PSG celebración gol

Las 7 claves del PSG

1- EUROPA COMO CUENTA PENDIENTE

Siete años después de la llegada del jeque y tras más de mil millones de euros invertidos en fichajes, el ambicioso proyecto del PSG sigue teniendo la Champions como cuenta pendiente. Pese a que el conjunto francés transmite la sensación de firme candidato al título, lo cierto es que en los últimos años ni siquiera ha logrado acceder a unas semifinales del torneo. Si los parisinos se estrellaron siempre contra la barrera de los cuartos de final entre 2013 y 2016, el más duro de los golpes llegó el pasado curso con el famoso 6-1 en el Camp Nou que les apeó en octavos.

2- DUDAS EN LAS GRANDES CITAS

Una de las razones que ha dificultado el despegue del PSG en Europa reside en el complicado salto de competir en la Ligue 1 a hacerlo en la Liga de Campeones. En ese contexto, no son demasiadas las citas exigentes que ha afrontado el equipo de Unai Emery a lo largo de la temporada, enfrentamientos en los que precisamente se le han visto las costuras. Aunque deslumbró en septiembre con un impecable 3-0 al Bayern en el Parque de los Príncipes, fuera de casa ha caído ante el propio conjunto bávaro (3-1) y el Olympique de Lyon (2-1), además de empatar en el clásico francés contra el Marsella (2-2).

3- UN PORTERO CUESTIONADO

En una plantilla que cuenta con jugadores ‘top’ en todas las demarcaciones, el hecho de que Alphonse Areola no tenga ese cartel en la portería trae consigo ciertas dudas. Pese a que su temporada no se puede calificar como mala, tampoco ha marcado la diferencia en momentos puntuales. Sus estadísticas así lo acreditan, ya que su porcentaje de paradas (72%) es de lo más discreto comparado con otros guardametas de las grandes ligas europeas. Sin ir más lejos, el portero que más ha sonado durante los últimos meses para sustituirlo, Jan Oblak, salva el 88% de los disparos que recibe.

4- GRAN ATAQUE, PEOR DEFENSA

El hecho de que se hable constantemente del potencial ofensivo del equipo de Emery oculta otra realidad no menos importante: su defensa dista de ser igual de imponente. El único jugador fichado el pasado verano para reforzar la retaguardia, Dani Alves, no destaca por su solidez en este momento de su carrera. Los parisinos son vulnerables por fuera y sufren defendiendo los centros laterales, algo que el Real Madrid debería saber explotar. Por si fuera poco, también arrastran problemas a balón parado. Así les han marcado 10 de los 17 goles que han encajado en la liga francesa.

5- AGUJERO EN LA MEDULAR

Los problemas de solidez que el PSG ha mostrado en momentos puntuales de la temporada también tienen mucho que ver con la ausencia de un especialista defensivo en el centro del campo. El declive de Thiago Motta, prácticamente sin continuidad desde que se lesionó del menisco en octubre, es la principal causa del mal. La mejor opción que la dirección deportiva ha encontrado en el mercado invernal para sustituir al italo-brasileño es otro veterano como Lass Diarra (33 años), cuya fiabilidad está por comprobar en una cita como la del Bernabéu.

6- TODO PASA POR VERRATTI Y RABIOT

De la labor del italiano y del francés depende para el cuadro galo mantener el equilibrio y llevar el peso del partido. Los pases del primero y las conducciones del segundo son fundamentales para facilitar el trabajo a los hombres de arriba. La eliminatoria ante el Barça del pasado curso expuso las dos caras de ambos centrocampistas, capaces de firmar una exhibición para enmarcar en París y de derrumbarse bajo presión en el Camp Nou. De nuevo ante su hora de la verdad, volverán a ser el termómetro que marque las posibilidades del conjunto capitalino.

7- UN TRIDENTE DEMOLEDOR, PERO CON UN INCONVENIENTE

A estas alturas, nadie va a descubrir el tremendo poderío de la delantera que conforman Neymar, Cavani y Mbappé, el mejor tridente de Europa con 70 goles entre todas las competiciones. Sin embargo, el hecho de contar con tres jugadores de semejante nivel también conlleva sus desventajas. La principal de todas, que su escasa implicación en tareas defensivas provoca que el equipo tienda a partirse. De lo que no hay duda es de que al intercambio de golpes no tienen rival en el continente.

MCN PSG Neymar Mbappé Cavani

Pánico a la MCN

Hablar del PSG equivale también a hacerlo de las siglas de un tridente que está sembrando el terror en Europa. Sus cifras estratosféricas ponen en guardia al Santiago Bernabéu

Desde que el sorteo del pasado 11 de diciembre emparejó a Real Madrid y PSG, los seguidores blancos han tenido pesadillas recurrentes con el tridente formado por Kylian Mbappé, Edinson Cavani y Neymar Júnior. El contraste entre cada tropiezo del equipo de Zinedine Zidane y las goleadas del conjunto francés han ido alimentando el miedo de cara a la visita del mejor ataque del continente.

El PSG es el equipo más goleador de la Champions y de las grandes ligas europeas

Cuando Nasser Al-Khelaifi logró juntarlos en verano, las previsiones vaticinaron una máquina ofensiva preparada para el asalto a la Champions League. Lo visto hasta ahora no sólo lo confirma, sino que incluso supera las expectativas. Y es que ellos explican en buena parte que el cuadro parisino haya sido el más goleador en una fase de grupos en toda la historia del torneo con 25 tantos y una media de más de 4 por partido. Entre el brasileño (6 dianas), el uruguayo (6) y el francés (4) han aportado nada menos que el 64% de los goles del PSG en lo que va de la competición.

Los puñales Neymar y Mbappé

A nivel doméstico, el balance del trío ofensivo es igualmente aterrador. Las 48 dianas que suman en la Ligue 1 (21 de Cavani, 18 de Neymar, 9 de Mbappé) suponen una contribución decisiva para que el equipo galo sea el más anotador de las grandes ligas europeas con 75 goles y un promedio de más de tres por choque. Tanto Neymar como Mbappé aportan desborde y ponen en un dilema a las defensas rivales, pues es complicado achicar agua con dos jugadores tan incisivos en los costados. Si la vigilancia se centra en el ‘10’, el ‘29’ aprovecha la basculación adversaria para romper al espacio, algo que también puede suceder a la inversa.

Todo ello por no hablar de los fulminantes contragolpes con los que están acaparando resúmenes un fin de semana tras otro. Ceder los espacios ante dos atacantes tan veloces y resolutivos equivale al suicidio. Aunque ambos son considerados los hombres llamados a tomar el testigo de Messi y Cristiano, el rol de estrella pertenece a un Neymar que a día de hoy es un futbolista mucho más maduro. Nadie produce tanto en este PSG como el jugador nacido en Mogi das Cruces: 27 goles y 16 asistencias entre todas las competiciones con una media de 7 regates por partido, la más alta de toda Europa.

Por su parte, Mbappé ejerce un rol más secundario que el de sus socios, liberado de tanta presión y en un contexto ideal para alguien que todavía está en fase de aprendizaje. “¿Tirar penaltis? No, que eso da problemas”, dijo entre risas tras la sonada polémica entre sus otros dos compañeros de delantera. Una frase que deja a las claras que asume su papel en el vestuario sin que ello repercuta en sus cifras: 15 goles y 13 asistencias entre todas las competiciones. A sus 19 años recién cumplidos, el galo sigue rompiendo todo tipo de récords de precocidad, como el de ser el futbolista más joven en la historia de la Champions que alcanza la decena de goles.

Matador Cavani

Si al brasileño y al francés les corresponde la labor de resquebrajar defensas, la de ejecutar es para Cavani, quien lleva 27 goles y 7 asistencias entre todas las competiciones. Ante la llegada del fichaje más caro de la historia, el uruguayo no se ha arrugado lo más mínimo, lo que ha dado lugar a una serie de polémicas que parecen soterradas en el momento clave de la temporada. Tras vivir sus tres primeras campañas en París a la sombra de Zlatan Ibrahimovic, algo que incluso lo desplazó a la banda, el de Salto sabe que ha llegado su momento. Como dato simbólico, el charrúa desbancó recientemente al sueco como máximo goleador histórico del club con 157 dianas.

Neymar sigue imparable: Exhibición y golazo de vaselina contra Uruguay

Neymar constató nuevamente que este 2017 está siendo su año. Da igual que sea con el Barça o con la Canarinha, raro es el partido en el que no rinde a un nivel estratosférico. Su última joya tuvo lugar en la victoria de Brasil frente a Uruguay por 1-4, en el que el ’10’ lideró la remontada de los suyos junto con Paulinho, autor de un hat-trick.

El golazo de vaselina marcado por Neymar

https://www.youtube.com/watch?v=BM3CqX64Cik

Neymar se bastó por sí solo para romper la defensa de Uruguay