Juventus

Las 7 claves de la Juventus

1- LA JUVENTUS DE SIEMPRE PESE A LOS CAMBIOS

Hasta cuatro modificaciones presentó Massimiliano Allegri en su última alineación ante el Real Madrid respecto a Cardiff. Pese a ello, lo cierto es que la propuesta del conjunto italiano apenas ha variado desde entonces, un equipo en el que sigue primando la solidez colectiva por encima de las individualidades. No se caracteriza el técnico bianconero por tomar decisiones drásticas, y de ello se aprovechó el equipo de Zinedine Zidane usando el mismo arma que ya funcionó en la final de Cardiff: los envíos rasos en el área a Cristiano.

 

2- CONDICIONADOS DESDE EL MINUTO 3

El 0-1 de los blancos alteró por completo el guión de la eliminatoria. Fiel a su estilo, quería la Juventus esperar atrás para tratar de aprovechar los errores rivales. El tanto obligó a la Vecchia Signora a asumir la iniciativa del choque e imponer un ritmo alto. Antes del segundo tanto de Cristiano, los italianos protagonizaron buenos minutos y tuvieron sus opciones para empatar el choque. A esas sensaciones se agarra el líder de la Serie A para marcar algún gol que traiga incertidumbre al Santiago Bernabéu.

 

3- BUFFON YA NO ES INTOCABLE

Al guardameta y capitán de la Juventus es imposible negarle el mérito. A sus 40 años, ha logrado mantenerse en la élite y se ha ganado el derecho a decidir cuando dejar la portería bianconera. No obstante, igual de evidente es que los años no pasan en vano y que el arquero ha tenido algún altibajo en su rendimiento en la presente temporada. Por todo ello, Buffon ha sido reemplazado en varios partidos de Serie A por el polaco Szczesny, aunque los galones del primero prevalecen en citas señaladas.

 

4- LAS CENIZAS DE LA BBC ITALIANA 

El trío defensivo formado por Bonucci, Barzagli y Chiellini fue durante varias temporadas la principal garantía competitiva de la Vecchia Signora. Sin embargo, el primero de ellos decidió cambiar de aires el pasado verano, mientras que los otros dos afrontan el inevitable declive de su trayectoria. Por otro lado, ni Benatia (fue baja en la ida) ni Höwedes parecen mejorar lo presente en el centro de la defensa. La necesidad de un cambio de ciclo en la retaguardia cae por su propio peso.

 

5- RECUPERAN A SU TIMÓN

La gran ausencia en el partido de ida fue sin duda la de Miralem Pjanic, quien tuvo que perderse el choque por acumulación de tarjetas. El centrocampista es fundamental en la estructura del conjunto de Allegri marcando el tempo del juego. Dado el resultado de la ida, todo indica que no llega a tiempo para su equipo, aunque mejor tarde que nunca. El organizador de la Juventus suele jugar escoltado por dos perros de presa como Khedira y Matuidi.

 

6- JUEGO EXTERIOR

En el duelo del Juventus Stadium también pudo comprobarse la importancia que tienen para el cuadro italiano los hombres que juegan por fuera. Y es que casi todo el peligro del subcampeón de Europa llegó por los costados, algo que seguramente traten de repetir en Concha Espina. Para ello, cuentan con futbolistas con desborde como Douglas Costa y Cuadrado, mientras que Alex Sandro representa una alternativa más conservadora.

 

7- LA AUSENCIA DE DYBALA

Por si el adverso marcador fuese poco, la Vecchia Signora tampoco podrá contar en el Bernabéu con su jugador más diferencial. El argentino volvió a estar por debajo de las expectativas ante los blancos y tocó fondo al ser expulsado. Habrá que ver cómo recompone Allegri su delantera, donde sí repetirá Gonzalo Higuaín. El exmadridista, autor de 22 goles y 6 asistencias entre todas las competiciones, tendrá que dar un paso al frente para apurar la más mínima esperanza de remontada.

Higuain Khedira Juventus

Vuelven para reivindicarse

Gonzalo Higuaín y Sami Khedira regresan por primera vez al Santiago Bernabéu como jugadores rivales del Real Madrid. Tras perder con estrépito en la final de Cardiff y fracasar de nuevo en la ida de la presente eliminatoria, al menos tratarán de redimirse ante su antigua afición con una buena actuación. En el caso del delantero argentino, lucha también contra la fama de futbolista ineficaz en las grandes citas. El Pipita desembarcó en el club blanco en diciembre de 2006 con apenas 18 años y no tardó en ganarse al madridismo a base de entrega y goles decisivos para la consecución de las Ligas de Capello y Schuster.

Sin embargo, aquella deslumbrante irrupción no tuvo su continuación en el tiempo. Pese a marcar 122 goles en siete temporadas dejando un promedio de un tanto por cada 131 minutos, quedó marcado por sus errores en momentos trascendentales como la eliminación ante el Olympique de Lyon en 2010 o la caída en las semifinales de 2013 ante el Borussia Dortmund. Fue precisamente su rendimiento en la Champions League su gran déficit, competición en la que sus cifras descienden alarmantemente habiendo firmado 24 dianas en 74 partidos, con una media de un gol por cada 208 minutos.

El despecho de Higuaín

Caso similar es el que ha vivido con la selección de Argentina, donde es vilipendiado por los propios aficionados albicelestes por actuaciones como la que protagonizó en la final del Mundial de 2014 ante Alemania. Sea por una cuestión relacionada con su rendimiento o por pura casualidad, el caso es que el Real Madrid recuperó su prestigio en la Copa de Europa en cuanto el club y el ariete tomaron caminos distintos. El Pipita marchó al Nápoles en el verano de 2013 para sentirse la estrella, algo imposible en Chamartín viviendo a la sombra de Cristiano Ronaldo y en permanente competencia con Karim Benzema.

El propio padre del futbolista no oculta el recelo a la directiva al considerar que no valoraba lo suficiente al argentino. “Son cosas de los presidentes de turno, seguramente no le caería muy simpático. Creo que Karim, Cristiano y Gonzalo hubieran hecho mucho los tres juntos y que se habrían cansado de conseguir éxitos con el Real Madrid”, afirmó recientemente sobre los motivos de su salida. Desde entonces, Higuaín ha visto desde el sofá como los blancos levantaban dos Champions más una tercera que vivió mucho más de cerca el pasado mes de junio. Así de retorcido puede llegar a ser el fútbol.

Khedira desencadenado

Por su parte, Khedira al menos puede presumir de haber levantado la Décima en Lisboa siendo titular en aquella final. Pese a todo, salió del Bernabéu por la puerta de atrás y dejando la sensación de que nunca exhibió toda su potencial. Aunque contó siempre con el respaldo de sus técnicos, especialmente el de José Mourinho (“no conozco a alguien que sea mejor que Khedira en su puesto”, llegó a decir el portugués sobre él), al futbolista alemán de ascendencia tunecina le condenaron las frecuentes lesiones y el hecho de jugar encorsetado por las obligaciones defensivas.

“En Alemania tengo más libertad, pero es normal. Aquí tenemos cuatro jugadores maravillosos que sólo atacan y no tiene sentido que me sume al ataque continuamente”, llegó a decir por aquel entonces, unas declaraciones que bien definieron esa situación. Al menos en la Juventus ha logrado recuperar la continuidad y la llegada a portería contraria. Si en el Madrid apenas marcó nueve goles en 161 encuentros, como bianconero ha firmado 17 tantos en 103 partidos. Ahora sí podrá mostrar al Bernabéu lo que es capaz de hacer en libertad.

Recado de Khedira al Real Madrid: “Se creen favoritos, pero saldremos a la par”

Sami Khedira será otro de los nombres propios de la final de Liga de Campeones al enfrentarse al que fue su equipo entre 2010 y 2015. El centrocampista alemán habló sobre su pasado y presente en ZDF. “Me siento feliz de jugar en tan alto nivel desde que me fui del Real Madrid, poniendo fin a una experiencia importante de 5 años de duración”, señaló.

El futbolista de la Juventus también mandó una advertencia a los blancos de cara a la final que se disputará en Cardiff: “El Real Madrid lleva la Champions en el ADN y lógicamente se siente favorito, pero debe saber que la Juventus no es inferior en absoluto y que el partido comenzará con ambos equipos a la par en cuanto a posibilidades de triunfo”.