Atlético - Real Madrid: bomba Morata
Courtois
Del amor al odio
7 febrero, 2019
Casemiro Modric Real Madrid
La segunda línea al rescate
7 febrero, 2019

Bomba Morata

Morata Atlético Betis

Debut explosivo del controvertido fichaje del Atlético en el Wanda Metropolitano. Un gol a sus ex del Real Madrid sería la mejor forma de convencer a una afición dividida

Ha sido el debate que ha polarizado a la hinchada rojiblanca durante las últimas semanas. La llegada de Álvaro Morata en este mercado de invierno ha generado división de opiniones entre aquellos que no quieren a un exmadridista en sus filas y quienes le reciben con los brazos abiertos. Sus gestos en el pasado contra el Atlético y sus declaraciones de amor al eterno rival no han hecho sino alimentar esta discusión.

Que el delantero también tenga un pasado en la cantera del equipo colchonero ha sido lo de menos en este sentido. Si quiere ganarse a su nueva afición, tendrá que hacerlo sobre el césped. Y es que son varios los casos que demuestran que un pasado madridista no tiene por qué suponer ningún impedimento para triunfar en el otro lado de la capital. De hecho, en la actual plantilla hay otros tres futbolistas que antes pasaron por el Santiago Bernabéu: Filipe, Juanfran y Adán.

El Madrid tampoco olvida

En este contexto, al punta se le presenta la oportunidad perfecta para caer de pie en el Wanda Metropolitano, donde se estrena nada más y nada menos que en todo un derbi ante el Real Madrid. Marcar a sus excompañeros del conjunto blanco supondría un antes y un después, además de cargar de razones a Diego Pablo Simeone, quien ha sido el principal valedor de su incorporación. “La opinión de la afición siempre es respetable y pueden opinar lo que deseen. Yo busco jugadores que le sirvan al equipo y al club”, fue la respuesta del técnico argentino a las primeras críticas que se escucharon por parte de un sector del coliseo rojiblanco.

Si el clima de paz ha brillado por su ausencia en la acogida al nuevo ariete al Atlético, es de suponer que la que antes fue su afición tampoco se lo haya tomado mucho mejor. Su segunda etapa en el Real Madrid apenas duró una temporada en la que firmó 20 dianas y ganó la Champions y LaLiga entre otros títulos. Nada de esto convenció a Morata para seguir, quien no estaba conforme con el papel de revulsivo que le había otorgado Zidane a la sombra de Benzema.

¿Lo celebraría?

Tras deteriorarse su situación en el Chelsea, no es de extrañar que el atacante haya visto con buenos ojos la opción de recalar en el Wanda Metropolitano. “Esto es el fútbol”, fueron sus palabras al ser preguntado sobre qué le diría a los madridistas. Para mayor morbo, Morata ya sabe lo que es ser el azote de los blancos, ya que la última vez que cayeron en la Champions League (temporada 2014-15) fue con un gol suyo en el Santiago Bernabéu.

Por aquel entonces, era delantero de la Juventus y ni siquiera celebró el gol pese a que daba a los suyos el pase a la final. Las cosas han cambiado desde entonces y la gran incógnita de cara al derbi estará en saber si festejará un tanto en caso de ver portería. En un choque de máxima rivalidad y ante su nueva afición, será difícil resistirse.