Vitolo Atleti

Esperando a Vitolo

A Vitolo Machín le está costando ser el jugador que todos esperaban en el Atlético. El canario no termina de convencer a Diego Pablo Simeone para hacerle un hueco en el equipo de gala y apenas ha sumado 504 minutos en sus tres primeros meses como rojiblanco. La siempre complicada adaptación a la idea del técnico argentino está siendo la principal barrera, aunque no la única. Tras una estancia de cuatro meses en Las Palmas en la que se vio lastrado por las lesiones, el extremo llegó al equipo rojiblanco lejos de su mejor forma.

Peligra el Mundial

Su caso contrasta con el de un Diego Costa que, pese a aterrizar en Madrid con varios kilos de más, volvió a estar físicamente a tono para su vuelta a la competición. “Lo principal es que Costa ya había jugado con el Atlético, con el míster. Tenía un aprendizaje ya hecho. Yo llego nuevo, no sé nada tácticamente de cómo trabaja el entrenador. Tengo que aprender. Llevo tiempo entrenando y aprendiendo. Quedan muchos partidos, sigo con la ilusión de cuando vine, de ser importante, ganarme un sitio”, señaló Vitolo al respecto hace unas semanas.

Desde su llegada, el de Gran Canaria ha sido titular en cinco partidos, ha entrado desde el banquillo en ocho y se ha quedado sin jugar en siete. De los encuentros en los que partió de inicio, sólo llegó a completar los 90 minutos en dos duelos intrascendentes ante Lleida y Copenhague. Pese a todo, ya ha tenido tiempo para marcar tres goles promediando un tanto cada 168 minutos sobre el césped. “¿Qué me falta? Es una pregunta para el míster. Vine para intentar ser importante y jugar. Tengo esa ambición de querer jugar más y mejorar. Intento aprender de lo que él me enseña y amoldarme al equipo”, afirma el jugador. La temporada va acercándose a su fin y Vitolo aspira a ser convocado para el Mundial de Rusia tras quedar fuera de la última lista. Si quiere convencer a Lopetegui, ha llegado el momento de despegar.

Diego Costa y Vitolo Atleti

Costa y Vitolo, fichajes dispares

El Atlético afronta la segunda parte de la temporada con dos grandes novedades en su plantilla. Las llegadas de Diego Costa y Vitolo Machín han de marcar la diferencia y acercar al Atlético a los objetivos marcados. Tras la eliminación en la Liga de Campeones, la Europa League se presenta como una forma asequible de levantar un título esta temporada. En LaLiga, por detrás del Barça, pero a una distancia que no es del todo inalcanzable (7 puntos). Los dos refuerzos han provisto a los rojiblancos de un mayor fondo de armario para compaginar ambas competiciones.

La entidad rojiblanca no ha podido fichar hasta el mercado de invierno, el cual ha aprovechado para incorporar dos jugadores que han tenido un complicado inicio de temporada. La inversión colchonera asciende a los 106 millones de euros (70 por Costa y 36 por Vitolo). El de Diego Costa ha sido el fichaje más caro de la historia del Atlético por delante de Jackson Martínez (37 millones) y Radamel Falcao (40 millones).

Costa ya ejerce de líder

El delantero hispano-brasileño ya se ha convertido en la referencia total del ataque rojiblanco y la piedra sobre la que se va a sustentar el Atlético si Griezmann y Oblak abandonan el club. En su regreso, Costa ha hecho valer aquello de que la espera vale la pena. La afición siempre ha sabido del sentimiento rojiblanco del delantero y finalmente, después de mucho pelear con el Chelsea y Conte, Diego ya está aquí.

Hablar de Costa es hacerlo del delantero total. Suma 4 goles en los 8 partidos que ha disputado desde que volvió a ponerse a las órdenes del ‘Cholo’ Simeone. En las últimas semanas ha arrastrado algunas molestias que le han hecho perderse tres partidos. Al ariete nacido en Lagarto le encanta sentirse importante, sus compañeros lo saben y le buscan, a veces demasiado. Costa no sólo está marcando goles, también suele tener participación directa en los que marcan sus compañeros habiendo dado 2 asistencias.

Paciencia con Vitolo

El caso de Vitolo es un poco diferente. El canario ofrece a Simeone unas características distintas a las de los jugadores de banda que ya tenía en el equipo. “Es más de tenencia de pelota, mucho más juego combinativo y con posibilidad para los delanteros de ser asistidos”, valoró el técnico argentino sobre su nuevo jugador.

Es cierto que no está jugando tanto como se podía esperar en un principio, con más protagonismo en la Copa que en la LaLiga. De momento, poco se ha podido impregnar de lo que Simeone quiere de él. En el partido de ida frente al Copenhague dispuso de 21 minutos, en los que aprovechó la oportunidad marcando el cuarto gol de los rojiblancos. La Europa League parece una competición en la que Vitolo puede disfrutar de un protagonismo mayor.

Vitolo banquillo Atleti

Gritos de “Vitolo muérete” a la llegada del Atlético al Pizjuán

Tal y como se esperaba, Vitolo Machín ha sido el blanco principal de algunos aficionados del Sevilla que han cantado “Vitolo muérete” a la llegada del autobús del Atlético al Ramón Sánchez-Pizjuán. El grancanario comenzará el choque de Copa del Rey entre hispalenses y rojiblancos en el banquillo.

Diego Costa Atleti Lleida

El Atleti ya presume de fichajes: debut de Costa y Vitolo en Lleida

El momento más esperado por los aficionados del Atlético de Madrid al fin se produjo en el partido de Copa del Rey ante el Lleida. Tras media temporada en la que los colchoneros no han podido disfrutar de los flamantes fichajes de Diego Costa y Vitolo Machín, el fin de la sanción de la FIFA en este 2018 ha permitido el estreno de ambos jugadores (reestreno en el caso del brasileño) con la camiseta rojiblanca. Se hizo de rogar Simeone para mostrar el que se presentaba como uno de los grandes atractivos del choque, pues ambos futbolistas comenzaron en el banquillo. Sin embargo, llegado el segundo tiempo, el técnico argentino no aplazó más la espera.

1.320 días después, Costa vuelve a jugar con el Atlético

Especialmente significativo es el caso de Costa, quien vuelve a jugar un partido oficial con el Atlético 1.320 días después de la final de Lisboa. El brasileño cierra también un periodo de siete meses sin competir, ya que para recordar su último encuentro hay que remontarse al disputado el pasado 11 de junio con la Selección. Desde que el pasado mes de septiembre se anunciase oficialmente su fichaje, el delantero ha entrenado duramente para recuperar su mejor forma física.

Vitolo, por su parte, hace borrón y cuenta nueva tras media temporada en Las Palmas, donde las cosas no le han ido todo lo bien que cabría esperar. La delicada situación deportiva del conjunto grancanario (en cuyo banquillo ya han desfilado hasta cuatro técnicos esta temporada) y las reiteradas lesiones han mermado su estancia en la isla, en la que apenas ha podido firmar un gol en 11 partidos disputados entre todas las competiciones.