Los brasileños se mofan de Argentina con la canción de ‘La Casa de Papel’: “Messi ciao, ciao, ciao…”

El éxito de la famosa serie de Antena 3 ‘La Casa de Papel’ traspasa fronteras gracias a Netflix. Tanto es así que la hinchada brasileña ha tomado la sintonía de cabecera de la ficción para burlarse de Argentina y de Messi, y ya de paso de acuerdan también de Di María y Mascherano. No se puede negar que el ritmo y la letra resulta pegadizo.

 

Mascherano Hebei Fortune

OFICIAL: Mascherano se va al Hebei Fortune

El Barça ha anunciado que tiene un acuerdo con el Hebei Fortune de la Superliga China para el traspaso de Javier Mascherano, quien se incorporará a su nuevo club a partir del viernes 26 de enero. Aunque el equipo blaugrana no ha detallado las cifras de la operación, es sabido que ésta rondará los 10 millones de euros. El argentino recibirá una despedida institucional durante este miércoles, mientras que dirá su adiós definitivo a los aficionados del Camp Nou en los prolegómenos del partido de Copa del Rey ante el Espanyol.

Bartomeu Coutinho presentación Barça

El plan del Barça para cuadrar sus cuentas: 70 ‘kilos’ por cinco jugadores

Hacer caja se ha convertido en la máxima prioridad en las oficinas del Barça tras el fuerte desembolso realizado por Philippe Coutinho. Sin reducir el desfase de 86 millones de euros que los culés tienen actualmente entre compras y ventas para esta temporada, las cuentas no salen para un hipotético fichaje de Antoine Griezmann (con cláusula de 100 millones), el gran objetivo marcado para el próximo verano.

Es por ello que en el Camp Nou ya han tasado el valor de los jugadores que están en la rampa de salida. Si se cumplen las previsiones, el equipo blaugrana puede embolsarse hasta 70 millones de euros por la venta de cinco de sus futbolistas. De todas estas operaciones, la que parece más encauzada es la de Javier Mascherano, por quien el Hebei Fortune de la Superliga China pagará 10 millones. Otro de los futbolistas por quien el Barça quiere hacer caja es Arda Turan, para el que se busca un acuerdo con el Medipol Basaksehir en forma de traspaso en lugar de una cesión, como se había barajado durante los últimos días. La idea es que el turco pueda dejar otros 10 ‘kilos’ en las arcas.

Caso similar es el de Aleix Vidal, en este caso con el Sevilla como principal interesado. Al lateral se le busca una venta inmediata o una cesión con cláusula de compra obligatoria por 10 millones. No obstante, las últimas informaciones apuntan a un posible interés del Atlético en caso de que Sime Vrsaljko haga las maletas. Por otra parte, las ventas más ambiciosas que prevén en Can Barça son las de Gerard Deulofeu y Rafinha: unos 20 millones de euros por cada uno de ellos. El Inter es uno de los clubes que parece dispuesto a pujar más fuerte por los dos canteranos. Al margen quedan otras posibles opciones como la de André Gomes, por quien el Barça no se ha sentado a negociar un posible traspaso hasta el momento.

Y 2.617 días después… Mascherano marcó gol

Hasta este miércoles, para remontarse hasta el último gol de Javier Mascherano en un encuentro oficial de clubes había que regresar a una época en la que España todavía no era campeona del mundo, el Real Madrid sumaba nueve Copas de Europa y el Atlético encadenaba 14 años sin ganar un título. Mucho ha cambiado el fútbol desde aquel 25 de febrero de 2010, cuando el argentino marcó en un duelo de Europa League entre Liverpool Unirea Urziceni.

Siete años y 319 partidos después, el ‘Jefecito’ volvió a cantar gol tras transformar un penalti que se encargó de lanzar por insistencia de sus compañeros, tal y como el propio jugador reconoció al término del encuentro: “No era algo que me tenía preocupado. Ante la insistencia de todo el mundo fue difícil decir que no. Surgió de los mismo compañeros”. Los culés, ante un Osasuna descendido y bajo mínimos que había doblado la rodilla (7-1 acabó el choque), saldaron cuentas pendientes como la de Mascherano con el gol. No se recordará por ser el tanto más heroico ni el más difícil, pero el dato que hay detrás sí resulta llamativo.

Luis Enrique culpa a Piqué, Mascherano y Neymar de la debacle de Turín

Según ha publicado TV3, el entrenador del Barça tuvo un duro enfrentamiento dialéctico con sus jugadores después de la goleada encajada a manos de la Juventus de Turín y que les deja con un pie fuera de la Champions. Según esta televisión, el entrenador asturiano dirigió sus quejas hacia Piqué, al que le recordó que tenía que salir con defensa de tres, Javier Mascherano, con el que se desesperó en una jugada y le dedicó un “madre mía Masche…”, y a Neymar, a quien le tuvo que pedir que adelantara su posición en el campo.

Tres vacas sagradas del vestuario a quienes mentó Luis Enrique y que pueden haber estallado definitivamente contra el actual entrenador del Barça que ya tiene fecha de caducidad.

 

Piqué y Umtiti: La pareja definitiva

Gerard Piqué y Samuel Umtiti se han consolidado como la dupla de centrales titular del Barça. La llegada del joven defensa francés ha revitalizado la retaguardia blaugrana y ha puesto fin al casting de jugadores que han pasado por esa demarcación durante los últimos años. Desde la retirada de un peso pasado como fue Carles Puyol, futbolistas como Jéremy Mathieu y Thomas Vermaelen han intentado ocupar su lugar sin mucho éxito. La opción de Javier Mascherano fue una excelente solución temporal, pero el cuadro de Luis Enrique necesitaba una apuesta estable y a largo plazo que ya es una realidad.

La adaptación del futbolista llegado este verano procedente del Olympique de Lyon ha sido sorprendentemente rápida. Desde el primer momento no desentonó en una labor tan compleja y dificultosa para la mayoría de los recién llegados como es ocupar el centro de la defensa culé. No se trata de algo fortuito, ya que lleva preparándose para el reto desde que supo del interés del Barça en hacerse con sus servicios. El zaguero estudió a sus predecesores en la posición y mejoró su español para que la barrera del idioma tampoco fuese un impedimento.

Con ellos el Barça no ha perdido en LaLiga

A esta predisposición se suman unas cualidades y un gusto por el fútbol que encaja perfectamente con la idiosincrasia de su actual equipo. “El estilo de juego del Barça siempre me ha gustado, de pequeño me fijaba mucho en este equipo. Es la idea que me gusta del fútbol, dominar la posesión y no tirar balones largos”, reconoció en una entrevista para la revista oficial del club.

Ese perfecto encaje que ha tenido en el conjunto blaugrana se refleja también en unas estadísticas que muestran un rendimiento inmediato. Los 27 partidos oficiales que ha disputado este curso le han consagrado como el segundo hombre de la plantilla que más balones recupera (un promedio de 9,6 robos cada 90 minutos), sólo superado por su compañero Piqué. Su habilidad con el balón en los pies también queda patente al comprobar que es el segundo jugador barcelonista que más pases buenos da por partido (66), en este caso por detrás de Mascherano.

Los galones de Piqué

A la irrupción de Umtiti se une la ascendencia de Piqué en el equipo. Pese a que no figura entre los primeros cuatro capitanes de la plantilla, es un líder más a efectos reales. Sobre el césped manda en la línea defensiva y fuera del mismo actúa como una de las principales voces del vestuario. En cualquier caso, el ‘3’ del Barça ha reconocido en alguna ocasión estar conforme con su actual rol: “El brazalete al final es una anécdota porque todo el mundo sabe su papel dentro del vestuario. Iniesta me pregunta muchas veces sobre lo que creo o lo que hay que hacer o no hacer. Es un vestuario muy fácil y nos entendemos a las mil maravillas”.

Tras casi una década aprendiendo al lado de los más experimentados, Piqué ejerce ahora como referente. Umtiti, quien parece destinado a jugar en la zaga del Barça durante una larga época, seguirá creciendo a su lado. La defensa está a buen recaudo con esta pareja con la que los culés aún no conocen la derrota en LaLiga.

El Barça, incapaz de reencontrarse sin Xavi

El complicado momento que atraviesa el Barça tiene en el centro del campo uno de sus principales problemas. En momentos como éste, resulta complicado no acordarse de Xavi Hernández, el futbolista que ha personificado la gran época vivida por los culés durante la última década. Su salida del club ha marcado el comienzo de una pérdida de identidad sobre el césped que ya se está acusando en los resultados.

Lejos quedan las temporadas en las que los blaugranas registraban una media de posesión en torno al 70% (en el ejercicio 2010-11 alcanzaron el récord con un 72,7%). En lo que va de curso, el promedio de los de Luis Enrique ha descendido ya hasta un 64,5% en posesión del esférico, su mínimo histórico en las últimas 9 campañas. Sin el futbolista de Tarrasa, el cuadro barcelonista parece haber priorizado otros aspectos en detrimento de tener el balón.

Sin sustituto pese a los 90 millones gastados

Basta comprobar qué jugadores lideran la estadística de pases en la plantilla para darse cuenta de que ningún centrocampista termina de dar el paso que supone remplazar a Xavi. A día de hoy, son tres defensores como Mascherano (73,3 pases por partido en LaLiga), Umtiti (71,1) y Piqué (69,6) quienes más iniciativa muestran con el cuero.

Desde su marcha al término de la temporada 2014-15, el Barça ha destinado 90 millones de euros en reforzar el centro del campo. Las llegadas de Rakitic (18 millones), Rafinha (repescado del Celta), Arda Turan (34 millones), André Gomes (35 millones) y Denis Suárez (recomprado al Villarreal por 3 millones) no han paliado esta ausencia.

Y mientras tanto, Thiago se consolida en el Bayern

Este hecho puede escocer especialmente entre el barcelonismo al comprobar como Thiago Alcántara está llevando la manija de todo un Bayern de Múnich. El futbolista salido de la cantera del Barça lidera la elaboración del juego del conjunto bávaro con un promedio de 94,3 pases por partido. Visto lo visto, los 25 millones de euros por los que se le dejó escapar en 2013 resultan ahora ridículos.

Caos en la medular culé: 19 centros del campo distintos

“Dime a quién pones de mediocentro y te diré cómo juegas”. Se trata de un dicho característico del fútbol y que podría servir para explicar la crisis de identidad y juego por la que atraviesa el Barça. Frente al Leganés, Luis Enrique apostó por un nuevo trío inédito en la medular formado por Rafinha, André Gomes y Rakitic, nada reseñable si no fuese porque ya es el decimonoveno centro del campo distinto de la temporada.

Lejos quedan los tiempos en los que Iniesta, Busquets y Xavi eran innegociables en el 90% de los partidos. A día de hoy, esta tendencia se ha invertido y raro es el encuentro en el que Luis Enrique repite centro del campo. Así parece complicado sentar unas bases sólidas para reencontrarse sobre el césped, una necesidad que los culés volvieron a dejar patente en su victoria in extremis por 2-1 ante el conjunto pepinero.

LOS 19 CENTROS DEL CAMPO DEL BARÇA DURANTE EL CURSO

1.- Rakitic – Busquets – Iniesta

2.- Denis Suárez – Busquets – André Gomes

3.- Rakitic – Busquets – Denis Suárez

4.- Rakitic – Busquets – André Gomes

5.- André Gomes – Busquets – Turan

6.- André Gomes – Busquets – Iniesta

7.- Denis Suárez – Rakitic – Rafinha

8.- Denis Suárez – Busquets – Rafinha

9.- Denis Suárez – André Gomes – Iniesta

10.- Denis Suárez – Busquets – Iniesta

11.- Rafinha – Busquets – Iniesta

12.- André Gomes – Busquets – Rafinha

13.- Rakitic – Busquets – Turan

14.- Denis Suárez – Mascherano – André Gomes

15.- Denis Suárez – Rakitic – Turan

16.- Rakitic – Mascherano – André Gomes

17.- Rafinha – André Gomes – Turan

18.- Rakitic – André Gomes – Denis Suárez

19.- Rakitic – André Gomes – Rafinha

Las alternativas a Busquets, en datos

Tras el esguince de tobillo sufrido en el duelo liguero frente al Eibar, se ha confirmado la baja de Sergio Busquets para las próximas dos semanas. Por lo pronto, el mediocentro del Barça no estará en los partidos ante Real Sociedad, Betis, Athletic y, en caso de eliminar a los donostiarras, en una hipotética ida de semifinales de Copa del Rey. Luis Enrique cuenta con diferentes alternativas para sustituir al mediocentro.

André Gomes

De los candidatos a sustituir a Busquets, el portugués es el que más experiencia acumula como pivote en este curso. Aunque sólo ha partido de inicio en dicha posición en las goleadas frente a Borussia M’Gladbach (4-0) y Hércules (7-0), también ha actuado como refresco del ‘5’ blaugrana en los partidos ante Atlético (1-1), Manchester City (4-0) y Granada (1-0), encuentros que hacen una suma total de 269 minutos. Cabe destacar que en el choque europeo frente a los alemanes completó un total de 126 pases con un formidable acierto del 98%.

Ivan Rakitic

El croata ha sido el último en actuar como ancla del equipo, y lo hizo además con una excelente actuación en Ipurúa. Fue el jugador que más corrió (10,6 km) y protagonizó nada menos que 14 recuperaciones de balón, muy por encima de la media de 4,6 que acumulaba en sus anteriores partidos. Cuando menos parecía contar para Luis Enrique, ha demostrado estar dispuesto a tener minutos donde haga falta asegurando esfuerzo y sacrificio.

Javier Mascherano

Sus actuaciones como mediocentro defensivo han sido escasas esta temporada (apenas algunos minutos frente a Espanyol y Las Palmas), pero bien es sabido que el argentino conoce esta posición al dedillo, la cual ocupaba antes de su reconversión a central. La temporada pasada partió de inicio como pivote en 7 encuentros con un balance de 5 victorias y 2 derrotas.

Sergi Roberto

Aunque su sitio habitual es el lateral derecho, es conocida su polivalencia. Además, la entrada de Aleix Vidal en la dinámica del equipo abre la posibilidad de que el canterano regrese al centro del campo. El pasado ejercicio también disputó algún partido como titular en el mediocentro defensivo como sustituto eventual de Busquets. Concretamente, en las victorias frente a Granada (4-0), Levante (0-2), Las Palmas (1-2) y Getafe (6-0).

Samuel Umtiti, un dilema para Luis Enrique

Samuel Umtiti completó otra inmaculada actuación como titular en Anoeta, donde el Barça pudo poner fin a su particular maldición. La solidez defensiva fue el principal aval del conjunto blaugrana, que sólo recibió un disparo a puerta. La vigilancia en la retaguardia estuvo liderada por Piqué y el zaguero galo, una pareja que convence sobre el césped y pone a Luis Enrique en un dilema. Sorprendentemente, el exjugador del Lyon ha sido el fichaje culé que mejores sensaciones ha causado, con adaptación y rendimiento inmediatos.

Las ocho titularidades de Umtiti en LaLiga se han traducido en pleno de victorias. Este dato demuestra que su presencia es una auténtica garantía para los suyos. Si a este hecho se une la irregular temporada de Mascherano, el debate está servido. Luis Enrique deberá decidir entre apostar definitivamente por la juventud del francés o insistir en la titularidad de un jugador con galones como es el argentino, aunque a sus 32 años parece cada vez más lejos de su plenitud física.

Una cabeza bien amueblada

La rápida adaptación de Umtiti al equipo, un proceso costoso para la mayoría de los recién llegados, no es casual. El franco-camerunés siempre ha tenido muy claro a dónde quería llegar y para ello ha trabajado a conciencia. Desde joven se ha empapado de la identidad del Barça, equipo del que era seguidor y veía en la época de Rijkaard. Cuando su nombre se vinculó al conjunto blaugrana, comenzó a estudiar las actuaciones de Piqué y Mascherano para estar preparado.

Con su sueño cumplido, el defensor de 23 años sigue con los pies en la tierra y sólo piensa en consolidarse en el equipo a base de constancia, tal y como afirmó en una reciente entrevista en Barça TV: “Si juegas dos o tres partidos bien no está mal, pero todo el mundo es capaz de hacerlo. Lo más importante es poder durar y ser constante durante 10 o 15 partidos. Es lo que busco en Barcelona”. En una época en la que son frecuentes los jugadores de mente dispersa, lo suyo llama la atención.