El Barça comienza su campaña de ventas

El FC Barcelona necesita hacer caja, y ya han empezado las primeras ventas que el club tendrá que acometer este verano para aligerar la plantilla. El posible fichaje de Griezmann por 100 millones, obliga al Barça a vender para equilibrar las cuentas.

Deulofeu ha sido el primer jugador en abandonar la disciplina blaugrana. El Barcelona ingresará unos 13 millones más 4 en variables por el extremo catalán, aunque en realidad son 8 millones de beneficio neto entre recompras y cesiones anteriores.

Bartomeu tiene atada la venta del central brasileño Marlon por 20 millones al West Ham, y jugadores que llevan un tiempo en el escaparate de salida dejarán el club definitivamente. André Gomes, Rafinha, Alcácer o Digne, tienen sus días contados en Can Barça.

Bartomeu Coutinho presentación Barça

El plan del Barça para cuadrar sus cuentas: 70 ‘kilos’ por cinco jugadores

Hacer caja se ha convertido en la máxima prioridad en las oficinas del Barça tras el fuerte desembolso realizado por Philippe Coutinho. Sin reducir el desfase de 86 millones de euros que los culés tienen actualmente entre compras y ventas para esta temporada, las cuentas no salen para un hipotético fichaje de Antoine Griezmann (con cláusula de 100 millones), el gran objetivo marcado para el próximo verano.

Es por ello que en el Camp Nou ya han tasado el valor de los jugadores que están en la rampa de salida. Si se cumplen las previsiones, el equipo blaugrana puede embolsarse hasta 70 millones de euros por la venta de cinco de sus futbolistas. De todas estas operaciones, la que parece más encauzada es la de Javier Mascherano, por quien el Hebei Fortune de la Superliga China pagará 10 millones. Otro de los futbolistas por quien el Barça quiere hacer caja es Arda Turan, para el que se busca un acuerdo con el Medipol Basaksehir en forma de traspaso en lugar de una cesión, como se había barajado durante los últimos días. La idea es que el turco pueda dejar otros 10 ‘kilos’ en las arcas.

Caso similar es el de Aleix Vidal, en este caso con el Sevilla como principal interesado. Al lateral se le busca una venta inmediata o una cesión con cláusula de compra obligatoria por 10 millones. No obstante, las últimas informaciones apuntan a un posible interés del Atlético en caso de que Sime Vrsaljko haga las maletas. Por otra parte, las ventas más ambiciosas que prevén en Can Barça son las de Gerard Deulofeu y Rafinha: unos 20 millones de euros por cada uno de ellos. El Inter es uno de los clubes que parece dispuesto a pujar más fuerte por los dos canteranos. Al margen quedan otras posibles opciones como la de André Gomes, por quien el Barça no se ha sentado a negociar un posible traspaso hasta el momento.

El Barça, incapaz de reencontrarse sin Xavi

El complicado momento que atraviesa el Barça tiene en el centro del campo uno de sus principales problemas. En momentos como éste, resulta complicado no acordarse de Xavi Hernández, el futbolista que ha personificado la gran época vivida por los culés durante la última década. Su salida del club ha marcado el comienzo de una pérdida de identidad sobre el césped que ya se está acusando en los resultados.

Lejos quedan las temporadas en las que los blaugranas registraban una media de posesión en torno al 70% (en el ejercicio 2010-11 alcanzaron el récord con un 72,7%). En lo que va de curso, el promedio de los de Luis Enrique ha descendido ya hasta un 64,5% en posesión del esférico, su mínimo histórico en las últimas 9 campañas. Sin el futbolista de Tarrasa, el cuadro barcelonista parece haber priorizado otros aspectos en detrimento de tener el balón.

Sin sustituto pese a los 90 millones gastados

Basta comprobar qué jugadores lideran la estadística de pases en la plantilla para darse cuenta de que ningún centrocampista termina de dar el paso que supone remplazar a Xavi. A día de hoy, son tres defensores como Mascherano (73,3 pases por partido en LaLiga), Umtiti (71,1) y Piqué (69,6) quienes más iniciativa muestran con el cuero.

Desde su marcha al término de la temporada 2014-15, el Barça ha destinado 90 millones de euros en reforzar el centro del campo. Las llegadas de Rakitic (18 millones), Rafinha (repescado del Celta), Arda Turan (34 millones), André Gomes (35 millones) y Denis Suárez (recomprado al Villarreal por 3 millones) no han paliado esta ausencia.

Y mientras tanto, Thiago se consolida en el Bayern

Este hecho puede escocer especialmente entre el barcelonismo al comprobar como Thiago Alcántara está llevando la manija de todo un Bayern de Múnich. El futbolista salido de la cantera del Barça lidera la elaboración del juego del conjunto bávaro con un promedio de 94,3 pases por partido. Visto lo visto, los 25 millones de euros por los que se le dejó escapar en 2013 resultan ahora ridículos.

Caos en la medular culé: 19 centros del campo distintos

“Dime a quién pones de mediocentro y te diré cómo juegas”. Se trata de un dicho característico del fútbol y que podría servir para explicar la crisis de identidad y juego por la que atraviesa el Barça. Frente al Leganés, Luis Enrique apostó por un nuevo trío inédito en la medular formado por Rafinha, André Gomes y Rakitic, nada reseñable si no fuese porque ya es el decimonoveno centro del campo distinto de la temporada.

Lejos quedan los tiempos en los que Iniesta, Busquets y Xavi eran innegociables en el 90% de los partidos. A día de hoy, esta tendencia se ha invertido y raro es el encuentro en el que Luis Enrique repite centro del campo. Así parece complicado sentar unas bases sólidas para reencontrarse sobre el césped, una necesidad que los culés volvieron a dejar patente en su victoria in extremis por 2-1 ante el conjunto pepinero.

LOS 19 CENTROS DEL CAMPO DEL BARÇA DURANTE EL CURSO

1.- Rakitic – Busquets – Iniesta

2.- Denis Suárez – Busquets – André Gomes

3.- Rakitic – Busquets – Denis Suárez

4.- Rakitic – Busquets – André Gomes

5.- André Gomes – Busquets – Turan

6.- André Gomes – Busquets – Iniesta

7.- Denis Suárez – Rakitic – Rafinha

8.- Denis Suárez – Busquets – Rafinha

9.- Denis Suárez – André Gomes – Iniesta

10.- Denis Suárez – Busquets – Iniesta

11.- Rafinha – Busquets – Iniesta

12.- André Gomes – Busquets – Rafinha

13.- Rakitic – Busquets – Turan

14.- Denis Suárez – Mascherano – André Gomes

15.- Denis Suárez – Rakitic – Turan

16.- Rakitic – Mascherano – André Gomes

17.- Rafinha – André Gomes – Turan

18.- Rakitic – André Gomes – Denis Suárez

19.- Rakitic – André Gomes – Rafinha

Rakitic, de la titularidad al ostracismo

Ha pasado de titular indiscutible a ser la última opción en el interior derecho. La situación de Rakitic en el Barça se ha convertido en un enigma difícil de descifrar. Desde que fue titular en el Clásico, el croata apenas ha jugado 171 minutos en los últimos 7 partidos. Ambos fueron en Copa del Rey frente a Hércules y Athletic. En el reciente partido de vuelta de octavos de final ante los rojiblancos, el ‘4’ se volvió a quedar fuera de la alineación y apenas tuvo 10 minutos en el segundo tiempo. Pese a estar descansado tras no ir convocado a Villarreal, Luis Enrique optó por situar a Rafinha en su posición.

Rakitic suma 171 minutos de juego en los últimos 7 partidos del Barça

Se trata de una circunstancia extraña para un futbolista que desde su llegada ha destacado por su eficiencia y regularidad. Este hecho sí lo valora la afición culé, la cual le ovacionó cuando ingresó en el césped ante el Athletic. De seguir esta situación, el futuro del centrocampista balcánico en Barcelona puede estar en entredicho. Aunque su contrato finaliza en 2019, la prioridad del club en estos momentos es la renovación de Leo Messi.

La difícil tarea del interior derecho blaugrana

Cuesta adivinar el motivo por el que el rendimiento de Rakitic no está convenciendo a Luis Enrique. Esa vacante que ha dejado el croata en la medular ha sido ocupada por André Gomes, Denis Suárez y Rafinha durante los últimos encuentros. La del interior derecho blaugrana es una de las posiciones donde el técnico asturiano viene haciendo más rotaciones por la exigencia que conlleva. La completa libertad de Messi para moverse por el ataque y la tendencia a incorporarse de Sergi Roberto condicionan al futbolista que ejerza este rol, quien debe abarcar bastantes metros y calibrar muy bien sus movimientos.