El sueño de Buffon era una utopía – Revista El Balón
Las 7 claves de la Juventus
3 junio, 2017
Don Zizou
3 junio, 2017

El sueño de Buffon era una utopía

El veterano portero de la Juventus no fue capaz de conseguir su primera Champions, uno de los pocos éxitos que no ha logrado a lo largo de su dilatada carrera El curioso caso de Gianluigi Buffon debería estudiarse dentro de unos años. A sus casi 40 años, ha mantenido su portería a cero en la mitad de los partidos que ha disputado esta temporada. En esta edición de la Champions apenas ha encajado seis goles llegando a encadenar una espectacular racha de 520 minutos de imbatibilidad (quinto mejor registro en la historia de la competición), una auténtica barbaridad tratándose de alguien que acumula 22 temporadas y más de 1000 partidos como profesional a sus espaldas. Y todo apunta a que sus números seguirán creciendo hasta Rusia 2018, cuando podría poner punto y final a su carrera convirtiéndose en el jugador de la historia con más Mundiales disputados, un total de seis.

El secreto de la eternidad

El exguardameta Thomas N’Kono, ídolo de Buffon desde su infancia, explicó al diario El País las claves que han permitido al italiano continuar al máximo nivel durante un periodo tan largo: “Quizás no tiene ni la velocidad ni reflejos de antes, pero tiene algo mucho mejor: es muy inteligente. Está siempre bien posicionado, se anticipa a todas las jugadas. Es muy intuitivo. Sin embargo, a mí lo que más me sorprende de él es su capacidad para aprender a jugar con los pies, cómo se ha adaptado al fútbol moderno”, comentó el camerunés.

Su gran cuenta pendiente

La longevidad no es lo único de lo que puede presumir el meta nacido en Carrara, cuyo palmarés particular cuenta con 20 títulos: ocho Scudettos, cuatro Copas de Italia, seis Supercopas de Italia, una Copa de la UEFA y un Mundial. Además, ostenta récords como el de imbatibilidad en Serie A (937 minutos en el pasado curso), el de choques disputados con la selección italiana (168) o el de continuar siendo el arquero más caro de la historia del fútbol 16 años después de su fichaje por la Juventus, que pagó 53 millones de euros por hacerse con sus servicios. Poco se le ha resistido al bueno de Gianluigi, quien tiene en la Copa de Europa su gran cuenta pendiente con la espina clavada de las finales de 2003 y 2015.

Indudablemente hay un deseo de compensar la derrota en la final de Berlín, pero también tengo que enmendar la final de Manchester en 2003, por lo que a lo largo de los años mi motivación ha ido aumentando. En 2015, la perdimos en un momento en el que el Barcelona estaba contra las cuerdas. Permitimos un gol casi en un contraataque: Messi disparó a puerta, lo desvié y Suárez marcó. La derrota en los penaltis en 2003 fue muy dolorosa, pero entonces tenía sólo 25 años, estaba bastante tranquilo porque estaba convencido de que ganaría muchas más. Esa es la euforia de la juventud. Estuve muy cerca de ganarla en esa ocasión, fallaron tres penaltis en esa final y detuve dos de ellos. Cosas extrañas que ocurren. No estaba destinado a ser y no fuimos lo suficientemente buenos. En el deporte y en la vida, los que lo merecen probablemente terminan obteniendo sus recompensas”, declaró recientemente en una entrevista al portal de la UEFA.

¿Adiós al Balón de Oro?

Su posible candidatura al Balón de Oro ha diluido a raíz de caer derrotado frente al Real Madrid. Hay que remontarse a 1963 para recordar al último portero que ganó el galardón, el que fue otorgado al mítico Lev Yashin. En frente tendrá precisamente al otro gran candidato al premio, Cristiano Ronaldo, la gran amenaza a la que no pudo neutralizar.