtud que ha servido para paliar su punto débil, su falta de solidez en la retaguardia. Uno de los problemas más comentados está en la portería, el primer pilar en el que se sustenta todo equipo seguro que se precie. Si Keylor Navas duda, los demás lo hacen por extensión, y ya es sabido que el rendimiento del costarricense ha distado del de la temporada pasada.

No obstante, el arquero no es el único responsable de los problemas que ha experimentado el Real Madrid. Por lo general, los de Zidane protagonizan momentos puntuales de desconexión que les suelen costar goles, hasta el punto de haber encajado 16 tantos en 10 partidos disputados en la actual edición de la Champions. El estilo del propio equipo también puede facilitar la llegada de ocasiones en contra, sobre todo con dos laterales con vocación ofensiva como son Marcelo y Carvajal. Ambos deberán calibrar con acierto ante un rival que acostumbra a aprovechar los espacios.

El Atlético, de menos a más

Por parte del cuadro de Simeone, hablar de su fortaleza defensiva no supone ninguna novedad. Sin embargo, los rojiblancos ofrecieron síntomas de haber olvidado sus señas de identidad durante buena parte del curso. Al técnico argentino le ha costado dar a su bloque defensivo la cohesión de años anteriores, aunque con el transcurso de la temporada lo ha logrado. Godín ha vuelto a liderar la zaga al sobresaliente nivel que acostumbra, Juanfran no está fundido al tener en Vrsaljko un recambio de garantías, Filipe ha llegado al tramo final de campeonato a un nivel espectacular…  Son varias las razones por la que la línea defensiva colchonera vuelve a sentirse inexpugnable.

No obstante, resultaría de lo más injusto opacar la labor del que probablemente esté siendo el futbolista más determinante de los rojiblancos junto con Griezmann, el guardameta Oblak. El público de Bernabéu ya tuvo ocasión de comprobar su excelente momento de forma hace menos de un mes, cuando su recital de paradas privó a los locales de llevarse la victoria. Ya no resulta descabellado afirmar que el Atlético cuenta con uno de los mejores porteros del mundo, quien tan sólo ha encajado tres goles en nueve partidos de Champions.

Vrsaljko pisa fuerte

Por primera vez en la era de Simeone, hay un futbolista que pone en duda la titularidad de Juanfran Torres en el lateral derecho. Eso es lo que ha conseguido Sime Vrsaljko, palabras mayores para un jugador que llegó el pasado verano siendo un desconocido para la mayoría. Tras unos inicios que nunca suelen ser fáciles con el entrenador argentino, el croata ha demostrado estar preparado para pelear por un sitio en el once.

El defensor ha asimilado como una esponja los conceptos fundamentales para integrar la retaguardia colchonera. No sólo no ha desentonado en sus últimas actuaciones, sino que se ha ganado los aplausos del Calderón ofreciendo todo lo que se espera en su demarcación: sumar constantemente en ataque por su costado sin penalizar atrás.

Consagrado en el equipo

La consolidación de Vrsaljko en el Atlético ya es un hecho. De apenas disputar un partido en las primeras 16 jornadas de LaLiga ha pasado a no perderse ninguno de los últimos 12 encuentros del campeonato. Caso similar es el de la Liga de Campeones, donde no participó en los primeros tres encuentros y, desde entonces, ha jugado todos los minutos de los cuatro siguientes frente a Rostov, PSV, Bayern de Múnich y Bayer Leverkusen.

Ha jugado los último 12 partidos en LaLiga

Sus cifras muestran ese rendimiento defensivo que Simeone está premiando con oportunidades, con una media de 9 recuperaciones por partido en LaLiga, sólo superado por Godín y Savic en la plantilla. A la hora de prodigarse en ataque ha dado 2 asistencias y 5 pases clave (a un compañero que disparó a puerta) en los 13 partidos que ha disputado durante la competición.

Su rival Juanfran

El notable nivel exhibido por el balcánico en sus apariciones está poniendo las cosas difíciles a Juanfran para mantener la titularidad en el flanco derecho de la defensa. Esta competencia entre ambos futbolistas supone una gran noticia para Simeone, siempre encantado de que sus jugadores tengan incentivos para darlo todo en el césped: “Vrsaljko ha crecido mucho y lo sigue haciendo. Es joven y es su primera temporada con nosotros. Al inicio le costó, pero ha tenido voluntad y fuerza para crecer y, sobre todo, para adaptarse a las necesidades que pide el equipo compitiendo con Juanfran. Han jugado juntos y los dos son alternativas para el equipo. Juanfran nos viene regalando su alma desde hace cinco años y Sime está muy bien. Es lo que necesitamos para que el club siga compitiendo a la altura a la que lo está haciendo”, comentó recientemente el técnico argentino. Los 16 millones que el Atlético pagó por el lateral croata se están justificando como una excelente inversión.

Los intocables de Simeone

Tras cumplir los 200 partidos en LaLiga frente al ValenciaSimeone quiso expresar en rueda de prensa su gratitud hacia sus propios jugadores: “Puedo decir que soy feliz en el lugar donde estoy. Tengo un grupo que compite desde hace cinco años y medio con el corazón, más allá de las dificultades que se nos presentan cada temporada”.

Pese a que la plantilla del Atlético –como cualquier otra– ha vivido cambios sustanciales durante el último lustro, pervive un grupo de jugadores que han constituido ese núcleo tan necesario para el técnico argentino durante toda su etapa en el banquillo colchonero. A la hora de comprobar cuáles son los cinco futbolistas con más encuentros disputados en LaLiga bajo su mandato, es ahí donde aparecen sus intocables.

Gabi – 182 partidos

Desde la llegada de Simeone, fue el elegido por el propio técnico para ser su prolongación sobre el césped ejerciendo de capitán. Por ello, el mediocentro se ha convertido en el hombre más imprescindible para el argentino. Entre ambos han establecido un liderazgo que ha sido la base de los éxitos rojiblancos.

Koke – 181 partidos

El vallecano representa el equilibrio del Atlético, un futbolista fundamental en la creación pero que también ha aportado el sacrificio defensivo que es innegociable en este equipo. Simeone ha moldeado a este futbolista que tenía 19 años cuando tomó las riendas del conjunto del Manzanares.

Juanfran – 178 partidos

Su asentamiento en el lateral derecho del cuadro colchonero coincidió también con el comienzo del periplo de Simeone. Hasta esta temporada, en la que la irrupción de Vrsaljko le ha permitido gozar de más descanso, era un fijo en las alineaciones prácticamente cada dos veces por semana.

Godín – 174 partidos

Sin lugar a dudas, el uruguayo es el otro lugarteniente del Cholo actuando como segundo capitán. El indiscutible líder de la defensa durante el último lustro, quien a las órdenes del argentino se ha convertido en uno de los mejores centrales. Por si fuese poco, un gol suyo dio un título de Liga.

Filipe – 140 partidos

El brasileño es la quinta columna del Atlético, una pieza fundamental en el engranaje colchonero desde la banda izquierda. Le bastó un año en el Chelsea para darse cuenta de que su verdadero sitio estaba en la vieja guardia de Simeone, a donde volvió ofreciendo el mismo rendimiento que antes de su salida.