Paco Buyo exclusiva Rubiales

“El presidente de la Federación Catalana convenció a Rubiales para que echara a Lopetegui”

Sorprendente exclusiva la que dio Paco Buyo en El Chiringuito pocas horas después del naufragio de España en el Mundial. Según el exguardameta, el presidente de la Federación Catalana, Andreu Subíes, fue quien convenció a Luis Rubiales de que destituyera a Julen Lopetegui del cargo de seleccionador, una decisión que se ha demostrado nefasta para los intereses de la Selección. De acuerdo a esta información, el presidente de la Federación estaba al tanto del acuerdo entre Lopetegui y Real Madrid desde hace una semana.

Buyo y Futre: Enemigos íntimos

Entre finales de la década de los 80 y principios de los 90, el guardameta del Real Madrid y el extremo del Atlético encarnaron la rivalidad más extrema, un odio que iba más allá del terreno de juego. Su pique constituyó uno de los grandes capítulos históricos del derbi.

Si Paulo Futre sigue siendo recordado como uno de los grandes ídolos de la historia del Atlético, en gran parte es debido a un fuerte carácter que sólo era igualado por su calidad. El portugués llegó con la vitola de estrella tras ganar la Copa de Europa con el Oporto y no decepcionó en su primera etapa en el Vicente Calderón (1987-1993), la cual se saldó con dos Copas del Rey. Esa personalidad también le jugó malas pasadas con directiva y entrenadores, aunque cuando mejor quedó de manifiesto fue en sus enfrentamientos con el Real Madrid.

Lejos de arrugarse, el guardameta Paco Buyo siempre trató de buscar las cosquillas al ‘10’. El de Betanzos se caracterizó por ser un portero de reflejos muy dado a las excentricidades. Nada de esto le impidió ser el dueño del marco madridista durante los años de la Quinta del Buitre levantando 6 títulos de Liga y 2 Copas del Rey. Los encontronazos entre el gallego y el luso forjaron una rivalidad que lindaba con el odio y que no se limitaba al tiempo que coincidían en el césped, era algo personal: “Con Buyo tenía mucha rivalidad. Tenía su foto colgada en el espejo desde 15 días antes de jugar. Todas las noches al acostarme le miraba y me motivaba. Y al despertarme igual, era lo primero que veía por las mañanas y pensaba ‘le voy a reventar‘”, llegó a reconocer el exrojiblanco en su momento.

La jugada más polémica

Aquel derbi particular que solían protagonizar Buyo y Futre tuvo su momento más recordado y grotesco en el duelo liguero de la temporada 1988/89 en el Santiago Bernabéu. Todo comenzó en una disputa de balón en la que ambos jugadores saltaron por los aires fingiendo ser agredidos. Con los dos en el suelo tendidos, Buyo se acercó rodando a donde estaba el portugués, momento en el que Orejuela irrumpió en la melé y el arquero aprovechó para simular una agresión. El árbitro, que minutos antes había dejado al Real Madrid con unos menos al expulsar a Tendillo, cayó en la trampa y mostró la roja al centrocampista del Atlético. Futre, desquiciado por todo lo ocurrido, tampoco terminó aquel encuentro que acabaron llevándose los blancos con un gol de Martín Vázquez en los minutos finales.

Futre se vengó

Pese a lo sucedido, Buyo tampoco salió bien parado de aquella jugada. Las imágenes del partido mostraron con claridad la acción antideportiva del meta madridista, quien fue sancionado tres partidos y multado por el Comité y su propio club. Futre tendría ocasión de tomarse su particular venganza tres años después en la final de Copa del Rey que los rojiblancos se llevaron en el Bernabéu. El portugués batió a su archienemigo con un cañonazo que supuso el 2-0 definitivo. “Cuando le marcaba un gol, le gritaba con rabia: ‘¡Toma, Buyo; toma!’“, aseguró en una entrevista para El País.

Como suele suceder en estos casos, aquel odio que existió entre ambos ha quedado reducido a algo anecdótico. A día de hoy, mantienen una buena relación y han sido habituales partícipes en actos y medios de comunicación, especialmente en la víspera del derbi, cuando rememoran los episodios de una rivalidad que puede ser considerada pura historia de los enfrentamientos entre Real Madrid y Atlético.

Así fue la jugada más famosa que protagonizaron Buyo y Futre