Mourinho vuelve a dejar a Pogba en el banquillo, el Sevilla sale con todo

Ya conocemos las alineaciones del partido en Old Trafford entre el Manchester United y el Sevillla. El equipo inglés quiere meterse en cuartos después de un año fuera de la máxima competición europea. El Sevilla busca hacer historia y meterse por primera vez en su historia en unos cuartos de final.

El técnico portugués vuelve a dejar en el banquillo a Pogba y sorprende que no entre en el equipo el español Mata y sale con lo siguiente: De Gea; Valencia, Smalling, Bailly, Young; Lingard, Fellaini, Matic, Rashford; Aléxis y; Lukaku.

Por su parte, el Sevilla quiere salir a por el partido y no se deja nada en el banquillo. Montella deja en el banquillo a Miguel Layún para poner en el lateral derecho al argentino Mercado.El técnico italiano ha elegido a los siguiente once: Sergio Rico; Mercado, Kjaer, Lenglet, Escudero; Sarabia, N’Zonzi, Banega, Correa, Mudo Vázquez y Muriel.

El Sevilla, a superar los fantasmas del 2008

Hace ya nueve años de aquella oportunidad de oro para entrar en los cuartos de final de la Champions League. Corría la temporada 2007/2008 y el conjunto entonces dirigido por Manolo Jiménez se enfrentaba en octavos al Fenerbahçe turco. Entonces, el club más fuerte del país otomano. Los turcos llegaron a la vuelta en el Pizjuán con la victoria en su particular infierno. Ganaron 3-2 con goles de conocidos de nuestra liga como Mateja Kezman o Diego Lugano. En la segunda ronda de la eliminatoria, el Sevilla dio un puñetazo sobre el tapete en los primeros diez minutos con dos obras de arte; Dani Alves -de libre directo- y Seydou Keita de disparo desde fuera del área, las cuales ponían el delirio en la tribuna del Ramón Sánchez Pizjuán. Los de Jiménez dominaban, pero el Fenerbahçe atesoraba mucho peligro en los contragolpes. Tanto que en el 20’ Deivid remachaba en el área con la diestra para recortar distancias en el electrónico. Aun así, en ese instante pasaban los de Nervión, que además veían como Kanouté hacía el 3-1 justo antes del entretiempo. Los hispalenses aguantaron las acometidas de los otomanos durante toda la segunda parte sabiendo que un gol de éstos les llevaba a la prórroga. Al final, en el minuto 87, Deivid se convertía en el hombre clave del duelo haciendo el segundo, esta vez con la izquierda. Lo demás ya es historia: prórroga con los jugadores extasiados y unos penaltis que se decantarían en contra de los andaluces gracias al fallo del primer goleador de la noche, Daniel Alves da Silva.

 

Sevilla 3-2 Fenerbahçe (5-5: 2-3 pen.).

No debe dejar que el Leicester se convierta en el nuevo Fenerbahçe.

 

La crónica indeseada
Esta es la crónica de obligada lectura para Sampaoli con el objetivo de no volver a caer en los errores del pasado. Con una de las mejores temporadas -sino la mejor- del equipo sevillista, debe bastarse con toda su artillería para doblegar a un correoso Leicester (Sevilla 2-1 Leicester en la ida). No debe dejar que se convierta en el nuevo Fenerbahçe. ¿La clave? Ser el Sevilla de siempre: intenso, veloz, aguerrido, certero… Jovetic no es Kanouté, ni Ben Yedder es Luis Fabiano ni tampoco Mariano es Dani Alves, pero, en potencia -y con el récord de puntos que tiene a estas alturas de la campaña- se antoja un equipazo. Ojalá Poulsen hubiese tenido cerca a Nasri, N’Zonzi o Vitolo. Más ella de los nombres (las comparaciones son odiosas), el pase a la historia pasa por un equilibrio, es decir, una defensa ordenada pero con las líneas arriba, fiel al estilo del hoy entrenador del club andaluz.

Jovetic se sale: ha participado en 7 goles en sus 8 partidos

El fichaje de Stevan Jovetic por el Sevilla en el mercado de invierno generó muchas expectativas. Lo que pocos esperaban, es que su rendimiento fuese tan inmediato como está resultando. El croata completó otra espectacular actuación en el duelo de Liga de Campeones frente al Leicester City que se saldó con victoria para los hispalenses por 2-1. Aunque no marcó, fue la principal amenaza de los suyos y se sacó de la chistera una fantástica asistencia a Correa en la jugada del segundo tanto.

Los números avalan el tremendo impacto que ha causado el atacante desde su aterrizaje. Con la acción de ayer, Jovetic ya ha participado en 7 goles en sus 8 partidos con el Sevilla que se reparten en 3 tantos y 4 asistencias. Aunque llegó con la misión de ser el finalizador que los de Sampaoli necesitaban, está entendiéndose de maravilla con sus compañeros y está aportando mucho más que remate. Su rendimiento de futbolista de primer nivel eleva más si cabe el techo de los de Nervión.

La espectacular jugada de Jovetic con asistencia a Correa

 

Torres se mete en el podio español de la Champions

Fernando Torres aprovechó los minutos que le dio Simeone en la recta final del encuentro frente al Bayer Leverkusen para marcar el definitivo 2-4. Con el del BayArena, ya son 20 los goles que ha marcado el fuenlabreño en Liga de Campeones durante su trayectoria, lo que le convierte en el tercer español con más tantos en la historia de la competición. Al ‘9’ del Atlético tan sólo le superan Fernando Morientes (33 goles) y Raúl González (71). Sus tantos en la máxima competición europea se reparten durante sus etapas en Chelsea (10 goles), Liverpool (8) y Atlético (2).

El gol marcado por Fernando Torres en el BayArena

https://www.youtube.com/watch?v=aLEn6fKwAbA

La última delicatessen de Bernardo Silva

El partido de Champions que disputaron Manchester City y Mónaco tuvo absolutamente de todo. Pese a que los ingleses terminaron llevándose la victoria por 5-3, el conjunto dirigido por Leonardo Jardim también dio espectáculo. Uno de sus mejores futbolistas, el portugués Bernardo Silva, demostró porque está entre los más cotizados por los grandes del continente con una increíble jugada individual.

Los 7 pecados más graves de Luis Enrique

La goleada sufrida por el Barça en París ha dejado un claro responsable. Luis Enrique es el principal señalado por un cúmulo de errores que han terminado por estallar en el momento menos indicado. Los blaugranas quedan muy tocados tanto en Liga como en Champions con casi medio curso todavía por delante. Aunque lo peor no son los resultados, sino las sensaciones.

1. Toda una temporada sin corregir el mismo error

La derrota ante el PSG sorprende por lo abultado del resultado, pero no por cómo se produjo. El conjunto francés siguió el mismo camino que otros equipos que ya han hecho daño a los culés en este curso: presión alta y transiciones rápidas. Resulta sorprendente que el técnico asturiano no haya sido capaz de encontrar una respuesta a este tipo de planteamiento durante estos meses.

2. No hay estilo por ningún lado

Ya no es noticia el hecho de que el Barça de Luis Enrique se parezca poco o nada al de Pep Guardiola. Más bien, el problema reside en que durante esta campaña tampoco se aprecia una idea clara de cómo quiere jugar el equipo. Los blaugranas no controlan los partidos ni tampoco transmiten fiabilidad atrás. El único plan visible es el de encomendarse a la inspiración de sus atacantes.

3. Depender de la MSN también tiene sus riesgos

Del segundo problema sale a colación el tercero. Tener a los mejores atacantes del mundo no significa que sea buena idea fiar todo el sistema a lo que ellos hagan. Basta una noche en la que ninguno de ellos esté lo bastante inspirado para que la catástrofe sea irremediable. En París no sólo no produjeron, sino que penalizaron con pérdidas como la de Messi en el segundo gol.

4. El centro del campo, una sombra de lo que fue

La mayor parte de los problemas colectivos que arrastra el Barça han recaído sobre una castigada medular. La zona en la que los culés antes imponían su ley ahora se ha convertido en un lugar de ida y vuelta. Tampoco ayuda el hecho de que en cada partido se vea un centro del campo diferente ni se entiende la persistencia en casos como el de André Gomes.

5. El lateral derecho, otro problema que viene de lejos

La marcha de Dani Alves dejó una vacante que Sergi Roberto supo cubrir de inmediato. El error del entrenador barcelonista ha sido fiarlo todo a ese parche sin ni siquiera tener un plan B en la recámara por si las cosas se torcían. Aunque parecía que Aleix Vidal podía solucionar la papeleta, su lesión ha vuelto a poner de relieve el problema. El Barça sólo tiene una opción en la derecha, por donde sufre.

6. Falta de reflejos en el transcurso del partido

Si algunas decisiones a medio y largo plazo no han sido las ideales, Luis Enrique tampoco demostró ante el PSG dotes de improvisación. Los blaugranas ya caían con estrépito al descanso por 2-0 y necesitaban una respuesta. Lo que se vio tras el paso por vestuarios fue el mismo partido, los mismos problemas y otros dos goles en contra. Los cambios (ni siquiera llegó a usar el tercero) tampoco aportaron nada.

7. No hay ‘feeling’ con el vestuario

El mensaje de algunos jugadores tras finalizar el partido en el Parc des Princes apuntó sutilmente al banquillo. Fue el caso de Sergio Busquets, quien aseguró ante los medios que la derrota “no fue un tema de actitud”, sino de que sus rivales “estuvieron mejor tácticamente”. En cualquier caso, la falta de entendimiento entre técnico y jugadores tampoco es nueva.

Un resultado más peligroso de lo que parece

El Real Madrid ganó al Nápoles por 3-1 en el encuentro perteneciente a la ida de octavos de final de la Liga de Campeones. Un resultado aparentemente bueno pero que conviene tomarse con cautela de cara al partido de vuelta. Así lo dicen los precedentes, ya que los blancos se han clasificado sólo en un 50% de las ocasiones que obtuvieron esta ventaja en un partido de ida perteneciente a competición europea. A lo largo de su historia, el cuadro merengue ha hecho buena como visitante la renta de un 3-1 cosechado en el Bernabéu hasta cuatro veces, por otras tantas en las que el rival consiguió la remontada.

Concretamente, el Real Madrid solventó la eliminatoria en estas mismas circunstancias ante Manchester United en dos ocasiones (Copa de Europa 56-57 y Champions 02-03), Barça (Copa de Europa 59-60) y Ujpest Dozsa (Recopa 82-83). Por su parte, los blancos cayeron eliminados frente a Grasshopper (Copa de Europa 78-79), PSV (Copa de la UEFA 72-73), Kaiserslautern (Copa de la UEFA 81-82) y PSG (Copa de la UEFA 92-93).

El pronóstico de la UEFA que ha gafado al Barça

Muchos culés seguirán sin explicarse lo sucedido la noche del martes en el Parc des Princes. Para los que creen que existe algo más allá del fútbol, pueden encontrar en un pronóstico realizado por la UEFA el origen del infortunio. El día antes del partido, el órgano dio a conocer los resultados de un estudio estadístico que vaticinaba que los culés ganarían la máxima competición europea esta temporada.

Aunque a los de Luis Enrique todavía les queda el partido de vuelta, no será fácil levantar el 4-0 sufrido en París. En defensa de las habilidades premonitorias del organismo europeo, cabe señalar que la temporada pasada sí acertó al asegurar en un estudio similar que el Real Madrid ganaría su undécima Copa de Europa. En el caso de los aficionados barcelonistas, será mejor tomárselo con humor.

La espectacular exhibición de Marco Verratti

Todavía sigue dando que hablar la última gran actuación del PSG de Unai Emery en Liga de Campeones. En un equipo que prácticamente rozó la perfección, cuesta quedarse con una figura a título individual. En esa terna de jugadores tendría que entrar Marco Verratti con total seguridad, el auténtico cerebro del conjunto francés como demostró en su exhibición ante el Barça.

Pese a que tuvo que retirarse lesionado a los 69 minutos, el mediocentro italiano fue el segundo jugador del cuadro parisino que protagonizó más entregas (un total de 50) con una precisión del 92% (sólo superado por Matuidi, quien acertó en el 97% de sus pases). Aunque mejor que contarlo, es verlo.

Así es el infierno de San Paolo que visitará el Real Madrid

La reacción de los integrantes del Nápoles fue unánime al finalizar el partido del Santiago Bernabéu. Habían perdido por 3-1, pero les queda el partido de vuelta en San Paolo, donde confían en lograr la remontada espoleados por su caliente afición. “No creo que haga falta mandar ningún mensaje. En la vuelta, San Paolo va a ser un infierno. Si conseguimos hacer algo importante en los primeros diez minutos, la respuesta de la afición va a ser increíble”, comentó el técnico Maurizio Sarri en la rueda de prensa posterior al choque.

En el mismo sentido se expresó el guardameta Pepe Reina, quien reconoció la justa derrota de los suyos en el Bernabéu al mismo tiempo que avisó a los blancos de que “les espera un San Paolo calentito”. Quienes han jugado en este feudo con capacidad para 60.000 espectadores corroboran que se trata de una olla a presión. Pese a la pista de atletismo que separa la grada del césped, la hinchada partenopea se hace notar con sus cánticos, tifos y bengalas. Todo un infierno donde el Real Madrid debe tener cuidado con no quemarse.

¡Cuidado con los italianos!

Italia fue sinónimo de eliminación para el Real Madrid hasta la temporada pasada. El pase frente a la Roma en octavos de final puso fin a una pésima racha de ocho tropiezos consecutivos en eliminatorias contra equipos transalpinos. El emparejamiento con el Nápoles supone la reaparición de un fantasma que los blancos quieren enterrar de una vez por todas.

Los blancos han perdido 8 de sus últimas 9 eliminatorias contra clubes italianos

Curiosamente, la escuadra partenopea fue el último rival al que los merengues lograron apear en la Copa de Europa 1987-88 antes de que comenzase su particular maldición. Por aquel entonces, el conjunto madridista era el coco de los clubes italianos, a los que había eliminado 10 veces en 11 cruces desde 1956. Todo cambiaría radicalmente a raíz de su enfrentamiento con el Milan de Arrigo Sacchi en 1989. El equipo de la Quinta del Buitre sufrió una humillación histórica al caer por 5-0 en San Siro y quedarse a las puertas de la final de la máxima competición europea.

Al año siguiente, el destino concedió una oportunidad de revancha al Real Madrid con un nuevo emparejamiento con los ‘rossoneros’ en dieciseisavos de final. Sin embargo, el 2-0 sufrido en el partido de ida en Italia fue una losa demasiado pesada de levantar. El Torino fue el siguiente en ejercer de verdugo de los blancos en semifinales de Copa de la UEFA 1991-92 (2-1 en el Bernabéu y 2-0 en Italia).

Cuatro eliminaciones contra la Juve

Lo peor para el conjunto merengue llegó en los tres cruces a doble partido que disputó con la Juventus entre 1996 y 2005, todos ellos con victoria para unos ‘bianconeri’ que se han ganado el título de bestia negra del madridismo. La Roma fue el último club en unirse a este grupo propinando otro varapalo en los octavos de final de Champions de la temporada 2007-08. El precedente negativo más reciente lo protagonizó de nuevo la ‘Vecchia Signora’ hace dos campañas en semifinales venciendo 2-1 en el Juventus Stadium y empatando 1-1 en el Bernabéu.

El emparejamiento del curso pasado con la Roma volvió a levantar algún temor de que se repitiera el gafe. Todo ello a pesar del escalón de diferencia que había entre el nivel de ambas escuadras, como finalmente quedó patente en una eliminatoria que el Real Madrid se llevó venciendo ambos encuentros sin excesivo sufrimiento. El equipo de Zinedine Zidane vuelve a encarar los octavos de final en una circunstancia similar, con la premisa de maximizar precauciones pese a su favoritismo. Y es que nunca hay que fiarse ante los equipos italianos, expertos en penalizar el más mínimo error. Los blancos lo saben por experiencia.

La Duodécima pasa por sus goles

Con 21 goles entre todas las competiciones (14 en LaLiga, 4 en el Mundial de Clubes, 2 en Champions y 1 en Copa), Cristiano Ronaldo es con diferencia el máximo anotador del Real Madrid en lo que va de temporada. Para encontrar al goleador con cifras más próximas a las suyas en la plantilla blanca hay que remitirse a Karim Benzema con 12 dianas. Conviene resaltar este dato en un momento en el que el ‘7’ parece cuestionado.

Su más que aceptable media de 1 tanto por partido no ha impedido que se hable del declive del astro portugués. A sus 32 años es evidente que sobre el césped no hace lo mismo que hace un lustro. Ha cambiado su juego como también lo ha hecho Leo Messi o cualquier otro futbolista durante su trayectoria. No obstante, entre esta situación y el anuncio del fin de la estrella madridista hay un abismo que conviene tener en cuenta.

Guste más o guste menos, el objetivo de la Duodécima pasará por sus goles, como ya sucediera con las últimas Copas de Europa que lucen en las vitrinas del Bernabéu. Si ha ganado recientemente el Balón de Oro y el premio ‘The Best’ es porque fue clave en los éxitos de Real Madrid y Portugal la pasada campaña, cuando también se le llegó a poner en entredicho. Para el luso nada de esto es nuevo.

Preparado para el paso de los años

Si hay un jugador que no es precisamente sospechoso de no cuidarse lo suficiente, ese es Cristiano. El ambicioso delantero lleva toda su carrera tomando las máximas precauciones posibles para estar en óptimas condiciones y competir al máximo. A sus buenos hábitos alimenticios y de preparación física se suma el mayor descanso del que está gozando este curso. El portugués al fin ha comprendido la importancia de las rotaciones para llegar al tramo final de competición al 100% y no volver a tener lesiones –como la que sufrió con Portugal en la final de la Eurocopa– o arrastrar molestias. La visita del Nápoles será una buena oportunidad para demostrar que está preparado para el momento clave de la temporada.

Il Napoli Spagnolo

José Callejón, Raúl Albiol y Pepe Reina son los españoles que integran la plantilla del Nápoles. Los tres futbolistas vienen siendo importantes en el conjunto italiano y suponen parte de la amenaza a la que el Real Madrid debe hacer frente. Especialmente significativo será el regreso al Bernabéu del extremo y el central con pasado blanco.

Callejón, un puntal ofensivo

Se espera un buen recibimiento por parte del Santiago Bernabéu hacia José Callejón, jugador salido de la cantera merengue y que logró asentarse en el primer equipo entre 2011 y 2013 bajo las órdenes de José Mourinho. Pese al cariño existente hacia el de Motril, el madridismo puede llevarse un buen disgusto si no se le vigila de cerca, ya que constituye uno de los principales peligros en el equipo napolitano. Su aportación ofensiva ha sido fundamental en las cuatro temporadas que lleva jugando en Italia, mientras que en la actual suma 10 goles y 12 asistencias. Forma una sociedad letal en el ataque junto con Dries Mertens y Lorenzo Insigne.

Albiol, consolidado en la zaga

Su paso por Concha Espina tuvo lugar entre los años 2009 y 2013. El defensor llegó como uno de los primeros fichajes de la segunda era de Florentino Pérez en el club, aunque nunca llegó a tener la suficiente continuidad. Ésta sí la ha encontrado en el país transalpino siendo un fijo en el eje de la defensa tanto con Rafa Benítez como con Maurizio Sarri. En lo que va de temporada, ha disputado 21 partidos entre todas las competiciones (15 en Serie A, 4 en Champions y 2 en Coppa Italia). “Será bonito regresar al Bernabéu, uno de los estadios más bonitos del mundo. Me trataron muy bien allí”, reconoció recientemente a la Gazzetta dello Sport al ser preguntado sobre su regreso.

Reina, experiencia bajo palos

A sus 34 años, el veterano guardameta es el dueño de la portería partenopea. Fichó por el conjunto de la Serie A en 2013 y, tras toda una temporada como titular, fue traspasado al Bayern de Múnich, donde apenas disfrutó de minutos a la sombra de Manuel Neuer. En su regreso a Nápoles, contó con la plena confianza de Sarri, quien se encomendó desde entonces a su experiencia y saber estar bajo los palos. En un equipo que no se caracteriza por su solidez defensiva, ha encajado 34 goles en 31 partidos. La última vez que se enfrentó a los blancos fue en la Champions League 2008-09, cuando defendía la portería del Liverpool y consiguió salir imbatido en ambos encuentros de octavos de final (0-1 en el Bernabéu y 4-0 en Anfield).

8 claves del Nápoles

  1. De nuevo asentado en la élite

Hablar del Nápoles es hacerlo de uno de los grandes clásicos del fútbol italiano, aunque las dificultades también han estado ligadas a su historia. La entidad partenopea desapareció en 2004 y tuvo que ser refundada en la tercera división. Tras su regreso a la máxima categoría en 2007, ha conseguido volver a asentarse entre los mejores equipos de la Serie A ganando dos Copas de Italia y clasificándose en tres ocasiones para la fase final de la Champions.

  1. Un discípulo de Sacchi en el banquillo

“Si soy entrenador, se lo debo a Arrigo Sacchi. Es el hombre del que todos hemos estudiado, el que revolucionó el fútbol. Amo tanto este juego gracias a él, y soy lo que soy gracias a él”. Son las palabras de Maurizio Sarri, técnico de la escuadra ‘azzurri’ desde la temporada pasada, cuando llegó como relevo de Rafa Benítez. Como buen discípulo del legendario técnico de Fusignano, trata de que sus equipos practiquen un fútbol alegre y ofensivo, lejos de los estereotipos del Calcio.

  1. Inercia ganadora y goleadora

Desde esa particular concepción del juego y un esquema 4-3-3 que rara vez suele variar, el Nápoles parece haber encontrado la fórmula para competir. Desde que cayera frente a la Juventus el pasado 29 de octubre, ha encadenado una racha de 18 partidos sin conocer la derrota marcando 44 goles en dicho lapso de competición. Unos números espectaculares que acreditan a los del sur de Italia como uno de los equipos más en forma del continente.

  1. El secreto de Reina

Pepe Reina necesita pocas presentaciones para los aficionados al fútbol. Un guardameta con experiencia, una notable carrera a sus espaldas y un carisma muy especial que demostró en sus años con la selección. Menos se ha hablado sobre su faceta de estudioso obsesivo de sus rivales. Durante estos días previos a la visita al Bernabéu, es muy probable que se haya estado documentando sobre cómo definen sus adversarios o por dónde suele tirar Cristiano los penaltis.

  1. Una defensa poco italiana

Pese a su procedencia, este Nápoles no es un equipo especializado en el juego defensivo, como dejan entrever los 35 goles que el conjunto ‘azzurri’ ha encajado en 32 partidos. En el eje de la defensa, Raúl Albiol pone la colocación y Kalidou Koulibaly el despliegue físico. Los laterales Elseid Hysaj y Faouzi Ghoulam tienen predilección ofensiva aprovechando las diagonales hacia dentro de José Callejón y Lorenzo Insigne.

  1. Hamsik, crack y líder de la medular

Si hay un jugador franquicia en el cuadro partenopeo, ese es indudablemente Marek Hamsik, quien acumula diez temporadas en el club y se encuentra a 6 goles de igualar a Maradona como máximo anotador en la historia de la entidad. Desde la llegada de Sarri, ha retrasado su posición hasta el interior, donde ha encontrado su versión más completa. Al eslovaco le pueden acompañar Zielinski o Allan en el interior izquierdo y Jorginho o Diawara como pivote defensivo.

  1. El tridente napolitano

El trío atacante formado de derecha a izquierda por José Callejón, Dries Mertens y Lorenzo Insigne pone el mordiente en el equipo italiano. El 60% de los goles que la escuadra dirigida por Sarri ha anotado esta temporada lleva la firma de alguno de ellos. Especial atención merecen los números de Mertens con 14 goles en los últimos 11 encuentros, un futbolista que solía desempeñarse en la banda o como mediapunta y que se ha destapado como falso delantero.

  1. Milik y Pavoletti, más pólvora por si acaso

Que este Nápoles es un equipo provisto de un buen fondo de armario lo demuestra la presencia de Milik y Pavoletti en la plantilla. El primero llegó como recambio de Higuaín y vio cortada su prometedora progresión (7 goles en 10 partidos) por una rotura de ligamento cruzado de la que acaba de recuperarse. El punta italiano, por su parte, llegó este mercado de invierno avalado por los 14 goles que marcó el curso pasado con el Genoa en Serie A.

Dries Mertens: Killer por sorpresa

El ‘14’ del Nápoles se ha acoplado a la perfección al rol de referente en el ataque. Sus cualidades poco tienen que ver con las de un delantero con presencia física en el área. El belga es un bajito (mide 1,69) con querencia por el fútbol asociativo y que está destacando por su rapidez e inteligencia, virtudes que han casado a la perfección con la propuesta de Sarri.

El Nápoles afrontaba el inicio de la presente temporada con la gran duda de si lograría sobrevivir dignamente a la baja de Gonzalo Higuaín. El delantero argentino terminó la pasada edición de la Serie A con 36 goles, el 45% de los anotados por los partenopeos durante el campeonato. Para cubrir semejante cota de dependencia goleadora, llegó Arkadiusz Milik, quien ofreció buenas sensaciones en el primer tramo de competición con 7 tantos en sus primeros 9 partidos. Sin embargo, la rotura de ligamento cruzado sufrida por el polaco en octubre provocó que los planes del conjunto italiano dieran al traste.

Mertens suma 14 goles en los últimos 11 partidos

Obligado a reinventar su plan sobre la marcha, Maurizio Sarri terminó hallando más que una solución en Dries Mertens, quien hasta entonces solía ejercer como revulsivo en la banda izquierda o en la mediapunta. Nadie habría imaginado hasta qué punto funcionaría lo de situar al belga como falso delantero. Tanto que acumula 14 goles en los últimos 11 partidos, unos números de auténtico crack firmados por un futbolista que hasta hace poco era considerado un suplente de lujo en el mejor de los casos.

Números de delantero ‘top’

Al comprobar sus cifras realizadoras a lo largo de su carrera, se observa que en algún momento insinuó ese olfato de cara a portería en una liga menor como la holandesa, donde llegó a marcar 21 goles con el PSV. En Italia no sólo ha recuperado esta cualidad, sino que la ha potenciado brutalmente. Al ritmo que va, podría acabar perfectamente la temporada superando los 30 goles en la Serie A. A sus 29 años, está en el mejor momento de forma de su carrera y el Nápoles no parece dispuesto a desperdiciarlo.

Las estadísticas de Mertens dejan entrever esa pillería que le está caracterizando en la zona de ataque. De las 20 dianas que suma entre todas las competiciones, 5 han sido en el área chica, 13 en el área grande y sólo 2 desde fuera de ésta. Así mismo, 14 de sus tantos han sido con su pierna diestra y 6 con la zurda, por lo que queda patente que el remate de cabeza no es su fuerte, lo que no le impide gozar de oportunismo a la hora de culminar las jugadas.

Si esa inteligencia en la búsqueda de ocasiones se combina con un notable acierto en la definición (65% de precisión a la hora de afinar a portería), el resultado es un delantero letal. Por si fuera poco, también es un peligro a la hora de encarar a los defensas, ya que no duda en sacarle partido a su regate. De hecho, es el que más lo ha intentado de su equipo durante lo que va de liga con 83 intentos de dribbling (3,8 por partido) con los que ha conseguido marcharse de su rival en 44 ocasiones. La defensa del Real Madrid tiene buenas razones para andarse con pies de plomo.

A mayo con vida

Se acabaron las bromas y los experimentos con gaseosa. La Champions es el objetivo prioritario del Real Madrid. Así ha sido siempre y así debe ser por historia. El cómodo devenir en LaLiga y la debacle ya irremediable en Copa, permiten a los pupilos de Zidane volcarse con la competición europea que tantas alegrías les ha traído en los últimos años.

El Nápoles no debería ser rival en un enfrentamiento de tú a tú durante, al menos, 180 minutos, pero los blancos no deben fiarse de los equipos del segundo escalón internacional que vienen pegando fuerte y con ganas de derribar muros y hacer historia. Y vencer en el Bernabéu o dejar en la cuneta a todo un Real Madrid, es un hito que trasciende temporadas, algo que no sucede con otros equipos. Esa es la grandeza de este club.

Se escuchan muchos debates futbolísitcos sobre el juego desplegado, el momento que atraviesan algunas estrellas o las excelencias del rival. Aquí, seamos serios, lo único que importa es llegar a mayo con vida y con las esperanzas intactas de volver a levantar la ‘Orejona’ y, visto lo visto, poder hacer un doblete con LaLiga. Ni tiqui-taca ni el mejor ataque del mundo ni nada que se le parezca. Lo que suma, lo que trasciende y lo que queda en el recuerdo son los títulos. Y de eso el Madrid sabe un rato, de hecho es el que más sabe de toda Europa.

No debe jugar con fuego ni salir a especular contra un Nápoles que sabe lo que se hace y que puede poner, en cualquier momento, al equipo contra las cuerdas. Que la reciente eliminatoria copera ante el Celta sirva de lección para subsanar viejos errores y seguir mirando a los ojos a una temporada que, otra vez, puede ser histórica.

El genio contra el antídoto

En la cabeza de Zidane habrá rondado durante los últimos días una preocupación en especial: cómo pararle los pies a Hamsik. El crack del Nápoles llega al Bernabéu en el que probablemente esté siendo el mejor momento de forma de su carrera. Por suerte para el francés, en su plantilla dispone de un auténtico perro de presa. Casemiro ya es un ídolo del madridismo precisamente por sacar adelante desafíos como éste.

Marek Hamsik ha logrado que su talento sea reconocido entre todos los aficionados al fútbol sin necesidad de formar parte de un club de primera fila ni de haber sido aspirante a una competición de prestigio. Su calidad simplemente no puede pasar desapercibida. El eslovaco goza de una nueva oportunidad para que se le recuerde por algo más que haber ganado dos Copas de Italia. Puede colocar al equipo que capitanea entre los 8 mejores conjuntos de Europa eliminando a todo un Real Madrid.

Han pasado cinco años desde que el Nápoles marrase una oportunidad similar cayendo en la prórroga frente al Chelsea, conjunto que a la postre terminó proclamándose campeón de aquella edición de la Champions. Por aquel entonces, Hamsik ya era un mediapunta de intachable calidad al que, como tantos otros, sólo la irregularidad le impedía ser reconocido como algo más. Nada de esto sucede ya con el ‘17’ partenopeo, quien ha encontrado bajo las órdenes de Maurizio Sarri su versión más completa y madura jugando como interior izquierdo.

A día de hoy, el centrocampista eslovaco dirige el juego de los suyos (88,7 pases por partido, sólo superado por su compañero Jorginho en este aspecto) al mismo tiempo que continúa haciendo gala de su despliegue físico (lidera en su equipo la estadística de distancia recorrida en Champions con 65 km) y calidad decisiva en el área contraria (11 goles y 8 asistencias entre todas las competiciones).

Todas estas estadísticas no amedrentan a un Carlos Henrique Casemiro que está preparado para este tipo de lances. Cuando el mediocentro brasileño está entonado, no hay oponente que escape de sus redes. Sino que se lo pregunten a Leo Messi, a quien secó completamente en sus dos últimos enfrentamientos. Esta vez Hamsik no tendrá nada fácil burlar la frontera que salvaguarda el ‘14’ madridista.

Casemiro es el que más balones roba en el Real Madrid

Así lo dicen también las cifras, ya que es el futbolista del Real Madrid que más recuperaciones protagoniza por partido con 12 robos de balón. También lidera con holgura el apartado de entradas con 8 intentos por encuentro (el segundo que más entradas hace, Toni Kroos, ni siquiera promedia las 5 por partido). No es sencillo superarle, ya que de esas veces que disputa un duelo individual, logra desposeer del balón al contrario en un 75% de las ocasiones. Ganarle por arriba tampoco es una opción asequible (60% de duelos aéreos ganados). Lo que se dice toda una roca. Zinedine Zidane cuenta con el mejor antídoto posible para que el genio no haga de las suyas.

El Madrid, favorito

Las casas de apuestas lo tienen claro, el Real Madrid es el gran favorito para pasar de eliminatoria. Para el partido de esta noche, la cuota por la victoria del Madrid se sitúa en 1´5 euros por euro apostado, mientras que el empate se paga a 4´5 euros y el triunfo italiano a 6 euros.

La dieta de la victoria

Según cuenta el periódico napolitano ‘Il Mattino’, el equipo médico ha preparado una dieta especial a los futbolistas del Nápoles para jugar en el Bernabéu. Sus chefs están en la capital de España desde el pasado domingo. El alcohol y la pizza quedan terminantemente prohibidos y los platos se centran en productos ecológicos y en la dieta mediterránea.

El mejor Luis Suárez en el mejor escenario

Con 25 goles entre todas las competiciones, 10 de ellos en lo que va de 2017, Luis Suárez llega a París con la pólvora a punto. Cabe recordar que el Parc des Princes no es un escenario cualquiera para el uruguayo, donde firmó una de sus grandes actuaciones a nivel europeo hace dos temporadas. Aquella noche, el ‘9’ del Barça firmó dos golazos decisivos en la victoria por 1-3 que dejó a los blaugranas prácticamente clasificados para semifinales.

Si los recuerdos son positivos para el delantero culé, el presente no lo es menos. Otro doblete, el del pasado sábado ante el Alavés, le ha colocado como máximo goleador de LaLiga en solitario y prolonga su extraordinario momento desde que empezase 2017. Athletic, Las Palmas (2), Eibar, Real Sociedad, Betis, Atlético (2) y el citado Alavés (2) se han llevado el recado del charrúa en forma de gol en lo que va de año. Visto lo visto, el PSG tiene muchas papeletas para ser el siguiente.

Duelo de goleadores contra su compatriota Cavani

Aunque el actual momento de Luis Suárez es extraordinario, no lo es menos el de su compatriota Edinson Cavani. Tras la salida de Ibrahimovic el pasado verano, el uruguayo está despuntando como referencia ofensiva del PSG y es el actual Bota de Oro con 25 tantos en la Ligue 1, a los que habría que sumar 6 en Champions y 2 en Copa de la Liga. El enfrentamiento entre los goleadores de Uruguay promete espectáculo de cara a esta apasionante eliminatoria.

Con el recuerdo del caño de Chendo a Maradona

El Nápoles llega pletórico al Santiago Bernabéu tras 18 encuentros sin conocer la derrota. Probablemente, la sensación de fortaleza que inspira el conjunto partenopeo sea similar a la que le acompañó en su visita al Real Madrid hace 30 años, en el que ha sido el único precedente entre ambos en una eliminatoria.

En aquella ocasión, todos temían a un Diego Armando Maradona en el mejor momento de su carrera. Todos menos Miguel Porlán ‘Chendo’, quien estuvo exultante secando al argentino y terminó de rebajar la tensión con un caño al entonces mejor futbolista del mundo. Una jugada y un recuerdo que guarda un mensaje a tener presente: la historia del Real Madrid está por encima de cualquier amenaza.