España siembra dudas

La sufrida victoria de España frente a Irán dejó varias dudas en el combinado español. A la falta de gol se le sumó la poca fiabilidad defensiva y la falta de profundidad, factores que preocupan y mucho a la hora de afrontar el resto de partidos.

El encuentro contra Marruecos se antoja como crucial para aspirar a ganar el Mundial. Una victoria contundente disiparía cualquier atisbo de duda y daría una inyección de moral muy necesaria para la Selección. Para ello, será necesario que jugadores como Busquets, Iniesta y Silva den un paso adelante, puesto que son la columna vertebral sobre la que se sustenta España y no han estado especialmente acertados en estos dos primeros partidos.

Pero si hay alguien que ha cumplido con creces las expectativas es Diego Costa, que ha dejado su sello con tres goles en sus tres disparos realizados frente a Portugal y España. La garra de Costa puede ser el ingrediente mágico que haga flotar de nuevo el fútbol de la Selección.

4 Fantásticos España

Los 4 fantásticos de España

Pepe Reina, Sergio Ramos, David Silva y Andrés Iniesta son los únicos supervivientes de la Eurocopa del 2008 que continúan jugando con España. Veteranos pero al pie del cañón, prometen seguir dando guerra en este Mundial de Rusia

 

Baluarte Reina

El nuevo portero del Milán va a participar en el que será su cuarto Mundial. A punto de cumplir los 36 años, Reina sigue a un altísimo nivel. Su notable campaña en el Nápoles, con el que ha logrado el subcampeonato liguero siendo uno de los grandes baluartes del equipo, le ha permitido volver a la Selección tras el último Mundial de Brasil. Su experiencia, veteranía e importancia dentro del vestuario han sido cruciales para que Lopetegui apostara por él. A priori parte como el segundo guardameta del equipo por delante de Kepa. Todo apunta a que no dispondrá de minutos, ya que España está obligada a salir con todo en los próximos encuentros tras ceder un empate contra Portugal. Otro Mundial sería el colofón para la envidiable carrera que ha tenido durante tantos años el portero madrileño.

 

La casta de Ramos

El capitán de la Selección y del Real Madrid es el líder indiscutible dentro de este grupo de futbolistas. Su experiencia y determinación son un ejemplo a seguir para el resto de sus compañeros, y su contribución será vital para ganar el Mundial. España tiene en Ramos a un jugador que lo ha ganado todo siendo protagonista y que desprende un carácter que impregna a los que juegan a su alrededor. Si los de arriba fallan, no sería de extrañar que Ramos fuera la llave del partido. Junto a Piqué formará la mejor dupla de centrales del Mundial. El yin y el yang, Madrid y Barça, unidos para defender a la Selección. Todo un seguro de vida para España. El de Camas suma 152 partidos con la Selección, situándose segundo en la historia de España tras Casillas y quinto a nivel europeo.

 

El mago Silva

El mediapunta del Manchester City siempre ha sido uno de los jugadores que no han gozado de ese respaldo mediático que se merecen. El ‘chino’ fue pieza clave en todos los Mundiales y Eurocopas. Cuando Aragonés y Del Bosque decidieron hacer algún tipo de cambio, el factor común que era inamovible en el ataque español tuvo siempre el mismo nombre, David Silva. Su magia, visión de juego, último pase y regate fueron y son claves para el devenir de la Selección. El futbolista canario llega a este Mundial en un gran estado de forma con la consecución de su tercera Premier League bajo el mandato de Guardiola. Imprescindible como siempre, Silva dará mucho que hablar este Mundial. Suma 117 partidos con la Selección, en los que ha conseguido, a pesar de no ser delantero, 35 goles.

 

Histórico Iniesta

Qué decir del genio de Fuentealbilla. Todo lo dicho anteriormente se queda corto a la hora de hablar del que probablemente sea el jugador más importante de la historia de la selección española. Llegó siendo prácticamente un niño a la Selección y Luis Aragonés lo fue moldeando hasta convertirlo en el jugador que es hoy. Su consagración en la Euro 2008 supuso el paso adelante de Iniesta en su carrera, el resto es ya historia de nuestro fútbol. Gol de la final frente a Holanda en Johannesburgo y mejor jugador de la final y del torneo en la Euro 2012. El manchego se retirará de la Selección cuando termine este Mundial de Rusia y España perderá el gran baluarte de los años dorados de su fútbol. 128 internacionalidades y 14 goles después, Iniesta se despide para siempre de todos nosotros.

El arte del gol español: 10 jugadores ya han marcado con Lopetegui

La selección gana y convence. Tras la abultada victoria por cuatro goles a uno frente a Israel, la ‘Roja’ sigue liderando el grupo G junto a Italia y, a priori, todo se decidirá el dos de septiembre frente a la selección de Giampiero Ventura. Otro triunfo más… Sin duda, Julen Lopetegui está escribiendo un nuevo guión. A buena letra y sin hacer ruido, su equipo aún no ha perdido ni un encuentro. Todo lo contrario que en la recta final del mandato de Vicente del Bosque, donde España sufrió tres derrotas en los últimos siete partidos.

Desde que el vasco cogiese las riendas del banquillo español ( mes de junio) no ha dejado indiferente a nadie. En total, ha vencido cinco envites de siete posibles. El bagaje es positivo y éstos suman 23 goles. De esta manera la selección promedia más de tres tantos por encuentro y encaja menos de 0,3 goles.

Silva, con cinco tantos, es el máximo goleador de España durante el periplo de Lopetegui

El entrenador vasco ha sido capaz de ‘despertar’ a los Piqué, Iniesta, Ramos, Iniesta y Silva. Justamente, este último se está erigiendo como imprescindible dentro del 11 titular. De hecho, el canario lidera el escalafón goleador con 5 dianas desde que Lopetegui fuese nombrado nuevo seleccionador.  Sin embargo, otros muchos como: Costa (4), Vitolo (4), Morata (2), Isco (2), Aduriz (1), Aspas (1), Monreal (1), Nolito (1), Sergi  Roberto (1) también superan con creces los resultados obrados antes de la ‘era Lopetegui’. Los pupilos de Julen intentarán prolongar el próximo martes ante la Francia de Deschamps su racha como invictos.