Koeman

“Koeman intentó destruirme”

“Desde la llegada de Koeman, yo era el objetivo perfecto al que destruir. Lo intentó, pero fui lo suficientemente fuerte para poder seguir en el club. Trabajé fuerte para ello porque tenía que permanecer en la Premier”. Es la dura confesión del delantero Oumar Niasse, quien ha logrado sobrevivir al ya destituido técnico holandés y vuelve a disfrutar del fútbol como titular en el Everton.

Según relata el futbolista en el portal BBC Sports, las prácticas de Koeman fueron equiparables al mobbing laboral, algo que recuerda a capítulos que el entrenador ya protagonizó durante su etapa en el Valencia. “Intentó muchas cosas para echarme que no fueron divertidas. Me quitó la taquilla y el dorsal. No podía comer con el equipo y me mandaron con los reservas. Fue muy difícil para mí. Hay que tener una buena mentalidad para resistir, porque el club no te respeta. Es ir demasiado lejos usar la palabra esclavitud, pero fue muy difícil. Es lo que puedo decir”, señaló.

Koeman, pillado en La Rosaleda espiando a Sandro

Ronald Koeman, técnico del Everton, fue cazado en La Rosaleda siguiendo la actuación del delantero malaguista Sandro Ramírez. El holandés estuvo en el palco junto a Ginés Carvajal, agente del futbolista grancanario. Los 16 goles que el jugador criado en la cantera del Barça suma esta temporada no pasan desapercibidos, más si se tiene en cuenta que su cláusula de rescisión está cifrada en seis millones de euros.

El entrenador holandés pudo comprobar en primera persona las cualidades de Sandro, quien marcó el tercero de los goles en la victoria del conjunto boquerón frente al Celta por 3-0. Con siete tantos en sus últimos siete partidos, el atacante está de dulce y todo apunta a que este verano no le faltarán pretendientes. El Tottenham es otro de los equipos de la Premier League con los que se ha vinculado su futuro.

Historia que tú hiciste

Sergio Ramos continúa agrandando su leyenda. Su último capítulo tiene una cifra especial, la de los 500 partidos como madridista que alcanzó ante Osasuna. El de Camas ya forma parte de un privilegiado grupo de 11 jugadores que han alcanzado este registro con la camiseta blanca. A sus 30 años y con contrato hasta 2020, todavía tiene tiempo para seguir acercándose al récord que posee Raúl González con 741 encuentros disputados con el Real Madrid.

Pase lo que pase, su legado ya es una realidad. Ha levantado 13 títulos que se reparten en 3 Ligas, 2 Copas del Rey, 2 Supercopas de España, 2 Champions, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes. Los 66 goles que ha marcado le convierten en el tercer defensor más goleador en la historia del club, sólo superado por Roberto Carlos (68) y Fernando Hierro (127). Algunos de esos tantos ya han pasado a la posteridad por cómo se produjeron y lo que significaron. Lisboa, Milán y Trondheim han sido testigos del mito.

El mejor momento de su carrera

Por lo pronto, no parece que Ramos vaya a bajar el pistón. De hecho, ya ha firmado sus mejores registros anotadores en LaLiga con 6 goles a falta de que los blancos todavía disputen 18 jornadas de campeonato. Jugadores como Bale y Benzema han visto menos veces portería que el central sevillano en lo que va de torneo. Con 50 goles durante su trayectoria en la competición doméstica, es el cuarto defensa más goleador de su historia y aspira a alcanzar a Pirri (52), Hierro (60) y Ronald Koeman (67).

Ramos ha marcado 66 goles con el Real Madrid

Algunas de las dianas que ha firmado esta campaña también han sido de gran importancia y se han producido con esa dosis de épica que le caracteriza. Ocurrió nada menos que en el último Clásico, en el que su gol en el minuto 90 cabeceando una falta botada por Modric silenció al estadio del eterno rival. Sólo una semana más tarde, volvería a hacerlo frente al Deportivo dando la victoria a los suyos en el descuento.

El secreto de sus goles

Ante semejantes números, es inevitable preguntarse si el olfato goleador de Ramos esconde algún secreto o se trata de simple oportunismo. La jugada del mencionado tanto ante el Dépor demuestra que no es casualidad. Kroos sirvió el córner al primer palo por indicación del propio defensor y Nacho actuó como pantalla para que su compañero rematara libre de marca. El centrocampista alemán busca al capitán madridista en las jugadas de estrategia, a quien ya ha dado 8 asistencias desde que comparten vestuario. Los milagros también se trabajan.