Rúrik Gíslason

El boom del Beckham islandés

El simple hecho de aparecer en un Mundial puede marcar un antes y un después en la vida de un futbolista. Ha sido el caso del islandés Rúrik Gíslason, cuyo atractivo físico no pasó desapercibido desde el momento en el que irrumpió en el torneo durante el segundo tiempo contra Argentina.

Desde entonces, este futbolista, al que muchos ya consideran el nuevo David Beckham, tardó sólo tres días en ganar más de medio millón de seguidores en Instagram. Este atacante de 30 años juega en el SV Sandhausen de la segunda división alemana y había pasado antes por el Charlton Athletic de Inglaterra y por los clubes daneses Viborg, Odense y Copenhague. Una trayectoria anónima para el público general, al menos hasta ahora.

Penalti Messi Argentina Islandia Mundial

El verdugo de Messi: ¡Un director de cine!

Hannes Halldórsson es noticia en estos días por el penalti que detuvo a Leo Messi y que aguó la fiesta a Argentina en su estreno mundialista contra Islandia. Sin embargo, más sorprendente resulta todavía conocer la historia de este guardameta, quien firmó su primer contrato profesional a los 27 años (el fútbol era para él poco más que un ‘hobby’) y, hasta entonces, se ganaba la vida como director y productor de cine publicitario. “Estudié a Messi. Intenté entrar en su cabeza, tenía un pensamiento de que podía ir por ahí”, confesó. Difícil encontrar mejor guión para una película.

Aficion islandia

Islandia y Panamá: el sueño de los debutantes

Las selecciones de Islandia y Panamá pueden presumir de ser las únicas para las que el Mundial de Rusia supone su estreno en este torneo. En el caso de los ‘vikingos’, cabe recordar que ya fueron la gran revelación de la pasada Eurocopa, por lo que su presencia no parece ni mucho menos una casualidad. Un logro de enorme mérito teniendo en cuenta que hablamos de un país que apenas cuenta con cerca de 350.000 habitantes.

El combinado dirigido por Heimir Hallgrímsson lideró en fase de clasificación un grupo en el que compitió contra Croacia, Ucrania, Turquía, Finlandia y Kosovo. Tendrá que luchar frente a Argentina, Nigeria y –de nuevo– Croacia para alargar el sueño con el acceso a una de las dos plazas a octavos de final. Por su parte, Panamá consiguió el billete tras quedar tercera en la clasificación de Concacaf para el Mundial. En Rusia, el combinado centroamericano tendrá que arreglárselas en un duro grupo integrado por Inglaterra, Bélgica y Túnez.