El derbi de Courtois: del amor al odio
Real Madrid Atlético Benzema Giménez
Las grietas del muro
7 febrero, 2019
Morata Atlético Betis
Bomba Morata
7 febrero, 2019

Del amor al odio

Courtois

Partido en territorio hostil para Courtois. El guardameta se reencuentra con una grada para la que ha pasado de héroe a villano debido a su fichaje por el eterno rival

El fútbol alberga todo tipo de contradicciones, como la de que alguien sea considerado ‘persona non grata’ en el mismo estadio donde cuenta con una placa que le acredita como leyenda del club. Es el caso de Thibaut Courtois, para quien se espera un duro recibimiento cinco años después de su exitoso paso por el Atlético. La afición rojiblanca no le ha perdonado su fichaje por el Real Madrid ni su amor al equipo blanco proclamado a los cuatro vientos desde entonces. Una animadversión alimentada por las polémicas declaraciones del belga sobre Diego Pablo Simeone realizadas el pasado mes de diciembre.

Después de que el técnico argentino lanzara un dardo a sus vecinos en relación al Balón de Oro (“Courtois se fue al Madrid y fue el mejor portero del mundo, cuando estuvo con nosotros lo ganó Keylor Navas…”), la respuesta del arquero no pudo ser más contundente: “Simeone critica al Madrid para hacerse popular ante su afición. Lo hace siempre, mete palos al Madrid por ser el mejor club del mundo”, señaló.

Ya frenó al Atlético

Con todo este ruido de fondo, Courtois afrontará el que será su undécimo derbi madrileño y el segundo que dispute con la camiseta del conjunto blanco. Su bagaje de colchonero en estos enfrentamientos se traduce en dos victorias, un empate y seis derrotas, entre los que guarda grandes recuerdos como el triunfo en la final de Copa del Rey de 2013 y, como contrapunto, el mazazo en la final de Champions de Lisboa.

En cuanto a su único derbi disputado ya como madridista, el del pasado mes de septiembre, el meta también tuvo un papel providencial al desbaratar dos claras ocasiones del Atlético en el primer tiempo. “Paré dos veces un uno contra uno, primero contra Griezmann, luego Costa. Me sentí importante. Ciertamente, en esa oportunidad de Griezmann, él vino ante mí pero me agrandé y mantuve la cabeza fría. También con Diego me agrandé y la saqué con la mano. Me gustó que corearan mi nombre”, aseguró en declaraciones a ‘Belgofut’ sobre la que fue su primera gran actuación en el Real Madrid.

Duelo de titanes

Si aquel choque de la primera vuelta finalizó en empate sin goles, fue también culpa en gran parte de Jan Oblak. Hace tiempo que el portero esloveno se encargó de que la hinchada rojiblanca no tuviera que echar de menos al belga. De hecho, sus números mejoran a los de su predecesor con 122 goles en contra en 191 partidos (lo que equivale a un promedio de 0,6 tantos por encuentro) por los 125 que recibió Courtois en 154 choques como colchonero (0,8 por partido).

En cuanto a la presente temporada de LaLiga, el arquero del Atlético también sale ligeramente victorioso por cifras con 14 goles encajados en 22 encuentros por los 24 recibidos por el meta madridista en 18 partidos, si bien el rendimiento defensivo de cada equipo ha podido influir al respecto.