Xabi Alonso se despide – Revista El Balón
La insólita situación de Isco: 77 minutos en Champions
17 abril, 2017
El Madrid necesita a su genio
18 abril, 2017

Xabi Alonso se despide

Se espera un gran recibimiento del Santiago Bernabéu para el tolosarra, quien ya ha anunciado su retirada al término de la temporada. El Real Madrid tratará de darle una despedida con honores de la máxima competición europea.

Sobran los motivos para que el madridismo rinda pleitesía a Xabi Alonso en su vuelta al Bernabéu. Su llegada en el año 2009 supuso un oasis en el desierto, cuando la nómina de mediocentros del Real Madrid la conformaban nombres como Lass Diarra, Mahamadou Diarra o Fernando Gago. Actualmente, poco tiene que ver la sala de máquinas madridista con la de entonces, pero fue el guipuzcoano el que allanó el camino a todos los que vinieron después. Cualquier mediocentro que llegue en un futuro próximo tendrá la suerte de pasar a integrar un bloque establecido, no tendrá que construir desde la nada como lo hizo el tolosarra.

La culminación de su obra fue aquella Décima que celebró trajeado desde la banda, siempre elegante. No pudo hacerlo como un jugador más al tener que perderse el encuentro por  acumulación de tarjetas, pero no cabe duda de que aquel título le perteneció en gran parte. Poco después, sorprendió con su marcha al Bayern Múnich dirigido por Pep Guardiola, un giro inesperado de quien había sido un integrante del núcleo duro del Real Madrid en los años de José Mourinho. Aquella decisión mostró a un futbolista que tenía ganas de seguir aprendiendo ante todo, aunque para ello tuviera que pasarse al bando del que hasta hace poco había sido el enemigo. Pese a todo, fue complicado reprocharle algo, se había ganado el suficiente crédito como para hacer lo que quisiera sin dar explicaciones. “Siempre seré un hincha más del Real Madrid”, dijo al hacer las maletas.

Quiere retirarse en la cima

Xabi Alonso se encuentra ante la posibilidad de firmar una despedida del fútbol de ensueño. Su Bayern acaricia el título de Bundesliga y está en semifinales de la Copa de Alemania, aunque estos dos títulos se quedarían cortos al lado de lo que supondría levantar la tercera Champions de su carrera, cada una de ellas con un equipo distinto, algo de lo que sólo pueden presumir Clarence Seedorf (Ajax, Real Madrid y Milan) y Samuel Eto’o (Real Madrid, Barça, Inter). A la ‘Orejona’ que el de Tolosa levantó en Lisboa le precedió la que ganó con el Liverpool en Estambul –gol suyo incluido– en una de las mejores finales que se recuerdan. Además de esas dos Champions, no menos impresionante es el resto de su palmarés: FA Cup, Community Shield, dos Copas del Rey, Liga, Supercopa de España, dos Bundesligas, Copa de Alemania, Supercopa de Alemania, dos Supercopas de Europa, dos Eurocopas y Copa del Mundo.

Difícilmente se pueda tener una carrera tan completa y al mismo tiempo llena de éxitos: “En mi opinión, he jugado en el mejor equipo de Inglaterra, el mejor equipo de España y el mejor equipo de Alemania. Es lo que quería tener, una buena carrera. He jugado con grandes futbolistas y he trabajado con magníficos entrenadores, aprendiendo mucho de todos ellos. He sido un afortunado, pero me he ganado esa suerte. He estado en el lugar correcto en el momento oportuno unas cuantas veces. Nunca hubiera soñado con tener una carrera tan grande como esta. Me encanta el fútbol y esto ha sido como una gran aventura”, afirmó recientemente en una entrevista al medio inglés ‘Liverpool Echo’ tras dar a conocer su retirada.

Despedida con honores

Esa retirada perfecta con la que sueña Xabi Alonso es incompatible con los intereses del Real Madrid, que tratará de darle en el Bernabéu una despedida con honores de la máxima competición europea, pero despedida al fin y al cabo. “Para mí será un encuentro muy especial”, aseguró el ‘14’ del Bayern al conocer el emparejamiento. No es para menos, ya que el grueso de su carrera ha tenido lugar en el club blanco, con el que disputó 236 partidos, marcó seis goles y dio 32 asistencias durante seis temporadas. Más que lo que llegó a jugar con Real Sociedad (123 partidos), Liverpool (210) y Bayern hasta el momento (111). Pese a lo entrañable del reencuentro, no habrá piedad sobre el césped, algo que el guipuzcoano nunca ha negociado.

El cerebro bávaro

Aunque se encuentra en los últimos meses de su carrera deportiva, el centrocampista donostiarra ha demostrado seguir en óptimas condiciones de competir al máximo nivel a sus 35 años. Organiza el juego con la misma categoría de siempre siendo el líder de la plantilla y uno de los primeros de la Champions en número de pases por partido, un total de 90 con un 90% de precisión. Su aportación defensiva también resulta fundamental jugando cerca de los centrales como mediocentro posicional con un promedio de nueve recuperaciones por encuentro. Al jugar escoltado en la medular por Thiago Alcántara y Arturo Vidal, no se ve expuesto y puede dedicarse a lo que realmente sabe hacer bien. Pese al paso de los años, sigue siendo un dos por uno para los suyos como especialista defensivo y en la distribución, algo que el Real Madrid también tuvo la suerte de disfrutar.