Zidane

El dilema de Zidane: cuatro hombres y un destino

Isco Alarcón, Gareth Bale, Lucas Vázquez y Marco Asensio optan a un puesto que parte como la gran incógnita del Real Madrid para la final de Kiev. Todos atraviesan un buen momento de forma y ponen a Zinedine Zidane en una complicada tesitura, aunque ya la quisieran muchos otros

 

El gran sprint final de Bale

Parecía completamente defenestrado y perdido para la causa, pero el gran tramo final de temporada protagonizado por el galés le ha hecho ganar enteros para ser de la partida contra el Liverpool. Los cinco goles que ha anotado en las cuatro últimas jornadas de LaLiga avalan su excelente momento de forma. Encadena cinco meses sin sufrir una lesión y por fin está demostrando de lo que es capaz cuando tiene continuidad. Sus cifras de toda la temporada también son como para tener en cuenta: 19 goles y ocho asistencias entre todas las competiciones. Tiene la espina de la pasada final de Cardiff, en la que no pudo jugar de inicio al llegar muy justo tras lesión. En el que puede ser el último año de la BBC, no sería de extrañar que Zidane respetase su jerarquía, como ya sucedió en el último Clásico.

 

Isco y la certeza de Cardiff

Si hay que atenerse a la experiencia más reciente del Real Madrid en una final de Champions, lo cierto es que el malagueño sería titular indiscutible. Su extraordinaria actuación en la consecución de la Duodécima contra la Juventus es un factor a tener en cuenta. Todo ello por no hablar de que no se recuerda una versión tan brillante del conjunto de Zidane como la que ha mostrado con el centrocampista de Arroyo de la Miel, quien en la presente campaña ha firmado nueve goles y diez asistencias en 48 encuentros jugados entre todas las competiciones. Tras sufrir una lesión en la espalda que le impidió estar en la vuelta de semifinales contra el Bayern y en el Clásico, el técnico francés le ha cuidado para tenerle en plenitud de condiciones para Kiev.

 

El cañón de Asensio

El balear también cuenta con el aval de Cardiff, donde apenas necesitó ocho minutos para convertirse en el futbolista más joven en marcar en una final de Champions al hacer el definitivo 1-4. Tiene un hechizo con las grandes citas, como volvió a demostrar más recientemente en la ida de semifinales anotando el gol que dio a los blancos el triunfo en el Allianz Arena. La calidad de su zurda se postula como otro de esos pequeño detalles que puede decantar la final a favor del conjunto de Zidane. “Tiene una velocidad y una pegada importante”, reconoció recientemente el técnico francés sobre el de Palma de Mallorca, quien hace tiempo que dejó de ser un fijo en el ‘Plan B’ habiendo jugado de inicio en otros choques importantes como el de París o la vuelta contra el Bayern de Múnich.

 

La fiabilidad de Lucas

Por regularidad y garantías, el gallego sería justo merecedor de un sitio en Kiev, quien es el máximo asistente del equipo esta temporada con 13 pases de gol entre todos los torneos. No sólo ha tenido una importante contribución en cuanto a cifras, sino que además su presencia supone un alivio para sus compañeros de la retaguardia al ser un jugador solidario en tareas defensivas. Otro punto fuerte a tener en cuenta para hacer frente a un rival cuyo mayor peligro habita precisamente en las bandas. Prueba de la importancia que el de Curtis ha tenido en esta Champions es que contra el Bayern completó los 180 minutos de eliminatoria. Incluso cumplió como lateral tras la lesión de Dani Carvajal en el Allianz Arena. El curso que ha protagonizado ya es para quitarse el sombrero.

Bale Benzema entrenamiento

La disolución de la BBC

Nadie lo ha confirmado públicamente, pero sólo hace falta comprobar el camino tomado por Zinedine Zidane en sus alineaciones para confirmarlo: la BBC se separa. Los tres hombres que en su día interpretaron la sintonía preferida del Real Madrid toman caminos diferentes. Todo apunta a que Cristiano Ronaldo seguirá al frente, aunque con nuevos socios al lado. Isco Alarcón ya demostró la pasada campaña estar preparado para ocupar el sitio de Gareth Bale. Con el malagueño en la alineación, el conjunto de Zidane experimentó nuevos sonidos que han tenido buena acogida entre sus seguidores. Hace tiempo que los blancos son mejores teniendo la pelota que galopando. La irrupción de Marco Asensio y Lucas Vázquez ha terminado por hacer los demás. El técnico francés cuenta con registros suficientes como para dormir al rival con una balada o, si hay que volver al rock and roll, recurrir a la verticalidad del balear y el gallego.

Bale se borra

Fue precisamente el atacante galés el primero que cayó en gracia. Hace tiempo que dejó de ser insustituible en las citas importantes, como ya se comprobó ante PSG y Juventus. En el Allianz Arena, el mismo escenario que le consagró en las semifinales de 2014, tocó fondo al ni siquiera llegar a calentar. El mensaje que mandó Zidane es inequívoco: si el Real Madrid necesita hacer caja, hay alguien prescindible por quien se puede sacar mucho dinero en verano. Los números no engañan al comprobar los minutos disputados por cada uno de los futbolistas entre todas las competiciones. Por delante del de Cardiff hay hasta 14 jugadores que han contado más para el entrenador galo. Sólo los jóvenes de la plantilla (Theo, Vallejo, Ceballos, etc.) han jugado menos que el ‘11’ en lo que va de campaña.

Ante esta situación, Bale parece resignado, mentalmente fuera del club. Ni siquiera hace ascos a los rumores que le sitúan en otro lugar el próximo curso. El Bayern sólo ha sido uno de los últimos equipos en relacionarse con el galés. “En el fútbol nunca puedes decir nunca. De momento en Madrid juego y disfruto del fútbol. El Bayern tiene un fantástico equipo y en el pasado siempre ha sido uno de los equipos con más éxito de Europa. Que te relacionen con este club es un honor para cualquiera”, señaló el jugador en una entrevista en Sport Bild. Zidane tampoco confirma ni desmiente, una situación que recuerda a la de James Rodríguez el pasado ejercicio. El francés nunca dijo de manera explícita que no contase con el colombiano, pero finalmente terminó poniendo rumbo a Múnich en calidad de cedido.

Karim ya no es intocable

Quien sí parecía irremplazable para Zizou hasta hace bien poco era su compatriota Karim Benzema. Pese a los pobres números del ‘9’, el técnico siempre le defendió a capa y espada e insistió en su titularidad. Sin embargo, los goles del galo han seguido sin llegar y su entrenador puede haber tirado la toalla. Tanto en la vuelta ante la Juventus como en la ida contra el Bayern, el de Lyon se quedó en el banquillo. “Le veo como siempre, de todas formas con lo que se dice igual está sufriendo un poco, a él también le gustaría meter más goles. Entrena bien, está ahí con sus compañeros concentrado. Luego, a él le gustaría marcar más y estar mejor”, reconoció Zidane hace unas semanas sobre el estado de su jugador. Así las cosas, la BBC parece haber quedado definitivamente en un viejo recuerdo.

Ramos Asensio Lucas Vázquez Real Madrid Bayern

El comienzo de un nuevo orden

El Real Madrid va camino de ganar su cuarta Champions en cinco años y, sin embargo, la sensación es que el ciclo ganador que vive el conjunto blanco no ha hecho más que empezar. Las actuaciones de Marco Asensio y Lucas Vázquez en esta edición de la máxima competición continental refuerzan esa teoría. Aunque todas las Copas de Europa ganadas por el cuadro madridista desde 2014 se han sustentado en la columna vertebral formada por Sergio Ramos, Luka Modric y Cristiano Ronaldo, lo cierto es que el equipo de Zinedine Zidane ha sido capaz de seguir renovándose para no tener que morir. Si la Duodécima será recordada como la de la irrupción de Isco Alarcón, en caso de ganarse la Decimotercera, mucho se hablará de lo que el mallorquín y el gallego han significado al respecto.

La era Lucas-Asensio

El partido de ida contra el Bayern de Múnich supuso la coronación definitiva de la pareja que está más de moda, con la acción del segundo tanto fabricado por ambos como momento más álgido. Su aportación venía siendo decisiva desde el comienzo de las eliminatorias. En la ida ante el PSG, entraron desde el banquillo y revolucionaron el choque para que los blancos pasaran del empate al 3-1 definitivo con dos asistencias de Asensio. En el Parque de los Príncipes, fueron titulares y completaron otra sólida actuación con protagonismo de ambos en el 0-1 marcado por Cristiano, jugada en la que el mallorquín robó la pelota a Dani Alves y el de Curtis puso un centro perfecto para el portugués. En la vuelta ante la Juventus, Zidane no dudó en recurrir a ellos en el descanso, cuando el Madrid se encontraba con la soga al cuello. Su aparición volvió a mejorar al equipo, mientras que Lucas tuvo un papel clave al ser objeto del penalti que decantó la eliminatoria.

En el Allianz Arena, el coruñés desbancó a Karim Benzema del once titular y demostró por qué se ganado ese hueco. La meritocracia parece haberse instaurado definitivamente con el ‘17’ como máximo exponente, quien aporta desborde, trabajo defensivo y, lo más importante de todo, acciones determinantes. Si se suman los goles y las asistencias de cada uno de los integrantes de la plantilla entre todas las competiciones, resulta que sólo Cristiano Ronaldo está por delante de él. El papel de revulsivo por el que destacó en su momento se le ha quedado pequeño. Por si fuera poco, también cumplió como lateral derecho improvisado ante todo un Franck Ribery tras la lesión de Dani Carvajal. “Cuando Carvajal ha salido del campo y Lucas se puso de lateral lo hizo muy bien. No era nada fácil”, fue el elogio que le dedicó Zidane tras el encuentro.

Actuaciones decisivas

Como ya sucediera la pasada campaña, Asensio comenzó en el banquillo y terminó siendo determinante en el feudo del campeón de la Bundesliga. A sus 22 años, ya ha dejado varios momentos estelares para el madridismo como su gol en la prórroga de aquel mismo cruce ante el Bayern o el de la final de Cardiff. Todo ello por no hablar de su impactante comienzo de campaña con dos golazos en la Supercopa de España contra el Barça. Aunque el balear llegó a apagarse en algún momento de la temporada, coincidiendo con el bajón de todo el equipo, volvió en el momento justo. Un nuevo orden irrumpe con Asensio y Lucas a la cabeza, quienes lo han cambiado todo para que todo siga igual, con el Real Madrid reinando en Europa.

Champions League Semi Final First Leg - Bayern Munich vs Real Madrid

¿Rajada de Ramos sobre Mou?

El Real Madrid logró una importante victoria 1-2 en el Allianz Arena ante el Bayern de Munich. Con este triunfo los de Zidane se acercan un poco más a la final de Kiev del próximo 26 de mayo, a falta del partido de vuelta en el Bernabéu. Sergio Ramos atendió a la prensa al término del encuentro y dejó algún titular en el que se puede entrever una crítica a su exentrenador José Mourinho.

Palo a Mou: “El entrenador del Madrid va a estar siempre cuestionado, aunque uno estuvo aquí muchos años y nadie le criticaba”.

Antimadridismo: “Cuando algo se repite tantas veces, como ganar una Champions, ver al Madrid ganar tanto genera que la gente no tenga esa empatía pero no nos van a descentrar”.

Triunfo con sufrimiento: “La verdad es que sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, la Champions tiene eso, era un grandísimo estadio y un grandísimo partido. A pesar de haber metido dos goles, el equipo ha estado sólido, defendiendo bien. Esperan que ganemos 0-3 pero iba a ser difícil, ahora falta rematarlo en casa, todavía no hemos hecho nada, hay que mantener la calma y tener el máximo respeto al Bayern”.

Lo importante es el equipo: “Cuando te pones por encima en el marcador, el equipo se viene un poco atrás y sufres más y ellos han ido a por el partido, han aprovechado el empate, pero en una contra hemos sabido matarlo hay que aprender de estas cosas, juegue quien juegue al final ganamos todos”.

Papel de Asensio: “Es un jugador clave para nosotros, salga quien salga tiene que ser para sumar al grupo”.

Lucas de lateral: “Después de la lesión de Carva, le ha tocado a Lucas cubrir la banda, se ha dejado el alma, contra Ribery , que es uno de los mejores del mundo, lo ha hecho muy bien. Hay que destacar el trabajo sólido del equipo, hemos sabido sufrir y esas cosas hacen más grande a la entidad, y vamos a seguir mejorando”.

Asensio Bayern Real Madrid

Pegada de campeón

El Real Madrid dio un paso fundamental para estar en la final de Kiev tras imponerse por 1-2 al Bayern de Múnich. Los blancos sufrieron de lo lindo frente a un rival que desperdició numerosas oportunidades y que llegó a adelantarse en el marcador con gol de Kimmich. En plena tormenta, un zarpazo de Marcelo al borde del descanso igualó el marcador. De este modo, el brasileño enmendó su error en el 1-0 tras uno de sus clásicos despistes defensivos.

Se esperaba que el Bayern bajara físicamente en el segundo tiempo, sobretodo porque Heynckes tuvo que agotar pronto los dos primeros cambios por las lesiones de Robben y Boateng. Sin embargo, el campeón de la Bundesliga tiró de empuje y continuó rondando el área visitante, especialmente por la banda de un formidable Ribery al que no le pesaron los años. El Madrid esperó el error y lo encontró en una terrible pérdida de Rafinha que dio lugar al gol marcado por Asensio tras un vertiginoso contragolpe.

El resto fue seguir aguantando hasta el pitido final. Nadie dijo que fuera a ser fácil, pero lo cierto es que los blancos volvieron a salir victoriosos del infierno bávaro con el mismo marcador que la pasada campaña. Ese mismo precedente y el 1-3 contra la Juventus deben servir de advertencia para no relajarse. Hay que culminar el trabajo en el Bernabéu.

Asensio Lucas Vázquez

Ya es una realidad: Asensio y Lucas están dominando Europa

Marco Asensio y Lucas Vázquez volvieron a hacerlo. La pareja más de moda del Real Madrid aprovechó un error garrafal de Rafinha para pillar al Bayern al contragolpe y hacer el 1-2 con pase del gallego al balear. Para uno fue la gloria del gol de la victoria, para el otro los elogios con una completa actuación en la que también cumplió de lateral derecho tras la lesión de Carvajal.

Hay que recordar que ambos ya se exhibieron en la victoria ante el PSG en el Parque de los Príncipes en octavos de final. Especialmente en otra gran jugada de ambos que culminó Cristiano Ronaldo. Pese a su juventud, ya siembran estragos en los escenarios más sagrados de Europa. Tiene pinta de que marcarán una época.

Zidane

El dilema de Zidane: sólo puede quedar uno

Isco Alarcón, Marco Asensio, Lucas Vázquez y Gareth Bale compiten por hacerse un hueco en la alineación del Real Madrid. Pocas dudas alberga Zidane a estas alturas sobre su once tipo para las grandes ocasiones, con diez futbolistas prácticamente inamovibles, pero la única plaza vacante supone todo un quebradero de cabeza. Tras lo ocurrido en el último partido ante la Juventus, parece que el malagueño ha tomado una ligera ventaja en la carrera. Los blancos se presentaron en Turín con el equipo de Cardiff y, a diferencia de otros partidos de este curso, recuperaron el brillo que les llevó a conquistar la Duodécima.

Isco se reivindica

Todo ello fue debido en gran parte a que el ‘22’ recuperó la magia manejando el tempo del partido a su antojo, quien no falló ninguno de los 57 pases que completó a lo largo del choque. Por si fuera poco, fue providencial asistiendo a Cristiano Ronaldo en el 1-0 tras un escandaloso caño a Douglas Costa. La situación del de Arroyo de la Miel ha dado un giro completo en cuestión de un par de semanas. Su temporada iba claramente a menos y su presencia como titular se había difuminado ante la pujanza de Asensio y Lucas. Incluso su futuro como madridista volvía a estar en duda. Sin embargo, su ‘hat-trick’ en el España-Argentina supuso una clara llamada a la puerta de Zidane. “Lopetegui me demuestra la confianza con minutos, con partidos. En el Madrid no tengo la confianza que un futbolista que necesita, aunque quizás el problema soy yo que no me la he ganado con los buenos futbolistas que hay. Quiero demostrarle al míster que puede contar conmigo”, fue su mensaje al entrenador galo que ha ratificado sobre el césped.

La opción Lucas-Asensio

Pese a todo, ni el madridismo ni Zidane olvidan la gran temporada que están protagonizando Asensio y Lucas. Si Turín fue la coronación de Isco, la de ellos tuvo lugar hace unas semanas en París. La apuesta por la presencia de ambos en los costados no pudo salir mejor, pues aportaron equilibrio al equipo trabajando en defensa, mientras que en ataque exhibieron la verticalidad que se espera de ellos. Para redondear su actuación, entre ambos generaron la jugada que culminó en el 0-1 de Cristiano en el Parque de los Príncipes. Si la sensación que han dejado en sus actuaciones es excelente, sus números también están a la altura. Diez goles y cuatro asistencias ha firmado el balear a lo largo de esta campaña entre todas las competiciones, lo que le sitúa como tercer goleador de la plantilla. Por su parte, el extremo gallego es el máximo asistente entre todos los torneos con 14 pases de gol, una valiosa aportación a la que suma ocho tantos. Sólo Cristiano ha intervenido en más goles de los suyos este curso.

La caída de Bale

Si hay un futbolista que ahora mismo pierde la carrera, ese es sin duda Gareth Bale. Al galés ya no le basta con los galones para convencer a Zizou, quien no le puso de inicio en ninguno de los dos encuentros ante el PSG ni tampoco en el Juventus Stadium. La apatía que ha mostrado desde el banquillo en tales citas tampoco ayuda, más bien al contrario. El ‘11’ está más fuera que dentro del Real Madrid y él mismo no lo oculta con su actitud. Desde que el pasado ejercicio viviera su enésimo calvario con las lesiones, lo que le permitió a Isco hacerse con su puesto en el momento clave, nada ha vuelto a ser igual. Acumula cuatro meses sin pasar por la enfermería, algo inusual tratándose de él, pero puede que llegue tarde para reclamar un sitio. No obstante, si algo se ha comprobado esta campaña en el Madrid, es que cualquier jugador puede cambiar su situación en cuestión de un partido. El de Cardiff también tiene a su favor las estadísticas. Con 14 goles y 7 asistencias, produce un tanto (marca o asiste) cada 87 minutos.

Asensio Lucas Vázquez Real Madrid

Asensio y Lucas se ganan el puesto

Marco Asensio y Lucas Vázquez ratificaron en París que la Decimotercera Copa de Europa sólo se podrá ganar contando con ellos. Ambos futbolistas dotaron de sentido al excelente planteamiento de Zinedine Zidane trabajando en defensa y siendo incisivos por los costados. Por si fuera poco, fueron decisivos en el primer gol marcado por Cristiano Ronaldo. El balear le arrebató la pelota a Dani Alves y escondió la pelota hasta dársela al gallego, quien sirvió un centro perfecto para la cabeza del portugués.

Cabe recordar que ambos son los dos futbolistas de la plantilla blanca que más partidos han disputado. En cuanto a su producción ofensiva, por números, se han ganado en el terreno de juego la titularidad. El extremo gallego es el máximo asistente del equipo con 13 pases de gol. Además, es el quinto máximo goleador. Marco Asensio ocupa el tercer puesto en la tabla de goleadores del equipo con 10 tantos, uno menos que Gareth Bale.

Zinedine Zidane se está dando cuenta poco a poco que Marco y Lucas son claves si el Madrid quiere ganar su tercera Liga de Campeones consecutiva. En el primer partido frente al PSG, también fueron importantes para revolucionar el encuentro. Entraron al campo cuando quedaban poco más de 10 minutos con 1-1 en el marcador. No tardaron en dejar su sello, sobre todo Asensio, siendo clave en los dos goles para poner el definitivo 3-1. Ahora mismo son los dos jugadores de la plantilla que en mejor forma se encuentran.

Verratti Casemiro Real Madrid PSG

A cuartos se va por la frontera

La segunda entrega del cruce entre Real Madrid y PSG volverá a estar determinada por la lucha que ambos mantendrán en el centro del campo. Quien consiga hacerse con el control de la medular tendrá muchas papeletas para avanzar hacia la siguiente ronda

Zinedine Zidane tiene una premisa fundamental para no ver peligrar su ventaja en París. Dado el poderío del ataque del PSG, peligroso aunque no esté Neymar, la solución pasa por evitar que el centro del campo contrario conecte con los hombres de arriba. Independientemente de la cuota de posesión de balón que aspire a tener el Real Madrid (58% de media en esta Champions), dar tiempo para pensar a Verratti, Rabiot y compañía equivaldrá a jugar con fuego.

El choque de ida en el Santiago Bernabéu marca el camino en varios aspectos. Mientras la presión de los blancos ahogó la salida de balón rival, los parisinos fueron un equipo cogido por alfileres y no la temida bestia que se esperaba en el coliseo madridista. Sólo una fuga de Rabiot en una mala transición defensiva del Madrid (Modric e Isco llegaron tarde a su marca) propició el gol del conjunto de Unai Emery. Un claro ejemplo del daño que puede suponer para los de Chamartín no salvaguardar debidamente su frontera.

El talón de Aquiles del PSG

La principal incógnita del cuadro francés reside en el que fue su eslabón más débil en el primer enfrentamiento, el pivote defensivo. La apuesta de Emery por Lo Celso se demostró un fracaso, por lo que sorprendería que el técnico de Hondarribia repitiese la fórmula. Como principales alternativas se posicionan un Thiago Motta ya recuperado de su lesión, aunque está por ver si está para un duelo de semejante exigencia, y un Lass Diarra que viene ofreciendo un notable rendimiento en esa demarcación desde que llegó en el mercado de invierno.

Necesitará también el PSG que los indiscutibles Verratti y Rabiot den un paso más en su juego para lograr imponer el tempo del partido. El italiano y el francés firmaron una buena actuación en el Bernabéu, aunque sin la suficiente continuidad como para arrebatar el protagonismo a Modric, Kroos e Isco, todos ellos superiores en número de pases. “El problema es que es fácil marcar ocho goles en Dijon, pero son en estos partidos donde hace falta ser decisivo”, afirmó Rabiot tras el choque, consciente del salto que aún deben dar él y los suyos.

Los tapados de Zidane

Por parte del Real Madrid, el éxito de su plan dependerá en buena medida de lo que su técnico disponga en la medular. Hace tres semanas ya se pudo comprobar con la entrada de Asensio y Lucas Vázquez en el segundo tiempo en lugar de Isco y Casemiro, una valiente decisión con la que los blancos giraron completamente el choque. El cambio de disposición –del rombo a la línea de cuatro simétrica– alivió a los laterales con las ayudas de ambos y aportó capacidad de contragolpe, tal y como saltó a la vista en los dos goles marcados por Cristiano y Marcelo en la recta final del choque. No es descartable que Zidane sorprenda en París con este planteamiento de inicio. Otro de los tapados que puede tener cabida en el once es Kovacic, en quien el francés ya confió contra pronóstico en otros lances importantes de la temporada. Tácticamente, el croata no pasa por ser el más ordenado de la plantilla, pero su despliegue y su intimidatoria conducción de balón puede servir para mantener a raya a sus rivales en la zona central.

Asensio Carvajal Real Madrid

Asensio se rebela a base de goles

Tras ser uno de los jugadores más decisivos en la victoria del Real Madrid ante el PSG, Marco Asensio volvió a brillar cuatros días después en el Benito Villamarín. El mallorquín constató las sensaciones que transmitió el pasado miércoles, cuando su entrada en el terreno de juego dio aire al ataque de los blancos y marcó un antes y un después en el encuentro. Y es que hay que recordar que de sus botas nacieron los dos goles con los que el conjunto de Zinedine Zidane tomó ventaja en la eliminatoria ante el conjunto francés, un brillante desempeño para el que apenas necesitó de 11 minutos sobre el césped.

Segundo máximo goleador del Real Madrid con 10 tantos

En Sevilla terminó de reclamar un sitio en el equipo titular con una completa actuación que se saldó con un doblete, lo que le convierte en el segundo máximo anotador de la plantilla con 10 dianas entre todas las competiciones. En el primero de los goles cabeceó el rechace de un disparo de Cristiano Ronaldo, mientras que en el segundo culminó un excelente envío de Dani Carvajal. En un partido con espacios como el que se espera en París, el ’20’ madridista se postula como el arma perfecta. Zidane se encuentra ante un complicado dilema, pues si decide dar cabida al balear, tendrá que ser a costa de Bale o Benzema.

Asensio Real Madrid Leganés

Asensio salva los muebles

El Real Madrid sufrió en Butarque para imponerse por 1-0 en la ida de cuartos de final de Copa del Rey. Los de Zinedine Zidane rozaron la tragedia en una segunda parte dominada por el Leganés, que se topó con la madera y con Kiko Casilla con dos intervenciones decisivas. Antes, Mateo Kovacic tuvo la mejor oportunidad para el conjunto visitante en la primera parte, cuando perdonó un mano a mano tras robar la pelota en zona de ataque. Los merengues completaban un choque de mal en peor hasta que Asensio apareció en el minuto 90 para anticiparse a su marcador y rematar un centro de Theo Hernández. El Santiago Bernabéu (miércoles a las 21:30) terminará de resolver la eliminatoria.

Asensio Real Madrid Numancia

El ‘equipo B’ no está para conjuras

El Real Madrid cerró la eliminatoria de octavos de final de Copa del Rey ante el Numancia con más pena que gloria. Como ya sucediera en el anterior cruce ante el Fuenlabrada, Zinedine Zidane alineó un equipo plagado de suplentes que no fue capaz de pasar del 2-2 en el Santiago Bernabéu. Si en Balaídos quedó patente el bache por el que atraviesan los titulares, en el choque copero se comprobó que en la segunda unidad apenas hay quien está dispuesto a erigirse como una alternativa seria.

Atenazados en el Bernabéu

Quizá el único que pudo salvarse de la quema fue Lucas Vázquez, autor de dos goles y con una marcha más que sus compañeros. Lejos queda el esplendoroso nivel que el conjunto de la plantilla madridista alcanzó durante el final de la pasada campaña, cuando tanto teóricos titulares como suplentes tuvieron una aportación decisiva en la consecución de los títulos de Liga y Champions. Como resultado de la actual situación, los aficionados del coliseo blanco mostraron su descontento con pitos.

El Madrid ya acumula esta temporada los mismos pinchazos que la anterior: 5 empates y 2 derrotas

Los refuerzos no despegan y evidencian el vacío dejado por secundarios de lujo como Morata y James, mientras que otros como Asensio son la sombra de hace unos meses. La falta de continuidad y el hecho de ser titulares en partidos con mucho que perder y poco que ganar tampoco parece lo más aconsejable para soltarse. Más que de conjuras (si hay jugadores con ambición, deben ser estos), el ‘equipo B’ de Zidane anda necesitado de confianza.

Pedrerol editorial

Pedrerol: “Zidane, hay que sentar a Benzema; más Asensio, más Lucas”

Palo antológico de Josep Pedrerol a Zinedine Zidane en su editorial de Jugones: “Despierta Zidane. Están bien los mensajes positivos y las charlas, pero habrá que hacer algo. Hay que hacer cambios, hay que mover el banquillo. Hay que sentar a Benzema, que ya cansa. Más Asensio, más Lucas, más alternativas a lo de siempre. Y el que no funcione, fuera. Hoy es el día, hoy vuelve la Champions”.

Francotirador Asensio

Marco Asensio constató con un nuevo golazo que su zurda está llamada a marcar una época en el Real Madrid. Su misil frente a Las Palmas supone el cuarto tanto que marca desde fuera del área esta temporada, cifra que le convierte en el mejor futbolista de LaLiga en este apartado. Barça -por partida doble- y Valencia han sido las otras víctimas de su demoledor disparo lejano en lo que va de curso.

“Asensio tiene un talento innato”

Aunque en el equipo blanco son conscientes de su potencial, los pesos pesados como Sergio Ramos le quitan de toda presión. “Es un crack. Dejarlo tranquilo al chaval y no le metáis piedras en la mochila. Dejarlo que juegue que es un niño. Asensio tiene un talento innato y ojalá siga metiendo ese tipo de goles“, señaló el capitán madridista tras la victoria frente al conjunto grancanario.

Asensio Real Madrid

Y dos meses después… Asensio volvió con su fusil

Marco Asensio fue uno de los grandes reforzados en la victoria del Real Madrid ante el Eibar al marcar el segundo gol de los blancos, un tanto con el que puso fin a una sequía de 56 días. Además, el balear se situó como el máximo anotador de la plantilla en LaLiga al sumar su tercer tanto en la competición. El conjunto armero es la víctima predilecta del ’20’ madridista, al que ha marcado cuatro goles en cinco enfrentamientos.

Cristiano Ronaldo Real Madrid vs betis 17-18

SER: Varios jugadores del Real Madrid ‘rajaron’ contra Zidane delante de los del Betis

Según reveló Antón Meana en la Cadena SER, las decisiones de Zinedine Zidane en el partido contra el Betis no sentaron bien a “un sector importante del vestuario”. De hecho, estos jugadores del Real Madrid cargaron contra el técnico francés todavía sobre el césped mientras que los futbolistas del cuadro verdiblanco asistían atónitos a la escena.

“Un sector importante del vestuario del Real Madrid no entendió las cambios de Zizou y mostraron cierto malestar a la conclusión del encuentro. No habían accedido aún a la caseta con el gol de Sanabria retumbando en el ambiente y tenían claro que la lectura del juego no había sido la correcta desde la banda. Esto sorprendió a varios futbolistas del Betis, que no esperaban tanta vehemencia con las decisiones del técnico”.

La polémica suplencia de Asensio

Una de las decisiones que pudo generar controversia fue la suplencia de Asensio, tal y como apuntó el periodista: “La lectura de los jugadores es clara: 9 de cada 10 partidos como este lo hubieran ganado, salieron muy enchufados desde el minuto 1, presionando arriba y creando muchas ocasiones. La suplencia de Asensio sorprendió al balear, estrella emergente del equipo con un rol protagonista a ojos del club y de sus compañeros. No preocupa la falta de puntería ni ven ansiedad en Cristiano Ronaldo. El “cuando la pelota no quiere entrar, no se puede hacer nada” de Zidane lo toman como propio los miembros del primer equipo”.

Asensio Real Madrid

El peculiar percance por el que Asensio es baja contra el Apoel

Marco Asensio no figura entre los convocados para el encuentro de Champions League que el Real Madrid afrontará la noche de este miércoles frente al Apoel de Nicosia. El atacante balear, una de las grandes sensaciones de los blancos en este inicio de competición, se perderá el encuentro por culpa de una picadura en la pierna que, según la Cadena Ser, se le ha infectado y le ha provocado fiebre.

Zidane piensa en Anoeta

Aunque el ’20’ madridista ha sido sometido a pruebas que han descartado enfermedad alguna y podría estar en el estreno europeo, Zinedine Zidane ha optado por no arriesgar lo más mínimo, más teniendo en cuenta el duro partido que espera en Anoeta el domingo con el equipo muy mermado en el ataque debido a las bajas. Por el momento, el casillero particular de Asensio en este curso se detendrá en 4 goles entre todas las competiciones hasta nuevo aviso.

Asensio Real Madrid

Miguelito: “El Barça ofreció 150 millones por Asensio este verano”

Durante la entrevista a Marco Asensio de ‘El Partidazo’ de la Cadena Cope, el periodista Miguel Ángel Díaz reveló que “el Barça y otro club ofrecieron al Madrid 150 millones por Asensio este verano“. El jugador insistió en que ni el equipo culé ni el PSG conseguirán que se mueva del Real Madrid: “Estoy muy feliz aquí“.

Asensio Real Madrid

Ni Bale ni Benzema… Asensio tira del carro

Marco Asensio lideró el ataque del Real Madrid frente al Valencia con un flamante doblete que sirvió para que los blancos rescatasen un empate que evitó un desastre mayor. El mallorquín volvió a lucir su zurda mágica en los dos tantos como ya hiciera en la eliminatoria de Supercopa de España frente al Barça.

El primero de ellos llegó en una jugada que resolvió magistralmente desde la frontal, mientras que en el segundo salió al rescate de los suyos sorprendiendo a Neto en un libre directo. Mientras que otros jugadores como Bale y Benzema no tuvieron su noche y fueron señalados, el mallorquín sigue reclamando galones. ¿Tomará nota Zidane?

 

Asensio, en el top-10 de futbolistas más prometedores según The Telegraph

El diario británico ‘The Telegraph’ ha publicado su particular ranking con los 50 jugadores jóvenes (sub-21) más prometedores del momento. Entre ellos no podía faltar el madridista Marco Asensio, quien ocupa el séptimo lugar tras despuntar en su primera temporada en el Real Madrid. Hasta ocho jugadores propiedad de algún conjunto de LaLiga figuran en la clasificación del rotativo inglés, la cual está encabezada por otro futbolista que podría recalar en el conjunto blanco este verano, el atacante Kylian Mbappé.

1. Kylian Mbappé: Mónaco, 18 años

2. Gabriel Jeús: Manchester City, 20 años

3. Ousmane Dembelé: Borussia Dortmund, 20 años

4. Delle Alli: Tottenham, 21 años

5. Leroy Sane: Manchester City, 21 años

6. Kingsley Coman: Bayern Múnich, 21 años

7. Marco Asensio: Real Madrid, 21 años

8. Gianluigi Donnarumma: Milan 18 años

9. André Silva: Milan 21 años

10. Marcus Rashford: Manchester United, 19 años

11. Gabriel Barbosa: Inter Milan, 20 años

12. Anthony Martial: Manchester United, 21 años

13. Thomas Lemar: Mónaco, 21 años

14. Alex Iwobi: Arsenal, 21 años

15. Julian Weigl: Borussia Dortmund, 21 años

16. Andreas Christensen: Chelsea, 21 años

17. Julian Brandt: Bayer Leverkusen, 21 años

18. Christian Pulisic: Borussia Dortmund, 18 años

19. Youri Tielemans: Mónaco, 19 años

20. Theo Hernández: Atlético de Madrid, 19 años

21. Timo Werner: Leipzig, 21 años

22. Kasper Dolberg: Everton, 19 años

23. Alejandro Grimaldo: Benfica, 21 años

24. Davinson Sánchez: Ajax, 21 años

25. Jonathan Tah: Bayer Leverkusen, 21 años

26. Ruben Neves: Oporto, 20 años

27. Moise Kean: Juventus, 17 años

28. Riechedly Bazoer: Wolfsburgo, 20 años

29. Giovani Lo Celso: PSG, 20 años

30. Mauricio Lemos: Las Palmas, 21 años

31. Malang Sarr: Niza, 18 años

32. Mahmoud Dahoud: Borussia Dortmund 21 años

33. Wilfried Ndidi: Leicester, 20 años

34. Dani Ceballos: Betis, 20 años

35. Renato Sanches: Bayern Múnich, 19 años

36. Ikechi Iheanacho: Manchester City, 20 años

37. Matthijs de Ligt: Ajax, 17 años

38. Presnel Kimpenmbe: PSG, 21 años

39. Vinicius Junior: Real Madrid, 16 años

40. Maximillian Meyer: Schalke, 21 años

41. Patrik Schick: Juventus/Sampdoria, 21 años

42. Niklas Sule: Bayern Múnich, 21 años

43. Ante Coric: Dinamo Zagreb, 20 años

44. Benjamin Henrichs: Bayer Leverkusen, 20 años

45. Carlos Soler: Valencia, 20 años

46. Marlos Moreno: Manchester City, 20 años

47. Dominic Solanke: Liverpool, 19 años

48. Andrija Zivkovic: Benfica, 20 años

49. ‘Kuki’ Zalazar: Málaga, 19 años

50. Predrag Rajkovic: Maccabi Tel Aviv, 21 años

El acuerdo con el que el Real Madrid blindará a Asensio

El diario Marca asegura que la renovación de Marco Asensio por el Real Madrid hasta 2023 es inminente y se formalizará en los próximos días. El club blanco quiere atar a un jugador al que consideran llamado a marcar una nueva época, quien ya ha despuntado en su primera temporada como integrante de la plantilla madridista firmando 10 goles y 4 asistencias en 38 partidos.

Cláusula de 350 ‘kilos’

El mallorquín no sólo vería incrementado su actual contrato (el cual finalizaba en 2022), sino que pasará a tener una cláusula de rescisión que le convertirá en inalcanzable para cualquier club: 350 millones de euros. Su incremento salarial le equiparará al cuarto escalón de la plantilla, a la altura de futbolistas como Carvajal, Lucas Vázquez y Kovacic.

El plan B de Zidane

Ellos son el secreto mejor guardado que ha permitido al Real Madrid llegar líder a las últimas jornadas del campeonato. Si el Clásico se pone feo, Zidane puede confiar en ellos.

Isco, el aclamado

Su temporada ha ido claramente de menos a más. El malagueño ha pasado de ser visto como un futbolista con talento desaprovechado a convertirse en uno de los grandes aclamados por el Bernabéu. Curiosamente, su momento más álgido como madridista coincide con la incertidumbre con la que se vive su futuro, ya que su renovación permanece en el aire. Suma nueve goles en LaLiga, los dos últimos providenciales para lograr la victoria en El Molinón.

Morata, el martillo

Un cambio que asegura gol, como demuestra su media de un tanto cada 88 minutos en LaLiga, una estadística en la que sólo es ligeramente superado por Leo Messi (el argentino marca cada 80 minutos). Con 17 dianas entre todas las competiciones, comparte el puesto de segundo goleador de la plantilla igualado con Benzema. Sin embargo, los 2.661 minutos que ha necesitado el francés para marcarlos contrastan con los 1.593 de los que él ha dispuesto.

Asensio, la joya

Ha asegurado rendimiento y calidad cada vez que ha tenido oportunidad, algo que no ha sido una constante a lo largo de la campaña, tal y como demuestran sus escasos 768 minutos jugados en LaLiga. Especialmente destacada fue su última actuación frente al Bayern, donde demostró tener el poso necesario para batirse con los mejores. Sus números del curso entre todas las competiciones se traducen en nueve goles y tres asistencias.

James, el cañón

La polémica en torno al colombiano es constante por lo que supone tener en el banquillo a un futbolista con semejante cartel. Nada de esto le impide exhibir el cañón que tiene por zurda cada vez que tiene ocasión. De hecho, es el segundo máximo asistente de la plantilla con 12 pases de gol (uno menos que Kroos) pese a ser el antepenúltimo en participación (por detrás tan sólo tiene a Pepe y Coentrao), además de haber marcado seis goles.

Lucas Vázquez, el currante

Tuvo su mejor momento durante el ecuador del campeonato, cuando fue titular habitual tras la lesión de Bale. Desde entonces, su protagonismo ha ido a menos, aunque asegura el mismo trabajo de siempre cada vez que pisa el césped. Un revulsivo que lo mismo vale para agitar el partido con su desborde que para apuntalar la zona defensiva con su sacrificio. Su aportación al equipo durante el global de la temporada se ha saldado con tres goles y diez asistencias.

Kovacic, el comodín

El compañero de viaje ideal para toda temporada cargada de competiciones y partidos, un centrocampista capacitado para ocupar cualquiera de las tres plazas en la medular. El croata la juega y bate líneas al estilo de Modric y Kroos, aunque también cumple con creces realizando las labores de contención propias de Casemiro. A sus 22 años, tiene carrera por delante para seguir creciendo y ser en un futuro mucho más que un comodín.