La última liada de Nike, un hijab para que las musulmanas hagan deporte

La conocida marca de ropa deportiva la ha vuelto a liar comercializando un hijab para que las musulmanas puedan hacer deporte. La polémica está servida con dos bandos claramente separados: por un lado quienes lo tildan de opresor y por otro lado quienes lo consideran liberador. ¿Facilita u obstaculiza la práctica de deporte?

Todavía no se puede adquirir, saldrá a la venta en 2018, pero esta malla de poliéster ya está en boca de todos. Hacer deporte cumpliendo los mandatos de la religión, ese es su objetivo. La prenda tiene una mejor sujeción, absorbe el sudor, es más ligera y transpirable que un hijab tradicional.

Ante quienes calificaban la prenda de Nike como opresora para las mujeres, la levantadora de pesas dude Emiratos Árabes, Aman Al Haddad, ha salido en su defensa desde su cuenta de Instagram: “Hay un fenómeno reciente en el que las mujeres han expresado que lo necesitan y muchas profesionales han luchado por su derecho a competir con un pañuelo en la cabeza en condiciones de igualdad. Esto ha salido en las noticias y no puede ser ignorado”

Para el desarrollo del nuevo hijab deportivo, Nike ha contado con la colaboración de la patinadora musulmana Zahra Lari entre otras profesionales.