Atleti Manchester United 3-0

El Calderón tuvo un sueño

Entre las grandes noches europeas que se vivieron en el Vicente Calderón, está sin duda la que Atlético y Manchester United protagonizaron hace 27 años en la Recopa

El 23 de octubre de 1991, Atlético y Manchester United se veían las caras en el que era el duelo estrella de los octavos de la Recopa de Europa. Ambos conjuntos accedieron al torneo tras proclamarse campeones de Copa el anterior curso y marchaban líderes en sus respectivas ligas. Por si fuera poco, el equipo dirigido por el mítico Alex Ferguson llegaba con la vitola de vigente campeón, título que consiguió al imponerse por 2-1 al Barça de Johan Cruyff en la final. Pese a todo, el respeto de los ingleses a los rojiblancos era máximo, conscientes de que el emparejamiento tenía el nivel de final adelantada.

“Ojalá no nos hubiéramos enfrentado con el Atlético hasta la final. No nos apetece un rival tan fuerte ahora”, fueron las palabras de Bryan Robson en la previa del choque. Además del citado centrocampista galés, aquel Manchester United también contaba con otras figuras reconocidas como Peter Schmeichel y Mark Hughes, además de un joven Ryan Giggs que apenas iniciaba su meteórica trayectoria. Pese a contar con semejante elenco de jugadores, Ferguson se vio obligado a improvisar una alineación de circunstancias debido a que la normativa de la UEFA sólo le permitía alinear a tres futbolistas extranjeros (considerando también tales a los irlandeses, escoceses y galeses por ser de federaciones distintas). Los Red Devils ya sufrieron en la anterior ronda llegando a la prórroga para poder eliminar al modesto Athinaikos griego (0-0 y 2-0). Por su parte, el Atlético aplastó al débil Fyllingen noruego al imponerse por 0-1 en la ida y 7-2 en la vuelta.

Luis ganó la partida a Ferguson

Los colchoneros contaban con un equipo que no tenía mucho que envidiar al de sus rivales, comandados por Bernd Schuster en la medular, con Paulo Futre y Manolo integrando un ataque explosivo, además de un seguro en la portería como Abel Resino, quien unos meses antes firmó un histórico récord al acumular 1.275 minutos sin encajar un gol (todavía hoy nadie ha podido igualarlo en Liga). Todos ellos estaban dirigidos por otro genio de los banquillos como Luis Aragonés, quien hizo una lectura perfecta del rival y del encuentro. “Ellos se cierran muy bien. Si entramos por la banda, bien con desdoblamientos de los laterales, bien con cambios de juego, tendremos muchas posibilidades de ganar porque es su punto débil, por donde dejan huecos. Si lo hacemos por el centro o por arriba, sería una barbaridad”, afirmó durante la víspera.

Al margen de lo deportivo, la previa estuvo marcada por la polémica en torno a la emisión del partido, ya que Jesús Gil prohibió el acceso a las cámaras alegando que TVE tenía que pagar 125 millones de pesetas por su retransmisión. Por todo ello, los espectadores no pudieron asistir desde sus casas al increíble ambiente que presentó el Calderón aquella noche. Abel, Tomás, Ferreira, Juanito, Solozábal, Soler, Vizcaíno, Schuster, Manolo, Moya y Futre fueron los once elegidos por el Sabio de Hortaleza. Por su parte, el Manchester United saltó al césped con una alineación formada por Schmeichel, Parker, Bruce, Pallister, Irwin, Robson, Phelan, Webb, Ince, McClair y Hughes. El planteamiento de los rojiblancos funcionó a la perfección, ya que el dominio de los ingleses con el balón fue inocuo ante una defensa bien plantada.

Exhibición de Futre

Los locales supieron aguantar las acometidas rivales con el cuchillo entre los dientes y esperaron el error del rival para hacer sangre. En este contexto, era partido para Futre, un puñal por la banda que desarmó el entramado de Ferguson al contragolpe. A los 33 minutos, el portugués aprovechó un descuido de la defensa rival para plantarse ante Schmeichel y batirle por el palo corto ante la pésima colocación del arquero danés. Fue una jugada indigna de la talla del conjunto mancuniano, el cual volvió a meter miedo tras el descanso encajonando a todo el Atlético en su área y estrellando un cabezazo de McClair a la madera.

Los colchoneros tuvieron esa pequeña dosis de fortuna necesaria, aunque mérito suyo fue el arreón en los minutos finales para dejar la eliminatoria prácticamente decantada. Lejos de conformarse con un 1-0 que ya valía su peso en oro, Futre hizo el segundo de la noche a los 88 minutos. El atacante ganó la espalda a la defensa en un envío largo y se zafó elegantemente de la salida de Schmeichel para marcar a placer. La cosa no acabó ahí, ya que Manolo desató nuevamente la locura del Calderón al aprovechar un rechace para poner el 3-0 definitivo. Con este resultado, poco pudieron hacer los ingleses en Old Trafford en un partido de vuelta que finalizó 1-1 (goles de Hughes y Schuster). Para ‘Teatro de los Sueños’, el del Calderón aquella noche.

Primer derbi Calderón

El primer derbi del Calderón

Atlético y Real Madrid abren una nueva etapa en la historia de sus enfrentamientos, tal y como sucedió hace 50 años, cuando ambos equipos se midieron por primera vez en el Calderón

“Partido bronco sobre el barro del Manzanares y con broncas populares en el cemento de los graderíos”. Así tituló el diario ABC la crónica del primer derbi que Atlético y Real Madrid disputaron en el Vicente Calderón (entonces llamado Estadio del Manzanares). Aquella tarde ligeramente lluviosa del 16 de abril de 1967, colchoneros y madridistas afrontaron un partido con poco en juego en el aspecto deportivo. En la que era la penúltima jornada de Liga, los de Concha Espina ya se habían proclamado campeones de forma matemática, mientras que los locales se encontraban en una cuarta posición de la que no se moverían al finalizar la competición.

Sin embargo, esa tensión competitiva existió y de qué manera. Se trataba de un derbi y ganar era más que una cuestión de orgullo, tal y como se palpaba en el ambiente. El nuevo feudo de los rojiblancos estableció su propio récord de asistencia con 50.000 espectadores poblando las gradas, algo en lo que también influyó la presencia de numerosos aficionados merengues. El Atlético había hecho de su nuevo hogar todo un fortín en su primera temporada, con un bagaje de 11 victorias, 2 empates y 1 derrota como local. Tan sólo el Barcelona fue capaz de romper la imbatibilidad de los del Manzanares en Liga ante un público tremendamente orgulloso de su nuevo estadio. “Ya estamos en nuestra casa y nadie nos ha humillado, mientras ellos van de pie, nosotros sentados”, rezó una pancarta de los aficionados el día del estreno contra el Valencia, la cual presumía del hecho de contar con el primer campo de Europa con asientos.

Partido muy duro

En un césped embarrado debido a la meteorología, los colchoneros salieron con un equipo formado por San Román, Colo, Griffa, Rivilla, Glaría, Jayo, Ufarte, Cardona, Urtiaga, Adelardo y Collar. En el banquillo local se sentó el técnico brasileño Otto Gloria, quien no pudo contar para el choque con su máximo goleador, que no era otro que el mítico Luis Aragonés con 11 dianas. Por su parte, el Real Madrid formó con una alineación compuesta por Betancort, Calpe, Pachín, Miera, Zunzunegi, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, Pirri y Veloso. Todos ellos entrenados por una leyenda en el banquillo blanco, Miguel Muñoz, el técnico que a día de hoy continúa siendo el que más partidos ha dirigido en la historia del club.

El partido, como se señala en la citada crónica, fue “bronco” hasta el punto de que “con un reglamento de baloncesto se tendrían que haber ido del terreno de juego dos o tres hombres”. El arbitraje del colegiado Medina Iglesias no contribuyó a evitarlo precisamente, a quien “le faltaron muchas facultades y criterio, serenidad y reflejos, así como ayuda en las bandas”. “Medina Iglesias no pudo con el partido porque no pudo con los jugadores. Dio la sensación de que amonestaba a alguno, pero no echó a nadie a pesar de la reiteración de faltas. Ni ley de la ventaja, ni rigor moral de la sanción, puesto que nadie escarmentó; error en la apreciación de posiciones de ‘off-side’, confusión de juego peligroso, una falta en el área que quedó envuelta en el tumulto, previa a una jugada que fue gol, constituyeron un suma y sigue de fallos arbitrales que impiden ser benévolos al juzgar la labor arbitral”, relató el cronista de la época.

Y tan amigos

El tenso ambiente vivido en el terreno de juego también se trasladó a la grada, donde “los seguidores de los eternos rivales hicieron gala de nervios, gritos de aliento a sus jugadores y lanzamiento de almohadillas al terreno de juego”. Fue el rojiblanco Enrique Cardona quien tuvo el honor de marcar el primer gol en un derbi disputado en la ribera del Manzanares, tanto que llegó a los nueve minutos tras rematar en segunda instancia un centro de Urtiaga desde la izquierda. Sin embargo, los visitantes consiguieron voltear el marcador en el segundo tiempo gracias a los goles de Grosso y Veloso. Para alivio de la parroquia colchonera, Adelardo puso el 2-2 final a los 87 minutos.

“Llamaba la atención que hubiera zonas sin butacas, porque el campo aún no estaba acabado. Fue un partido muy trabado”, recordó el autor del último tanto en declaraciones a El Mundo. “Como en todos los derbis, había mucha rivalidad, yo creo que más que ahora, porque el 80% de los jugadores éramos españoles”, añade el madridista Amancio en el mismo periódico, quien también reconoce que esos mismos futbolistas que se dieron cera sobre el barro del Calderón volvieron a ser tan amigos tras el encuentro: “Manteníamos una buena amistad. Algunos, como Zoco y Glaría vivían juntos. Yo me llevaba muy bien con Pirri y Velázquez. Comíamos y cenábamos juntos, pero en el verde había una lucha a muerte”. Eran otros derbis y también otro fútbol.

Axl Rose se hace del Atleti en el concierto de Guns N’Roses en el Calderón

La formación original de Guns N’Roses regresó al Vicente Calderón 24 años después de su último concierto en la ribera del Manzanares. Uno de los momentos más curiosos fue el protagonizado por el vocalista Axl Rose cuando se puso una bufanda de la peña ‘Sons of Atleti’, grupo de animación que destaca por su pasión por el club rojiblanco y por el Heavy Metal.

El discurso más emotivo de Simeone: “Otros pueden tener más dinero o copas, pero no igualan vuestro sentimiento”

Diego Pablo Simeone protagonizó uno de los momentos de mayor éxtasis durante los actos de la despedida del Atlético del Vicente Calderón. El técnico argentino tomó el micrófono para pronunciar un discurso que puso los pelos de punta a los aficionados y en el que también confirmó que seguirá en el banquillo rojiblanco la próxima campaña.

“Agradezco a todos los que han pasado por este campo de juego, futbolistas, entrenadores y dirigentes. Todos los que han construido este club. Para ustedes la palabra sentimiento es muy profunda, los demás equipos pueden tener más dinero, alguna copa más que nosotros, pero nunca van a poder igualar el sentimiento que ustedes tienen por el Atlético. Los periodistas me preguntan continuamente si me voy a quedar. Sí, me voy a quedar. ¿Y saben por qué me voy a quedar? Me voy a quedar porque este club tiene futuro y ese futuro somos todos nosotros“, fueron las palabras del Cholo.

Los abonados del Atlético podrán llevarse gratis su asiento del Calderón

Tras los incidentes ocurridos en el último partido frente al Real Madrid en Champions, en el que varios aficionados se llevaron su asiento, el Atlético ha decidido permitir que los abonados puedan quedarse con su butaca de manera gratuita. Para ello, tendrán que solicitarlo a través de la web oficial del club entre el 22 de mayo y el 30 de junio. A finales de 2017, antes de que el estadio eche el cierre definitivo, el club organizará varias jornadas en las que los abonados podrán realizar una última visita y retirar su asiento.

Cabe recordar que el último encuentro de los rojiblancos en la ribera del Manzanares tendrá lugar este domingo a las 16:45 frente al Athletic. Posteriormente, el Calderón también acogerá la final de Copa del Rey, un partido entre leyendas del Atlético y del fútbol mundial, los conciertos de Guns N’ Roses y Alejandro Sanz y otros eventos como el Monster Jam.

Varios hinchas radicales arrancaron su asiento del Calderón

¿Y ahora qué le espera al Atlético?

Se acabó la Champions para el Atlético, la gran ilusión de la temporada. Tras caer de una manera digna ante el Real Madrid, a los rojiblancos sólo les queda mirar hacia adelante. Estos son los asuntos principales que el equipo colchonero deberá acometer a corto y medio plazo.

Lo primero de todo, asegurar la tercera plaza

Pese a que ya no existen posibilidades de título, el Atlético todavía no ha asegurado sus objetivos deportivos de la temporada, falta la tercera plaza en LaLiga que da acceso directo a la Champions. Con cinco puntos más que el Sevilla y el golaveraje ganado a falta de dos jornadas, sólo una catástrofe evitaría que los de Simeone cumpliesen su meta. El próximo domingo puede ser el día, fecha en la que los colchoneros visitan a un Betis en horas bajas mientras que los hispalenses van al Santiago Bernabéu para vérselas con un Real Madrid que se juega la competición.

Despedida del Calderón…

Será el aspecto más emotivo que marque los próximas semanas del club, la marcha del Vicente Calderón. El último encuentro de los rojiblancos en el que ha sido su hogar durante 50 años tendrá lugar el próximo 21 de mayo en la última jornada de LaLiga frente al Athletic, fecha para la que hay programada varios actos sorpresa. Además, el 28 de mayo, un día después de que se celebre allí la final de Copa, se disputará un partido entre leyendas del Atlético y del fútbol mundial.

… Y mudanza al Wanda Metropolitano

No menos importante resultará la mudanza al Wanda Metropolitano y todo lo que conllevará. Aunque será duro dejar atrás la atmósfera única del Calderón, la marcha a un nuevo recinto de última generación y con aforo para 70.000 espectadores no tiene por qué resultar un proceso traumático. Cabe recordar que la finalización de las obras del nuevo estadio está programada para el próximo 30 de junio y que ya hay más de 48.500 abonados.

Simeone, el que no puede faltar

Pese a todos los cambios que se avecinan, la máxima certeza y motivo de tranquilidad para los aficionados atléticos reside en saber que Simeone seguirá al frente la próxima temporada. El argentino quiere estrenar el banquillo del nuevo estadio para que todo siga bien atado en lo deportivo. “Mi ilusión es seguir en el Atlético y acompañar este crecimiento que está teniendo. Sigo viendo muchas cosas favorables para seguir creciendo. Veo que el Atlético aún es virgen y tiene muchas opciones de mejora. Me imagino la temporada que viene en el Metropolitano“, aseguró en marzo.

Pendientes del TAS para poder fichar

Buena parte de lo que suceda el próximo curso se verá condicionado por lo que dictamine el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) sobre la sanción que impide al Atlético fichar jugadores en las dos próximas ventanas de fichajes. El club presentó un recurso con un procedimiento normal a cambio de que el tribunal se comprometiera a tomar una decisión antes del 1 de julio. Cabe recordar que al Real Madrid ya se le levantó la misma sanción, aunque la entidad blanca utilizó un procedimiento de urgencia.

El futuro de los jugadores más cotizados

No es algo nuevo para los rojiblancos el pasar todo un verano en vilo por el futuro de sus estrellas. Todo apunta a que hombres fundamentales como GriezmannOblak volverán a escuchar los habituales cantos de sirena por parte de los más adinerados de Europa. En el caso del atacante francés, el Real Madrid y el Manchester United son los clubes con los que más se le está relacionando, mientras que el meta esloveno también ha sido vinculado a los ‘Red Devils’.

La continuidad de Fernando Torres y Tiago

Dos futbolistas emblemáticos como son el atacante fuenlabreño y el mediocentro portugués finalizan su contrato el próximo 30 de junio. En el caso de Torres, su renovación será automática al haber cumplido los requisitos pactados en su último acuerdo, tal y como informó ‘El Partidazo de Cope’ el pasado mes de marzo. Por su parte, la continuidad de Tiago se antoja mucho más complicada, quien se ha visto muy perjudicado por las lesiones durante las últimas dos temporadas y ya expresó su deseo de partir durante el pasado mercado de invierno.

La megafonía del Calderón despidió al Real Madrid con indirecta: “El venao, el venao…”

Los jugadores del Real Madrid celebraban sobre el césped del Vicente Calderón su presencia en la final de Cardiff. Fue entonces cuando por la megafonía del estadio comenzó a sonar el popular tema conocido como ‘El Venao’.

La increíble ovación del Calderón a sus jugadores pese a la eliminación

Aunque no consiguieron alcanzar el objetivo de la remontada, los jugadores del Atlético fueron despedidos por su afición por todo lo alto. Pese al chaparrón que caía en el Vicente Calderón y la celebración del sector madridista de la grada, la afición colchonera reclamó que sus futbolistas volvieran a saltar al césped para brindarles una última ovación.

El Calderón se despide de Europa

La fortuna ha querido que la última cita europea del Atlético en el Vicente Calderón sea ante el Real Madrid. Por si fuese poco, los rojiblancos afrontan el encuentro con la necesidad de completar una de las gestas más complicadas de su historia. En caso de conseguir levantar el 3-0 de la ida, no habría mejor despedida posible para los locales. Por su parte, los de Concha Espina tratarán de sellar su última visita al Manzanares colándose en otra final y, de paso, dejando nuevamente en la cuneta a sus rivales de la capital.

Azares del destino, se repite la misma situación que en 1959, cuando el último enfrentamiento en Copa de Europa que presenció el viejo Metropolitano también fue en una vuelta de semifinales ante el Real Madrid. En aquella ocasión, la victoria fue por 1-0 para el Atlético y sirvió para forzar un tercer duelo de desempate que se llevarían los blancos en campo neutral. Pase lo que pase, los rojiblancos dejarán atrás un pedazo importante de su historia en competición internacional, un lugar que ha sido testigo de casi todos sus éxitos en dicho ámbito.

Fortín rojiblanco

Cuando el club emprendió su última mudanza, apenas podía presumir de haber conquistado una Recopa en 1962. Durante los 50 años en los que el Calderón ha sido su casa, el Atlético ha conquistado una Intercontinental, dos Europa League, dos Supercopas de Europa y ha alcanzado tres finales de Copa de Europa. El estadio ha acogido un total de 49 encuentros en la máxima competición continental con un balance de 33 victorias locales, 11 empates y 5 triunfos visitantes.

La historia que comenzó un 12 de octubre de 1966 con victoria por 3-1 sobre el Malmö, y en la que Luis Aragonés hizo los honores marcando el primer gol, se cerrará con un derbi europeo por todo lo alto. El coliseo colchonero presentará la atmósfera de las mejores noches para tratar de empujar a los suyos. Simeone también expresó su deseo de que los aficionados den todo en su última cita europea en la ribera del Manzanares: “El que no crea, que no vaya al Calderón”, advirtió el argentino.

Último derbi

El enfrentamiento también supondrá el último derbi que se dispute en el Calderón, recinto que ha albergado 65 duelos entre Atlético y Real Madrid entre todas las competiciones con 16 triunfos colchoneros, 27 victorias merengues y 22 empates. El único precedente en la Champions se remonta a hace solo dos años, cuando ambos conjuntos empataron sin goles.

Los de Simeone tienen la oportunidad de resarcirse de la última visita de sus vecinos, en la que se impusieron por un contundente 0-3 que pareció poner punto y final a sus duelos en el estadio inaugurado en 1966. La Champions les ha dado otra oportunidad que tratarán de aprovechar igualando su mejor resultado en casa ante sus rivales, el que han logrado en dos ocasiones goleando por 4-0 en las temporadas de Liga 1976-77 y 2014-15.

El show de Simeone: Se bastó él solo para encender a todo el Calderón

El Atlético llegaba a los últimos minutos frente a la Real Sociedad con la corta ventaja de 1-0. Los rojiblancos no aprovecharon sus ocasiones para sentenciar y el tramo final de partido se antojaba duro. Fue entonces cuando Simeone apeló al aliento del público para que diera el último empujón a los suyos. Espectacular show el que protagonizó el argentino haciendo de director orquesta de todos los sectores de la grada. Casualidad o no, los instantes finales de partido transcurrieron sin sufrimiento para los colchoneros, que acabaron atacando en campo donostiarra.

El Calderón, un fortín inexpugnable gracias a Simeone

Más de 50 años de vida del Vicente Calderón y muchas historias a las orillas del Manzanares a pocos meses de su extinción. Ligas, Copas y un sin fin de grandes jugadores que corrieron en su césped. Muchos goles, sobre todo a favor, y más aún si hablamos del Cholo Simeone y Europa.

 

Desde esa fecha, 11 de marzo de 2014, hasta hoy (3 años después), los hombres del Cholo no han concedido ni una única diana a ninguno de sus rivales.

 

Desde que el equipo volvió a la Champions League solamente ha recibido 5 goles en contra en el estadio Vicente Calderón y sólo 2 en eliminatorias. Hace tres años de esos dos tantos. El primero, de Hulk cuando militaba en las filas del Zenit en un encuentro en el que el Atleti doblegó a su rival por 3-1. El segundo y último en conseguirlo fue un Balón de Oro en horas bajas, Ricardo Kaká, quien en su segunda etapa en el Milán, hizo el único tanto del equipo rossonero para el 4-1 final de la noche que daba el pase a los cuartos del conjunto colchonero. Desde esa fecha, 11 de marzo de 2014, hasta hoy, los hombres del Cholo no han concedido ni una única diana a ninguno de sus rivales.

Además, en 2 temporadas de Simeone comandando a su equipo en la Europa League, tan sólo recibió 5 goles.

Aquí no ganan los alemanes

“El fútbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos y, al final, los alemanes siempre ganan”. Esta famosa de frase Gary Lineker no se ha cumplido en las últimas visitas de los equipos teutones al Vicente Calderón. El último en ganar fue el Borussia Dortmund hace 21 años, con el Cholo de jugador. Mucho ha llovido desde entonces.

Atlético 2-1 Wolfsburgo (Copa UEFA 99-00)

Colchoneros y lobos se midieron en la tercera ronda de la Copa de la UEFA en una temporada que finalmente quedaría marcada por el descenso. Al margen de aquella dinámica transcurrió esta eliminatoria para el conjunto dirigido por Claudio Ranieri por aquel entonces. Tras obtener un gran resultado de 2-3 en Alemania, los rojiblancos tampoco dieron opción en la ribera del Manzanares venciendo con goles de Hasselbaink y ‘Petete’ Correa.

Atlético 4-0 Schalke 04 (previa de Liga de Campeones 08-09)

Partido a vida o muerte el que afrontó en pleno mes de agosto el equipo entrenado por Javier Aguirre. El sueño de retornar a la máxima competición europea 12 años después se complicó al caer por 1-0 en la ida en Gelsenkirchen. Sin embargo, el Calderón se vistió de sus mejores galas en el partido de vuelta para lograr la remontada goleando con tantos de Agüero, Forlán, Luis García y Maxi Rodríguez.

Atlético 1-1 Bayer Leverkusen (Europa League 10-11)

Los del Manzanares ya tuvieron que vérselas con las aspirinas hace siete años en la fase de grupos de la Europa League. En esta ocasión, no pudieron pasar del empate con un penalti transformado por Simao a los 51 minutos que igualó el gol marcado por Derdiyok en el primer tiempo. Los de Quique Sánchez Flores se acordaron de esos dos  puntos al quedar fuera del torneo precisamente en Leverkusen.

Atlético 1-0 Bayer Leverkusen (Liga de Campeones 14-15)

Choque agónico el que se vivió en la última visita del equipo de la farmaceútica al Calderón. Los de Simeone llegaban obligados a darle la vuelta al 1-0 de la ida y tan sólo pudieron igualar la eliminatoria con un tanto de Mario Suárez. Tras 120 minutos de máxima tensión, los rojiblancos obtuvieron el pase a cuartos de final en la tanda de penaltis.

Atlético 1-0 Bayern de Múnich (Liga de Campeones 15-16)

Uno de los grandes duelos del pasado curso, el choque de estilos entre el Atlético de Simeone y el Bayern de Guardiola con un sitio en la final de Milán en juego. Una vez más, victoria local gracias a un excepcional primer tiempo en el que los colchoneros salieron en tromba y se adelantaron con un golazo de Saúl. El segundo tiempo, bastante más igualado, puso los cimientos de una resistencia que en Alemania fue más heroica si cabe.

Atlético 1-0 Bayern de Múnich (Liga de Campeones 16-17)

Los muniqueses, ya con Ancelotti en el banquillo, regresaron al Calderón el pasado mes de septiembre para reeditar mismo partido y resultado. La intensidad del Atlético fue premiada con el único tanto del encuentro marcado por Carrasco a los 35 minutos. Una de las actuaciones más convincentes de los rojiblancos en lo que va de temporada y que fue clave para acabar primeros en la fase de grupos.

El sueño de Koke para despedir el Calderón

El centrocampista Jorge Resurrección ‘Koke’ ha revelado en una entrevista para LaLiga cuál sería el sueño que le gustaría cumplir con la camiseta del Atlético de Madrid. El vallecano ha sido bastante claro asegurando que desea conquistar esta temporada el título de Liga de Campeones como despedida del Vicente Calderón.

“Hay muchos sueños, muchos títulos con el club de tu vida. He llegado hasta donde quería estar, que es el Atlético de Madrid. Todo el trabajo que he hecho desde que tenía seis años ha dado sus frutos. Aún tengo muchos sueños por cumplir. Quiero esa primera Champions que todos los colchoneros anhelamos. Ojalá que sea esta temporada y podamos cerrar los 50 años del Calderón con ese título“, aseguró el ‘6’ colchonero.

Koke también valoró lo que supondrá para él la mudanza al Wanda Metropolitano a partir de la próxima temporada: “Es un poco triste, pero a la vez estamos contentos porque damos un salto de calidad para el club. Pero para mí es triste porque sólo he vivido este estadio. La gente siempre se ha sentado en su localidad, venía a sus bares a tomar algo… y todo eso cambia. Queremos que este último año sea recordado por algo grande. Te vas con la tristeza pero con la ilusión de comenzar algo nuevo”, comentó el canterano.

El Atlético, más cerca de despedir el Calderón

La elección del Vicente Calderón como sede de la final de Copa del Rey no sentó bien entre muchos aficionados del Atlético, quienes consideraron que debía ser su equipo el que despidiera su propio estadio. Esto puede que finalmente suceda, aunque no por una buena noticia. Tras la derrota frente al Barça, los colchoneros se sitúan a 7 puntos de la tercera posición que ostenta el Sevilla.

De terminar en este lugar de la clasificación, el Atlético tendría que disputar la fase previa de Liga de Campeones, lo cual pasaría necesariamente por jugar en la ribera del Manzanares. Así lo ha confirmado ya el consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil Marín. Mientras dicha eliminatoria probablemente tenga lugar entre finales de julio y comienzos de agosto, el Wanda Metropolitano no estará completamente preparado para albergar un partido hasta septiembre. El trascurso de las 14 jornadas que restan en LaLiga puede confirmar esta rocambolesca circunstancia para los rojiblancos.

El milagro que presenció el Calderón

Hace 24 años que el Atlético protagonizó una de las gestas más increíbles de su historia en un partido de Liga frente al Barça. Los colchoneros, que llegaron a irse al descanso perdiendo por 0-3, obraron un milagro todavía recordado por los viejos del lugar.

Atlético y Barça se enfrentaban un 30 de octubre de 1993 en un encuentro perteneciente a la novena jornada de Liga. Sobre el papel, un choque que no implicaba nada más que tres puntos y todo lo que rodea a los siempre apasionantes duelos entre rojiblancos y culés. Los visitantes llegaban a la ribera del Manzanares como líderes de la competición mientras que los locales ocupaban una discreta décima plaza y acumulaban cinco encuentros sin conocer la victoria.

La dinámica de uno y otro conjunto quedó claramente reflejada en los primeros 45 minutos de partido, en los que Romario destrozó a la defensa madrileña. El brasileño, en pleno momento de irrupción tras llegar al fútbol español, tardó 14 minutos en perforar la portería de Diego Díaz tras rematar un pase de Txiki Begiristain. Poco después, aumentó la cuenta con una preciosa jugada individual en la que se zafó de Solozábal para cruzar la pelota, mientras que completó el ‘hat trick’ en una acción de pillería en la que ganó la espalda a sus marcadores.

El daño pudo ser aún mayor en un remate del ‘10’ del Barça que acabó en el travesaño, aunque los de casa también estrellaron un balón a la madera antes del descanso. Todo apuntaba a una humillación histórica para el equipo dirigido por Ramón Heredia. Sin embargo, el paso por los vestuarios marcó un lapso de tiempo entre las dos caras que han caracterizado históricamente a los rojiblancos, capaces de lo peor y de lo mejor cuando menos se les espera.

45 minutos de coraje y corazón

A los dos minutos de la reanudación, el polaco Roman Kosecki aprovechó una mala entrega del centro del campo blaugrana para recortar diferencias. Pese a que todavía campeaba el 1-3 en el marcador, el estruendo del Calderón tras el gol hacía presagiar algo gordo. Dichas sospechas se acrecentaron a los 55 minutos, cuando Pedro González anotó de falta directa el segundo para los locales con un potente zurdazo. Por belleza era el tanto de la noche, aunque lo mejor para los colchoneros estaba por llegar.

Otro fallo defensivo del Barça habilitó de nuevo a Kosecki para que pusiera las tablas en el electrónico cuando restaba un cuarto de hora de partido. La euforia ya se había instalado en la grada hasta que la expulsión de Pirri Mori enfrió los ánimos. El hecho de quedarse con uno menos no hizo sino añadir más épica a la gesta de los del Manzanares. En el minuto 88, un córner a favor de los culés se convirtió en un contraataque relámpago del Atlético que José Luis Pérez Caminero se encargó de remachar para hacer explotar al Calderón.

Una noche mágica

“Aun yendo perdiendo, el equipo tenía arrestos para ir a por el partido y cuando hicimos el primero ya terminamos de creer en ello. Mi gol fue la culminación de una segunda parte excepcional. Lo recuerdo como si fuera hoy. Nunca se me olvidará el Vicente Calderón puesto en pie en una noche mágica”, comentó el autor del definitivo 4-3 en su momento rememorando aquel encuentro.

Aquella victoria no marcó un antes y un después para ninguno. Los colchoneros completaron una mediocre campaña en la que terminaron en el duodécimo lugar y los culés acabaron proclamándose campeones del torneo. Todavía quedaban dos años para que parte de esos jugadores alcanzasen el siguiente hito histórico del Atlético, la consecución del doblete. En medio de aquella travesía en el desierto, el Calderón presenció un milagro y una de las mejores historias que se llevará consigo.

El Calderón, la tabla de salvación del Atlético

El Atlético finaliza la primera vuelta de Liga con un balance insuficiente comparado con sus expectativas al inicio del curso. No sólo está más fuera que dentro de la lucha por el título (a 8 puntos del Real Madrid con un partido más), sino que la tercera plaza también peligra tras la irrupción del Sevilla de Sampaoli.

Los 35 puntos que han sumado los de Simeone en estas primeras 19 jornadas son 9 menos que los que acumulaban a estas alturas de la pasada campaña, dato que les convierte en el equipo del campeonato que más ha empeorado de un año para otro. Una de las principales causas de este bajón de los colchoneros es su pobre rendimiento en sus duelos directos con los equipos de la zona alta de la clasificación (en este caso, entendiendo como tal del 1° al 7° de la tabla), ante los que han obtenido 2 puntos de 18 posibles.

El Atleti ha firmado su peor primera vuelta con Simeone

A los empates frente a Barça y Athletic se suman las derrotas contra Sevilla, Real Sociedad, Real Madrid y Villarreal, con un balance de 3 goles a favor y 12 en contra durante tales enfrentamientos. De cara a la segunda vuelta, no hay duda de cuál es la asignatura pendiente de este Atlético, que todavía tiene algo fundamental a lo que agarrarse.

Y es que cabe recordar que, salvo Real Madrid, el resto de los mencionados conjuntos aún deben visitar el Vicente Calderón. En su ultima temporada antes de la marcha al Wanda Metropolitano, todo apunta a que el feudo rojiblanco puede jugar un papel clave en el devenir de los colchoneros en LaLiga. Con casi todas las salidas complicadas ya realizadas, los de Simeone tratarán de hacerse fuertes en casa para mejorar sus prestaciones en la segunda mitad de campeonato y ver hasta dónde son capaces de llegar.