Kovacic Real Madrid

El pulso de Mateo Kovacic al club

La idea de Kovacic de marcharse del Madrid viene de lejos. De hecho, ya hizo pública su disconformidad con su papel en la plantilla en pleno Mundial de Rusia. Lo que no esperaba el conjunto blanco es que el croata fuera a declararse en rebeldía y negarse a entrenar. La cuerda se ha tensado tanto que ha terminado por romperse.

El jugador volvió a los entrenamientos a Valdebebas junto a sus compañeros, pero descarta incorporarse a la pretemporada del equipo en EEUU. Desde las oficinas del Bernabéu consideran a Kovacic un jugador indispensable para el club, que no tiene un repuesto claro en el mercado y que está llamado a ser el sucesor de Modric cuando éste se retire. Para la directiva blanca, Kovacic es intransferible.

Kovacic, por su parte, cree que merece ser titular en este equipo. Lopetegui ya conoce la opinión del jugador y en su mano estará la misión de convencer al croata para quedarse en el Real Madrid.

Kovacic se declara en rebeldía

La situación de Mateo Kovacic en el Real Madrid es cada vez más tensa y puede acabar con la salida del futbolista croata del club. El jugador quiere salir en busca de minutos, pero desde el conjunto blanco consideran al mediocentro un futbolista muy importante dentro del equipo y se le ha declarado como intransferible.

Al finalizar las celebraciones por el Mundial en Croacia, Kovacic acudió a Valdebebas para comunicar a club y entrenador su deseo de salir del equipo. Lopetegui trató de convencerle y le prometió más minutos que los que jugó con Zinedine Zidane la última temporada como muestra de la importancia que tendrá en el equipo. A pesar de ello, Kovacic sigue con la firme intención de marcharse.

Desde el club no piensan poner fácil las cosas al croata. Consideran que en el Real Madrid ha crecido como futbolista y que será el sustituto natural de un Luka Modric que cumple en Septiembre 33 años. Desde la directiva blanca se descarta su salida, pero hasta el 31 de agosto todo es posible.