Griezmann celebración gol Atleti

No hay dos sin tres

Después de 5 años, el Atlético ha vuelto a la Europa League. Este año lo hace de manera inesperada tras caer en la fase de grupos de la Champions League, quedando por detrás de Roma y Chelsea. Los de Simeone regresan a una competición que les ha dado grandes alegrías, con dos títulos en las cuatro participaciones del club en la segunda competición europea en importancia bajo el actual formato. Tras caer inesperadamente en Champions, ahora el objetivo es levantar el trofeo de la Europa League por tercera vez en su historia.

Con Quique empezó todo

En 2010, el Atleti se estrenaba en la competición bajo las órdenes de Quique Sánchez Flores, y lograba hacerse con el título. El Atlético llegó a la final de Hamburgo tras eliminar a Galatasaray, Sporting de Portugal, Valencia y Liverpool. En la final, consiguió deshacerse del sorprendente Fulham en la prórroga con dos goles de Diego Forlán. Este sería el segundo entorchado europeo en la historia del club madrileño tras la Recopa del 62 (aunque en el 75 levantó la Intercontinental).

Dos años más tarde, ya con Simeone en el banquillo y después de la destitución de Gregorio Manzano, el Atlético volvía a ser campeón. En la final disputada en Bucarest, el Atlético se imponía claramente (3-0) al Athletic Club con dos goles de Falcao y uno de Diego Ribas. Antes, los rojiblancos se deshicieron de Lazio, Besiktas, Hannover y Valencia una vez más. Jugadores de la actual plantilla como Juanfran, Godín, Filipe, Gabi y Koke ya estaban en el club en aquella final de 2012.

Dos grandes reveses

Este primer título de Simeone como entrenador sería el inicio de una era espectacular del Atlético con el Cholo a los mandos. A este triunfo le seguirían una Copa del Rey, una Liga, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España, además de dos finales de Champions. En las otras dos participaciones del Atlético en la Europa League (2011 y 2013) el resultado no sería tan positivo. Tras el primer título, en la siguiente edición las esperanzas acabarían en la fase de grupos al quedar por detrás de Leverkusen y Aris. En la última participación atlética en este torneo el límite fueron los dieciseisavos de final. Derrota en el Calderón por 0-2 ante el Rubin Kazan, y victoria por la mínima (0-1) en tierras rusas.

Este año la Europa League ha entrado de forma inesperada en los planes del Atlético, se ha convertido en una clara opción de levantar un título esta temporada. Desde la eliminación en Champions League, se ha considerado a los rojiblancos los grandes favoritos para estar el próximo 16 de mayo en la final de Lyon. La victoria que los de Simeone consiguieron frente al Copenhague (1-4) así lo corrobora.

Simeone

Simeone, un legado victorioso

“Ganar, ganar y volver a ganar”, era el mantra más conocido de Luis Aragonés, técnico que más veces ha dirigido al Atlético a lo largo de su historia con 612 partidos en el banquillo colchonero. Diego Pablo Simeone ha logrado que el club recupere esa mentalidad proclamándose más papista que el Papa. Y es que ni siquiera el mismísimo Sabio de Hortaleza iguala los números del entrenador argentino. Si el primero llegó a sumar 496 puntos en Liga a lo largo de sus diferentes etapas al frente del equipo rojiblanco, el Cholo ya ha superado los 500 tras su último triunfo contra el Athletic. Para ello sólo ha necesitado 236 partidos en los que ha cosechado un balance de 151 victorias (64%), 49 empates (21%) y 36 derrotas (15%).

Indiscutible Simeone

Ninguno de los 19 técnicos que a lo largo de la historia sobrepasaron los 150 triunfos en Primera igualan el porcentaje de victorias del actual entrenador del Atlético. Por detrás quedan leyendas de los banquillos como Johan Cruyff (60%), Helenio Herrera (56%) y Miguel Muñoz (53%). En este aspecto surge de nuevo la comparación con Luis Aragonés, quien ganó el 45% de sus duelos entrenando en la máxima categoría.

Ni siquiera estas extraordinarias cifras han librado a Simeone de las críticas en ciertos momentos de la temporada, convertido en víctima del nivel de exigencia que sólo él ha conseguido instaurar en el club. Si el periplo del argentino (contabilizando desde el curso 2012-13 hasta el 2016-17) se salda con una media de 82 puntos por campaña, cabe recordar que durante el lustro anterior a su llegada (desde la 2006-07 a la 2010-11) el promedio de los rojiblancos fue de 59 puntos. Todo ello por no hablar de sus éxitos en el resto de competiciones siendo la Champions League y, como consecuencia, el Mundial de Clubes los únicos títulos que no han levantado los pupilos del Cholo, y no será por no haber estado cerca.

Cimientos para el futuro

Aunque todo es mejorable, con la eliminación en Champions y Copa del Rey como lunares de la temporada, no parece que tenga sentido señalar a Simeone como el problema ni pedir su marcha basándose en que aburre a las ovejas. “Siempre digo que cuando en el club, que son los dirigentes, los jugadores, el cuerpo técnico y los aficionados, están todos unidos, siempre hay posibilidades de tener éxito. En estos seis años siempre ha sido así y tenemos que empujar para que eso no se pueda quebrar nunca y que nadie lo quiebre. El bien común es que gane el Atlético de Madrid. Creo en las famosas cuatro patas y nuestra fuerza es esa. Somos una familia y en las familias hay situaciones de conflicto, pero mientras estemos todos en la misma mesa, sostenida por las cuatro patas, todo irá bien”, señaló tras la última victoria liguera.

El técnico nacido en Buenos Aires no sólo garantiza resultados, también ha puesto los cimientos que deben sostener al equipo durante los próximos años. Al calor suyo, jugadores como Saúl, Koke, Lucas, Giménez y Thomas han ido quemando etapas hasta estar preparados para tomar el relevo de los más veteranos de la plantilla. Como sucediera en otros clubes como el Barça con la figura de Cruyff, el legado del Cholo lo tiene todo para perdurar en el tiempo. Del propio Atlético dependerá que así sea.

Atleti Athletic Vrsaljko Gabi Godín

El muro de Europa

Los aficionados del Wanda Metropolitano confían en vivir una tarde sin sobresaltos contra el Copenhague en la Europa League. No sólo cuentan con el aval del 1-4 de la ida, sino también con la tranquilidad que supone tener a la mejor defensa del continente. Con 9 goles encajados en LaLiga, ningún otro equipo de las grandes ligas europeas (Premier League, Bundesliga, Serie A, Ligue 1 y LaLiga) iguala la muralla defensiva del Atlético. El club que más sigue de cerca a los de Diego Pablo Simeone en este aspecto es el Barça con 11 tantos en contra. Mucho más lejos se encuentran los líderes defensivos del resto de campeonatos: Nápoles, Juventus (ambos con 15 goles encajados), Bayern (18), Manchester United y PSG (19).

Factor Oblak

Los rojiblancos han dejado su portería a cero en 16 de los 24 partidos disputados en el torneo doméstico. Es decir, que sólo reciben goles en uno de cada tres encuentros. Gran parte del secreto reside en una línea defensiva que apenas permite disparos que vayan entre los tres palos. En las últimas diez jornadas, el cuadro colchonero sólo ha concedido 23 remates a portería, lo que supone una media de poco más de dos por choque. La consecuencia es evidente: a los del Cholo se les puede marcar uno, pero de ahí es muy difícil pasar a poco que tengan un día normal. Sólo el Girona en la primera jornada de LaLiga (2-2), el Sevilla en Copa (1-2 y 3-1) y el Chelsea en la Champions (1-2) han podido conseguirlo este curso.

Si a esa férrea retaguardia se suma el guardameta más seguro del continente, un Jan Oblak que salva el 88% de los tiros que recibe, la tarea se vuelve casi imposible para los rivales. Especial mención merece lo del esloveno, quien desde que está en el Atlético suma más partidos dejando su portería a cero (84) que goles recibidos (83). Para acordarse de la última vez que el ‘13’ recogió el balón de las redes, hay que remontarse al partido contra el Girona de hace un mes. Hay que recordar que fue Miguel Ángel Moyá quien no pudo evitar el tanto marcado por el Copenhague en la ida del cruce de Europa League, por lo que Oblak mantiene intacta su racha de imbatibilidad.

Cifras históricas

En cualquier caso, el hecho de que la defensa del conjunto rojiblanco sea inexpugnable no es un descubrimiento a estas alturas, ya que esta virtud se extiende a toda la era de Simeone. De las cinco temporadas completas que ha vivido el Atlético con el técnico argentino en el banquillo, en cuatro terminó siendo el equipo menos goleado de LaLiga: 27 tantos recibidos en la pasada, 18 en la 2015-16, 26 en la 2013-14 y 31 en la 2012-13. La única excepción en el último lustro fue la campaña 2014-15, cuando el Barça fue el conjunto más sólido del campeonato con 21 goles en contra por 29 de los del Cholo. De seguir la tendencia actual, los colchoneros pueden pulverizar todos estos registros este curso. A estas alturas del campeonato, nunca en su historia habían concedido tan pocos goles. El único precedente equiparable es el del Deportivo de la temporada 1993-94, el cual también había encajado 9 tantos tras 24 jornadas. Indiscutible en Europa, el muro del Atlético también puede hacer historia.

Griezmann Atleti

Griezmann está de vuelta

Antoine Griezmann confirmó en la victoria del Atlético ante Las Palmas (3-0) que vuelve a estar enchufado. El francés encadenó su tercer encuentro consecutivo viendo portería y realizó una completa actuación. Tras una temporada en la que ha sido muy criticado y en la que se le ha acusado de tener la cabeza en una posible salida, volvió a ganarse el cariño de la afición al abrir el marcador ante el conjunto grancanario en un encuentro que se le estaba atragantando a los rojiblancos.

Máximo goleador (11) y asistente (7) del Atlético

Un gol que fue un premio a su insistencia y que ya estuvo muy cerca de conseguir en el primer tiempo con un acrobático disparo que estrelló en la madera. Tras el tanto, tuvo tiempo para lanzar el contragolpe que dio lugar al 2-0 y estrellar otro balón en la madera. En ausencia del lesionado Diego Costa, se ha erigido como el referente que fue y que tanto demandaban los del Cholo. Sin estar protagonizando su curso más regular, las cifras vuelven a demostrar el peso del galo en el cuadro colchonero, máximo goleador y asistente de la plantilla con 11 tantos y 7 pases de gol entre todas las competiciones.

Reactivado por Simeone

El ‘7’ del Atlético no ocultó la importancia que tuvo Simeone en el cambio que él y sus compañeros dieron tras el descanso. “La primera parte no fue muy buena. El entrenador supo dar una buena charla al descanso y apretamos arriba. Tuvimos muchas ocasiones, metimos tres, no encajamos…”, señaló tras el choque.

La paciencia del técnico argentino parece estar dando sus frutos, quien siempre ha defendido a capa y espada a su estrella. “Yo confío en Griezmann, creo en Griezmann. Las mejores cosas están por venir”, dijo sobre él durante el pasado mes de diciembre. No es para menos, ya que el francés es el máximo goleador de la ‘era Simeone’ con 94 dianas desde su llegada al equipo rojiblanco.

Simeone

El Atlético de Simeone, una garantía en Copa

El Atlético completó frente al Lleida (3-0) la que supone su sexta temporada consecutiva accediendo a los cuartos de final de la Copa del Rey. En el caminó también quedó anteriormente el Elche de Segunda B (1-1 y 3-0). La llegada de Diego Pablo Simeone ha marcado un antes y un después en el desempeño del equipo colchonero en el torneo del KO. Y es que la última vez que los rojiblancos no lograron colarse entre los últimos ocho supervivientes de la competición fue en la famosa eliminación ante el Albacete en dieciseisavos de la temporada 2011-12, curiosamente, la que provocó la destitución de Gregorio Manzano y la contratación del técnico argentino.

La mejor racha en 50 años

Desde entonces, el Atlético ha conseguido proclamarse una vez campeón (2012-13), caer dos veces en semifinales (2013-14 ante Real Madrid y 2016-17 ante Barça) y otras dos en cuartos de final (2014-15 ante Barça y 2015-16 ante Celta). Los colchoneros no encadenaban una racha tan positiva en este sentido desde la lejana década de los 60, cuando también alcanzaron los cuartos de final de manera ininterrumpida entre los años 1963 y 1969. Mientras aquella etapa se saldó con un título, el de la campaña 1964-65, los del Cholo buscarán el segundo en la actual edición.

“Griezmann va a continuar en el Atlético en la segunda vuelta”

El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, acudió al programa ‘El Transistor’ de Onda Cero, presentado por José Ramón de la Morena, para repasar la actualidad del Atlético de Madrid, con el tema de Griezmann y el interés en su fichaje por parte del Barça todavía candente. “Es obvio que ha habido contactos. No buscamos una sanción al Barça, sólo buscamos respeto. No tiene sentido que ahora en la mitad del campeonato, el que va primero intente contratar a uno de los jugadores que tiene el que va segundo”, ha señalado.

“A día de hoy, las relaciones del Atlético de Madrid con el Barcelona son muy buenas pero cuando alguien hace algo que no debe nos tenemos que defender por nuestra masa social y por mantener la integridad de la competición. Griezmann va a continuar en el Atlético en la segunda vuelta. El club no va a negociar ahora y es prácticamente imposible que ningún equipo pague su cláusula de rescisión ahora. Hasta el día uno de julio su cláusula es de 200 millones de euros y que más allá de todo ello, Antoine está bien. Nos ha costado tanto juntar a Griezmann con Diego Costa que la idea es que puedan estar varios años juntos en el equipo”, ha continuado.

Griezmann cuesta 200 millones de euros hasta el 1 de julio de 2018

“Sería un golpe mucho mayor para el Atlético perder a Simeone que perder a Griezmann. Simeone representa al club en valores, trabajo y filosofía de juego. Él representa un equipo de fútbol y ningún jugador por si solo representa a un equipo”, ha querido zanjar.

Torres-Simeone

Sobre la relación Torres-Simeone: “Tengo clarísimo el respeto y admiración que tiene Simeone por Torres y lo que representa Fernando para el club. Hoy en día, para el aficionado, quien mejor representa los sentimientos del Atlético es Fernando Torres sin duda. Simeone no quiere que Torres sea simplemente una bandera, quiere que sea lo que es, un gran futbolista. Y Torres no quiere ser una bandera, quiere disfrutar del fútbol compitiendo y jugando”.

Bartomeú pensaba que Saúl Ñíguez costaba 80 millones y no 150

Sobre Saúl Ñíguez: “Bartomeu me llamó este verano para decirme que necesitaban un jugador de las características de Saúl y que tenían intención de pagar su cláusula. Lo que no sabía es que tres días antes habíamos firmado el nuevo contrato y su cláusula subía de 80 millones a 150″.

Sobre Koke: “Uno de los fichajes de los que más orgulloso estoy es el de Koke, me costó retenerlo en un momento en que tenía un preacuerdo con el Real Madrid. Tuve que hablar con mucha gente para deshacer aquello. Entonces Koke tendría unos 12 años”.

Todo atado

Además, confirmo la cesión de Vietto al Sporting de Portugal, la renovación de Gabi, que quieren que se quede Carrasco y que Juanfran seguirá la próxima temporada.

 

Simeone Griezmann Atleti

Simeone: “Si Griezmann quiere irse, no pondré problemas”

Diego Pablo Simeone habló clara y abiertamente sobre una posible marcha de Antoine Griezmann del Atlético en una entrevista concedida al diario L’Equipe. “Me encanta ver crecer a mis jugadores y si uno de ellos viene y me dice que tiene la oportunidad única de jugar en un equipo determinado. Si hizo todo lo que pudo por mí, como ha hecho Griezmann, diré que no es problema. Sé que necesita crecer”, señaló.

El técnico argentino comparó su caso con el de otros jugadores como Arda Turan y Diego Costa: “Por supuesto que se podrá ir en algún momento, igual que hicieron en su día Diego Costa o Arda Turan. No soy un desagradecido”.

Este Atleti está muy vivo

Hay que decirlo sin tapujos: el palo ha sido muy duro para el Atlético del Cholo Simeone. Aunque en el Wanda Metropolitano se contaba con la posibilidad de que la sanción de la FIFA pasara factura durante la primera mitad de temporada, nadie imaginó que el precio sería caer eliminado en Champions a las primeras de cambio. Se asume la dimensión del traspiés (algo habrán hecho bien en el equipo colchonero durante los últimos años para que así sea) y la autocrítica, pues los dos empates ante el semidesconocido Qarabag no admiten ninguna excusa.

No obstante, nada de lo anterior está reñido con que los rojiblancos tengan derecho a seguir soñando. El Atlético sigue inmerso en tres competiciones, una de ellas con menor rango pero con más posibilidades de éxito como es la Europa League. En la lucha por LaLiga sigue enganchado ocupando la tercera posición, a seis puntos de la cabeza y dos por encima del Real Madrid. Pero lo mejor de todo es que los refuerzos están al caer. Con Diego Costa y Vitolo, cuyo debut está previsto para el primer partido del año en Copa frente al Lleida, aumentan las posibilidades de que la primera temporada en el Wanda Metropolitano se salde con un título.

Simeone ve bien al equipo

Lejos de derrumbarse por el fracaso en la máxima competición europea, Simeone extrajo el lado positivo del mismo tras el partido contra el Chelsea: “No buscamos excusas, somos responsables de no haber pasado el turno. Me quedo con la sensación, más allá del escenario negativo, de que el equipo está. Y vamos a competir en la Liga, en la Copa y en la Europa League. Nosotros nos motivamos jugando con la camiseta del Atlético, no necesitamos el titulo de una competición. Es complicado de explicar cuando estamos fuera de la Champions, pero les digo a los hinchas que estamos bien“. Como se suele apuntar en estos casos, quien dice crisis también dice oportunidad.

La paradoja de Simeone

El Atlético es uno de los tres equipos que permanecen invictos en LaLiga junto con Barça y Valencia. Por primera vez en la era de Diego Pablo Simeone, los rojiblancos no han sufrido ninguna derrota en las once primeras jornadas del campeonato y, sin embargo, las sensaciones no pueden ser más contradictorias. A nivel de resultados, porque los cinco empates cosechados este curso contrarrestan el hecho de no haber perdido.

En segundo lugar, y puede que lo más importante, porque el juego desplegado por los pupilos del Cholo sí está transmitiendo señales preocupantes. Al margen de lo que digan los marcadores, la sensación es que el técnico argentino no acaba de dar con la tecla esta campaña. Una curiosa paradoja la suya, quien en este momento se encuentra perdido sin perder.

Ni goles ni juego

Aunque se ha hablado mucho de los problemas del Atlético de cara al gol -que los tiene-, sus últimas actuaciones (incluso en las victorias ante Celta y Deportivo) evidencian que los del Metropolitano también sufren carencias importantes a la hora de construir su fútbol. Un hecho que sin duda se ha visto agravado por la ausencia de Koke, quien se ha perdido el último mes de competición a causa de un edema muscular. Sin el vallecano, el juego de los rojiblancos es aún más lento y previsible.

Que el equipo se encuentra lejos de su mejor versión es un hecho que se puede comprobar mediante sus estadísticas. En estas once primeras jornadas, los colchoneros registran 16 goles a favor, 6 en contra, 89 ocasiones generadas (8 por partido) y 3.585 pases acertados (80% de precisión). En esas mismas alturas de la temporada 2013-14, en la que conquistaron el título liguero, acumulaban 28 tantos a favor, 8 en contra, 118 oportunidades de gol (11 por encuentro) y 3.255 pases completados (79% de precisión).

Pese a todo, Simeone considera que la solución no es otra que insistir en el mismo discurso. “No me voy a mover de lo que sigo pensando. Tengo un equipo competitivo, que a lo largo de la temporada encontrará sus objetivos. El año pasado se apresuraron demasiado en vernos fuera de todo. Creo en el trabajo que tenemos, creo en los futbolistas. Trato de aislarme lo máximo que puedo sin dejar de corregir cosas, no soy ciego”. El derbi dará y quitará razones.

Dardo de Setién a Simeone: “Prefiero perder 3-6 que echarme atrás y que me empaten al final”

Quique Setién realizó unas sorprendentes declaraciones tras la derrota del Betis por 3-6 ante el Valencia. Pese a que no tenía nada que ver con lo sucedido en el Benito Villamarín, el técnico cántabro hizo un símil entre el partido de los suyos y el realizado por el Atlético de Simeone contra el Barça: “Prefiero perder así que no, como he visto este fin de semana, marcar, echarte atrás y que te empaten al final”.

Simeone avisa sobre el césped: “Si te invito a mi casa, se come con mi mantel, mis platos y mis vasos”

Diego Pablo Simeone sorprendió con una original respuesta al ser preguntado por un periodista de TV3 sobre el estado del césped que presentará el Wanda Metropolitano para recibir al Barça. “No soy el jardinero, soy el entrenador, cuando tú me invitas a tu casa como con tu mantel, tus platos y tus vasos y cuando yo te invito a mi casa invito con mi mantel, mis platos y mis vasos“, señaló el técnico argentino en la rueda de prensa previa al encuentro que rojiblancos y culés disputarán la noche de este sábado.

Cabe recordar que el equipo blaugrana ya ha protagonizado esta temporada su enésima polémica en relación al estado del césped de los estadios que visita. El secretario técnico Robert Fernández aludió al estado del césped del Coliseum Alfonso Pérez al ser preguntado sobre la grave lesión que sufrió Ousmane Dembélé.

Valverde ante su Némesis

El duelo entre Atlético y Barça será algo más que un partido de máxima exigencia para Ernesto Valverde, quien tratará de quitarse la espina clavada que tiene en sus duelos contra Diego Pablo Simeone. Lo del Txingurri frente al Cholo supera lo meramente anecdótico, pues son nada menos que once las veces que se han visto las caras (nueve en Liga y dos en Copa del Rey) con un balance de ocho victorias para el argentino y tres empates.

Ni al frente del Valencia (un partido en la temporada 2012-13) ni del Athletic ha sido capaz el extremeño de dar con la tecla para imponerse al técnico colchonero. Su duelo más reciente se remonta al pasado 21 de mayo, cuando tampoco pudo aguarle la fiesta en el último partido de los rojiblancos en el Vicente Calderón (victoria local por 3-1). Los precedentes resultan todavía más agoreros para Valverde si se contabiliza su derrota por 3-4 contra el Atlético en la campaña 2003-04 –la primera del Txingurri en los banquillos–, en la que participó Simeone como jugador.

Estilos contrapuestos

Como ya ha quedado patente con los datos en la mano, al fútbol asociativo que ha caracterizado a los equipos del actual entrenador del Barça se le atraganta la fortaleza defensiva de los del Cholo, un conjunto al que la mayor parte de las veces se le recuerda cómodo cediendo el balón y aprovechando los espacios que deja el rival. Aunque a la pizarra del argentino le ha podido ir como anillo al dedo este choque de estilos contrapuestos, la cosa puede cambiar si entra en juego la elevada calidad individual que poseen los jugadores blaugranas.

Valverde nunca había contado con tanta munición para derrocar a su Némesis. Su Barça está con confianza gracias a los buenos resultados y ha ganado en control y seguridad defensiva respecto a la versión del curso pasado con Luis Enrique. La consigna en el Wanda Metropolitano será la misma, hilar las jugadas con paciencia y permanecer juntos para no sufrir tras pérdida. Más incierto se antoja el planteamiento de Simeone, pues su Atlético ha mostrado diferentes caras en estos primeros partidos de competición tanto en su propuesta futbolística como en la elección de jugadores.

Valverde busca el récord

El técnico culé tiene otra razón para estar motivado de cara a conseguir la victoria en el feudo colchonero. Si sus pupilos logran el octavo triunfo consecutivo en LaLiga, igualaría el histórico arranque del ‘Tata’ Martino en 2013, cuyo Barça no cedió puntos hasta que en la novena jornada empató contra Osasuna (0-0). Cifras que no son ninguna garantía de éxito al final de temporada (sólo hay que recordar cómo terminó el argentino aquella campaña), pero sí un indicio positivo. Por lo pronto, Valverde ya ha conseguido superar los números del mejor arranque de Guardiola (seis victorias en la temporada 2009-10) y el de Tito Vilanova en la famosa Liga de los 100 puntos (seis triunfos en la 2012-13). Palabras mayores.

Wanda Metropolitano

Infierno Metropolitano

El nuevo estadio del Atlético de Madrid se prepara para afrontar su primera gran cita liguera ante todo un Barça. El factor ambiental se antoja crucial para que los de Simeone logren que el equipo blaugrana hinque la rodilla por primera vez en lo que va de campeonato. El prometedor inicio con sendas victorias ante Málaga y Sevilla se vio templado por el duro varapalo sufrido ante el Chelsea en Champions League. No obstante, el cuarto partido que se disputará en el Wanda Metropolitano aparece señalado en rojo en el calendario de los colchoneros.

El circo romano del Cholo

El nuevo coliseo rojiblanco deberá revivir el infierno que fue el Vicente Calderón en sus mejores noches. Bien lo saben en el Barça, de donde solo pudo llevarse la victoria en 18 ocasiones a lo largo de 48 enfrentamientos. Con el apoyo de más de 60.000 gargantas, en el Atlético sueñan con que esa inercia incluso mejore en este nuevo ciclo que rojiblancos y culés abren en su histórica rivalidad.

Como no podía ser de otro modo, el Cholo Simeone ejercerá como maestro de ceremonias desde el banquillo. El argentino, siempre pendiente del nivel de decibelios de la grada, no tendrá por qué realizar sus clásicos aspavientos en un duelo en el que el entusiasmo del público está garantizado. “Ya vieron lo que es nuestra gente, nuestra afición. Va a ser tremendo esto. Parece el circo romano cuando la gente se engancha. Me emociona”, señaló el técnico tras la última victoria liguera en casa contra el Sevilla. Sea cual sea el resultado, no cabe duda de que el escenario estará a la altura de las circunstancias. Una infraestructura imponente con el calor de una hinchada única. El Atlético cuenta con un motivo más para sentirse grande y salir a por la victoria sin complejos.

Sorpresa en la convocatoria de Simeone: Fernando Torres se queda fuera por decisión técnica

El Atlético de Madrid ha dado a conocer la lista de Diego Pablo Simeone para el partido contra el Sevilla. Sin duda, la gran sorpresa ha sido la de Fernando Torres, quien por primera vez en su segunda etapa como rojiblanco se cae de una convocatoria por decisión técnica. El técnico argentino ha preferido contar con Griezmann, Correa, Gameiro y Vietto en su nómina de delanteros antes que con el fuenlabreño.

Simeone renovación

OFICIAL: Simeone renueva con el Atlético hasta 2020

El Atlético de Madrid ha hecho oficial la renovación de Diego Pablo Simeone hasta el 30 de junio de 2020. De este modo, el técnico argentino amplía su vinculación con el club rojiblanco por dos temporadas más.

Los Simeone no son bien recibidos en el Santiago Bernabéu

El hijo del ‘Cholo’ salió como titular en el Santiago Bernabéu en lo que fue su primer encuentro ante el Real Madrid. El delantero ha sido uno de los fichajes más ilusionantes de la Fiorentina y, por ende, debía ser una de las grandes amenazas de Kiko Casillas. Fue sustituido al descanso, no gozó de ninguna gran ocasión.

 

Simeone se queda para rato

Según informó la Cadena Ser, el Atlético de Madrid tiene un principio de acuerdo con Diego Pablo Simeone para prolongar su contrato, el cual finaliza actualmente en 2018. Todo apunta a que el técnico argentino firmará por una temporada más, lo que acallaría los rumores sobre una posible salida al término del próximo curso.

Cabe recordar que Simeone llegó a tener contrato con el club rojiblanco hasta 2020, pero ambas partes decidieron acortarlo en dos años el pasado mes de septiembre en una sorprendente decisión. La próxima campaña será la séptima del Cholo al frente del conjunto colchonero, quien asumió las riendas en diciembre de 2011.

Los motivos por los que Simeone ve claro el ‘plan Ibrahimovic’: Encajaría en el esquema y en el vestuario

Según publicó ‘Tuttosport’ el pasado lunes, el Atlético y Diego Pablo Simeone estarían considerando seriamente la posibilidad de hacerse con los servicios de Zlatan Ibrahimovic, quien llegaría a coste cero al conjunto rojiblanco. Pese al carácter sorprendente e inesperado de la operación, el fichaje guarda mucho más sentido de lo que puede parecer a primera vista.

En primer lugar, porque el atacante sueco quiere seguir jugando en Europa (pese a contar con suculentas ofertas económicas de China y Estados Unidos) y en el equipo colchonero se dan las circunstancias idóneas para recuperarse al 100% y estar listo en 2018, fecha en la que podrán debutar los fichajes atléticos.

Un ‘lujo’ necesario

No obstante, si hay alguien que tiene que decir algo al respecto, ese es Simeone, quien ya ha visualizado un plan para que Ibrahimovic encaje en el equipo en todos los aspectos. En lo que al juego se refiere, el Cholo no sólo cree que le viene bien contar con un jugador de estas características, sino que es necesario. El sueco pondría ese instinto goleador que tanto ha echado de menos su equipo durante las últimas temporadas, sobre todo frente a rivales que niegan los espacios. Sus 28 goles en su última campaña con el Manchester United (otro conjunto que mostró problemas de cara a portería) corroboran esta teoría.

El diario ‘Sport’ va más lejos asegundo que el técnico argentino está especialmente obsesionado con el atacante al recordarle a otro compañero que le marcó profundamente, Christian Vieri. Simeone vería en Ibra lo mismo que en su día apreció en el italiano: una referencia ofensiva con una calidad que también le convierte en un genio imprevisible. Zlatan sería la llave en el juego en estático, mientras que otros como Griezmann y el deseado Diego Costa (la llegada del sueco no estaría reñida con la del brasileño) matarían al espacio.

Simeone sabrá manejar el ego

Tampoco conviene pasar por alto lo que conlleva Ibrahimovic a nivel de vestuario. En el Barça bien lo supieron en su forma más negativa al chocar con otro técnico dominante como Pep Guardiola. Tras su paso por el conjunto culé, el sueco se quejó reiteradamente de que el de Sampedor no iba de frente con él, aunque en ese aspecto puede estar tranquilo con el entrenador colchonero, quien se ha caracterizado por todo lo contrario con sus futbolistas. El indiscutido liderazgo de Simeone no tiene por qué estar reñido con el carisma del atacante si existe honestidad y respeto entre ambos. El caso de José Mourinho está ahí para quien tenga dudas.

Una obsesión común

Por último, y no menos importante, entre Atlético e Ibrahimovic puede existir una buena química al compartir ambos una misma obsesión que se resiste en su palmarés, la Champions League. Aunque ha pasado por buena parte de los clubes más prestigiosos de Europa, al sueco siempre le faltó llegar al lugar preciso en el momento adecuado. Si quiere optar a una última oportunidad, pocas opciones mejores que la que representa el club rojiblanco, afianzado en la élite de Europa y que agradecería el impulso ganador que supone una figura como la de Zlatan.

El discurso más emotivo de Simeone: “Otros pueden tener más dinero o copas, pero no igualan vuestro sentimiento”

Diego Pablo Simeone protagonizó uno de los momentos de mayor éxtasis durante los actos de la despedida del Atlético del Vicente Calderón. El técnico argentino tomó el micrófono para pronunciar un discurso que puso los pelos de punta a los aficionados y en el que también confirmó que seguirá en el banquillo rojiblanco la próxima campaña.

“Agradezco a todos los que han pasado por este campo de juego, futbolistas, entrenadores y dirigentes. Todos los que han construido este club. Para ustedes la palabra sentimiento es muy profunda, los demás equipos pueden tener más dinero, alguna copa más que nosotros, pero nunca van a poder igualar el sentimiento que ustedes tienen por el Atlético. Los periodistas me preguntan continuamente si me voy a quedar. Sí, me voy a quedar. ¿Y saben por qué me voy a quedar? Me voy a quedar porque este club tiene futuro y ese futuro somos todos nosotros“, fueron las palabras del Cholo.

El ‘Mono’ Burgos asume la marcha de Theo: “Vio cosas que nosotros no vemos”

Germán ‘Mono’ Burgos, segundo entrenador del Atlético de Madrid, analizó la actualidad del equipo en las jornadas ‘Cultura en Rojo y Blanco’. El argentino explicó los motivos a los que achaca lo que ya parece un hecho, la salida de Theo Hernández al Real Madrid: “Creo que él vio cosas que nosotros no vemos, como que no tuviera posibilidades. Los jugadores cambian de rumbo cuando ven que no tienen posibilidades. En este caso es muy joven, si vamos a la trayectoria de su hermano Lucas, es mejor ahora que cuando tenía la edad de Theo”, explicó.

El exguardameta también habló sobre la posibilidad de ser el sustituto de Diego Pablo Simeone en el banquillo en un futuro: “Eso se va a dar naturalmente, uno no tiene que forzar, sobre todo porque hay gente trabajando que son amigos. Para que se dé tiene que ser natural”. En cualquier caso, el ‘Mono’ Burgos se muestra tranquilo con la presencia en el vestuario de futbolistas que ya han asimilado el ideario inculcado por el cuerpo técnico desde que llegara en 2011: Godín es el primer entrenador que tenemos ahí, ya es entrenador; Gabi ya es entrenador; Tiago seguramente lo será; Koke, si quiere, posiblemente podrá serlo porque ya lee, ya conoce. El equipo va solo, con simples directrices se manifiesta solo, para las cosas buenas y no tan buenas”.

El segundo del Cholo también habló sobre el futuro en el club de Fernando Torres“Fernando puede ser lo que él quiera, más allá de terminar o seguir en el club, va a poder ser director deportivo, presidente, embajador… Nosotros sabemos, perfilamos gente, y el perfil de él es que va a estar en el club de directivo seguro”, señaló.

Griezmann toma partido para la final de Champions: “Que la gane la Juve”

Antoine Griezmann pasó por los micrófonos de ‘El Larguero’ de la Cadena SER, donde no esquivó ninguna pregunta sobre la actualidad futbolística y especialmente la del Atlético de Madrid. El francés reconoció que en la final de Champions del próximo 3 de mayo irá con la Juventus, aunque el motivo que argumenta es más noble de lo que puede parecer: “Que gane la Champions la Juve y así le damos el Balón de Oro a Buffon”.

El ‘7’ rojiblanco también habló acerca de su continuidad en el club, donde reconoce sentirse “feliz” a día de hoy. “El objetivo lo pondrá el presidente con los fichajes que haga. Estoy muy bien en el Atlético, ahora que hablen Gil Marín y mi representante. No me veo en China”, aseguró. El francés tampoco considera que su presencia en el equipo colchonero esté ligada a la de Simeone, aunque reconoce que la figura del argentino ha sido fundamental en su carrera: “Me ha acercado a lo que siempre he soñado ser. Mi futuro en el Atlético no está ligado al futuro del Cholo”.

El socio que le gustaría tener en la delantera

Si el Atlético busca delantero para acompañar a Griezmann la próxima campaña, el galo tiene claro cuál sería el fichaje ideal: “Me encanta Cavani, sería un fichaje top. Es nuestro estilo, es uruguayo y lo va a dar todo por cada balón”. Que tomen nota en las oficinas del Vicente Calderón.

¿Y ahora qué le espera al Atlético?

Se acabó la Champions para el Atlético, la gran ilusión de la temporada. Tras caer de una manera digna ante el Real Madrid, a los rojiblancos sólo les queda mirar hacia adelante. Estos son los asuntos principales que el equipo colchonero deberá acometer a corto y medio plazo.

Lo primero de todo, asegurar la tercera plaza

Pese a que ya no existen posibilidades de título, el Atlético todavía no ha asegurado sus objetivos deportivos de la temporada, falta la tercera plaza en LaLiga que da acceso directo a la Champions. Con cinco puntos más que el Sevilla y el golaveraje ganado a falta de dos jornadas, sólo una catástrofe evitaría que los de Simeone cumpliesen su meta. El próximo domingo puede ser el día, fecha en la que los colchoneros visitan a un Betis en horas bajas mientras que los hispalenses van al Santiago Bernabéu para vérselas con un Real Madrid que se juega la competición.

Despedida del Calderón…

Será el aspecto más emotivo que marque los próximas semanas del club, la marcha del Vicente Calderón. El último encuentro de los rojiblancos en el que ha sido su hogar durante 50 años tendrá lugar el próximo 21 de mayo en la última jornada de LaLiga frente al Athletic, fecha para la que hay programada varios actos sorpresa. Además, el 28 de mayo, un día después de que se celebre allí la final de Copa, se disputará un partido entre leyendas del Atlético y del fútbol mundial.

… Y mudanza al Wanda Metropolitano

No menos importante resultará la mudanza al Wanda Metropolitano y todo lo que conllevará. Aunque será duro dejar atrás la atmósfera única del Calderón, la marcha a un nuevo recinto de última generación y con aforo para 70.000 espectadores no tiene por qué resultar un proceso traumático. Cabe recordar que la finalización de las obras del nuevo estadio está programada para el próximo 30 de junio y que ya hay más de 48.500 abonados.

Simeone, el que no puede faltar

Pese a todos los cambios que se avecinan, la máxima certeza y motivo de tranquilidad para los aficionados atléticos reside en saber que Simeone seguirá al frente la próxima temporada. El argentino quiere estrenar el banquillo del nuevo estadio para que todo siga bien atado en lo deportivo. “Mi ilusión es seguir en el Atlético y acompañar este crecimiento que está teniendo. Sigo viendo muchas cosas favorables para seguir creciendo. Veo que el Atlético aún es virgen y tiene muchas opciones de mejora. Me imagino la temporada que viene en el Metropolitano“, aseguró en marzo.

Pendientes del TAS para poder fichar

Buena parte de lo que suceda el próximo curso se verá condicionado por lo que dictamine el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) sobre la sanción que impide al Atlético fichar jugadores en las dos próximas ventanas de fichajes. El club presentó un recurso con un procedimiento normal a cambio de que el tribunal se comprometiera a tomar una decisión antes del 1 de julio. Cabe recordar que al Real Madrid ya se le levantó la misma sanción, aunque la entidad blanca utilizó un procedimiento de urgencia.

El futuro de los jugadores más cotizados

No es algo nuevo para los rojiblancos el pasar todo un verano en vilo por el futuro de sus estrellas. Todo apunta a que hombres fundamentales como GriezmannOblak volverán a escuchar los habituales cantos de sirena por parte de los más adinerados de Europa. En el caso del atacante francés, el Real Madrid y el Manchester United son los clubes con los que más se le está relacionando, mientras que el meta esloveno también ha sido vinculado a los ‘Red Devils’.

La continuidad de Fernando Torres y Tiago

Dos futbolistas emblemáticos como son el atacante fuenlabreño y el mediocentro portugués finalizan su contrato el próximo 30 de junio. En el caso de Torres, su renovación será automática al haber cumplido los requisitos pactados en su último acuerdo, tal y como informó ‘El Partidazo de Cope’ el pasado mes de marzo. Por su parte, la continuidad de Tiago se antoja mucho más complicada, quien se ha visto muy perjudicado por las lesiones durante las últimas dos temporadas y ya expresó su deseo de partir durante el pasado mercado de invierno.

Orgía madridista en el Bernabéu con hat-trick de Cristiano

Otra vez el Real Madrid. Otra vez Cristiano Ronaldo. El portugués ha vuelto a aparecer en un partido clave para dejar sentenciada la eliminatoria. El 7 blanco ha anotado tres goles a un inoperante Atlético de Madrid que se queda en la cuerda floja.

El equipo blanco ha pasado por encima del Atlético, sin miramiento, siendo mejores desde el pitido inicial y hasta el pitido final. En esta ocasión ni Griezmann, ni Carrasco, ni Gameiro, ni Torres, ni Godín… Nadie ha brillado en el bando colchonero, si a caso Oblak que ha sacado una mano a Varane en una salida de un córner que podría haber supuesto un gol más para los locales.

Cristiano ha eclipsado al resto de los jugadores que han estado hoy sobre el tapete madridista. Con 3 goles de delantero puro, oportunista, con la escopeta cargada y la puntería afinada. Con los 5 que marcó al Bayern de Múnich en cuartos de final, Cristiano demuestra por qué es el mejor jugador de Europa en este momento, y presenta de nuevo sus credenciales para el Balón de Oro.

El partido de vuelta, aunque lo venderá caro el Atlético, parece que será un trámite para un equipo blanco que tiene absolutamente comida la moral a los colchoneros en partidos clave y en competición europea. Si se confirma el pase a la final de los hombres de Zidane, será el cuarto año consecutivo en el que el Real Madrid acaba con el sueño europeo del Atleti.

 

Zidane vs Simeone: Lucha técnica

El francés y el argentino preparan su jugada maestra, la que decante la partida a su favor en la búsqueda de una nueva final de Liga de Campeones.

Real Madrid y Atlético protagonizan un nuevo cruce europeo en el que los pequeños detalles están llamados a decidir. En este sentido, cobran especial trascendencia los movimientos desde el banquillo que protagonicen Zinedine Zidane y Diego Pablo Simeone. El francés busca una final que le sitúe a las puertas de  lo que nadie ha conseguido, ganar la Champions por segundo año consecutivo. El argentino ha vuelto a colocar a los suyos cerca del título que más añoran tras levantarse de los golpes de Lisboa y Milán, algo que parecía impensable.

Cada técnico cuenta con sus propias armas para tratar de lograr la clasificación. Salvo sorpresa mayúscula, el Cholo cederá el balón a sus rivales (40% de posesión en el último derbi) y buscará las transiciones rápidas fiándolo todo a la solidez de los de atrás y el acierto de los de arriba, una fórmula que en el Santiago Bernabéu le ha dado buenos resultados con sólo una derrota en las últimas seis visitas. Zizou parte con la garantía de que su equipo dispondrá de opciones de gol debido a la calidad de sus jugadores (19 disparos por partido en Champions), aunque concretar en las áreas no será tarea fácil.

El fondo de armario de Zidane

El entrenador del Real Madrid cuenta con la inmensa variedad de recursos que le proporciona su banquillo. El galo ha sabido sacar partido a toda la plantilla y sus futbolistas llegan con un reparto de minutos óptimo para competir al máximo a estas alturas de competición. El caso de los merengues se diferencia del de sus vecinos, quienes han venido apostando por un once más predefinido en todos los torneos.

Como muestra de ese desnivel entre los suplentes de uno y otro conjunto, cabe señalar que hasta once jugadores diferentes del equipo de Zidane han visto portería en esta Champions por tan sólo cinco que lo han logrado para los de Simeone. Contar habitualmente en el banquillo con hombres como James, Morata, Isco y Asensio es un lujo que sólo está al alcance de los blancos. El técnico francés tiene donde elegir, una ventaja que puede ser fundamental si es capaz de gestionarla con acierto.

La lectura de Simeone

Pese a ser el entrenador madridista el que dispone de una plantilla profunda, lo cierto es que Simeone necesita poco para sacar petróleo. En su último derbi se pudo comprobar de manera evidente, en el que el Cholo agitó el choque dando entrada a Correa y fortaleció la medular con Thomas. Estos movimientos, unidos al desacierto de Zidane al retirar a Kroos, acabaron suponiendo el gol del empate marcado por Griezmann.

Ahí se notaron las tablas del argentino, mucho más sibilino cuando hay que improvisar. Aquel último precedente vino también a demostrar el carácter decisivo que los cambios pueden tener en el transcurso de la eliminatoria. Quien dé esta vez con la tecla adecuada tendrá mucho ganado para estar en Cardiff el próximo 3 de junio.

Sed de venganza

El Atlético vuelve a toparse con su escollo en la Champions durante los últimos tres años. Tras dos finales perdidas y una eliminación en los cuartos de final de 2015, sobran los motivos por los que los rojiblancos llegan hipermotivados a su cruce con el Real Madrid. Pese a que el balance puede parecer contundente, en el vestuario colchonero prevalece la sensación de que siempre lo tuvieron muy cerca.

Para los del Manzanares no es una noticia agradable tener que protagonizar un nuevo enfrentamiento con sus vecinos y verdugos, aunque futbolistas como Saúl Ñíguez se lo toman con filosofía: “Para ganar la Champions hay que derrotar a todos”. Tumbar a los mejores supone también tener que vencer al Real Madrid y superar viejos traumas. La prueba que la Copa de Europa le está poniendo a los de Simeone puede considerarse dura y cruel, pero coherente al fin y al cabo.

El dolor como fuerza

En las filas rojiblancas quizá no cuenten con esa convicción única que siente el Real Madrid cuando escucha la música de la Champions, pero sí con otra energía que puede resultar peligrosa para los blancos, la del dolor y la rabia. Muchos creyeron que Milán supondría la rendición definitiva, un segundo golpe del que resultaría imposible levantarse. Las inmediatas declaraciones de Simeone deslizando un posible adiós no hicieron sino intensificar el seísmo.

Tras varios meses de luto e incertidumbre, el Atlético vuelve a tener en su mano la posibilidad de resarcirse. “Para mí lo de Milán fue un fracaso. Yo tenía el objetivo de ganar esa Champions y no la gane y me dolió muchísimo. Sabía que la siguiente temporada iba a ser muy complicada y en ese momento, justo después de perder en penaltis, no sabía si iba a tener la fuerza necesaria para liderar el grupo. El dolor es la fuerza más grande que tiene el Atlético en esta Champions. Yo cada vez que escucho el himno de la competición siento dolor“, aseguró el técnico argentino en una entrevista a Onda Cero el pasado mes de marzo.

Empate en eliminatorias

En el vestuario colchonero existe la creencia de que una eliminatoria a doble partido les va mejor para enfrentarse al Real Madrid. Los del Manzanares han demostrado durante los últimos años ser expertos en el manejo de los tiempos propio de este tipo de cruces, diferentes a una final en muchos aspectos.  En su eliminación europea de hace dos años contra los blancos, tan sólo una absurda expulsión de Arda Turan y un postrero gol de Chicharito evitó que el choque se viera abocado a la incertidumbre de la prórroga.

Si se contabilizan los enfrentamientos a doble partido protagonizados por el Atlético de Simeone y el Real Madrid entre todas las competiciones, el balance es de dos victorias para cada conjunto. Aunque los merengues obtuvieron el pase en la citada eliminatoria europea (0-0 y 1-0) y en la Copa del Rey 2013/14 (3-0 y 1-2), los rojiblancos se aferran a dos precedentes que también tuvieron lugar en la temporada 2014/15, la Supercopa de España (1-1 y 1-0) y los octavos de final de Copa (2-0 y 2-2).

El desafío de Gabi

Su momento de forma suele ser equivalente al de todo el equipo. Por ello, no es de extrañar que el Atlético haya alcanzado las semifinales de Champions de la mano del mejor Gabi, quien ha ido a más con el paso de la temporada. Llega al mes de mayo en plenitud de condiciones, dispuesto a levantar de una vez por todas la ‘Orejona’ que tanto se le resiste.

Como capitán, representa la voz y el sentir del vestuario ante la oportunidad de la que vuelven a disponer los rojiblancos: “Hay que darle valor y estar orgulloso de lo que estamos consiguiendo porque las oportunidades en este deporte nadie te las regala. Y nosotros las estamos consiguiendo a base de orgullo, a base de trabajo, a base de ambición. Nos falta esa guinda de llegar a la final de la Champions y ganarla. Poquito a poco y con la humildad de siempre intentaremos conseguirlo”, comentó tras superar al Leicester en la anterior eliminatoria.

Recado al Madrid

En el camino de los colchoneros se vuelve a cruzar su némesis, un Real Madrid que ha sido el verdugo de los atléticos durante las últimas tres temporadas. Pese a las cicatrices que han dejado aquellos capítulos, Gabi se sigue mostrando desafiante ante el eterno rival, al que ya mandó un recado hace unas semanas cuando fue preguntado sobre un hipotético fichaje de Antoine Griezmann por el conjunto blanco: “A día de hoy el Real Madrid no mejora al Atlético”, afirmó tajantemente. Unas declaraciones que no debieron gustar al madridismo, que se encargará de hacérselo saber de nuevo el martes.

Así es el capitán del Atlético, un líder que no duda en ejercer una defensa a ultranza de su escudo. Tras hablar claro ante los micrófonos, llega el turno de hacerlo en casa del eterno rival, donde se siente orgulloso de la fortaleza mostrada por el equipo en sus últimas salidas: “Seguimos sin perder en un campo como el Bernabéu, donde casi todo el mundo pierde”, indicó tras el último empate que ambos protagonizaron en LaLiga.

Incombustible

Aunque cumplirá los 34 años el próximo mes de julio, el tiempo parece no pasar para Gabi, que en esta edición de la Champions vuelve a firmar unas cifras maratonianas con 107 kilómetros recorridos en nueve partidos (12 kilómetros por encuentro), lo que le convierte en el cuarto futbolista de la competición con mayor distancia recorrida (superado por Koke, Griezmann y Drinkwater, todos ellos con un partido más). Su implicación en la circulación de balón también es fundamental siendo nuevamente el cuarto del torneo en pases realizados con 724 (80 por partido con un 88% de acierto).

“Más allá de ser el capitán, ejerce un liderazgo sobre el terreno de juego muy importante y transmite el sentimiento y el trabajo colectivo que necesita el equipo. Cuando está bien, el equipo tiene una presión muy importante. Con una mirada nos entendemos rápidamente” afirma Simeone sobre el heredero de su dorsal ‘14’, cuya titularidad está siendo innegociable en la máxima competición europea. De hecho, salvo la vuelta de octavos de final en la que se ausentó por sanción, no se ha perdido ni un solo minuto. El Bernabéu tampoco será la excepción, con más razón si cabe.

Los segundos espadas de Simeone

No todo en el Atlético se reduce a Griezmann. Simeone cuenta con un interesante elenco de atacantes para acompañar al francés en la búsqueda de la final de Cardiff. Entre ellos cinco han aportado prácticamente la mitad de los tantos del Atlético esta temporada, por lo que su aportación será necesaria para completar ese potencial ofensivo con el que hacer frente a todo un Real Madrid. Su misión es clara, evitar que la pegada de los colchoneros dependa exclusivamente del ‘7’.

Gameiro, el puñal

El arma más letal de los rojiblancos si cuentan con espacios. El Bayer Leverkusen tuvo ocasión de comprobarlo en la eliminatoria de octavos, en la que el francés hizo trizas la defensa rival formando una sociedad mortífera con su compatriota y amigo Griezmann. Los dos goles que ha marcado en Champions reflejan su falta de continuidad durante el curso, por lo que llega al momento clave más motivado si cabe. Darle metros para correr significa cavar tu propia tumba.

Carrasco, el diablo

El belga se ha consolidado durante esta temporada como uno de los principales puntales ofensivos del cuadro colchonero. Capaz de causar estragos en la defensa adversaria si no se le ata en corto, tal y como el Real Madrid pudo comprobar en la final de Milán. A la chispa y el regate que caracteriza su fútbol ha incorporado el disparo a portería, el cual busca con más insistencia, y la implicación en labores defensivas que Simeone exige a sus estrellas. Una lesión en la clavícula le impedirá estar en el Bernabéu, aunque tratará de llegar para la vuelta.

Torres, el escudo

Cuando el Atlético parecía K.O. al descanso de la ida de semifinales de Copa ante el Barça, la entrada del Niño resucitó a un equipo que no se ha vuelto a derrumbar desde entonces. Momentos como éste muestran la importancia del ‘9’ rojiblanco, quien pone ese plus que aportan los futbolistas emblemáticos. Aunque en Champions ha firmado la discreta cifra de un gol, Simeone aprecia su oscura labor en el ataque, donde siempre se lo deja todo.

Correa, el agitador

Su última actuación en el Bernabéu ensalzó las cualidades del delantero argentino, un especialista en revolucionar encuentros entrando desde el banquillo. Demuestra detalles propios de un jugador especial cada vez que toca el balón y encara a su marcador, aunque todavía tiene un amplio margen de mejora. Entre sus asignaturas pendientes, rendir al mismo nivel cuando juega de inicio y pulir su definición de cara a portería.

Gaitán, el guante

Prometía ser el fichaje estrella del Atlético cuando llegó el pasado verano, aunque por el momento se ha estancado en un papel secundario. El argentino ha dejado destellos de la calidad que mostró en el Benfica, entre ellos una zurda con precisión quirúrgica, pero no ha sido suficiente para convencer a Simeone. Todavía está a tiempo de hacer esa gran aparición que justifique su espera. Pocos escenarios mejores que unas semifinales de Champions.

Las lesiones, el vía crucis de Simeone esta temporada

El Atlético tendrá que afrontar su próximo partido de LaLiga frente a Las Palmas y la ida de semifinales de Champions contra el Real Madrid sin Yannick Carrasco. El belga se lesionó en la clavícula a los pocos minutos de ingresar en el terreno de juego en el duelo de los colchoneros frente al Villarreal. De este modo, se prolonga el martirio que el conjunto de Simeone viene sufriendo esta temporada con las lesiones.

Y es que ya van un total de 36 percances que han sufrido los rojiblancos a lo largo del curso, algunos de ellos suponiendo bajas importantes y duraderas como fueron los casos de Augusto Fernández (se lesionó del ligamento cruzado en septiembre y aún no ha recibido el alta), Jan Oblak Tiago Mendes. Probablemente, se trate de la temporada en la que Simeone haya tenido que hacer más malabarismos para mantener la competitividad de su equipo.

Caso representativo es el de José María Giménez, quien se ha destapado como improvisado mediocentro defensivo y lateral diestro ante las bajas de sus compañeros. Se trata solo de una pequeña muestra de la rocambolesca situación que se ha vivido durante esta campaña en la enfermería del Atlético, donde actualmente se encuentran JuanfranVrsaljko mas los citados Augusto Fernández Carrasco.

Todas las lesiones del Atlético durante la temporada (@VictorMolina7)

Datos para creer en el Atlético

El Atlético de Madrid está reencontrándose con sus mejores sensaciones justo en el tramo decisivo de la temporada. La victoria ante el Leicester en el Calderón supone una ligera ventaja para el partido de vuelta, donde no lo van a tener nada fácil.

Más allá de las sensaciones, hay datos que invitan a creer en este Atleti. Si hablamos de garra y entrega, los 1.044 kilómetros que ha recorrido la plantilla colchonera en la máxima competición europea son el mayor argumento. Ningún equipo he corrido tanto. Son 100 kilómetros más, por ejemplo, que el Barça. Corren sin pelota y con el balón en los pies, porque los pupilos de Simeone promedian además un 50% de posesión. Por detrás de Bayern y Barça que tienen un estilo más enfocado en el esférico, y por detrás también del Real Madrid, aunque ligeramente.

La entrega del Atlético muchas veces, de manera malintencionada, han pretendido compararla con juegos violentos. Nada más lejos de la realidad. El equipo del Manzanares es el que menos faltas hace de toda la Champions. 

Con Griezmann en estado de gracia prolongado, si continúan con el factor suerte de su lado en la balanza, este Atleti puede hacer algo muy grande esta temporada.

 

 

Gabi: Los valores del Atleti

Se habla mucho en estos días de los valores de determinados equipos. En el Atlético al menos lo tienen claro, sólo tienen que comprobar qué hombre porta el brazalete para recordar quiénes son y de dónde vienen. Gabi es ese capitán que todo el mundo querría tener en su equipo, salido de la cantera y que ha trabajado duro para cumplir su sueño: “Siempre me ha movido el mundo del balón, desde que era pequeño estaba atado a un balón, pero tenía una cosa clara, que es que no quería ser futbolista, sino futbolista del Atlético, que es algo diferente“, comentó en una entrevista al diario Marca.

Se convertirá en el noveno jugador con más partidos en el Atleti, 358

Desde que Simeone llegó al banquillo del Vicente Calderón, tuvo claro quién tenía que ser su prolongación en el césped. En aquel momento, el ‘14’ emprendía su enésimo intento por asentarse en un conjunto inestable tras varias cesiones que le habían curtido como futbolista. El argentino, que había coincidido con él como jugador en 2004, no apreció hasta ese momento el liderazgo que atesoraba. Esa decisión del Cholo marcó un antes y un después en la carrera del mediocentro, que a sus 33 años continúa siendo una pieza esencial para los rojiblancos.

Piedra angular

Si Gabi ya venía resultando de por sí importante en el periplo de Simeone, las circunstancias que han rodeado al actual curso han resaltado más su figura. Las lesiones de Augusto y Tiago han dejado a los colchoneros desprovistos de la solidez y la experiencia necesaria en la medular, donde sólo él ha podido aportar tales cualidades.

El madrileño prácticamente no entra en las rotaciones siendo el quinto jugador de la plantilla en partidos (40) y minutos disputados (3309’), sin que por ello haya reducido sus prestaciones. En Liga de Campeones acumula la extraordinaria estadística de 73 balones recuperados (una media de 10 por encuentro) y ha completado 467 pases buenos (67 por choque), sólo superado por Koke. Datos que le consagran como la piedra angular que equilibra a este Atlético.

Historia del club

Pase lo que pase, Gabi ya se ha ganado un hueco en la historia del club. Frente al Leicester City alcanzará los 358 partidos con la camiseta rojiblanca, dato con el que igualará a Alberto Fernández como el noveno futbolista con más encuentros disputados en el Atlético. Por delante sólo tiene a otros ilustres como Quique Ramos (362), Luis Aragonés (368), Arteche (412), Calleja (423), Aguilera (455), Collar (468), Tomás (483) y Adelardo (550).

No sólo ha cumplido su sueño de ser jugador colchonero, sino que ha tenido el privilegio de liderar una de las etapas más prósperas del club levantando los títulos de Liga, Copa del Rey, Supercopa de España, Europa League y Supercopa de Europa. Quizá no sea una figura mediática ni a estas alturas vaya a recibir una llamada de la selección, pero siempre tendrá el respeto y la admiración de los suyos.

El fortín de Simeone

Ganar en casa del Atlético en la máxima competición europea se ha convertido en misión casi imposible para los visitantes desde que Diego Pablo Simeone se sienta en el banquillo.

El dato: 780 minutos sin encajar gol como local en eliminatoria de Champions

El Leicester City será el próximo equipo que experimentará esa suerte de visita al dentista que viene siendo el Vicente Calderón durante las últimas temporadas en Europa. El bagaje de los encuentros de Liga de Campeones que los de Simeone han disputado en casa es de 16 victorias, 4 empates y 1 derrota. Tan sólo el Benfica (Champions 2015/16) puede presumir de haberse llevado la victoria de la ribera del Manzanares en las últimas cuatro ediciones de la Champions.

Como en todo lo bueno que le ha sucedido al Atlético en la época reciente, el Cholo tiene gran parte de culpa. El técnico colchonero no sólo es un excelente estratega, también tiene ese poder de despertar el rugido de la grada cuando el equipo necesita un empujón. La comunión existente entre plantilla, entrenador y afición ha edificado un fortín inexpugnable. “El Vicente Calderón tiene una cosa grandísima. Cuando salimos al campo pega el sol al otro lado de la grada y el rojiblanco brilla de una manera tremenda. Ves a la gente con las banderas flamear, el ambiente y la energía que te transmiten… Ojalá que podamos trasladar eso al Metropolitano”, llegó a confesar el argentino en una entrevista al diario AS.

Con el candado echado

Otra de las claves del éxito de los de Simeone está en el candado que han echado a su portería, la cual sólo ha sido perforada por sus adversarios en cinco ocasiones a lo largo de 21 encuentros disputados en la máxima competición europea. Además, sólo uno de estos goles se produjo en una eliminatoria, el marcado por Kaká para el Milan el 11 de marzo de 2014.

Desde entonces, ninguno de los conjuntos que ha visitado el feudo rojiblanco en un cruce a doble partido ha vuelto a lograrlo. Barcelona (dos veces), Chelsea, Bayer Leverkusen (dos veces), Real Madrid, PSV y Bayern Múnich fracasaron en el intento, lo que supone un total de 780 minutos con la portería a cero. De todos ellos, sólo los blancos consiguieron finalmente superar la eliminatoria.

El último servicio del Calderón

El espectacular ambiente que se vive en las noches europeas del Calderón supone una ayuda indispensable para que el Atlético logre semejantes resultados. En la que está siendo su temporada de despedida, no cabe duda de que el mejor último servicio del estadio colchonero sería volver a llevar en volandas a los suyos hacia una final europea. La afición rojiblanca se está volcando y en la visita del Leicester habrá aforo completo, como ya sucedió en los encuentros ante Bayern Múnich y Bayer Leverkusen.

Jugadores como Koke tampoco tienen duda de cuál sería la manera idónea de decir adiós al Calderón: “Quiero esa primera Champions que todos los colchoneros anhelamos. Ojalá que sea esta temporada y podamos cerrar los 50 años del Calderón con ese título. Queremos que este último año sea recordado por algo grande”, declaró el vallecano en una entrevista al portal de LaLiga. Sin duda, un final a la altura de un estadio de leyenda.

Simeone: más derrotas que victorias frente al Real Madrid

Diego Pablo Simeone se enfrentó por vigésimo segunda vez al conjunto blanco. Pese a que sus números frente al Real Madrid no son malos (7 victorias, 8 derrotas y 7 empates), los blancos han sido quienes han propinado los golpes más duros que se ha llevado el técnico argentino, hasta el punto de plantearse cambiar de aires tras la última final de Milán.

Y es que el hecho de ganarle a los rojiblancos dos finales de Liga de Campeones supuso dar donde más duele al Cholo, empezando por la motivación de sus jugadores. Fue capaz de volver a levantar al equipo tras el varapalo de Lisboa, algo que ya pocos habrían imaginado en su momento. Sin embargo, todo se volvió a derrumbar tras aquella fatídica tanda de penaltis del pasado mes de mayo.

Casi abandonó

El propio entrenador explicó en una entrevista en Onda Cero lo que supusieron para él aquellos difíciles momentos: “Para mí fue un fracaso. Un fracaso es no llegar al objetivo, y yo tenía el objetivo de ganar la Champions. Me dolió muchísimo. Cruzamos el vestuario por delante de la gente del Madrid festejando. Ya sabía que esta temporada iba a ser difícil y no sabía si iba a tener fuerza para estar al frente. Perdí dos finales de Champions, cualquier otro se habría ido. Soy muy espontáneo, se me ve fácilmente el estado de ánimo. Si terminamos compitiendo así sería una gran alegría, ponerse en pie tras esos dos golpes en la mandíbula”.

Como el propio Simeone vaticinó, ha sido una campaña llena de adversidades para el Atlético. Al duelo tras Milán se sumaron otros problemas como la indefinición del equipo y lesiones duraderas de futbolistas importantes como Augusto, Tiago y Oblak. Cuando los del Manzanares parecían levantar cabeza en el tramo inicial de competición, otra derrota frente al eterno rival por un contundente 0-3 volvió a lastrar la moral del vestuario.

Equipo resucitado

Pese a todo ello, ha logrado capear el temporal y llegar en buenas condiciones al momento decisivo de temporada, ocupando la tercera plaza y volviendo a colarse en los cuartos de final de Champions por cuarta campaña consecutiva. Con el equipo resucitado, llega el momento de enfrentarse a sus peores pesadillas. Un triunfo frente al Real Madrid haría creer a los colchoneros que pueden tumbar a cualquier rival si se lo proponen: “Estamos creciendo, evolucionamos, pero hay equipos superiores, con una plantilla muy fuerte, y si no tienes claro cómo enfrentarlos cuesta”.

El Principito reinó en el Bernabéu

Antoine Griezmann dejó helado el templo blanco tras conseguir anotar el gol del empate a uno. Sus cifras se han disparado hasta límites insospechados. No sólo los marca de todos los colores, también los regala. El francés compartió protagonismo junto a Oblak. Poca discusión ha admitido Griezmann en el Atlético desde que hace dos años comenzase su explosión definitiva. Tras una temporada en la que se ganó a pulso un lugar en el podio del fútbol mundial junto con Cristiano Ronaldo y Leo Messi, no iba a ser fácil para el atacante superarse a sí mismo. De hecho, ha tenido que sobreponerse a momentos de dificultad como los dos meses que llegó a acumular en LaLiga sin ver portería. La llegada del 2017 ha marcado un antes y un después para el francés, que ha resurgido con más fuerza que nunca.

Líder del Atleti en goles y asistencias

Desde que pusiera fin a su sequía el pasado 2 de enero marcando contra Las Palmas, el ‘7’ ha disparado sus números hasta alcanzar los 14 goles y 5 asistencias en los 20 encuentros en los que ha participado este año. Este dato se traduce en que ha estado directamente involucrado en un 47% de los goles marcados por el Atlético en 2017, que han sido un total de 39. Así mismo, sus cifras en el cómputo global de la temporada son de 23 tantos y 11 pases de gol, líder de la plantilla en ambos apartados, lo que también habla con contundencia de su peso en el ataque colchonero.

Goles de todos los colores

No sólo sorprende la cantidad de goles anotados por Griezmann, también la variedad de recursos que maneja a la hora de conseguirlos. Uno de los últimos que ha patentado es el del disparo lejano, motivo por el que el Atlético es el conjunto más demoledor de LaLiga desde fuera del área con 13 tantos, 5 de ellos marcados por el galo. Los del Manzanares están cerca de batir el registro de 14 goles lejanos de la temporada 2008/09, cuando Diego Forlán fue el principal artífice con 6. En esta ocasión, es el Principito quien encarna la figura del francotirador uruguayo.

Sus rivales tampoco pueden fiarse de él por arriba, ya que su estatura de 1,75 engaña completamente. Sólo en lo que va de 2017 ha conseguido 4 goles de cabeza para sumar un total de 20 durante su estancia en Primera. Cristiano, Aduriz (46 goles ambos) y Sergio Ramos (21) son los únicos jugadores en activo que superan al francés en este aspecto, todos ellos con una trayectoria más dilatada.

Más generoso que nunca

Al compendio de virtudes que ya atesoraba Griezmann se ha sumado su habilidad como asistente. Sólo en esta temporada ya ha conseguido dar más pases de gol que durante las dos anteriores juntas. Como no podía ser de otra manera, el destinatario de la mayor parte de esos regalos ha sido su compatriota y socio de delantera Kevin Gameiro, a quien ha dado 6 asistencias.

Si el de Macon es un futbolista tan completo, se debe en gran parte al trabajo de su entrenador: “Simeone es el que me ha dado el salto que necesitaba. Vine para buscar algo más. Era prometedor pero en tres años el Cholo me ha ayudado a dar el salto y en 2016 estuve entre los tres primeros”, declaró en una entrevista a Televisión Española. El Principito es el mejor ejemplo de lo que puede suponer para la carrera de un jugador estar a las órdenes de Simeone, toda una experiencia de superación.

El Bernabéu y su peor enemigo siguen sin hacer las paces

El tanto de Griezmann reactivó el luminoso y encendió las alarmas del templo blanco. Pese al empate, el Real Madrid se siente fuerte en casa. De tal modo, sigue siendo el único equipo que permanece invicto en LaLiga. Hay que remontarse hasta hace más de un año para encontrar su última derrota liguera en el Santiago Bernabéu. Su verdugo fue precisamente el Atlético, que en aquel encuentro se convirtió en el único equipo en la historia del campeonato en lograr tres victorias consecutivas en Concha Espina. Sólo uno podrá prolongar su racha.

El Atleti, el único de LaLiga en ganar 3 veces seguidas en el Bernabéu

Se busca rival digno para derby decente. Razón aquí’, rezaba una pancarta que se exhibió en el fondo sur del Bernabéu en el enfrentamiento que Real Madrid y Atlético protagonizaron en la temporada 2011/12. Había motivos para la burla, ya que los rojiblancos llegaron a encadenar una pésima racha de 14 años sin ganar a sus vecinos con 12 visitas a Chamartín que se tradujeron en 8 triunfos madridistas y 4 empates.

Todo cambiaría a partir de de 2013, cuando los de Diego Pablo Simeone superaron su fobia de la mejor forma posible, ganando allí una final de Copa del Rey frente al eterno rival. Desde entonces, a los jugadores del Atlético no sólo les dejaron de temblar las piernas cada vez que saltaban al césped del coliseo merengue, sino que además empezaron a cogerle el gusto a eso de llevarse la victoria.

 

El ogro Simeone

Si hay una figura que explica y encarna ese cambio de mentalidad de los colchoneros, ese es el Cholo Simeone, cuyo bagaje en el Bernabéu es de 4 victorias, 3 derrotas y 3 empates. El argentino parece tener la fórmula mágica para superar al Real Madrid ante su afición: “Lo tomamos con naturalidad la posibilidad de ganar aquí. El fútbol es maravilloso y eso hace que tenga esas situaciones. Es difícil transmitir las sensaciones que tienen mis jugadores al venir a jugar aquí”, comentó tras su último triunfo gracias a un solitario gol de Griezmann. La convicción que el técnico rojiblanco ha transmitido a sus pupilos ha sido clave para que el Atlético sea visto como mucho más que un rival digno.

Duelo clave en la medular del derbi

La madre de las batallas que se librarán en el derbi tendrá lugar en el centro del campo, donde ambos equipos lucharán por imponer sus condiciones

Zinedine Zidane y Diego Pablo Simeone maquinan un plan con el que tratarán de que el trascurso del partido entre Real Madrid y Atlético vaya en función de sus intereses. Del dominio del centro del campo dependerá que la dinámica del choque se incline hacia un lado u otro. El francés salió claramente vencedor en el último derbi, en la que fue una de las mejores lecciones tácticas que se le recuerdan durante su etapa en el banquillo blanco. El técnico madridista pobló la medular con Isco, Modric y Kovacic más las ayudas de Bale y Lucas Vázquez, dibujo que le dio un control que se tradujo en una rotunda victoria.

No obstante, cada partido es una historia diferente y el próximo capítulo nada tendrá que ver con el anterior en este aspecto. Poco se parece este Atlético al que naufragó en el Calderón con Gabi y Koke como mediocentros. Actualmente es Saúl quien forma en el círculo central junto al capitán, donde está creciendo. En consecuencia, los de Simeone han vuelto a transmitir esa sanción de fiabilidad que habitualmente les ha distinguido, lejos del equipo deslavazado que fue durante buena parte de la primera mitad de competición.

Creadores y destructores

Especialmente prometedor se antoja el pulso entre dos directores de juego como son Kroos y Koke, quienes figuran entre los cinco futbolistas que han completado más pases en LaLiga (72 pases por partido del alemán y 68 del vallecano). Por tanto, no es de extrañar que ambos lideren la incidencia en el juego de sus respectivos equipos (el 14% de los pases buenos del Real Madrid los da Kroos, mientras que Koke hace lo propio en un 15% de los del Atlético) y en la generación de ocasiones (ambos acaparan un 22% de los pases que preceden a ocasión de gol de sus equipos).

La otra cara de la moneda la representan Casemiro y Gabi, los principales encargados de destruir el juego de sus rivales. Pese a no tratarse de jugadores que aparentemente marcan la diferencia, cada uno de ellos resulta fundamental. El ‘14’ rojiblanco lidera la presión de los de Simeone y promedia 8 recuperaciones por encuentro. En el caso del brasileño, cabe destacar sus extraordinarias cifras que le acreditan como el jugador de las grandes ligas europeas que realiza más entradas con robo de balón por partido (5).

El sacrificio de los de arriba

En el fútbol actual no existe equipo competitivo sin una mínima implicación defensiva de los hombres teóricamente más adelantados. En el Real Madrid de la BBC esa tarea suele corresponder a Gareth Bale, el principal encargado de que los blancos no acusen una desventaja numérica en el centro del campo. Aunque el galés brilla menos en ataque cuando está más exigido en otros aspectos, su papel ante los rivales de máxima exigencia se antoja trascendental.

Caso similar ha venido siendo el de Yannick Carrasco con Simeone cuando juega pegado a la línea de cal. No obstante, el técnico argentino maneja otras variantes como la presencia de cuatro centrocampistas puros que arropen la medular, la fórmula habitual de la temporada pasada. Esta versión más pragmática del Atlético también le hace más previsible en ataque. Ambos técnicos tratarán de buscar el equilibrio perfecto para dominar la batalla.

El show de Simeone: Se bastó él solo para encender a todo el Calderón

El Atlético llegaba a los últimos minutos frente a la Real Sociedad con la corta ventaja de 1-0. Los rojiblancos no aprovecharon sus ocasiones para sentenciar y el tramo final de partido se antojaba duro. Fue entonces cuando Simeone apeló al aliento del público para que diera el último empujón a los suyos. Espectacular show el que protagonizó el argentino haciendo de director orquesta de todos los sectores de la grada. Casualidad o no, los instantes finales de partido transcurrieron sin sufrimiento para los colchoneros, que acabaron atacando en campo donostiarra.

El Atlético vuelve por sus fueros

La victoria frente al Málaga (0-2) del pasado sábado y el posterior empate del Sevilla ha devuelto al Atlético al que ha sido su hábitat natural durante las últimas temporadas de LaLiga, la tercera plaza. Pese a que parecía que el objetivo iba a resultar más complicado que nunca para los de Simeone, quienes llegaron a verse a siete puntos de los de Sampaoli, su mejora durante la segunda vuelta y el bajón de sus competidores ha dado la vuelta a la tortilla.

La segunda vuelta que el equipo necesitaba

Mucho ha cambiado la situación de los rojiblancos, quienes al finalizar la primera mitad de campeonato habían firmado sus peores números en la era de Simeone con tan sólo 35 puntos. Los del Manzanares necesitaban invertir la tendencia, algo que han conseguido con un excelente bagaje de 7 victorias, 2 empates y 1 derrota.

11 partidos sin perder lejos del Calderón

Su racha de cuatro triunfos consecutivos en LaLiga es la mejor que han enlazado los colchoneros en todo el curso, lo que demuestra que llegan al tramo decisivo en su mejor momento de forma. No menos importante es la fiabilidad que el Atlético está transmitiendo en sus encuentros a domicilio, donde acumula 11 partidos sin perder entre todas las competiciones, algo que no lograba desde 2013 (tal y como señaló @pedritonumeros). La contundente derrota sufrida en Villarreal (3-0) el pasado mes de diciembre marcó un claro punto de inflexión en este aspecto.

Misión cumplida en La Rosaleda

El Atlético volvió este sábado al lugar donde empezó todo, el estadio de La Rosaleda. Y es que fue en este campo donde se produjo el debut de Diego Pablo Simeone al frente del equipo rojiblanco un 7 de enero de 2012. Pese a que el cuadro rojiblanco consiguió los tres puntos, lo cierto es que a los del Manzanares no se les había dado precisamente bien sus salidas a Málaga durante su etapa reciente.

9 puntos de 18 posibles

Y es que el bagaje del Atlético de Simeone en el feudo malacitano es de apenas dos victoria en seis partidos. Al empate sin goles con el que el técnico argentino comenzó su andadura le siguió el mismo resultado en la temporada 2012/13. Su primera victoria en esta tierra hostil llegó en 2014, en la que fue la temporada que terminaron proclamándose campeones de Liga, venciendo en aquella ocasión por un escueto 0-1. Un empate (1-1) en la campaña 2014/15 y la derrota el pasado curso por 1-0 completan el historial reciente de los colchoneros en La Rosaleda.

En esta ocasión, la victoria se antojó como obligatoria para no dar un paso atrás en la lucha por la tercera plaza tras el vital triunfo contra el Sevilla de la pasada jornada. Por su parte,  Michel sigue son conocer la victorias desde que cogiese las riendas del banquillo.

Simeone no olvida Milán: “Cada vez que escucho el himno de la Champions siento dolor”

Diego Pablo Simeone habló sobre la actualidad del Atlético en los micrófonos de El Transistor de Onda Cero. Pese a que los colchoneros se han destapado una temporada más como firme candidato para conquistar la Champions, el argentino no ocultó el dolor que todavía le causa el recuerdo de la final perdida la temporada pasada frente al Real Madrid: “Para mí lo de Milán fue un fracaso. Yo tenía el objetivo de ganar esa Champions y no la gane y me dolió muchísimo. Sabía que la siguiente temporada iba a ser muy complicada y en ese momento, justo después de perder en penaltis, no sabía si iba a tener la fuerza necesaria para liderar el grupo. El dolor es la fuerza más grande que tiene el Atlético en esta Champions. Yo cada vez que escucho el himno de la competición siento dolor“.

Por todo ello, el técnico rojiblanco puso en valor la capacidad de levantarse nuevamente del golpe por parte de sus jugadores: “Cualquier otro equipo sería irrecuperable tras perder dos finales de Champions casi consecutivas y nosotros estamos otra vez ahí, peleando”, aseguró.

El verdadero golpe sobre la mesa del PSG: Simeone a París con un cheque en blanco

Tras la debacle europea, el proyecto de Unai Emery en el PSG es agua pasada. Sólo un milagro salvaría al técnico vasco. Para ello, deberá ganar la Ligue1 (ahora mismo es segundo tras el Mónaco) y la Copa de Francia (están en cuartos de final); y que el jeque no encuentre un sustituto mejor, porque parece que no cuenta con la confianza de los máximos mandatarios parisinos.

Desde que llegó, la prensa y la afición no se lo han puesto fácil a Emery. Tampoco quienes debían ser sus hombres de confianza sobre el césped, Jesé y Krychowiak, peticiones expresas suyas. Uno ya no está en el equipo y el otro no cuenta para nada. De no haber maravillado en el partido ante el Barça en el Parque de los Príncipes, seguramente estaríamos hablando ya de su destitución.

El presidente, Nasser al-Khelaifi, tiene claro que quiero montar su proyecto sobre la figura del Cholo Simeone. Así se lo ha hecho saber repetidamente desde 2013, pero el devenir colchonero ataba al argentino a Madrid. Ahora la cosa puede cambiar, aunque únicamente la parte sentimental separa a Simeone de París. El Cholo quiere pasar a la historia atlética como el último entrenador del Calderón y el primero en el Wanda Metropolitano, y podría rechazar cualquier tipo de oferta. Además ya sabe que, pase lo que pase en lo que queda de temporada, no tendrá ningún problema para continuar.

Ante el sentimentalismo, euros, todos los que le pida a Nasser al-Khelaifi. Simeone sería su estrella y tendría un sueldo acorde con su estatus. ¿Cambiará el Manzanares por el Sena?

 

 

El Atlético se consolida en el Top 8 de Europa

El Atlético de Madrid ha conseguido meterse entre los ocho mejores equipos del continente por cuarta temporada consecutiva. Se trata de un éxito que pone en relieve el gran momento histórico que atraviesa el club rojiblanco, que antes de la llegada de Simeone sólo había logrado estar en cinco ocasiones dentro del Top 8 de la máxima competición europea.

Sólo Barça, Real Madrid y Bayern han conseguido lo mismo que el Atleti

Otros tres gigantes como son BarçaReal Madrid Bayern pueden presumir de haber llegado a los cuartos de final durante estas últimas cuatro ediciones de Liga de Campeones, un dato que también sitúa al conjunto colchonero como miembro indiscutible de la aristocracia europea. Llegados a esta ronda, los del Manzanares han conseguido avanzar hacia semifinales en cinco ocasiones de ocho intentos.

Así es como le ha ido al Atlético las veces que durante su historia ha conseguido clasificarse entre los ocho mejores del continente entre Champions Copa de Europa:

1958/59: Cayó en semifinales frente al Real Madrid

1970/71: Cayó en semifinales frente al Ajax

1973/74: Cayó en la final frente al Bayern de Múnich

1977/78: Cayó en cuartos de final frente al Brujas

1996/97: Cayó en cuartos de final frente al Ajax

2013/14: Cayó en la final frente al Real Madrid

2014/15: Cayó en cuartos de final frente al Real Madrid

2015/16: Cayó en la final frente al Real Madrid

Simeone nos señala el camino

Hay cierta sensación de euforia contenida en el ambiente del Calderón. Quien más quien menos piensa que el fútbol le debe una, y gorda, al Atlético en esta Champions. Además, el equipo transmite sensaciones en Europa que evocan a épocas de vino y rosas. La adversidad ha sido un rival más esta temporada, pero aún así los pupilos del Cholo mantienen el objetivo en Liga de clasificar terceros para evitar engorrosas previas de Champions llegado el caso y, sobre todo, tienen en el horizonte el viaje a Cardiff en junio.

Con la trayectoria de Simeone en la mano, los números parecen avalar al EuroAtleti. Por el momento, una única derrota, como ocurriera en el año que alcanzó su primera final, con una diferencia: esta temporada en Champions el resto de partidos se han saldado con victoria, ni un solo empate.

Olfato goleador

En el apartado goleador, clave en las rondas a vida o muerte, el ratio recuerda también a los mejores momentos de los delanteros a orillas del Manzanares. Diego Costa y David Villa capitaneaban la ofensiva que anotaba un tanto cada 45 minutos en Europa. Después de dos temporadas donde el gol ha salido más caro, necesitando hasta 69 minutos de media para anotar, parece que de nuevo Griezmann y sus secuaces han recuperado el olfato goleador de antaño en competición internacional y anotan un tanto cada 57 minutos.

Estadísticas aparte, el vestuario cierra el debate entorno a la unidad y su alineación con el técnico argentino a base de resultados y objetivos cumplidos. Atrás quedó el mantra de “partido a partido” y ahora el equipo se sabe uno de los favoritos para pelear por el título hasta el final. Ganar está en el ADN de Simeone, sus jugadores y la afición, y si nada se tuerce volverán a colarse entre los ocho mejores del continente, y eso son palabras mayores.