El Barcelona quiere hacer historia en la Copa del Rey

Barcelona y Valencia se enfrentan esta noche (21:30 horas) en el Camp Nou en la ida de las semifinales de la Copa del Rey. Los de Valverde podrían entrar en la historia de la competición si se clasifican para la final, serían el primer club en hacerlo por quinta vez consecutiva. En el caso de que los culés consiguieran hacerse con el título sería su cuarto entorchado consecutivo, algo que sólo ha logrado el Athletic Club.

Desde la final del año 2014, la cual ganaría el Real Madrid, el Barça ha conseguido llegar a la última ronda de la competición copera los últimos cuatro años. En 2015 se impuso al Athletic Club por  3-1, en 2016 sería el Sevilla el que caería en la prórroga, mientras que el último finalista fue el Deportivo Alavés.

Tanto Barcelona como Valencia ya se enfrentaron en esta misma ronda de la Copa hace dos temporadas, el resultado del primer partido (también disputado en Camp Nou) terminó con una contundente victoria de los blaugranas por 7-0. Sin embargo, los valencianistas han de ser optimistas, ya que estamos ante el mejor Valencia de los últimos años.

 

 

 

Orgía madridista en el Bernabéu con hat-trick de Cristiano

Otra vez el Real Madrid. Otra vez Cristiano Ronaldo. El portugués ha vuelto a aparecer en un partido clave para dejar sentenciada la eliminatoria. El 7 blanco ha anotado tres goles a un inoperante Atlético de Madrid que se queda en la cuerda floja.

El equipo blanco ha pasado por encima del Atlético, sin miramiento, siendo mejores desde el pitido inicial y hasta el pitido final. En esta ocasión ni Griezmann, ni Carrasco, ni Gameiro, ni Torres, ni Godín… Nadie ha brillado en el bando colchonero, si a caso Oblak que ha sacado una mano a Varane en una salida de un córner que podría haber supuesto un gol más para los locales.

Cristiano ha eclipsado al resto de los jugadores que han estado hoy sobre el tapete madridista. Con 3 goles de delantero puro, oportunista, con la escopeta cargada y la puntería afinada. Con los 5 que marcó al Bayern de Múnich en cuartos de final, Cristiano demuestra por qué es el mejor jugador de Europa en este momento, y presenta de nuevo sus credenciales para el Balón de Oro.

El partido de vuelta, aunque lo venderá caro el Atlético, parece que será un trámite para un equipo blanco que tiene absolutamente comida la moral a los colchoneros en partidos clave y en competición europea. Si se confirma el pase a la final de los hombres de Zidane, será el cuarto año consecutivo en el que el Real Madrid acaba con el sueño europeo del Atleti.

 

A la final de Copa con dudas

El Barça logró alcanzar su cuarta final de Copa del Rey consecutiva tras imponerse en su eliminatoria contra el Atlético (1-2 y 1-1). Se trata de un hito histórico para el conjunto blaugrana, ya que hay que remontarse más de 50 años atrás para encontrar un precedente similar (el Real Zaragoza entre 1963 y 1966). De este modo, Luis Enrique sigue manteniéndose imbatible en el torneo desde su llegada al banquillo y opta con los suyos a levantar el título por tercer año consecutivo.

Pese a todos los registros, las peores noticias para el Barça están en el terreno de juego, donde volvió a dejar muchas dudas en el partido de vuelta frente a los colchoneros. Los culés fueron claramente superados en la primera media hora de partido, aunque lograron recomponerse y marcar aprovechando que Messi y Luis Suárez no entienden de buenos o malos partidos. La situación estuvo bajo control hasta la expulsión de Sergi Roberto a los 57 minutos. A partir de entonces nada sería igual, con un Atlético que acabó empatando el choque y volcado sobre la portería de Cillessen en busca de la prórroga.

La actuación de los blaugranas volvió a mostrar a un equipo que ha perdido la capacidad para dominar los partidos incluso jugando en el Camp Nou. La medular sigue siendo una estación de paso (aunque se espera que esto mejore con Iniesta y Busquets) y el equipo sigue sin salir con la pelota controlada ante la presión alta de los rivales. Entre todo lo negativo, la calidad de Messi, Luis Suárez y Neymar (éste último ausente ante el Atlético por sanción) sigue siendo la boya de salvación de los culés.

Autocrítico Luis Enrique

Al término del encuentro, el propio Luis Enrique se mostró autocrítico con la actuación de su equipo, aunque también quiso resaltar lo positivo de haber alcanzado otra final de Copa. “Lo he pasado mal en todas las fases del partido. Nos han metido atrás y no hemos sabido salir, no hemos tenido la calidad para salir con el balón jugado. Pero hay que quedarse con lo positivo. Hemos sabido sufrir y estamos en una nueva final, que es lo más importante”, comentó el asturiano, quizá consciente de que con lo ofrecido hasta el momento difícilmente baste en las otras dos competiciones.

Al Atlético le faltó la pegada

El Atlético protagonizó un gigantesco partido en el Camp Nou que no se vio completamente reflejado en el marcador (1-1). Los de Simeone sometieron a un Barça irreconocible y se quedaron a un gol de llevar la eliminatoria a la prórroga. Aunque resultaba evidente que los colchoneros saldrían a por el gol desde el principio, lo sorprendente fue el grado de dominio que ejercieron con un 49% de posesión (nunca antes en la última década tuvieron tanto la pelota frente al Barça) y siendo superior en el resto de estadísticas ofensivas con 12 remates, 5 disparos a puerta y 10 córners.

Con todo, la falta de acierto en los últimos metros volvió a condenar a los rojiblancos, como ya sucediera en el segundo tiempo del partido de ida en el Vicente Calderón. El conjunto de Simeone ha quedado eliminado del torneo dominando tres cuartas partes de la eliminatoria, un hecho muy sintomático. Tan sólo Gameiro pudo acertar a portería vacía a los 83 minutos para dar máxima emoción a los instantes finales. Poco antes, el ’21’ del Atlético había mandado un penalti a las nubes.

Simeone, orgulloso de su equipo y cabreado con el arbitraje

El Atlético volvió a exhibir la intensidad de sus mejores noches y un buen criterio con el balón que no se vio culminado en los metros finales. Simeone se mostró encantado con la actuación de sus jugadores y confía en que la derrota pueda ser positiva de cara al futuro: “Cuando uno cae derrotado así queda algo bueno dentro del equipo. Después de los golpes que hemos recibido siempre propusimos. Si fuese hincha del Atleti, y aunque me hubiera gustado en la final, estaría orgulloso e iría el domingo a apoyar en el Calderón“, comentó el técnico argentino tras el encuentro.

El Cholo también hizo referencia al mal arbitraje de Gil Manzano, que anuló un gol a Griezmann por fuera de juego inexistente. “Los árbitros se pueden equivocar, igual que los jugadores. Pero a los jugadores se les aparta y a los árbitros no sé si se les puede apartar. Tengo claro que en Champions tenemos más opciones que en Liga y Copa“. La Liga de Campeones es precisamente la competición donde los rojiblancos depositan todas sus esperanzas para terminar la temporada levantando un título.

Los datos que garantizan al Barça el pase a la final de Copa

El Barça recibe al Atlético con el objetivo de rematar una semifinal que tiene bien encarrillada tras el 1-2 logrado en el Vicente Calderón. Los blaugranas afrontan el partido con la debida cautela, aunque conscientes de que los precedentes les son arrolladoramente favorables.

32 años sin sufrir una remontada en el Camp Nou

En toda la historia del Barça sólo ha habido tres casos en los que ha desperdiciado una ventaja jugando la vuelta en el Camp Nou. El más reciente de todos ellos tuvo lugar en una eliminatoria de Recopa frente al Metz en la temporada 1984-85, cuando los franceses vencieron en la ciudad condal por 1-4 levantando el 2-4 de la ida. En Copa esta circunstancia se ha dado una única vez en la campaña 1961-62, en la que los culés dilapidaron contra el Real Madrid un 0-1 logrado en la capital cayendo por 0-3 en casa.

El Atlético, más de una década sin vencer en suelo blaugrana

Aunque el Atlético le haya jugado malas pasadas al Barça en los últimos años, en este caso la empresa se antoja excesivamente complicada. Más si se tiene en cuenta que los rojiblancos no ganan en el Camp Nou desde el año 2006. A aquel lejano 1-3 le han seguido desde entonces 11  victorias barcelonistas y 5 empates con un balance goleador de 40-12. En este caso, a los colchoneros no les valdrá con las tablas en el marcador como sucediera con el título de Liga conseguido en 2014.

Un Barça intratable ante su afición

Desde la llegada de Luis Enrique al banquillo en 2014, los tropiezos de los blaugranas en el Camp Nou apenas se cuentan con los dedos de una mano. Para más inri, en todos estos encuentros cayeron por la mínima, un resultado que sólo valdría al Atlético si marca al menos dos goles. Por tanto, las victorias por 1-0 conseguidas por Málaga y Celta (2014-15) se antojarían insuficientes para los colchoneros, mientras que si emulan el 1-2 de Real Madrid, Valencia (2015-16) y Alavés (2016-17) al menos les daría para ir a la prórroga.

Los 5 partidos en el Camp Nou que inspiran al Atlético

El Atlético tratará de conseguir en el Camp Nou una remontada que estaría a la altura de toda una proeza histórica para el club. Pese a lo que dicen las estadísticas, los rojiblancos han protagonizado actuaciones en el feudo barcelonista que pueden ser todo un ejemplo de inspiración para tratar de estar en la final de Copa contra todo pronóstico.

Champions League 16-17: 37 minutos para enmarcar

Los colchoneros sólo tienen que remontarse a la temporada pasada para encontrar motivos para la esperanza. Pese a que el resultado definitivo de aquella ida de cuartos de final de Champions fue de victoria por 2-1 para los culés, el final podría haber sido bien distinto de no ser por una polémica expulsión de Fernando Torres que marcó el desarrollo del encuentro. Hasta quedarse con 10 jugadores, el Atlético había firmado una actuación inmaculada y mandaba en el marcador con un tanto del fuenlabreño. Si vuelve a mostrar el mismo nivel que en aquellos 37 minutos y no hay otro contratiempo, puede que haya eliminatoria.

Liga 13-14: cuando ya has hecho historia en el mismo lugar

Precisamente, una de las mayores gestas que ya ha logrado el Atlético de Simeone tuvo lugar en el Camp Nou. Culés y rojiblancos se citaban en una suerte de final por el título de Liga, aunque con el condicionante de que el empate valía a los visitantes para ser campeones. Durante el choque, los del Manzanares se sobrepusieron a todo tipo de golpes psicológicos como fueron las lesiones de Arda Turan y Diego Costa al cuarto de hora, además del gol de Alexis Sánchez en el primer tiempo. Tras la reanudación, los colchoneros salieron a por todas y obtuvieron el premio en un córner cabeceado por Godín que ya es historia.

Liga 05-06: la última victoria en el Camp Nou

Hubo una época en la que el Atlético acostumbraba a sembrar el pánico en el Camp Nou con Fernando Torres a la cabeza. Hasta entonces se remonta la última victoria atlética en casa del Barça. Un doblete del ‘Niño’ y otro tanto de Maxi Rodríguez rubricaron un triunfo por 1-3 que también valdría a los rojiblancos en el presente para voltear la eliminatoria.

Liga 95-96: el equipo del ‘Doblete’ también dejó su huella

Los colchoneros visitaban al Barça en un partido correspondiente a la 37ª jornada de Liga que podía dejar prácticamente sentenciado el título para el conjunto de Radomir Antic. En aquel duelo trascendental (el cual Simeone se perdió por sanción), a los del Manzanares no les temblaron las piernas y salieron sin complejos a por el partido. Fresnedoso (tras una antológica asistencia de Caminero), Vizcaíno y Biagini anotaron en aquella victoria por 1-3.

Copa 94-95: Simeone también lo hizo como jugador

Simeone puede contar de primera mano a sus pupilos lo que es tomar el coliseo blaugrana en un partido copero. Quién sabe si por capricho del destino, lo logró hace justamente hoy 22 años. Los rojiblancos se impusieron por un sorprendente 1-4 en aquel encuentro perteneciente a la ida de octavos de final de Copa del Rey. Pese a llegar en en una situación delicada (17º en Liga) y encajar un tempranero gol de Stoichkov, el equipo se levantó con tantos del Cholo, Pirri Mori y ‘Tren’ Valencia por partida doble.